Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 1) de 12 de noviembre de 1992


 RESUMEN:

Petición de justicia gratuita: Para ello es necesario alegar que concurren las circunstancias necesarias para poder acceder a este beneficio. Pero en este caso no se alegó en las instancias anteriores, ni hay pruebas suficientes para concederla ahora. Por lo que se deniega dicha petición y se le condena a las costas de este procedimiento.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-Que por la Procuradora Sra. Guardia del Barrio al formalizar el recurso de casación 2.766/1989, en la representación indicada anteriormente, por medio de otrosí, solicitó para sus representados la declaración judicial del beneficio de justicia gratuita. Resuelto el mencionado recurso se ha procedido a la tramitación del inciden por los trámites del juicio verbal, señalándose el día 5 de octubre último para la celebración del juicio con citación de todas las partes, el cual tuvo lugar con la sola presencia de la representación y defensa de los demandantes, al no haber comparecido Sandra ni el Sr. Abogado del Estado.

Por la referida parte demandante se reatificó la solicitud hecha, dando por reproducidos los documentos aportados con la demanda y aportando otro documento, declarándose en el acto pertinente las pruebas propuestas y quedando el incidente visto para sentencia, señalándose para votación y fallo el día 5 de noviembre último.

Ha sido Ponente el Magistrado Excmo. Sr. don Gumersindo Burgos Pérez de Andrade.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Es constante y reiterada la doctrina de esta Sala declarando, al interpretar y aplicar el art. 26 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que para la obtención del beneficio de justicia gratuita en casación es necesario que el litigante que no haya solicitado tal reconocimiento en primera ni en segunda instancia justifique cumplidamente que han sobrevenido las circunstancias necesarias para obtenerlo con posterioridad a aquellas instancias; sitúación en la que no se encuentran los aquí solicitantes, pues ni consta que haya gozado de tales beneficios en las instancias inferiores, ni han demostrado el acontecer posterior a las mismas; siendo inoperante, por otra partes, que en un procedimiento de cognición seguido en el año 1989, Jose Augusto haya disfrutado de tal beneficio, pues ese procedimiento no se corresponde con el que aquí nos ocupa; no constando tampoco, como se afirma, que el Sr. Germán obtuviera tal derecho en el procedimiento de separación seguido frente a su cónyuge, procedimiento que, en todo caso, tampoco se corresponde con el que se tramita en esta Sala.

Las circunstancias expuestas obligan a denegar el beneficio de justicia gratuita solicitado, con la imperativa condena en las costas de este incidente a los solicitantes ( art. 27 de la Ley de Enjuiciamiento Civil ).

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español,

FALLAMOS:

Que debemos declarar y declaramos no haber lugar a la concesión de los beneficios de justicia gratuita solicitados por Germán, Jose Augusto y Estela, para el recurso de casación tramitado en esta Sala bajo el núm. 2.776/1989 con imposición de las costas a los citados demandantes en el presente incidente, llévese testimonio de la presente resolución al recurso de que dimana su constancia y efectos.

ASI, por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, pasándose al efecto las copias necesarias, lo pronunciamos, mandamos y firmamos


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación