Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Oviedo 248/2010 de 18 de mayo


 RESUMEN:

Contratos: Resolución. Resolución de los contratos de cesión de bien inmueble a cambio de obra futura por incumplimiento de la inmobiliaria-promotora de las obligaciones asumidas, con la consiguiente recíproca restitución de las prestaciones percibidas, en concreto la reversión de la propiedad de los bienes inmuebles.

GIJON

SENTENCIA: 00248/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE ASTURIAS

SECCIÓN SÉPTIMA

GIJÓN

Rollo: RECURSO DE APELACION (LECN) 0000725 /2009

SENTENCIA Núm. 248/2010

Ilmos. Sres. Magistrados:

D. RAFAEL MARTÍN DEL PESO

D. RAMÓN IBÁÑEZ DE ALDECOA LORENTE

D. ALFONSO SUAREZ ACEVEDO

En GIJON, a dieciocho de Mayo de dos mil diez.

VISTOS, por la Sección Séptima de esta Audiencia Provincial los presentes autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO n.º 907/08, Rollo número 725/09, procedentes del Juzgado de Primera Instancia número 11 de Gijón; entre partes, como apelante JARDINES DE VILLAMERI, S.L., representado por el Procurador D. José Ramón Fernández de la Vega Nosti bajo la dirección letrada de D. José Antonio Castañón Fernández, como apelados D. Augusto, DOÑA Herminia y DON Feliciano, representados por el Procurador Doña Beatriz Nosti García bajo la dirección letrada de Doña Cristina Fernández Garrido, e INMOBILIARIA Y PROMOTORA VIRAM, S.L., declarada en situación procesal de rebeldía en la instancia e incomparecida en esta alzada.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Juzgado de Primera Instancia núm. 11 de Gijón dictó en los referidos autos Sentencia de fecha 9 de Septiembre de 2009, cuya parte dispositiva es del tenor literal siguiente: "La estimación parcial de la demanda formulada por D.ª Beatriz Nosti García, Procuradora de los Tribunales, en nombre y representación de D. Augusto y D.ª Herminia, y D. Feliciano, contra "Inmobiliaria y Promotora VIRAM, S.L." y "Jardines de Villameri, S.L.", efectuando los siguientes pronunciamientos:

1.- La resolución de los contratos de cesión de bien inmueble a cambio de obra futura, celebrados entre D. Augusto y D.ª Herminia, por un lado, y D. Feliciano, por otro, con la entidad "Inmobiliaria y Promotora VIRAM, S.L.", en fechas 2 de Septiembre y 7 de Julio de 2005, respectivamente, por incumplimiento por parte de "Inmobiliaria y Promotora VIRAM, S.L." de las obligaciones asumidas, con la consiguiente recíproca restitución de las prestaciones percibidas, y en concreto la reversión de la propiedad de los bienes inmuebles a que se refieren los citados contratos, a los demandantes, D. Augusto y D.ª Herminia, y D. Feliciano.

2.- La falta de vinculación para D. Augusto y D.ª Herminia, y D. Feliciano, del contrato celebrado entre "Inmobiliaria y Promotora VIRAM, S.L." y "Jardines de Villameri, S.L.", en fecha 23 de febrero de 2007.

3.- La condena a "Jardines de Villameri, S.L." a estar y pasar por tales declaraciones.

4.- Cada parte pagará las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad".

Segundo.-Notificada la anterior Sentencia a las partes, por la representación de JARDINES DE VILLAMERI, S.L. se interpuso recurso de apelación y admitido a trámite se remitieron a esta Audiencia Provincial, y cumplidos los oportunos trámites, se señaló para la deliberación y votación del presente recurso el día 27 de Abril de 2010.

Tercero.-En la tramitación de este recurso se han cumplido las correspondientes prescripciones legales.

Vistos siendo Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. ALFONSO SUAREZ ACEVEDO.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La Sentencia apelada estima parcialmente la demanda formulada por D. Augusto y Doña Herminia y D. Feliciano contra las entidades INMOBILIARIA Y PROMOTORA VIRAM, S.L. y JARDINES VILLAMERI, S.L., resolviendo los contratos de cesión de bien inmueble a cambio de obra futura celebrados entre los litigantes en fechas 2 de Septiembre de 2005 y 7 de Julio de 2005, respectivamente, por incumplimiento por parte de la entidad INMOBILIARIA Y PROMOTORA VIRAM, S.L. de las obligaciones asumidas, debiendo restituirse recíprocamente las prestaciones percibidas y, en concreto, la reversión de la propiedad de los inmuebles a los que se refieren los citados contratos; así mismo, se declara la falta de vinculación de los demandantes en relación con el contrato celebrado entre la citada inmobiliaria y la entidad JARDINES DE VILLAMERI, S.L. en fecha 23 de Febrero de 2007, condenando a ésta a estar y pasar por tales declaraciones.

Frente a dicha resolución, se alza únicamente la entidad JARDINES DE VILLAMERI, S.L., que concluye sus alegaciones suplicando se dicte por esta Sala sentencia revocatoria de la de instancia, debiendo ser absuelta de todos los pedimentos realizados por la parte actora, pretensión impugnatoria a la que se oponen los demandantes, que interesan la total desestimación del recurso de apelación formulado de contrario y la íntegra confirmación de la resolución recurrida.

Segundo.-Procede confirmar la resolución apelada por sus propios y acertados fundamentos, no habiendo incurrido el juez "a quo" en error alguno en la valoración de la prueba o en la aplicación del Derecho que haya de ser corregido en esta instancia.

Fundamenta la apelante su alzada, en síntesis, en la no obligatoriedad de la prestación del consentimiento por parte de los demandantes en relación con la cesión de contrato celebrado entre INMOBILIARIA Y PROMOTORA VIRAM, S.L. y JARDINES DE VILLAMERI, S.L., al no establecerse contractualmente cláusulas o condiciones que prohíban la transmisión de los derechos reales adquiridos por la anterior propietaria a terceros o exijan el consentimiento expreso de los actores a la misma. De igual modo, sostiene la recurrente que, en todo caso, existiría un consentimiento tácito o implícito de dicha transmisión por parte de los particulares que vincularía a ambas partes.

Establecido el debate en los términos expuestos, debe establecerse, en primer lugar, la necesidad de consentimiento de los contratantes en el contrato documentado en escritura pública de fecha 23/2/2007. No puede considerarse que una cesión de los contratos de "permuta" (en realidad, se trataría del contrato atípico de "cesión de solar por locales o pisos a construir"), celebrados, respectivamente, en fechas 7/7/2005 y 2/9/2005 entre la entidad rebelde INMOBILIARIA Y PROMOTORA VIRAM, S.L. y los demandantes, pueda ser realizada con la entidad apelante JARDINES VILLAMERI, S.L., sin el conocimiento ni la aquiescencia de los interesados. Ciertamente, no existe en el presente procedimiento documento público o privado alguno que avale la tesis del conocimiento por parte de los demandantes de la transmisión realizada en fecha 23/2/2007 ni, mucho menos, consta aportado al mismo requerimiento alguno a las partes para manifestar su consentimiento a la misma. En la Estipulación Séptima de la citada escritura, se establece lo siguiente: "Para el caso de que por el señor encargado del Registro de la Propiedad correspondiente exigiera para su inscripción el consentimiento expreso de los titulares del derecho de permuta derivados de la transmisión de las precitadas fincas, derechos reseñados en los títulos precedentes, ambas partes pactan lo siguiente (...)". Dicho extracto no deja lugar a dudas acerca de que el consentimiento no fue prestado expresamente en momento alguno, ya que la referida prevención no se habría hecho constar si el consentimiento prestado por los demandantes estuviese acreditado por cualquier medio. En definitiva, son las propias mercantiles las que evidencian, en la propia redacción dada al referido documento, la falta de consentimiento expreso por parte de los demandantes a la cesión contractual.

Tampoco ha de prosperar la alegación relativa a la existencia de un consentimiento tácito posterior deducible del comportamiento de las partes, del que resulta acreditado, empero, todo lo contrario. Efectivamente, tras el descubrimiento casual de la nueva titularidad sobre los inmuebles permutados, los demandantes solicitaron la confirmación de tal extremo a medio de fax enviado el 1/5/2007. A partir de tal momento, los actores han intentado, infructuosamente, obtener la información suficiente para adoptar la decisión que mejor respondiese a sus intereses (documentos números 6, 7 y 11 de la demanda), sin que obtuviesen explicación o aclaración alguna por parte de la entidad apelante. Cierto es también que, en el Expediente de Dominio N.º 23/08 tramitado ante el mismo Juzgado que dictó la resolución apelada (documento n.º 8 de la demanda), fue formulada oposición por parte de los demandantes, alegando, tanto la falta de consentimiento, como el simple conocimiento de la transmisión efectuada entre las entidades demandadas. De igual modo, en la papeleta de conciliación presentada en el Juzgado de Primera Instancia N.º 7 de Gijón, se insistió a la entidad apelante en la solicitud de aportación de información bajo apercibimiento de ejercitar las acciones pertinentes para la resolución del contrato de compraventa (documento n.º 10 de la demanda). Lejos de mostrar su aquiescencia a la cesión contractual, la actitud de los actores revela una notable desinformación por parte de las mercantiles acerca de sus intenciones en relación con los inmuebles litigiosos, razón por la que los demandantes solicitaron información al respecto que les permitiese prestar, en su caso, consentimiento a la misma.

La interpretación del conjunto del material probatorio aportado a la presente litis, conforme a los criterios hermenéuticos establecidos en los artículos 1281, 1282 y 1285 del Código Civil, hace coincidir plenamente a esta Sala con las conclusiones obtenidas por el juzgador de instancia, razón por la que no cabe dar acogida al recurso interpuesto. Considerándose el contrato de cesión contractual suscrito entre las mercantiles "res inter alios acta", siendo el mismo totalmente ajeno a la voluntad contractual de los demandantes, debe absolverse a éstos de toda reclamación derivada del mismo, no pudiendo pretender la apelante el mantenimiento de lo estipulado con la entidad cedente frente a terceros cuando la cesión se hizo sin someter a la imprescindible aprobación de los actores cedidos el contenido de aquel.

Tercero.-En atención a lo manifestado, procede desestimar el recurso planteado y confirmar la resolución apelada. Se mantiene el pronunciamiento de costas realizado en la instancia, condenando a la parte apelante al pago de las correspondientes a esta alzada, todo ello de conformidad con lo establecido en los artículos 394.2 y 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

En atención a lo expuesto, la Sección Séptima de la Audiencia Provincial, dicta el siguiente


FALLO


 
LA SALA ACUERDA: Se desestima el recurso de apelación interpuesto por la representación de la entidad JARDINES DE VILLAMERI, S.L., contra la Sentencia de fecha 9 de Septiembre de 2009, dictada en los autos de Procedimiento Ordinario 907/08, que se siguen en el Juzgado de Primera Instancia Número Once de Gijón, que debemos CONFIRMAR Y CONFIRMAMOS en todos sus pronunciamientos, con imposición de las costas de esta alzada a la parte apelante.

Así por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación