Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Las Palmas 239/2010 de 27 de mayo


 RESUMEN:

Resolución de contrato de arrendamiento de vivienda: Reclamación de cantidad por impago de rentas atrasadas. Duración del contrato. Legitimación pasiva: Ambos codemandados están legitimados.

Iltmos Sres:

Don Víctor Caba Villarejo.

Don Carlos Augusto García Van Isschot

Doña Mónica García de Yzaguirre.

En Las Palmas de G. C., a 27 de mayo de 2.010.

Vistas por la Sección Quinta de esta Audiencia Provincial, las actuaciones de que dimana el presente rollo, en virtud del recurso de apelación interpuesto contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia n.º Cuatro de Las Palmas de GC en los autos referenciados, seguidos a instancia de don Aureliano, parte apelada, representado en esta alzada por la Procuradora doña Beatriz Guerrero Doblas y dirigido por la Letrada doña Mónica Beamont Cruz contra don Constantino y doña Carla, parte apelante, representados por el Procurador don Francisco Neyra Cruz y dirigidos por la Letrada doña Carmen Lorenzo de Armas, siendo ponente el Sr. Magistrado don Víctor Caba Villarejo, quien expresa el parecer de la Sala.


A N T E C E D E N T E S D E H E C H O


 
Primero.-Por el Juzgado de Primera Instancia n.º 4 de Las Palmas de GC se dictó sentencia en los referidos autos en fecha 11 de marzo de 2.008, aclarada por auto de 2 de mayo de 2008, cuyo fallo estimando la demanda interpuesta por

don Aureliano contra don Constantino y doña Carla declara resuelto el contrato de arrendamiento que sobre el apartamento sito en la calle DIRECCION000 n.º NUM000 de esta Ciudad, existía entre el actor y los codemandados, por falta de pago de las rentas pactadas y cantidades asimiladas, y condena a los codemandados a pagar al actor la suma de 4.500 euros, más el interés legal a tenor de lo prevenido en el fundamento de derecho tercero de la presente resolución, y todo ello con expresa imposición a la demandada de las costas procesales causadas.

Segundo.-Contra la expresada resolución se interpuso recurso de apelación por la representación procesal de la parte demandada, que fue admitido a trámite y al que se opuso la parte actora, acordándose la remisión de los autos a este Tribunal, y recibidos los autos en esta Sección 5.ª de la Audiencia Provincial, se formó el presente rollo y seguidos los trámites procedentes se señaló día y hora para deliberación, votación y fallo. Observándose en la sustanciación de esta alzada en lo esencial los trámites y las prescripciones legales.


F U N D A M E N T O S D E D E R E C H O


 
Primero.-La parte recurrente don Constantino y doña Carla alega, con carácter previo al fondo de la litis, la excepción procesal de inadecuación del procedimiento tramitado por las reglas del juicio verbal de desahucio con acumulación de la acción de reclamación de rentas, sin embargo, afirma que con antelación a la fecha de interposición de la demanda de juicio verbal el inmueble litigioso se encontraba desocupado habiendo sido desalojado libremente por doña Carla, y en cuanto al otro codemandado no ocupaba la vivienda ni al tiempo de interposición de la demanda, ni durante la vigencia de la relación arrendaticia de modo que la única acción válida de las ejercitadas por el actor es la relativa a la reclamación de rentas impagadas, resultando por ello inadecuado el procedimiento tramitado en atención a la cuantía económica reclamada.

Excepción procesal que ha de ser rechazada en cuanto los efectos de la litispendencia, con todos sus efectos procesales, se produce desde la interposición de la demanda, si después es admitida (art. 410 LEC) y, en tal momento procesal, no consta que la vivienda objeto del arrendamiento litigioso hubiera sido abandonada por la parte arrendataria sustentando la parte arrendadora que tal hecho sucedió con posterioridad a la interposición de la demanda el 28 de noviembre de 2006 (art. 438.3.3.ª LEC), y ello conllevaba la perdida sobrevenida de objeto de la acción de desahucio, renunciando por tal causa el demandante a la acción de desahucio, reconduciéndose el proceso a la única acción subsistente en esa fase, la acción de reclamación de cantidad por impago de rentas atrasadas que sin limite de cuantía se sustanciaba por el procedimiento adecuado, por lo que la referida excepción procesal fue correctamente desestimada.

Segundo.-Como segundo motivo de apelación invoca la parte recurrente la falta de legitimación pasiva del codemandado don Constantino, toda vez que según afirma la prueba testifical practicada en la persona de doña Maite acredita que la relación arrendaticia se mantuvo en todo momento con doña Carla y no con su esposo don Constantino, sin embargo, la referida testigo que administraba la finca urbana del apelado, y en tal concepto arrendó el apartamento siguiendo las instrucciones de su mandante (art. 1718 CC), expresó en la vista oral que alquiló el apartamento a ambos recurrentes, que eran matrimonio, si bien la codemandada doña Carla era quien habitualmente hacía el pago material de las rentas y que, posteriormente, supo que el codemandado Sr. Constantino dejó de morar de forma habitual en el inmueble arrendado tras haberse separado o divorciado de doña Carla, pero tal hecho en nada afecta a su relación con la parte arrendadora si no le comunica a ésta expresamente su desistimiento o que no continuaría en el uso y disfrute de la vivienda como arrendatario (arts. 12 y 15 LAU), y ello sin perjuicio de las acciones internas entre los apelados, cuyos acuerdos o pactos no pueden perjudicar al arrendador.

En cuanto a la duración del arriendo expresa la recurrente que el vínculo arrendaticio se mantuvo hasta septiembre de 2006, sin embargo, la mandataria doña Maite acreditó que la entrega de llaves, en su buzón, se produjo a finales de noviembre de 2006, y siendo obligación de la parte arrendataria la devolución de la cosa arrendada, de la finca, al concluir el arriendo (art. 1561CC) correspondía a ella la carga de probar su entrega o puesta de la cosa a disposición del arrendador mediante la entrega de llaves, y la parte recurrente no ha desvirtuado su entrega en fecha anterior a la manifestada por la parte demandante, por lo que la obligación de pago de la renta se extiende hasta el mes de noviembre de 2006, inclusive.

De otro lado cuestiona la parte recurrente la falta de prueba de los elementos básicos del contrato de arrendamiento, importe de la renta y forma de pago, y la legitimación de doña Carla frente al apelado, y por tanto la legitimación activa de éste, pues alquiló el apartamento a Clarissa Gestiones Inmobiliarias y no al actor, más la prueba testifical propuesta por la actora evidenció tanto el importe de la renta mensual del arriendo como la forma de su pago y la legitimación activa del demandante no se diluye o desaparece por el hecho de que se arrendara el apartamento a través de la intermediación de aquélla como mera mandataria por mor de lo dispuesto en art. 1725 CC.

En su consecuencia, el recurso de apelación interpuesto por los demandados contra la sentencia de primera instancia ha de ser desestimado.

Tercero.-Desestimado el recurso de apelación procede condenar a la parte apelante al pago de las costas procesales devengadas en esta alzada (art. 398 LEC).

Por cuanto antecede, y atendidos los preceptos de aplicación general:


FALLAMOS


 
Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de don Constantino y doña Carla contra la sentencia de 11 de marzo de 2.008 aclarada por auto de 5 de mayo de 2008 dictada en el juicio verbal n.º 1371/2.006 por el Juzgado de Primera Instancia n.º Cuatro de Las Palmas de GC, confirmamos la misma y condenamos a la parte apelante al pago de las costas procesales devengadas en esta alzada.

Llévese certificación de la presente resolución al rollo de esta Sala y notifíquese a las partes, y con certificación de la misma, devuélvanse los autos al Juzgado de Procedencia para su ejecución y cumplimiento.-

Así por esta nuestra Sentencia, la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Iltmos. Sres. Magistrados que la firman y leída por el/la Iltmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el/la Secretario certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación