Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 148/2010 de 15 de febrero


 RESUMEN:

Recurso de suplicación: Naturaleza extraordianaria. Es preceptivo cumplir unos requisitos formales en la interposición del recurso. Es necesario separar las cuestiones de hecho de las de derecho. El incumplimiento hace que el recurso sea desestimado.

M.ª Jesús García Hernández y D./Dña. Juan Jiménez García (Ponente) Magistrados, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por Maximiliano contra sentencia de fecha 21 de Junio de 2007 dictada en los autos de juicio n.º 309/2007 en proceso sobre CANTIDAD, y entablado por D./Dña. Maximiliano, contra Vigilancia Integrada S.A. y Fogasa.

El Ponente, el Iltmo./a Sr./a. D./Dña. Juan Jiménez García, quien expresa el criterio de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente

Primero.-D. Maximiliano, mayor de edad y titular del DNI NUM000 venía prestando sus servicios por cuenta y bajo la dependencia de la empresa demandada, en el sector de la seguridad privada, con centro de trabajo en el Aeropuerto de Fuerteventura con antigüedad 10.02.06, categoría profesional de vigilante y un salario bruto mensual de 1.400 € con p.p. extras, en virtud de contrato celebrado en aquella fecha bajo la modalidad de temporal de obra y servicio determinado a tiempo completo.

Segundo.-El demandante tiene su domicilio en la C/ DIRECCION000 núm. NUM001 - NUM002 de Costa Calma Pájara. El domicilio del trabajador dista de su centro de trabajo 60 kms.

Tercero.-El trabajador entiende que conforme al Convenio Colectivo aplicable tiene derecho a una indemnización de 0,33 € por kilómetro recorrido, por los desplazamientos desde su domiclio a su puesto de trabajo y reclama por tal concepto la cantidad de 5.862,78€ por los desplazamientos realizados los días trabajados durante los meses de marzo a agosto de 2.006 a razón de

-marzo 2006...........25 días

-abril 2006............26 días

-mayo 2006............14 días

-junio 2006..............24 días

-julio 2006...............21 días

-agosto 2006..........23 días

-TOTAL.................133 días

Cuarto.-En los días a los que se extiende su reclamación, el trabajador ha desempeñado sus funciones en el centro de trabajo que tiene asignado. Aeropuerto de Fuerteventura, sin desplazamiento a otra localidad.

Quinto.-Con fecha 29.03.07 se celebró acto de conciliación ante el SEMAC en virtud de papeleta presentada con fecha 09.03.07, con el resultando de "sin efecto".

Sexto.-El demandante no consta que ostente la condición de representante legal ni sindical de los trabajadores, ni lo haya hecho en el año anterior.

Segundo.-La parte dispositiva de la Sentencia de instancia dice: DESESTIMO la demanda interpuesta por D. Maximiliano, contra la empresa "VIGILANCIA INTEGRADA, S.A." Y el FOGASA y en consecuencia ABSUELVO a los demandados de las pretensiones formuladas de contrario. TERCERO.- Frente a dicha resolución se interpuso el recurso de Suplicación, que fue impugnado de contrario.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia de instancia desestima la demanda rectora de autos. Frente a dicha sentencia se alza la parte actora con un recurso de Suplicación que no logra las exigencias formales que estos recursos requieren, por ello sólo a efectos didácticos entramos a su conocimiento formal.

Sabido es que el legislador ha configurado el proceso laboral como un proceso al que es consustancial la regla de la única instancia, y construyendo el Recurso de Suplicación como un recurso extraordinario, que no constituye una segunda instancia, y que participa de una cierta naturaleza casacional. Ello significa que este recurso puede interponerse sólo para la denuncia de determinados motivos tasados y expresados en el citado artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, entre los que se encuentra el de la revisión de los Hechos Probados. De ahí que el Tribunal no pueda examinar ni modificar la relación fáctica de la Sentencia de instancia si ésta no ha sido impugnada por el recurrente, precisamente a través de este motivo, que exige, para su estimación:

a.-Que se haya padecido error en la apreciación de los medios de prueba obrantes en el proceso, tanto positivo, esto es, consistente en que el Magistrado declare probados hechos contrarios a los que se desprenden de los medios probatorios; como negativo, es decir, que se hayan negado u omitido hechos que se desprenden de las pruebas;

b.-Que el error sea evidente;

c.-Que los errores denunciados tengan trascendencia en el Fallo, de modo que si la rectificación de los hechos no determina variación en el pronunciamiento, el Recurso no puede estimarse, aunque el error sea cierto;

d.-Que el recurrente no se limite a expresar qué hechos impugna, sino que debe concretar qué versión debe ser recogida, precisando cómo debiera quedar redactado el hecho, ofreciendo un texto alternativo; y,

e.-Que el error sea evidencie mediante las pruebas documental o pericial obrantes en autos, concretamente citadas por el recurrente, excluyendo todos los demás medios de prueba, salvo que una norma atribuya a algún elemento probatorio un determinado efecto vinculante de la convicción del Juez, en cuyo caso, la infracción de dicha norma habría de ser denunciada.

En cuanto a los documentos que pueden servir de base para el éxito de este motivo del Recurso, ha de señalarse que no basta cualquiera de ellos, sino que se exige como la Jurisprudencia ha resaltado -que los alegados tengan concluyente poder de convicción o decisivo valor probatorio y gocen de fuerza suficiente para poner de manifiesto al Tribunal el error del Magistrado de instancia, sin dejar resquicio alguno a la duda.

En el presente caso no se cita los hechos probados respecto de los cuales solicita su revisión, no se articula redacción de los hechos que pretende revisar o que se propone adicional, ni si se cita los hechos que quiere suprimir. Asimismo, no se expresa los documentos o pruebas periciales de donde se deduzca de forma directa y sin conjeturas el error judicial.

Segundo.-Por otro lado, el apartado c) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral recoge, como otro motivo para la interposición del Recurso de Suplicación el examen de las infracciones de normas sustantivas o de la Jurisprudencia, debiendo entenderse el término norma en sentido amplio, esto es, como toda norma jurídica general que traiga su origen en autoridad legítima dentro del Estado (incluyendo la costumbre acreditada, las normas convencionales y, naturalmente, los Tratados Internacionales ratificados y publicados en el Boletín Oficial del Estado).

Debe matizarse, por otra parte, la referencia legal a las normas sustantivas, en el sentido de que existen supuestos en los que la norma procesal determina el Fallo de la Sentencia de instancia, sin que pueda alegarse su infracción por la vía de la letra a) del ya precitado artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, lo que ocurre en los casos de cosa juzgada, incongruencia, contradicción en el Fallo y error de derecho en la apreciación de la prueba.

Ha de remarcarse también que la infracción ha de cometerse en el Fallo de la Sentencia, lo que significa que la Suplicación no se da contra las argumentaciones empleadas en su Fundamentación, sino contra la Parte Dispositiva que, al entender del recurrente, ha sido dictada infringiendo determinadas normas sustantivas, que deben ser citadas, por lo que no cabe admitir la alegación genérica de una norma, sino que debe citarse el concreto precepto vulnerado, de manera que si el derecho subjetivo contrariado se recoge en norma distinta de la alegada, la Sala no podrá entrar en su examen, cuyo objeto queda limitado al estudio y resolución de los temas planteados.

Tercero.-En definitiva el Tribunal Constitucional, por ejemplo en sentencia 294/1993, de 18 de octubre, ha indicado que "el recurso de suplicación no es una segunda instancia, sino un recurso extraordinario, de objeto limitado, en el que el Tribunal "ad quem" no puede valorar "ex novo" toda la prueba practicada ni revisar el Derecho aplicable, sino que debe limitarse a las concretas cuestiones planteadas por las partes, en especial la recurrente, que por ello mismo debe respetar una serie de requisitos formales impuestos por la Ley y concretados por la jurisprudencia. El carácter extraordinario y casi casacional del recurso de suplicación justifica la exigencia de estos requisitos procesales". Como en el supuesto tratado por la sentencia del Tribunal Constitucional de referencia, en ese concreto caso contemplado, no se distingue, sino que se mezclan, las cuestiones de hecho y de derecho, como exige el precepto señalado de la Ley de Procedimiento Laboral y recuerdan las sentencias de las Salas de lo Social de los Tribunales Superiores de Justicia del País Vasco de 26 de marzo de 1996; de Asturias de 5 de Diciembre de 1997 y 18 de Mayo de 2001; de Andalucía, con sede en Sevilla, de 22 de Enero de 1998; de Andalucía, con sede en Málaga, de 27 de Marzo de 1998; de la Comunidad Valenciana de 16 de Julio y 22 de Octubre de 1998 y 25 de Enero de 2001, etc.. Todo ello conduce a esta Sala a la desestimación del recurso y a la confirmación de la Sentencia recurrida.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Desestimamos el recurso de Suplicación interpuesto por Maximiliano, contra la sentencia de fecha 21 de Junio de 2007, dictada por el JUZGADO DE LO SOCIAL N. 2 de ARRECIFE de esta Provincia, que confirmamos.

Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de esta Tribunal Superior de Justicia.

ADVERTENCIAS LEGALES.-

Contra esta sentencia cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por Letrado dirigido a esta Sala de lo Social y presentado dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.

Además, si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en la cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta en el BANESTO cta. número: 3537/0000660050/2008 a nombre de esta Sala el importe de la condena, o bien aval bancario en el que expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social y una vez se determine por éstos su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.

El recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la Secretaría de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo al tiempo de la personación, la consignación de un depósito de 300 Euros en la entidad de crédito de BANESTO c/c 24100000660050/2008, Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quienes ya tengan expresamente reconocido el beneficio de justicia gratuita o litigasen en razón de su condición de trabajador o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.

Una vez firme lo acordado, devuélvase las actuaciones al Juzgado de lo Social de origen para el oportuno cumplimiento.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación