Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Segovia 122/2010 de 20 de mayo


 RESUMEN:

Servidumbres: Inexistencia de servidumbre de desagüe de las aguas pluviales recogidas por el edificio propiedad de la Comunidad de Propietarios demandada, a favor de ésta y que grava unas fincas, condenando a la Comunidad a retirar las conducciones y tuberias colocadas a tales efectos en cuanto transcurran por aquellas fincas.

SEGOVIA

SENTENCIA: 00122/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL

SECCIÓN ÚNICA

SEGOVIA

SENTENCIA N.º 122 / 2010

C I V I L

Recurso de apelación

Número 149 Año 2010

Juicio Ordinario 648/07

Juzgado de 1.ª Instancia de

S E G O V I A N.º 3

En la Ciudad de Segovia, a veinte de mayo de dos mil diez.

La Audiencia Provincial de esta capital, integrada por los Ilmos. Sres. D. Ignacio Pando Echevarria, Pdte. Acctal.; D. Rafael de los Reyes Sainz de la Maza y D.ª María Felisa Herrero Pinilla, Magistrados, ha visto en grado de apelación los autos de las anotaciones al margen seguidos a instancia de D.ª María Y D. Demetrio, D.ª Marisa, D. Eladio, D.ª Paloma Y D.ª Paula, todos ellos mayores de edad, con domicilio a efectos de notificaciones en Segovia, Avda. DIRECCION000, n.º NUM000; contra COMUNIDAD DE PROPIETARIOS DEL PASEO DE DIRECCION001 N.º NUM001 Y NUM002 DE SEGOVIA, sobre juicio ordinario, en virtud del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada en primera instancia, recurso en el que han intervenido como apelantes, los demandantes, representados por la Procuradora Sra. De Ascensión Diaz y defendidos por el Letrado Sr. Ruiz García y como apelada, la demandada, representada por la Procuradora Sra. María Pemán y defendida por el Letrado Sr. Sanz Gómez y en el que ha sido Ponente la Ilma. Sra. Magistrado D.ª María Felisa Herrero Pinilla.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Por el Juzgado de Primera Instancia de los de Segovia, n.º 3, con fecha veintidós de Enero de dos mil diez, fue dictada Sentencia, que en su parte dispositiva literalmente dice: "FALLO: Que debo desestimar y desestimo la demanda presentada por la representación procesal de D. Demetrio, D.ª María, D.ª Marisa, D. Eladio, D.ª Paloma y D.ª Paula, contra la Comunidad de Propietarios de DIRECCION001 números NUM001 y NUM002 de Segovia, absolviendo a la demandada de las pretensiones formuladas contra ella, imponiendo a la parte actora las costas originadas por su interposición. Y que debo desestimar y desestimo la reconvención presentada por la representación procesal de la Comunidad de Propietarios de DIRECCION001 números NUM001 y NUM002 de Segovia contra D. Demetrio, D.ª María, D.ª Marisa, D. Eladio, D.ª Paloma y D.ª Paula, absolviendo a los actores-reconvenidos de las pretensiones formuladas contra ellos, imponiendo a la parte reconvincente las costas originadas por su interposición."

Segundo.-Notificada que fue la anterior resolución a las partes, por la representación procesal de los demandantes, se anunció la preparación de recurso de apelación, con enumeración de los pronunciamientos que se impugnan, al tenor que es de ver en su escrito unido en Autos, teniéndose por preparado el mismo, emplazándose a la recurrente para que en plazo interponga la apelación anunciada; y notificada dicha resolución a las partes, por los apelantes se interpuso para ante la Audiencia en legal forma el recurso anteriormente anunciado, en base a lo establecido en los arts. 457 y ss de la Nueva Ley de Enjuiciamiento Civil, dándose traslado a la adversa y emplazándola para oponerse al recurso o impugnarlo, y realizado el citado trámite en plazo, se acordó remitir las actuaciones a esta Audiencia Provincial.

Tercero.-Recibidos los autos en este Tribunal, registrados, formado rollo, turnado de ponencia y personadas las partes en tiempo y forma, señaló fecha para deliberación y fallo del citado recurso, y llevado a cabo que fue, quedó el mismo visto para dictar la resolución procedente.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Se interpone por la parte actora recurso de apelación frente a la Sentencia dictada en la primera instancia, que rechazaba sus pretensiones y absolvía a la demandada de las pretensiones contra ella dirigidas relativas, esencialmente, a la no existencia de una servidumbre de desagüe a favor de la Comunidad de Propietarios sita en la C/ DIRECCION001 n.º NUM001 y NUM002 de Segovia, sobre fincas propiedad de los recurrentes.

Analicemos si las alegaciones defendidas en el escrito de recurso pueden ser acogidas.

Segundo.-En el transcurso del litigio, la demandada no ha discutido el hecho de haber llevado a cabo las obras de acondicionamiento de las bajantes pluviales de la finca de su propiedad, ni tampoco que el nuevo recorrido de las oportunas conducciones coincide con el expuesto por los actores en su escrito de demanda, lo que supone su admisión de que las tuberías recientemente instaladas discurren por el techo del sótano-garaje de las fincas registrales NUM003 y NUM004, por el patio o solado de tales fincas, que habría sido horadado y por el local n.º 30 del inmueble que ocupa la Comunidad de propietarios, finca registral n.º NUM005, hasta una arqueta allí instalada. No se ha negado tampoco que con anterioridad a estas obras, y desde al año de construcción del inmueble de la Comunidad de propietarios, hace más de cuarenta años, el desagüe de las aguas pluviales del edificio se hacía por otro sitio, sin que por tanto, la canalización trascurriera por las fincas propiedad de los recurrentes. Al respecto, el escrito de contestación a la demanda reconoce la verdad del anterior relato fáctico en los ordinales primero a sexto de los HECHOS.

Pues bien, a pesar de que de lo hasta ahora expuesto se desprende con toda claridad que la Comunidad demandada ha vulnerado el derecho real de propiedad de los actores con el establecimiento unilateral de una servidumbre de desagüe sobre predio ajeno, frente a lo prescrito en el artículo 586 del Código Civil, la Sentencia de instancia desestima la demanda en su pretensión de declarar la inexistencia de tal gravamen sobre las fincas registrales n.º NUM003, NUM004 y NUM005. Por el contrario, entiende el Juez a quo que sí existía esa servidumbre "no constando acreditado por la parte actora que se haya cambiado su trayectoria", sin que pueda "decirse que la servidumbre se haya hecho más gravosa" (fundamento de derecho SEGUNDO fol. 252). Tal argumentación no puede compartirse. Se hace necesario insistir en que ni de la documental aportada _fundamentalmente la escritura pública de segregación de la finca registral NUM003 de la matriz 4.850 y de división horizontal de esta última, conformando la Comunidad de Propietarios de la C/ DIRECCION001 n.º NUM001 y NUM002, así como la otorgada el 17 de mayo de 1972_, que en ningún momento menciona que la fincas de los actores estén gravada con una servidumbre a favor de la Comunidad, ni de las manifestaciones de quienes depusieron en el acto de la vista oral, se desprende que la demandada tuviera el derecho de hacer discurrir las aguas pluviales recogidas en su inmueble por el patio y el garaje de los recurrentes. Como ya se decía más arriba, ni siquiera en la contestación a la demanda se alude a la existencia de este hipotético derecho real, manifestándose únicamente que las obras para la nueva canalización de las aguas se hicieron conforme a la solución constructiva dada por los técnicos. Pero es más, aun suponiendo que con anterioridad las aguas pluviales ya pasaran por la finca de los actores y que, ante la ausencia de una constitución formal del gravamen en el momento de la segregación de los inmuebles, la Comunidad demandada hubiera podido prescribir el derecho de servidumbre con el transcurso de los años _solución que implícitamente sustenta la Sentencia recurrida_, hay que recordar que el artículo 547 del Código Civil prohíbe que la forma de prestar la servidumbre prescriba de manera distinta a la servidumbre misma. Esto quiere decir que, aunque se hubiera adquirido el derecho real, tal adquisición sólo permitiría una forma de ejercicio del derecho, la originaria, de tal manera que toda alteración de su trayectoria _de su forma de prestarla_, estaría proscrita.

Tercero.-Entiende, así mismo, la Sentencia impugnada que los actores habrían autorizado tácitamente la nueva canalización de las aguas pluviales, por cuanto fue un punto tratado y aprobado en la Junta de propietarios celebrada el 5 de noviembre de 2006, sin que aquéllos impugnasen el acuerdo al respecto adoptado. Tampoco es de recibo tal argumento por cuanto no consta que, ni en la convocatoria a la Junta, ni más tarde cuando se celebró, se presentase proyecto alguno sobre cómo iban a llevarse a cabo las obras de la nueva canalización de las aguas pluviales. Hay que dar, por tanto, credibilidad a las manifestaciones de los recurrentes relativas a que se enteraron de la trayectoria del desagüe cuando las obras comenzaron, momento en el que ya pusieron de relieve su oposición a las mismas (fol. 133).

Cuarto.-La consecuencia de lo hasta ahora razonado no puede ser otra que dar la razón a los actores y negar que exista una servidumbre de desagüe que grave sus fincas. De esta forma, las nuevas conducciones deben ser retiradas en cuanto afecten a los inmuebles referidos, no así en el tramo que discurre a lo largo de los muros del edificio en que está constituida la comunidad de propietarios, por entenderse que aquéllos son elementos comunes de la exclusiva titularidad de la demandada, y que al ir pegados a ellos las nuevas tuberías, en nada invaden o vulneran el derecho de propiedad sobre las fincas de los recurrentes. Obviamente, en cuanto la Sentencia de instancia contradice las anteriores conclusiones, ha de ser revocada.

Quinto.-Pretende también la parte recurrente que se retire la arqueta existente en el local n.º 30 de la Comunidad de Propietarios de la C/ DIRECCION001 n.º NUM001 y NUM002, así como que se declare que la demandada no tiene derecho a colocar andamios en las fincas de su propiedad. Respecto de la arqueta, no consta que su instalación guarde relación alguna con las obras de nueva construcción de las bajantes aquí examinadas. Por el contrario, en la propia demanda se dice que se instaló hace varios años, extremo así mismo defendido por los testigos que depusieron en el acto de la vista, quienes manifestaron que la arqueta lleva "toda la vida" en el mismo lugar, remontándose alguno de ellos a hace más de 40 años. En definitiva, no habiéndose probado que exista relación alguna entre ese elemento y las obras discutidas, desconociéndose, así mismo, la utilidad o funcionalidad actual de tal arqueta e incluso quién llevó a cabo su instalación y con qué fin _ por ejemplo, podría tratarse de un acceso a las tuberías generales del edificio en que el local se ubica, y haberse colocado allí por los antiguos propietarios del mismo_, tal pretensión ha de rechazarse.

La misma suerte desestimatoria del recurso debe correr la petición relativa a los andamios. El propio escrito del recurso admite que aquéllos fueron ya retirados, por lo que ninguna declaración de condena puede hacerse al respecto. Y si lo que se pretende es una declaración genérica y de futuro en la que se prohíba para siempre y en todo caso a la demandada colocar andamios en el garaje de la recurrente, tal petición debe ser rechazada atendido el carácter limitado del derecho de propiedad, conforme prevén los artículos 348, 349 y concordantes del Código Civil.

Sexto.-En aplicación de lo normado en el art. 394.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, y no habiéndose estimado todas las pretensiones recogidas en la demanda, no cabe hacer expresa imposición de las costas de la primera instancia originadas por su presentación, revocando, al respecto, lo acordado en la Sentencia recurrida. Respecto de las originadas en la apelación, no se hace expresa condena en virtud de lo preceptuado en el art. 398.2 del mismo Texto Legal.


FALLAMOS


 
Que estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto por Dolores y Demetrio, Marisa, Eladio, Paloma y Paula, contra la Sentencia de fecha 22 de Enero de 2010, dictada por el Juzgado de 1.ª Instancia de los de Segovia, n.º 3, en Procedimiento Ordinario n.º 648/07, revocamos parcialmente la Sentencia impugnada y declaramos que no existe servidumbre de desagüe de las aguas pluviales recogidas por el edificio propiedad de la comunidad de propietarios demandada, a favor de ésta y que grave las fincas registrales NUM003, NUM004 y NUM005, propiedad de los actores, y condenamos a la demandada a estar y pasar por esta declaración y a retirar las conducciones y tuberías colocadas a tales efectos en cuanto transcurran por aquellas fincas. Se desestiman el resto de peticiones contenidas en el escrito de recurso. No se hace expresa condena de las costas generadas en la primera instancia con la tramitación de la demanda, ni tampoco de las causadas con esta apelación.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de Sala y otra a los autos originales para su remisión al Juzgado de procedencia para su ejecución, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Ilma. Sra. Magistrado Ponente D.ª María Felisa Herrero Pinilla, de esta Audiencia Provincial, estando el mismo celebrando Audiencia Pública en el día de la fecha, certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación