Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. País Vasco 141/2010 de 1 de marzo


 RESUMEN:

IRPF: Retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos de capital mobiliario. Diferencias entre las cantidades declaradas en el resumen anual y las ingresadas en la Hacienda Foral: Resulta adecuado el procedimiento de comprobación limitada efectuado por la Administración porque la declaración anual no se acompaña con el ingreso en la Hacienda Foral de la diferencia. Error en la declaración anual: No implica la improcedencia de la liquidación porque no se ha solicitado la rectificación de la misma y no procede instar a la Sala a recalcular las retenciones para acreditar el exceso.

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

RECURSO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO N.º 1277/07

SENTENCIA NUMERO 141/10

ILMOS. SRES.

PRESIDENTE:

DON LUIS JAVIER MURGOITIO ESTEFANIA

MAGISTRADOS:

DON JOSE ANTONIO GONZALEZ SAIZ

D.ª M.ª DEL MAR DIAZ PEREZ

En la Villa de BILBAO (BIZKAIA), a uno de marzo de dos mil diez.

La Sección 1 de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, compuesta por el Presidente y Magistrados/as antes expresados, ha pronunciado la siguiente SENTENCIA en el recurso registrado con el número 1277/07 y seguido por el procedimiento Ordinario Ley 98, en el que se impugna: ACUERDO DE 15-5-07 DEL T.E.A.F. DE BIZKAIA DESESTIMATORIO DE LAS RECLAMACIONES ACUMULADAS 1159/206 Y 1160/2006 CONTRA ACUERDOS DEL SERVICIO DE TRIBUTOS DIRECTOS POR RETENCIONES E INGRESOS A CUENTA SOBRE RENTAS Y RENDIMIENTOS DE CAPITAL MOBI LIARIO Y POR IMPOSICION DE SANCION DE EJERCICIO 2005. ¡.

Son partes en dicho recurso: como recurrente BANCO BANIF S.A., representado por el Procurador DON RAFAEL EGUIDAZU BUERBA y dirigido por Letrado.

Como demandada DIPUTACION FORAL DE BIZKAIA, representado por la Procurador MARIA BEGOÑA PEREA DE LA TAJADA y dirigido por la Letrado D.ª ITZIAR ARAMBARRI LEON.

Siendo Ponente la Iltma. Sra. D.ª M.ª DEL MAR DIAZ PEREZ, Magistrada de esta Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El día 7 de Septiembre de 2007 tuvo entrada en esta Sala escrito en el que D. RAFAEL EGUIDAZU BUERBA actuando en nombre y representación de BANCO BANIF S.A., interpuso recurso contencioso - administrativo contra ACUERDO DE 15-5-07 DEL T.E.A.F. DE BIZKAIA DESESTIMATORIO DE LAS RECLAMACIONES ACUMULADAS 1159/206 Y 1160/2006 CONTRA ACUERDOS DEL SERVICIO DE TRIBUTOS DIRECTOS POR RETENCIONES E INGRESOS A CUENTA SOBRE RENTAS Y RENDIMIENTOS DE CAPITAL MOBI LIARIO Y POR IMPOSICION DE SANCION DE EJERCICIO 2005. ¡; quedando registrado dicho recurso con el número 1277/07.

La cuantía del presente recurso quedó fijada en 17.749,81 euros.

Segundo.-En el escrito de demanda se solicitó de este Tribunal el dictado de una sentencia en base a los hechos y fundamentos de derecho en ella expresados y que damos por reproducidos.

Tercero.-En el escrito de contestación, en base a los hechos y fundamentos de derecho en ellos expresados, se solicitó de este Tribunal el dictado de una sentencia por la que se desestimen los pedimentos de la actora.

Cuarto.-El procedimiento no se recibió a prueba por no interesarlo las partes ni considerarlo necesario este Tribunal.

Quinto.-En los escritos de conclusiones, las partes reprodujeron las pretensiones que tenían solicitadas.

Sexto.-Por resolución de fecha 6-10-09 se señaló el pasado día 8-10-09 para la votación y fallo del presente recurso.

Séptimo.-En la sustanciación del procedimiento se han observado los trámites y prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Se interpone el presente recurso contencioso-administrativo por el Procurador de los Tribunales D. Rafael Eguidazu Buerba en nombre y representación de Banco Banif, S.A., contra el Acuerdo del Tribunal Económico-Administrativo Foral de Bizkaia, de fecha 15 de mayo de 2.007, desestimatorio de las reclamaciones económico-administrativas acumuladas números 1159/06 y 1160/06, formuladas frente a sendos Acuerdos de 8 de junio y 4 de agosto de 2.006 del Servicio de Tributos Directos del Departamento de Hacienda y Finanzas de la Diputación Foral de Bizkaia sobre liquidación en concepto de Retenciones e Ingresos a Cuenta sobre Rentas y Rendimientos de Capital Mobiliario ejercicio 2.005, e imposición de sanción.

Solicita la parte actora que esta Sala con estimación del recurso, anule el acuerdo impugnado, a lo que se opone la Diputación Foral de Bizkaia, interesando que el recurso se declare inadmisible o, subsidiariamente, se desestime.

Segundo.-Por orden procesal lógico debemos comenzar analizando la causa de inadmisión opuesta por la representación de la Diputación Foral, que es la prevista en el art. 45.2.d) en relación con el art. 69.b), ambos de la LJ, esto es, no haberse aportado el documento o documentos que acrediten el cumplimiento de los requisitos exigidos para entablar acciones las personas jurídicas con arreglo a las normas o estatutos que les sean de aplicación.

Al escrito de interposición del recurso se adjuntó "poder general para pleitos" a favor de Procurador, de fecha 17 de junio de 2.004, otorgado por D. Benedicto, de profesión Abogado, interviniendo en nombre de Banco Banif, S.A., facultado para dicho otorgamiento en virtud de su cargo de Consejero Delegado.

A requerimiento de la Sala se han incorporado al recurso los Estatutos de la Sociedad y escritura protocolizando el Acuerdo del Consejo de Administración de 21 de junio de 2.005, en el que D. Benedicto es reelegido Consejero Delegado, ostentando todas las facultades atribuidas en los Estatutos sociales al propio Consejo de Administración, salvo las indelegables por la Ley o los Estatutos, quedando acreditado que tiene delegada la facultad de ejercitar toda clase de recursos ante los Tribunales.

Con ello se da por cumplimentado el requisito del art. 45.2.d) de la Ley de la Jurisdicción.

Tercero.-Del examen del expediente de gestión y de los datos que recoge el acuerdo impugnado, se desprende que la entidad recurrente presentó mensualmente las declaraciones-liquidaciones del ejercicio 2.005, por retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos y rentas del capital mobiliario obtenidos por la contraprestación derivada de cuentas en toda clase de instituciones financieras, incluyendo las basadas en operaciones sobre activos financieros, modelo 126, ingresando por dicho concepto un importe total de 47.037,41 euros.

El 31 de marzo de 2.006 tiene entrada en la Hacienda Foral el modelo 196, de resumen anual, correspondiente a retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del capital mobiliario y rentas obtenidos por la contraprestación derivada de cuentas en toda clase de instituciones financieras, incluyendo las basadas en operaciones sobre activos financieros correspondientes al ejercicio 2.005, declarando en el mismo un número total de perceptores de 5029, una base de retenciones e ingresos a cuenta de 409.625,56 euros y unas retenciones e ingresos a cuenta por valor de 59.946,36 euros.

En fecha 8 de junio de 2.006 el Jefe de Servicio de Tributos Directos realiza propuesta de liquidación con un resultado a ingresar de 12.908,95 euros, al no coincidir las cantidades declaradas como retenidas en el resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos de Capital Mobiliario (modelo 196) correspondiente al ejercicio 2.005, con el importe ingresado en la Hacienda Foral; propuesta de la que se da traslado a Banco Banif, S.A. para alegaciones y presentación de los documentos y justificantes que se estimen convenientes, presentándose escrito el 7 de julio de 2.006.

El mismo 8 de junio de 2.006, se acuerda el inicio y la propuesta de sanción por infracción del apartado 3 del art. 196 de la Norma Foral 2/2005 General Tributaria del Territorio Histórico de Bizkaia.

En fecha 4 de agosto de 2.006, una vez examinadas las alegaciones formuladas, se practica liquidación provisional por un importe a ingresar de 12.908,95 euros.

Frente a la actuación descrita, en la demanda se expone lo siguiente:

La declaración anual (modelo 196) es una declaración informativa de la que, como tal, no resulta per se la obligación de efectuar ingreso alguno.

No se ha tramitado el procedimiento de verificación previa del art. 131 de la Ley General Tributaria, a través del cual se analicen las diferencias y se determine el origen de la integración, en este caso, en el modelo 196 de retenciones que no estaban contenidas en el modelo 126 y si ello se ha debido a errores materiales o, por el contrario, se ha debido a un cambio de ubicación de rendimientos, antes incluidos en otros modelos; se trata en consecuencia de una actuación de la Administración Tributaria efectuada al margen del procedimiento establecido.

Falta de motivación de la liquidación practicada por basarse en diferencias abstractas entre retenciones ingresadas en los modelos de declaración e ingreso mensual y retenciones declaradas en el resumen anual; trasladando el contenido de los artículos 102.2.c) y 35.2.d) de la Ley General Tributaria para afirmar que cuando la Administración exige el ingreso de retenciones practicadas, tiene que identificar y concretar a que retenciones se refiere indicando la persona física a la que se ha satisfecho el rendimiento que genera la retención y su cuantía.

Subraya que el concepto de retenciones e ingresos a cuenta sobre los rendimientos de Capital Mobiliario por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas es un concepto único, de tal manera que no es lícito trocearlo haciendo comparaciones aisladas entre los ingresos de las cartas de pago de un modelo y las retenciones incluidas en su correspondiente resumen anual. De la comparación conjunta resulta que las retenciones comprendidas en los modelos 194 y 196, de resumen anual, en los distintos territorios (forales y común), con los ingresos hechos por retenciones efectuadas según modelos 124 y 126, arroja un saldo de estos ingresos con exceso sobre las retenciones del capital mobiliario declaradas en los resúmenes anuales, que revela la absoluta improcedencia de la liquidación aislada y parcial, efectuada por la Diputación foral que no se ha preocupado de cuadrar sus cuentas con la Administración Tributaria de Territorio Común, por el concepto de rendimientos del capital mobiliario de las Personas Físicas modelo 126 y 196, y 124 y 194 y exigir a ésta última los excesos de recaudación que por razón de aquellos modelos la misma ha percibido.

En definitiva, afirma que las Administraciones Públicas de los distintos territorios han recaudado una cantidad superior a la de las retenciones que le corresponden recogidas en las resúmenes anuales de los modelos 194 y 196, sin duda en perjuicio de los territorios de Vizcaya, entre otros, que tiene un saldo negativo entre retenciones declaradas e ingresos realizados, notoriamente inferiores a aquellas; pero ello a lo que debe dar lugar no es a que Banif incremente aún más el superávit de ingresos que en conjunto ha realizado sobre lo que ha declarado, sino a que las Administraciones Tributarias Públicas de los distintos territorios se entiendan.

Por las mismas razones vertidas frente a la liquidación, se cuestiona la legalidad de la sanción impuesta con fundamento en el apartado 3 del art. 196 de la Norma Foral 2/2005General Tributaria del Territorio Histórico de Bizkaia, por no ingresar las retenciones practicadas.

La Diputación Foral de Bizkaia contesta a la demanda reproduciendo los fundamentos del acuerdo impugnado, reiterando, resumidamente:

Que las actuaciones recogidas en el expediente administrativo, refiriéndose especialmente al contenido del Acuerdo dictado en 4 de agosto de 2.006 por el Servicio de Tributos Directos, permitieron al recurrente conocer la razón de la liquidación practicada, de lo que queda constancia en la reclamación económico- administrativa donde se centra la cuestión de fondo en las diferencias entre la declaración del resumen modelo 196 y las declaraciones mensuales del modelo 126, por lo que no se puede considerar que la reclamante se haya encontrado en situación de indefensión real y efectiva. A mayor abundamiento, añade que la estimación de una posible falta de motivación, únicamente hubiese supuesto la anulación de la notificación efectuada y la práctica de una nueva en la que se hiciese constar la motivación no incluida en la liquidación impugnada, por tratarse de deficiencias formales no invalidantes.

Que las manifestaciones de la recurrente en las que analiza el conjunto de actuaciones del expediente no traspasan el marco de la simple afirmación, sin aportación de prueba suficiente; prueba a la que se hallaba obligado conforme los artículos 217 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil y, 103 de la Norma Foral 2/2005, de 10 de marzo, General Tributaria del Territorio Histórico de Bizkaia, donde se establece que en los procedimientos de aplicación de los tributos quien haga valer su derecho tiene la carga de probar los hechos normalmente constitutivos del mismo; invoca el apartado 4 del art. 106 de la citada Norma Foral, según el cual los datos y elementos de hecho consignados en las autoliquidaciones, declaraciones y demás documentos presentados por los obligados tributarios se presumen ciertos para ellos y sólo podrán rectificarse por los mismos mediante prueba en contrario.

Y que el modelo 196 reúne todos los requisitos de la "declaración tributaria" ya que en el mismo se contienen los datos del hecho imponible, como son la base de retenciones e ingresos a cuenta, así como las retenciones e ingresos a cuenta, además suministra información sobre la identificación de cuentas en las que no haya existido retribución, retención o ingreso a cuenta, no siendo únicamente una declaración de índole informativa; citando sentencias de la Audiencia Nacional de 26 de abril de 2.006 y del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de 26 de mayo de 2.006.

Cuarto.-En síntesis, la cuestión que se le plantea a la Sala es resolver sobre la conformidad a derecho o no de la liquidación practicada en relación a las retenciones de capital mobiliario, por la diferencia entre el modelo 126 -declaración de ingresos a cuenta mensuales- y el 196 -resumen anual de tales declaraciones-, toda vez que en el modelo 196 figuran unas cantidades superiores respecto del modelo 126, con lo cual la Administración concluye que esa diferencia no se ha ingresado.

La resolución del recurso pasa por calificar el modelo 196 presentado, como autentica autoliquidación tributaria, es decir, que lejos de estar ante un documento meramente informativo, nos encontramos con una declaración del obligado tributario, por la que se comunica a la Administración los datos necesarios para la liquidación tributaria anual, cuantificándose la deuda tributaria, y el importe a ingresar; la consecuencia necesaria de su presentación, es la realización del ingreso correspondiente.

Por tanto, si el modelo 196 correspondiente a retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos del capital mobiliario y rentas obtenidos por la contraprestación derivada de cuentas en toda clase de instituciones financieras, del ejercicio 2.005, consignaba unas retenciones e ingresos a cuenta por valor de 59.946,36 euros, habiéndose efectuado en la Hacienda Foral de Bizkaia unos ingresos por tal concepto y ejercicio a través de la presentación mensual del modelo 126, de 47.037,41 euros, la declaración del modelo 196 debería haber ido acompañada de un ingreso en la Hacienda Foral de la diferencia, es decir, de 12.908,95 euros.

Habiéndose presentado la declaración anual sin el correspondiente ingreso, la Administración procede en los términos que ya quedaron reflejados en el fundamento de derecho segundo, primero comprueba las declaraciones presentadas e ingresos pertinentes, luego realiza una propuesta de liquidación con ofrecimiento de plazo para alegaciones, y finalmente practica y notifica la liquidación provisional; supuesto y trámites que encajan en el procedimiento de comprobación limitada previsto en los artículos 129 a 131 de la Norma Foral General Tributaria 2/2005, de 10 de marzo. Existe, por consiguiente, un procedimiento adecuado.

El art. 129 de la NFGT dispone que la Administración tributaria podrá comprobar todos los hechos y circunstancias de la obligación tributaria, pero limita esa labor de comprobación a determinadas actuaciones, entre las que se encuentra, el examen de los datos consignados por los obligados tributarios en sus declaraciones o autoliquidaciones y de los justificantes presentados o que se requieran al efecto; dicha actuación es la que se lleva a cabo por la Administración respecto a Banif, comprueba sus autoliquidaciones y constata una falta de ingreso, no obligándole a nada más el procedimiento empleado.

Respecto a la motivación de la liquidación, desde el Acuerdo de 8 de junio de 2.006 por el que se comunica la propuesta de liquidación se pone en conocimiento del obligado tributario que "Las cantidades que la empresa...declara haber retenido en el resumen anual de retenciones e ingresos a cuenta sobre rendimientos de Capital Mobiliario (modelo 196) correspondiente al ejercicio señalado, no coinciden con el importe ingresado por la misma en esta Hacienda Foral.", motivación suficiente que traslada a la actora la carga de probar que no existe el desfase comprobado, o el error en la declaración del modelo 196.

El argumento que finalmente se esgrime en la demanda para justificar la improcedencia de la liquidación discutida es la existencia de error en la declaración anual, basándose en la complejidad del régimen de retenciones con declaraciones e ingresos mensuales y anuales en los distintos territorios forales y en territorio común.

Dicha alegación, además de incomprensible en una entidad a la que puede pedírsele un alto nivel de exigencia en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias, no tiene como aval una previa solicitud de rectificación de la autoliquidación, actuación que el art. 118 de la NFGT impone al obligado tributario cuando éste considera que la autoliquidación presentada perjudica sus intereses de cualquier modo.

Indemne la autoliquidación presentada por una falta de reacción de Banif frente a ella, no puede sostenerse ahora el error de la cantidad a ingresar que declara proponiendo a la Sala recalcular todas las retenciones e ingresos a cuenta sobre Rentas y Rendimientos de Capital Mobiliario ejercicio 2.005 de todos los territorios, con el fin de acreditar un exceso de ingresos por el concepto tributario discutido.

Por lo expuesto, el recurso no puede prosperar, debiendo confirmarse la liquidación y sanción impuesta cuya impugnación se basa únicamente en la ilegalidad de la liquidación que la sustenta.

Quinto.-Procede la desestimación del recurso; sin expresa imposición de costas, de conformidad con lo dispuesto en el art. 139 de la Ley de la Jurisdicción.

Y es por los anteriores fundamentos jurídicos por los que este Tribunal emite el siguiente


FALLO


 
QUE DESESTIMAMOS EL PRESENTE RECURSO CONTENCIOSO - ADMINISTRATIVO NÚMERO 1.277 DE 2.007, INTERPUESTO POR EL PROCURADOR DE LOS TRIBUNALES D. RAFAEL EGUIDAZU BUERBA EN NOMBRE Y REPRESENTACIÓN DE BANCO BANIF, S.A., CONTRA EL ACUERDO DEL TRIBUNAL ECONÓMICO-ADMINISTRATIVO FORAL DE BIZKAIA, DE FECHA 15 DE MAYO DE 2.007, DESESTIMATORIO DE LAS RECLAMACIONES ECONÓMICO-ADMINISTRATIVAS ACUMULADAS NÚMEROS 1159/06 Y 1160/06, FORMULADAS FRENTE A SENDOS ACUERDOS DE 8 DE JUNIO Y 4 DE AGOSTO DE 2.006 DEL SERVICIO DE TRIBUTOS DIRECTOS DEL DEPARTAMENTO DE HACIENDA Y FINANZAS DE LA DIPUTACIÓN FORAL DE BIZKAIA SOBRE LIQUIDACIÓN EN CONCEPTO DE RETENCIONES E INGRESOS A CUENTA SOBRE RENTAS Y RENDIMIENTOS DE CAPITAL MOBILIARIO EJERCICIO 2.005, E IMPOSICIÓN DE SANCIÓN, QUE CONFIRMAMOS. SIN COSTAS.

CONTRA ESTA SENTENCIA NO CABE RECURSO ORDINARIO DE CASACION. TRANSCURRIDOS DIEZ DIAS DESDE SU NOTIFICACION A LAS PARTES Y DE CONFORMIDAD AL ART. 104 DE LA LEY DE LA JURISDICCION, REMITASE TESTIMONIO EN FORMA DE LA MISMA A LA ADMINISTRACION DEMANDADA, EN UNION DEL EXPEDIENTE ADMINISTRATIVO, A FIN DE QUE, EN SU CASO, LA LLEVE A PURO Y DEBIDO EFECTO, ADOPTE LAS RESOLUCIONES QUE PROCEDAN Y PRACTIQUE LO QUE EXIJA EL CUMPLIMIENTO DE LAS DECLARACIONES CONTENIDAS EN EL FALLO, DE TODO LO CUAL DEBERA ACUSAR RECIBO A ESTA SALA EN EL PLAZO DE DIEZ DIAS.

Así por esta nuestra Sentencia de la que se dejará certificación literal en los autos, con encuadernación de su original en el libro correspondiente, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leida y publicada fue la anterior sentencia por el Iltmo. Sr. Magistrado Ponente de la misma, estando celebrando audiencia pública la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, en el día de su fecha, de lo que yo el/la Secretario doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación