Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 3) de 9 de diciembre de 2010


 RESUMEN:

Expropiación forzosa: Justiprecio. El proyecto tenía como finalidad establecer una conexión por carretera con el Parque Regional del Sureste. Disconformidad con el justiprecio. Sistemas generales que crean ciudad, que exige que los terrenos rústicos expropiados para realizarlos sean valorados como si se tratara de suelo urbanizable. La valoración del terreno expropiado como suelo no urbanizable se había efectuado por el método de capitalización de rentas, cuando habría sido posible efectuarla por el método de comparación. No ha lugar.

En la Villa de Madrid, a nueve de Diciembre de dos mil diez.

Visto por la Sala Tercera del Tribunal Supremo, constituida por los Señores al margen, el recurso de casación para la unificación de doctrina que con el número 498/09 ante la misma pende de resolución, interpuesto por la representación procesal de doña Magdalena y don Mateo, contra la Sentencia de fecha 23 de septiembre de 2008, dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sección Cuarta, en el recurso contencioso administrativo número 652/04. Siendo parte recurrida la Comunidad Autónoma de Madrid


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La Sentencia recurrida contiene Parte Dispositiva que copiada literalmente dice: "FALLAMOS: Que, estimando parcialmente el recurso contencioso administrativo interpuesto por D.ª Magdalena, representada por la procuradora D.ª Sara Martín Moreno, contra la resolución del Jurado Territorial de Expropiación Forzosa de la Comunidad de Madrid, de fecha 12/11/2003, en la que se acuerda desestima el recurso de reposición formulado frente a la de 30/06/2003, que a su vez acordaba determinar como justiprecio de la finca número NUM000 del Proyecto de Expropiación Variante de la Carretera M- 506 por desafección al Parque Regional del Sureste Clave 1-N-216, en el expediente NUM001, el importe total de 5.538,31 euros, debemos ANULAR Y ANULAMOS la referida resolución por NO ser ajustada a Derecho, DECLARANDO EL DERECHO de la actora a percibir un justiprecio por la finca expropiada de 15.879,82 euros, quince mil ochocientos setenta y nueve euros con ochenta y dos céntimos, más los intereses correspondientes y CONDENANDO a la demandada a estar y pasar por la referida declaración y a pagar a la actora la suma de ella derivada, una vez descontadas las abonadas con anterioridad. Cada parte abonará las costas procesales causadas a su instancia como consecuencia de la tramitación de este recurso" .

Segundo.-Por la representación procesal de doña Magdalena y don Mateo se presentó escrito ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, interponiendo recurso de casación para la unificación de doctrina contra la referida resolución, en el que formuló sus consideraciones fácticas y jurídicas y terminó suplicando a la Sala de instancia que elevara los autos a esta Sala para la substanciación del recurso.

Tercero.-Admitido el recurso a trámite, se concedió a la parte recurrida el plazo de treinta días a fin de que formalizara su oposición, verificándolo dentro del término legal.

Cuarto.-La Sala de instancia dictó Providencia acordando elevar las actuaciones y el expediente a la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

Quinto.-Recibidas las actuaciones en esta Sala y repartidas a esta Sección, se ordenó formar el rollo de Sala.

Sexto.-Conclusas las actuaciones, se señaló para votación y fallo del presente recurso la audiencia del día SIETE DE DICIEMBRE DE DOSMIL DIEZ, en cuyo acto tuvo lugar, habiéndose observado las formalidades legales referentes al procedimiento.

Siendo Ponente el Excmo. Sr. D. Juan Carlos Trillo Alonso,.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-El presente recurso de casación para la unificación de doctrina es interpuesto por la representación procesal de doña Magdalena y don Mateo contra la sentencia de la Sala de lo Contencioso Administrativo (Sección 4.ª) del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 23 de septiembre de 2008.

Segundo.-Según se desprende de la sentencia impugnada, al recurrente le fue expropiado un terreno rústico situado en el término municipal de Valdemoro, para la realización del proyecto denominado "Variante de la Carretera M-506". Este proyecto tenía como finalidad establecer una conexión por carretera con el Parque Regional del Sureste. Disconforme con el justiprecio fijado por acuerdo del Jurado Territorial de Expropiación Forzosa de la Comunidad de Madrid de 12 de noviembre de 2003, el recurrente acudió a la vía jurisdiccional sosteniendo la aplicabilidad al presente caso de la jurisprudencia relativa a los sistemas generales que crean ciudad, que exige que los terrenos rústicos expropiados para realizarlos sean valorados como si de suelo urbanizable se tratara. La sentencia impugnada rechaza la pretensión del recurrente, por considerar que no ha probado que el sistema general para cuya realización se le expropió su terreno -es decir, la conexión por carretera con el Parque Temático Warner- se integrara en la malla urbana. Por lo demás, la sentencia impugnada estima parcialmente la demanda: al margen del problema de la jurisprudencia sobre los sistemas generales que crean ciudad, la valoración del terreno expropiado como suelo no urbanizable se había efectuado por el método de capitalización de rentas, cuando habría sido posible efectuarla por el método de comparación. Como consecuencia de ello, fija un nuevo justiprecio, calculado con sujeción al método de comparación.

Tercero.-Como sentencia de contraste para fundar el recurso de casación para la unificación de doctrina, el recurrente aporta la sentencia de la Sala de lo Contencioso-Administrativo (Sección 2.ª) del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 10 de abril de 2008. Esta se refiere a la expropiación, en esa misma época, de un terreno rústico situado en el término municipal de Valdemoro, para la construcción de la conexión por ferrocarril con el Parque Temático Warner. La sentencia de contraste consideró que el proyecto que legitimaba esa expropiación creaba ciudad y, por consiguiente, que el terreno rústico expropiado debía ser valorado como si fuese suelo urbanizable. Aunque se basa en un extenso examen de la jurisprudencia sobre sistemas generales, la razón concreta, en relación con las circunstancias del caso, en que apoya esa conclusión es bastante escueta: "La Sección entiende que nos encontramos ante una infraestructura ferroviaria supramunicipal, que favorece a la población en general y que se integra en el entramado urbano por lo que entra dentro del concepto 'crear ciudad' lo que deriva en la calificación de sistema general."

Cuarto.-La cuestión esencial planteada en el presente recurso es sustancialmente idéntica a las ya resueltas por esta Sala en sentencias de 26 de marzo de 2010, y 10 de septiembre de 2010, en los recursos de casación para unificación de doctrina n.º 218/2009 y 484/2009, respectivamente, por lo que a la fundamentación de dichas sentencias nos remitimos.

Dijimos en la primera de ellas y transcribíamos en la segunda, en sus respectivos fundamentos de derecho cuarto, y debemos reiterar ahora, lo siguiente:

"CUARTO.- Abordando ya la comparación entre la sentencia impugnada y la sentencia de contraste, ninguna duda cabe que se está en presencia de terrenos rústicos próximos en el espacio, cuya expropiación se produjo en dos momentos temporales bastante cercanos entre sí. Es verdad que los proyectos que legitimaron ambas expropiaciones eran diferentes, pues uno era la conexión por carretera con el Parque Temático Warner y el otro era la conexión por ferrocarril. Esto podría conducir a pensar que no se da la identidad de hechos, que el art. 96 LJCA exige -junto a la de fundamentos y pretensiones- para que pueda prosperar el recurso de casación para la unificación de doctrina. Dadas las circunstancias del presente caso, sin embargo, dicha conclusión pecaría de rígido y estéril formalismo; y ello porque el núcleo de la cuestión debatida, tanto en la sentencia impugnada como en la sentencia de contraste, es si las conexiones con el referido Parque Temático Warner son sistemas generales que crean ciudad y, por consiguiente, si los terrenos rústicos expropiados para realizar dichas conexiones deben ser valorados como si fueran suelo urbanizable. Vistas así las cosas, con el debido realismo, forzoso es concluir que entre ambas sentencias hay identidad de hechos (expropiación de terrenos rústicos para las conexiones con el Parque Temático Warner), fundamentos (invocación de la doctrina jurisprudencial sobre sistemas generales que crean ciudad) y pretensiones (valoración como si se tratase de suelo urbanizable).

Una vez comprobado que sustancialmente media la triple identidad requerida entre ambas sentencias, es preciso determinar qué "doctrina" -entendida ésta como fundamentación jurídica- es la correcta habida cuenta de las circunstancias del caso; es decir, hay que establecer si la solución ajustada a derecho es la de la sentencia de contraste, la de la sentencia impugnada o, incluso, una tercera.

Para dar adecuada respuesta a este interrogante, hay que recordar que, según se dejó apuntado más arriba, la sentencia de contraste no efectúa un análisis detallado de los hechos para llegar a la conclusión de que la conexión ferroviaria con el Parque Temático Warner crea ciudad. La verdad es que se trata de una afirmación no razonada en relación con las concretas circunstancias del caso, sino basada sólo en un examen abstracto de la jurisprudencia sobre sistemas generales que crean ciudad. La sentencia impugnada, por el contrario, afirma que el recurrente no ha probado que el proyecto que legitimó la expropiación se integrase en la malla urbana. Esta última es una afirmación de hecho, que no puede ser puesta en entredicho en esta sede. Pues bien, a la vista de todo ello, es preciso constatar que no existe base fáctica suficiente para sostener que las conexiones por ferrocarril o por carretera con el Parque Temático Warner se integran en la malla urbana, o son consecuencia de la expansión de la ciudad, o una condición necesaria de la misma; es decir, no hay base fáctica para decir que se está en presencia de sistemas generales que crean ciudad".

En consecuencia con lo hasta aquí expuesto puede afirmarse que, en el presente caso, la doctrina correcta es la recogida en la sentencia impugnada, siendo errónea la contenida en la sentencia de contraste, lo que lleva a concluir que no se dan los requisitos necesarios para casar la sentencia impugnada, que debe ser confirmada."

Quinto.-Con arreglo al art. 139 LJCA, la desestimación del recurso de casación para la unificación de doctrina lleva aparejada la imposición de las costas al recurrente, salvo que concurran circunstancias que justifiquen lo contrario. Dado que en el presente caso ha quedado establecido que efectivamente la sentencia impugnada, aun recogiendo la doctrina correcta, se había desviado de lo decidido por el propio tribunal a quo en otro caso sustancialmente idéntico, esta Sala entiende que está justificado no hacer imposición de las costas.


FALLAMOS


 
No ha lugar al recurso de casación para la unificación de doctrina interpuesto por la representación procesal de doña Magdalena y don Mateo, contra la Sentencia de fecha 23 de septiembre de 2008, dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Sección Cuarta, en el recurso contencioso administrativo número 498/09, sin costas.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos

Publicación.-Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado Ponente D. Juan Carlos Trillo Alonso, estando la Sala celebrando audiencia pública en el mismo día de su fecha, de lo que, como Secretario, certifico.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación