Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 127/2010 de 18 de febrero


 RESUMEN:

Recurso de suplicación: Improcedente por razón de la materia. Sentencia que revoca parcialmente la sanción por falta muy grave. La sentencia no confirma la falta muy grave impuesta por la empresa, por lo que no cabe recurso.

Comunidad Autónoma de CANARIAS formada por los Iltmos. Sres D./Dña. Humberto Guadalupe Hernández Presidente, D./Dña. M.ª Jesús García Hernández y D./Dña. Ignacio Duce Sánchez De Moya (Ponente) Magistrados, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por TORRES MARTÍN S.A. contra sentencia la sentencia dictada en fecha 12 de abril de 2007 en los autos de juicio n.º 0000963/2006 en proceso sobre SANCIONES, y entablado por D. Gumersindo, contra TORRES MARTÍN S.A..

Es Ponente, el Iltmo Sr. D. Ignacio Duce Sánchez De Moya, quien expresa el criterio de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente:

"PRIMERO.- Que el demandante, mayor de edad, con D.N.I.: NUM000, viene trabajando por cuenta y dependencia de la demandada, con la categoría profesional de CONDUCTOR y con antigüedad de 2/09/00 y un salario día de 71,79 euros.

Segundo.-Que con fecha 20 de septiembre empresa le notificó la imposición de una sanción disciplinaria por comisión de una falta grave con suspensión de empleo y sueldo alegando lo siguiente:

El pasado día 16 de septiembre sobre el mediodía compareció usted en las oficinas de esta empresa para entregar el parte de baja de la situación de I.T. que acababa de iniciar, encontrándose en dichas dependencias dos empleadas de esta empresa, Doña Remedios y Doña Asunción, e indicándole usted que la guagua que habitualmente usted conduce se encontraba arriba (en referencia a su casa) y que fueran a buscarla cuando quisieran; al responderle que ya le darían esa información a Don Ambrosio, Jefe de Servicios, usted muy serio y en tono amenazante les manifestó que si iba esa persona a buscarla le pegaba dos tiros.

Los hechos descritos son constitutivos de una falta muy grave de amenazas a las personas que trabajan en la empresa y trasgresión de la buena fe contractual, por lo que nos vemos en la obligación de sancionarle por quince días de suspensión de empleo y sueldo que cumplirá una vez sea firme la misma.

Tercero.-Que el trabajador está disconforme con la falta que se le imputa y con la sanción impuesta, al negar los hechos relatados en la referida carta.

Séptimo.-Que el trabajador no ostenta ni lo ha hecho en el año anterior la representación de los trabajadores.

Octavo.-Que con fecha 16/11/06 se celebró acto de conciliación ante el SEMAC en virtud de papeleta presentada con fecha 13/10/06 con el resultado de intentado sin avenencia.

Segundo.-La parte dispositiva de la Sentencia de instancia dice: QUE ESTIMANDO PARCIALMENTE la demanda interpuesta por DON Gumersindo frente A LA EMPRESA TORRES MARTÍN S.A. y en consecuencia REVOCO PARCIALMENTE la sanción impuesta de fecha 20 de septiembre de 2.006 al no ser calificada debidamente, pudiendo la empresa imponer una sanción adecuada a la consideración de falta leve.

Tercero.-Frente a dicha resolución se interpuso el recurso de Suplicación por la empresa, que no fue impugnado de contrario


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Único.-La sentencia estimatoria parcialmente de la demanda revocó parcialmente la sanción impuesta al trabajador por la empresa el día 20.09.2006, al no haber sido calificada debidamente, pudiendo imponer una sanción adecuada a la consideración de falta leve. Contra la misma se alza la empresa demandada alegando un único motivo de censura jurídica por aplicación indebida del art 58 ET.

Dicho precepto faculta en su apartado 1 a la dirección de la empresa para sancionar a los trabajadores en virtud de incumplimientos laborales de acuerdo con la graduación de faltas y sanciones que se establezcan en las disposiciones legales o en el convenio colectivo que sea aplicable. Sin embargo, su valoración será siempre revisable ante la Jurisdicción competente (apartado 2).

En este caso, la empresa sancionó al actor el día 20-09-2006 con suspensión de empleo y sueldo por 15 días, como autor de una falta muy grave. Revisada dicha sanción por el Juzgado de lo Social número 2 de Arrecife de Lanzarote con sede en Puerto del Rosario (Fuerteventura), fue revocada parcialmente, facultando a la empresa para imponer una sanción por falta leve.

El artículo 189.1 de la Ley de Procedimiento Laboral establece que son recurribles en suplicación, entre otras, las sentencias dictadas por los Juzgados de lo Social en los procesos de impugnación de sanción por falta muy grave confirmada judicialmente.

En este caso, la sentencia impugnada no ha confirmado la sanción por falta muy grave imputada al trabajador, habiéndola calificado como falta leve, en cuya condición podrá ser sancionado. Consecuentemente y por aplicación del mencionado precepto ha de concluirse que dicha sentencia carece de recurso y así lo debe declarar la Sala, con inadmisión del mismo.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Que debemos declarar como declaramos que la sentencia dictada el día 12 de abril de 2007 por el Juzgado de lo Social número 2 de Arrecife de Lanzarote con sede en Puerto del Rosario, carece de recurso, con inadmisión del mismo.

Devuélvase a la empresa el depósito constituído para recurrir. Notifíquese este Sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.

ADVERTENCIAS LEGALES.-

Contra esta Sentencia cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por Letrado dirigido a esta Sala de lo Social y presentado dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.

Además, si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en la cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta en el BANESTO cta. número 3537/000066 1946/09 a nombre de esta Sala el importe de la condena, o bien aval bancario en el que expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social y una vez se determine por éstos su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.

El recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en el Secretaría de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo al tiempo de la personación, la consignación de un depósito de 300 Euros en la entidad de crédito BANESTO c/c 2410000066 1946/09, Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quiénes ya tengan expresamente reconocido el beneficio de justicia gratuita o litigasen en razón a su condición de trabajador o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.

Una vez firme lo acordado, devuélvanse las actuaciones al Juzgado de lo Social de origen para el oportuno cumplimiento.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación