Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Barcelona 442/2010 de 13 de septiembre


 RESUMEN:

Accidente de tráfico: Existencia de versiones contradictorias de las partes, que se decide a favor de la demandada en base a su parte amistoso, firmado de común acuerdo por ambas partes, y al croquis y el plano del lugar de los hechos.

 

de Barcelona

Sección 11.ª

Rollo Núm. 828/2009

Juzgado de Primera Instancia núm. 57 de Barcelona

Autos de procedimiento ordinario núm. 994/2008

Sentencia Núm. 442

Ilmos. Sres.

Josep M.ª Bachs Estany

Francisco Herrando Millán

María del Mar Alonso Martínez

Barcelona, 13 de septiembre de 2010.

VISTOS por la Sección Undécima de la Audiencia de Barcelona, con el núm. 828/2009, los Autos de recurso de apelación interpuesto por el Procurador Sr.

Cucala i Puig, en nombre y representación de D.ª Soledad, parte actora, contra la sentencia de fecha 22 de abril de 2009, dictada por el Juzgado de

Primera Instancia núm. 57 de Barcelona en autos de procedimiento ordinario núm. 994/2008, se ha dictado la siguiente sentencia.


ANTECEDENTES de Hecho:


 
Primero.-La parte dispositiva de la Sentencia apelada es la siguiente: "FALLO.- Que desestimando íntegramente como desestimo la demanda formulada por la representación procesal de D.ª Soledad, contra Liberty Seguros, Compañía de Seguros y Reaseguros, SA, debo absolver y absuelvo a la demandada de las pretensiones contra ella formuladas. Se condena a la demandante al pago de las costas del presente procedimiento".

Segundo.-Comparece en alzada la parte recurrente a través del Procurador Sr. Cucala i Puig.

Comparece en alzada la parte oponente a través del Procurador Sr. Pons de Gironella.

Se señaló para deliberación, votación y fallo del recurso la audiencia del día 14 de julio del presente año, teniendo ello lugar a la hora prevista.

VISTO, siendo ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Josep M.ª Bachs Estany, Presidente de la Sección.


FUNDAMENTOS Jurídicos:


 
Primero.-Apela la representación de la parte demandada la sentencia de instancia (f. 66 y f. 71 y ss.) por los siguientes motivos: 1.º) el Juzgado ha aplicado de forma incorrecta los arts. 1902 Cc, 1 LRCSCVM, y 237 LEC; la conductora del vehículo asegurado por Liberty, Sra. Bernarda, es tan parte interesada como el conductor del vehículo contrario, Sr. Carlos, del cual era ocupante esta parte; exigirle a estas alturas a dicho conductor, que no hizo parte, que recuerde exactamente todo lo sucedido pide una prueba diabólica y aboca a esta parte a la indefensión; la versión de Doña. Bernarda, suscrita por Don. Carlos que estaba más pendiente de atender a esta parte que de otra cosa, no deja de ser unilateral; no debe extrañar que en juicio Don. Carlos dé otra distinta; en definitiva, no debe prevalecer ninguna de ambas versiones contradictorias sobre la otra; debe aplicarse el art. 1 LRCSCVM; 2.º) esta parte reclama daños corporales; en base al art. 1 debe responsabilizarse al demandado al no existir prueba de la culpa. Postula la revocación, la estimación de la demanda y la condena de la demandada, con costas.

Se opone al recurso la representación de la parte demandada (f. 75 y ss.) por los siguientes motivos: 1.º) las alegaciones de la recurrente carecen de fundamento; la sentencia se ajusta a Derecho; se basa en las declaraciones de ambos conductores, la declaración amistosa de accidente y en la apreciación conjunta de la prueba; Don. Carlos estaba presente cuando Doña. Bernarda cumplimentaba la declaración amistosa de accidente; la firmó; pese a ver el croquis, según el cual la colisión tuvo lugar cuando Doña. Bernarda iba a salir de la rotonda, dirección c/ Josep Carné, momento en que fue colisionada por el coche que circulaba por el carril derecho; carril que obligaba a girar a su usuario en la misma dirección; tanto Don. Carlos como la Sra. Soledad han declarado que iban buscando por el carril exterior la salida dirección Ronda Litoral, que debía ser tomada prosiguiendo por la rotonda, no por el carril por el que circulaban; 2.º) sí es sorprendente que Don. Carlos cambie en juicio su versión del parte amistoso; firmada por él mismo; no es sino para eludir responsabilidades; la ubicación de los daños, además, es clara: están en la parte trasera derecha los de Doña. Bernarda y los Don. Carlos en la parte frontal izquierda; ello comporta que fue Don. Carlos quien invadió el carril por donde circulaba Doña. Bernarda; 3.º) en cuanto a los daños personales, la apelante dice haber ejercitado la acción del art. 1 LRCSCVM e invoca dicho precepto para reclamar indemnización del causante del daño; pero se ha acreditado por la testifical de Doña. Bernarda y la declaración amistosa de accidente que el daño se debe a fuerza extraña al demandado, es decir, a la acción del conductor de la acompañante lesionada. postula la confirmación con costas.

Segundo.-El análisis de lo actuado revela acreditados los siguientes antecedentes y hechos:

a) La arte actora reclama (3-9-2008) en calidad de ocupante lesionada del vehículo Honda RV....XXX 8.171,31 euros a la demandada, aseguradora del Seat Ibiza H-....-HX, por lesiones consistentes en 60 días impeditivos y 110 no impeditivos (total, 6.004,20 euros), 3 puntos de secuelas y 10% de factor de corrección (total, 2.167,11 euros), según informe pericial del Dr. Luis que se acompaña (f. 14 y ss., del que resulta distensión cervical que agrava estado patológico previo caracterizado por cervicalgia y mareos esporádicos secundarios a accidente de 2002, y cuadro de depresión y ansiedad en tratamiento), todas ellas acaecidas en accidente de circulación acontecido el 17-2-2007 sobre las 19:45 h. en la rotonda denominada Plaza del carbón, de Barcelona. La tesis de la actora es que el Honda circulaba por el carril exterior de la rotonda mientras que el Seat circulaba por el carril contiguo, de forma que al llegar a la salida de la Ronda y Recinto Portuario, éste cambió de carril e interrumpió la trayectoria normal del vehículo donde viajaba la actora, colisionando la parte lateral trasera derecha del Seat con la frontal delantera izquierda del Honda; acompaña croquis de confección unilateral (f. 6); copia denuncia de 28-3-2007 (f. 7-8), informe forense (f. 9) del que resulta que la actora presenta a fecha 12-9-2007 síndrome cervical, 30 días de curación (por agravación temporal de patología previa), sin secuelas ni incapacidad; resalta que la referencia es de dolor, y la expresión es de dolor intenso ante una palpación paravertebral superficial, pero la movilización pasiva no evidencia limitación ni objetiva mareos, no hay contractura muscular paravertebral y por tanto concluye que no hay signos clínicos relevantes que indiquen agudización ni agravación de la dolencia ni de la patología previa (accidente en 2002 con distensión cervical y secuelas cervicálgicas y mareos de repetición); consta documentación de primera asistencia (f. 11 y ss.) y renuncia a acciones penales (f. 10)

b) En su contestación, la demandada niega todo cambio de carril inopinado de su parte y opuso fuerza mayor extraña a la conducción, al responsabilizar al conductor de la actora de haber realizado un cambio del carril exterior al interior, inopinado, y de las lesiones de la actora, al conductor del vehículo por ella ocupado, remitiéndose al parte amistoso de accidente, especialmente croquis (f. 39); subsidiariamente, excepciona pluspetición y se remite al contenido del informe forense.

c) En el juicio celebrado en fecha 21-4-2009 (f. 58 y ss. y DVD) declara la actora en interrogatorio (min. 0:38 y ss. DVD), que dice que el día del accidente llovía y se le cruzó el otro coche y les dio por delante, de lado; ella iba hablando con su madre; conducía su marido; iban buscando la Ronda para Terrassa; todas las rotondas son rotondas; no sabe si tiene carriles interiores y exteriores; no tiene permiso de conducir; no recuerda por donde circulaba; ella sabe que la rotonda hay que hacerla por fuera a no ser que se lleve intermitente para girar; fue al forense; primero a urgencias; al forense una vez, al final; le llevó supone toda la documentación, o se lo pasaron de la mutua; le explicó cómo se encontraba; de antes de este accidente tiene una lesión permanente de un accidente de 2002; no recuerda; sí que fue un latigazo cervical; tenía secuelas de cervicalgia y problemas en la muñeca; estuvo de baja laboral; no sabe si fue a la semana del accidente, porque no quería ir a buscar la baja, pero no podía estar detrás de un mostrador por los vértigos; declara el testigo Don. Carlos Barbé, conductor del Honda y esposo de la actora (min. 6:46 y ss. DVD), que reconoce interés directo, y declara que venía de buscar a sus suegros en la estación de Sants y pasaron la glorieta para ir a coger la Ronda Litoral; el coche contrario se les cruzó; de izquierda a derecha; le dio con el flanco derecho; venía de su izquierda; cuando se produce la colisión él estaba girando para salir hacia la Ronda, faltaba poco; él tiene sus daños en el lado izquierdo cree que delantero; el otro los tenía en todo el lateral derecho; la circulación no recuerda si era densa, llovía; allí siempre hay tráfico; conocía esa plaza; iba por el carril más exterior de la rotonda; no sabe si están marcados los carriles; el Seat Ibiza no recuerda si circulaba por un carril que le obligara a salir; sólo lo vio al escuchar el golpe, cuando se le cruzó; él nunca cambió de carril; a la vista de la declaración amistosa, dice que este dibujo no lo hizo él; sí reconoce la firma; el parte lo hizo la otra parte; declara la testigo Doña. Bernarda, conductora del Seat Ibiza (min. 13:14 y ss. DVD), que manifiesta que circulaba por la plaza del Carbón dirección Josep Carner y su trayectoria fue invadida por el contrario que cambió de carril; donde sucedieron los hechos es una salida; es justo al límite; su carril se bifurca para seguir por Josep Carner o seguir por la Rotonda; ella hizo el parte; él estaba presente; y conforme; se pararon un poco más adelante; se le movió un poco la parte de atrás; esta salida tiene carril bus y tres carriles; ella estaba en el tercero, desde donde se puede seguir por la Rotonda o salir para Josep Carner; el otro iba a su derecha, y es carril que sale a Josep Carner; para ir dirección Ronda había que seguir la Rotonda; tiene daños en la puerta trasera derecha; la colisión es al inicio de la salida; justo al bifurcarse su carril; el vehículo contrario iba más atrasado; declara el perito de la actora Don. Luis (min. 18:26 y ss. DVD) que se ratifica en su pericial; manifiesta que tuvo en cuenta aparte de la visita, tuvo que objetivar al máximo los datos que poseía; el más objetivo era el periodo de baja, de dos meses, haciendo visitas y rehabilitación, y el periodo de baja médica por molestias; le hizo la exploración en su domicilio; había pocos datos objetivos, y subjetivos como cefaleas, mareos y vértigos, que no tienen posibilidad de ser objetivados; explica que por eso el baremo recoge esa pléyade de síntomas como un todo, como síndrome posttraumático cervical; le consta que hubo un control médico y le mantuvieron rehabilitación y tratamiento durante dos meses por esos síntomas; puede determinarse una relación causal con este accidente, de la distensión cervical; ha tenido en consideración el accidente previo y ha tratado de separar las consecuencias de aquél respecto de éste, tratando de que no enmascarase el cuadro actual; era una sintomatología también subjetiva; después de este accidente hubo un tratamiento, un seguimiento; hubo un nuevo latigazo que añade o suma al primero; es una agravación del cuadro anterior; sin ese accidente anterior hubieran sido también 60 días; el dictamen forense se queda corto; estuvo en rehabilitación 60 días.

Tercero.-La sentencia de instancia, de fecha 22-4-2009 (f. 59 y ss.), desestima íntegramente la demanda. La sentencia parte de versiones contradictorias de ambas partes pero se decide por la versión de la demandada en base al parte amistoso, firmado de común acuerdo por ambas partes, y que da pie a la tesis de ésta en base al croquis y por la declaración testifical de la conductora asegurada por la demandada, a quien supone ajena a todo interés.

Basa su recurso la parte actora en una inaplicación de los arts. 1902 y 1 LRCSCVM. Básicamente la actora se separa del parte amistoso acompañado con la demanda defendiendo su unilateralidad, su confección exclusiva por la otra parte. Pero obvia la importancia de su suscripción pacífica por el conductor de su coche. E invoca en segundo lugar el art. 1 LRCSCVM como fuente de responsabilidad objetiva en caso de lesiones.

No puede prosperar el primer motivo de recurso.

Si se coteja lo declarado por ambas partes, el croquis y el plano del lugar de los hechos que puede extraerse de la Guía Urbana de Barcelona, en papel o digital vía Internet, la versión de la parte demandada es coherente con su relato de la mecánica del accidente y con la declaración del conductor de la actora que señala que su intención era seguir para salir por la Ronda de Mar. Es meridianamente claro que si él iba por el carril de la derecha, en la confluencia de éste con la salida que da a Josep Carner debía salir, o cambiar a otro carril de más a la izquierda para seguir dirección Ronda. Al apercibirse de que debía realizar ese cambio debió hacerlo precipitadamente e interceptó la trayectoria de la demandada. Esto sucede a diario, casi, en este punto, probablemente por insuficiencia de claridad en la señalización previa, por la escasa dimensión de los tramos opcionales, sin contar con la falta de experiencia o de conocimiento concreto del lugar o con la desatención concreta en la conducción.

En cuanto a la supuesta inaplicación del art. 1 LRCSCVM, no puede prosperar tampoco. No podemos olvidar que dicho precepto no establece una presunción iuris et de iure de responsabilidad basada en otra de causalidad. Hay que demostrar la causalidad, quién impacta a quién, para desencadenar dicha responsabilidad objetiva por lesiones. Y aquí quien impactó a la demandada fue precisamente la actora. No puede responsabilizarse a la demandada de las lesiones de la ocupante ni vía art. 1 LRCSCVM.

No puede prosperar, por tanto, el recurso.

Cuarto.-La plena confirmación de la sentencia impone las costas de la alzada a la parte recurrente (art. 398 LEC).


FALLO


 
Desestimamos íntegramente el recurso de apelación interpuesto por la representación de la parte actora contra la Sentencia dictada en fecha 22 de abril de 2009 por el Juzgado de Primera Instancia núm. 57 de Barcelona en autos de procedimiento ordinario núm. 994/2008 (Rollo núm. 828/2009) que confirmamos íntegramente, con imposición de las costas de la alzada al recurrente.

Y, una vez firme esta sentencia, devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de la misma para su cumplimiento.

Así, por esta Sentencia, juzgando definitivamente, lo pronuncia, manda y firma este Tribunal.

Publicación.-En Barcelona, en esta misma fecha y, una vez ha sido firmada por todos los Magistrados que la han dictado, se da a la anterior sentencia la publicidad ordenada por la Constitución y las leyes. DOY FE.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación