Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Barcelona 307/2010 de 27 de mayo


 RESUMEN:

Herencia: Fijación de la legítima en la herencia del padre y de la madre. Valoración de vivienda. Depósito bancario.

DE BARCELONA

SECCIÓN DECIMOSEXTA

ROLLO N.º 340/2009-C

JUICIO ORDINARIO N.º 813/2006

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA N.º 48 DE BARCELONA

SENTENCIA n.º 307/2010

Ilmos. Sres.

D. AGUSTÍN FERRER BARRIENDOS

D.ª INMACULADA ZAPATA CAMACHO

D. JOSÉ LUIS VALDIVIESO POLAINO

En la ciudad de Barcelona, a veintisiete de mayo de dos mil diez.

VISTOS, en grado de apelación, ante la Sección Decimosexta de esta Audiencia Provincial, los presentes autos de Juicio Ordinario n.º 813/2006, seguidos por el Juzgado de Primera Instancia n.º 48 de Barcelona, a instancia de D.ª María Inmaculada y D.ª Candida representados por el procurador D. Carlos Badía Martínez, contra D. Porfirio representado por el procurador D. Raúl González González; los cuales penden ante esta Superioridad en virtud del recurso de apelación interpuesto por AMBAS PARTES contra la Sentencia dictada en los mismos el día 19 de enero de 2.009, por el Juez del expresado Juzgado.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La parte dispositiva de la Sentencia apelada es del tenor literal siguiente: "FALLO: Que debo estimar en parte la demanda interpuesta por Procurador D. Carlos Badía Martínez en nombre y representación de D.ª Candida y D.ª María Inmaculada, defendidas por el Letrado D. Manuel Miró Echevarne, contra D. Porfirio, representado por el Procurador D. Raúl González González, y defendido por el Letrado D. Javier Márquez Alcarria, debo declarar:/ 1. Que las demandantes tienen derecho a percibir en concepto de legítima de su madre D.ª Inmaculada y del heredero demandado la cantidad de 16.385,04 euros para cada una de las legitimarias (las demandantes), más los intereses legales desde la muerte de la causante, el 16 de diciembre de 2.004./ 2. Que las demandantes tienen derecho a percibir en concepto de legítima de su padre D. Carlos Miguel y del heredero demandado la cantidad de 913,67 euros, cada una de ellas, más los intereses legales desde la muerte del causante el 14 de enero de 2.006./ Y en su consecuencia:/ 1. Se condena al demandado a estar y pasar por las anteriores declaraciones./ 2. Se condene al demandado a pagar a las demandantes las cantidades señaladas anteriormente, con sus respectivos intereses./ No se hace especial imposición de costas.".

Segundo.-Contra la anterior Sentencia se interpusieron sendos recursos de apelación por la parte ACTORA y la DEMANDADA mediante sus escritos motivados, dándose traslado a la contraria que se opuso en tiempo y forma legal; elevándose las actuaciones a esta Audiencia Provincial.

Tercero.-Se señaló para votación y fallo el día 27 de abril de 2.010.

Cuarto.-En el presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.

VISTO, siendo Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. JOSÉ LUIS VALDIVIESO POLAINO.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-El recurso de las demandantes, por lo que concierne a la herencia de su madre, se refiere en primer lugar a la valoración de la vivienda que perteneció a la causante, postulando que se admita el valor proporcionado por el dictamen pericial aportado con la demanda. Por su parte, el heredero demandado solicita que se disminuya el valor asignado a dicha vivienda por la sentencia apelada, que consideró la media aritmética de las valoraciones de los dictámenes de las actoras y del demandado. Como este último se había referido a octubre de 2.006 y la causante murió en diciembre de 2.004, postula el demandado que se rebaje la valoración efectuada por su perito y, en consecuencia, la media aritmética resultante de los dos valores en liza. Evidentemente, esta alegación del demandado no sería preciso examinarla si se aceptase el recurso de las demandantes.

Eso es lo que va a hacer la sala precisamente, pues consideramos más completo y documentado el informe pericial aportado por la parte demandante. No es una cuestión de extensión, obviamente. Pero aporta dicho informe mayor información sobre los precios de otras viviendas, de manera que lo consideramos más fundado que el del demandado, de modo que se estimará el recurso de las actoras y se desestimará en este punto el del demandado.

Segundo.-El demandado recurre la sentencia también en relación con la herencia de la madre en punto a la suma de 15.000 euros, que la juez de primera instancia incluyó en dicha herencia como correspondiente a un depósito bancario.

Del depósito constituido a plazo en la entidad Caixa d' Estalvis i Pensions de Barcelona con el número NUM000 la escritura de aceptación de la herencia de la madre de los litigantes consideró un saldo de 18.000 euros, del que correspondían a dicha señora 9.000, que se incluyeron en su herencia. El 16 de noviembre de 2.004, o sea justo un mes antes de la muerte de la madre, se produjo una extracción de 30.091,09 euros de dicho depósito, cuya cantidad se abonó en la cuenta NUM001 de la misma entidad financiera, como consta a los folios 301 y 161, correspondientes respectivamente a dichos dos depósitos. Como no es creíble que en el mes transcurrido hasta su muerte, la señora Inmaculada gastase los 15.000 euros que le correspondían de ese total extraído, el Juzgado computa en su herencia la expresada cantidad, a lo que opone el heredero que el dinero se aplicó a gastos de la madre, según había manifestado el padre, que había sido quien había realizado la extracción.

El argumento no podemos aceptarlo de ninguna manera, por la sencilla razón de que, observado el extracto de la cuenta NUM001, al mismo folio 161 antes citado, se comprueba que el dinero no se destinó a ningún gasto sino, como señala la juez, a constituir un depósito a plazo. Habría sido insólito que, siendo así las cosas, se dispusiese del depósito a plazo constituido antes de la muerte de la madre, ocurrida un mes después, y además para atender gastos, cuando es evidente que si esa hubiese sido la finalidad perseguida por la disposición, no se habría aplicado el dinero a constituir el repetido depósito a plazo.

En consecuencia, sustituyendo el valor atribuido en la sentencia apelada a la vivienda de la madre por el que aquí se considera procedente, se fijará la legítima de cada una de las actoras, en la herencia de su madre, en la cantidad de 18.122,67 euros para cada una de ellas.

Tercero.-Por lo que se refiere a la herencia del padre de los litigantes, D. Carlos Miguel, el recurso de las actoras pretende que se incluyan en su herencia los mismos 15.000 euros que se incluyeron en la herencia de la madre, procedentes del depósito a plazo en el que se realizó el reintegro del 16 de noviembre de 2.004. El Juzgado no incluyó dicha cantidad en la herencia del padre porque no se ha demostrado que el dinero estuviese en poder del causante en el momento de su muerte, ocurrida no al mes de efectuarse la disposición mencionada, sino un año y pico después. En concreto el 14 de enero de 2.006. Razona la sentencia que en ese período pudo el señor Carlos Miguel gastar ese dinero, por lo que, a diferencia de lo que ocurría con la señora Inmaculada, no podía presumirse que estuviese en su poder en el momento de su muerte.

Es verdad que el demandado no actuó lealmente al contestar a la demanda y no aportar la escritura de aceptación y manifestación de la herencia del padre, posibilitando así que la parte contraria no recabase extracto bancario de una cuenta que aparece en dicha escritura y no en la de la madre. Las explicaciones dadas al respecto por el heredero son inadmisibles, pues dice, en el escrito de oposición al recurso de las demandantes, que no le convenía aportar la escritura y que por eso no la aportó, cuando es obvio que el heredero está obligado a contribuir a la fijación del haber hereditario. Pero la verdad es que la parte actora podría haber propuesto prueba, a prevención, sobre las cuentas que, ignoradas en el momento de la audiencia previa, apareciesen en esa escritura que el demandado no aportó inicialmente, lo que no hizo.

En cualquier caso, lo cierto es que no se ha demostrado que estos 15.000 euros estuviesen en el patrimonio del padre en el momento de su muerte, siendo así que tuvo tiempo de sobra para gastarlos desde noviembre de 2.004, en que se ingresaron en un depósito a plazo, cuyas vicisitudes ignoramos por completo. Se desestimará por ello el recurso de las actoras en este punto.

Cuarto.-Pretende el heredero demandado que se reduzca el caudal hereditario en los 3.708,24 euros que, en su equivalente en pesetas, afirma prestó a sus padres para colaborar en el pago de su vivienda a finales de los años 70 y primeros de los 80.

La pretensión es atrevida, pues en las escrituras de manifestación de las herencias de sus padres no manifestó el demandado que tuviese crédito alguno contra sus progenitores por la razón dicha, de manera que no puede ahora pretender que sí lo tiene y hacerlo valer en el pleito.

Por consiguiente no se modificará la legítima del padre.

Quinto.-Impugnan también las demandantes la decisión relativa a las costas adoptada por la sentencia recurrida. Estimaremos en este punto el recurso porque el demandado no puso a disposición de las actoras la legítima, de manera que fue preciso entablar la demanda, la cual se ha estimado en lo sustancial, ya que en el escrito inicial no se fijaban cantidades precisas y definitivas, haciéndose remisión a la prueba a practicar en el propio pleito, que es la que ha determinado finalmente el resultado establecido. El ofrecimiento y pacto a que se hace referencia en el hecho segundo de la contestación no ha sido acreditado.

Por consiguiente se impondrán las costas de la primera instancia al demandado, en aplicación de lo dispuesto en el artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. También, conforme al mismo precepto, las costas de su apelación, que se desestima.

Por lo que concierne a las costas del recurso de las demandantes, no se hará pronunciamiento, al estimarse el mismo, en virtud de lo dispuesto en el artículo 398 de la citada ley.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,


FALLAMOS


 
Que, estimando en parte el recurso de apelación interpuesto por Dña. Candida y Dña. María Inmaculada y desestimando el de D. Porfirio, contra la sentencia de fecha diecinueve de enero de dos mil nueve, dictada por el Juzgado de Primera Instancia número 48 de Barcelona en el asunto mencionado en el encabezamiento, debemos revocar y revocamos dicha sentencia, únicamente en lo que se refiere (1) a la legítima de las actoras en la sucesión de su madre, que fijamos en dieciocho mil ciento veintidós con sesenta y siete euros para cada una de ellas, y (2) a las costas de la primera instancia, que se imponen al demandado, D. Porfirio. Confirmamos en todo lo demás, incluidos los intereses de la legítima que aquí se modifica, la sentencia recurrida, con imposición al señor Porfirio de las costas de su recurso y sin especial pronunciamiento respecto a las del recurso de las demandantes.

Contra la presente sentencia no cabe recurso alguno. No obstante, las partes podrán intentar el que consideren procedente si no están conformes con la información acabada de facilitar.

Devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de esta sentencia, para su cumplimiento.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En este día, y una vez firmada por todos los magistrados que la han dictado, se da a la anterior sentencia la publicidad ordenada por la Constitución y las leyes. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación