Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Alicante 409/2010 de 4 de octubre


 RESUMEN:

Reclamación de cantidad: Desestimación de la recurrente a no pagar los servicios médicos reclamados y prestados a esta por un accidente de tráfico. Prueba: Dudas sobre la realidad del pago de las facturas reclamadas.

 

SECCION OCTAVA.

TRIBUNAL DE MARCA COMUNITARIA

ROLLO DE SALA N.º 393 (296) 10.

PROCEDIMIENTO: juicio ordinario n.º 2168 7 08.

JUZGADO DE PRIMERA INSTANCIA N.º 4 DE ALICANTE.

SENTENCIA NÚM. 409/10

Iltmos.:

Presidente: Don Enrique García Chamón Cervera.

Magistrado: Don Luis Antonio Soler Pascual.

Magistrado: Don Francisco José Soriano Guzmán.

En la ciudad de Alicante, a cuatro de octubre del año dos mil diez.

La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Alicante, integrada por los Istmos. Sres. arriba expresados, ha visto los presentes autos, dimanantes del procedimiento anteriormente indicado, seguidos en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alicante; de los que conoce, en grado de apelación, en virtud del recurso interpuesto por D.ª Inocencia, apelante por tanto en esta alzada, representada por el Procurador D. JUAN NAVARRETE RUÍZ, con la dirección de la Letrada D.ª MARÍA JESÚS SANZ CARDONA; siendo la parte apelada SERVICIO INTEGRAL AL LESIONADO, SL, representada por el Procurador D. DAVID GINER POLO, con la dirección del Letrado D. JOSÉ SANTIAGO MARÍN HERNÁNDEZ.


I - ANTECEDENTES DE HECHO.-


 
Primero.-En los autos referidos, del Juzgado de Primera Instancia Núm. 4 de Alicante, se dictó Sentencia, de fecha 19 de febrero del 2010, cuyo fallo es del tenor literal siguiente: "Estimar la demanda interpuesta por Servicio Integral al Lesioneado contra D/ña. Inocencia y condenar a D/ña. Inocencia al pago de 4.300 euros más los intereses de la cantidad reclamada desde la fecha de la interpelación judicial incrementado en dos puntos porcentuales desde la fecha de la presente resolución con imposición de costas a la parte demandada."

Segundo.-Contra dicha Sentencia se preparó recurso de apelación por la parte reseñada, y tras tenerlo por preparado, presentó el escrito de interposición del recurso, del que se dio traslado a las demás partes. Seguidamente, tras emplazarlas, se elevaron los autos a este Tribunal, donde fue formado el Rollo, en el que se señaló para la deliberación, votación y fallo el día 30 / 9 / 10, en que tuvo lugar.

Tercero.-En la tramitación del presente proceso, en esta alzada, se han observado las normas y formalidades legales.


II - FUNDAMENTOS DE DERECHO.-


 
Primero.-

Mediante el recurso de apelación que se ha interpuesto, la parte recurrente persigue que se revoque la resolución dictada en primera instancia y que este Tribunal, procediendo a un nuevo examen de las actuaciones, dicte otra favorable a sus intereses. Ya se adelanta que la valoración que efectúa este Tribunal es coincidente con la del juzgador de instancia, sin que de lo alegado en el escrito de interposición del recurso se advierta motivo alguno que permita disentir de la decisión contenida en la resolución recurrida, la cual puede ser confirmada con solo dar por reproducidos, asumiéndolos, sus fundamentos. Con ello se daría cumplimiento a la obligación que el artículo 120 núm. 3 en relación con el artículo 24 núm. 1 de la Constitución Española impone a los Tribunales de motivar las resoluciones que dicten debidamente a fin de dar a conocer a las partes las razones de sus decisiones, y que permite, según ha señalado con reiteración la doctrina emanada del Tribunal Constitucional (sentencias 174/L987, 146/L980, 27/L992, 175/1191 autos del mismo Tribunal Constitucional 688/89, y 956/88) la motivación por remisión a una resolución anterior cuando la misma haya de ser confirmada, y precisamente porque en ella se exponen argumentos concretos y bastantes que sustentan cumplidamente la decisión en ella adoptada.

Poco más se puede añadir a lo que, con correctísima valoración de la prueba practicada y con acertada aplicación de las normas jurídicas aplicables al caso, se contiene en la resolución apelada.

Ciertamente, versando la controversia solo sobre si la apelante, otrora demandada, pagó los servicios que se le reclaman, nuestro criterio coincide con el del magistrado de instancia: más allá de la mera posesión de las facturas (que puede encontrar plausible explicación en lo apuntado por la demandante, en el sentido de que las facturas se facilitaban a los clientes inmersos en un procedimiento judicial, a fin de que éstos pudieran justificar el importe de los gastos en que habían incurrido por los servicios médicos prestados por aquélla; servicios que, en el caso que nos ocupan, tenían su origen en un accidente de tráfico que sufrió la demandada y que originó un procedimiento penal en el que, en vía de responsabilidad civil, se le reconoció una indemnización que no incluía los cuatro mil trescientos euros que reclamaba en concepto de gastos médicos y de rehabilitación, cantidad que es la que se le demanda en este procedimiento), la prueba del pago corresponde a la parte que lo alega, y tal prueba no estimamos se haya producido en el caso que nos ocupa. Es llamativo, además, que, según es de ver en el fundamento de derecho tercero de la sentencia aludida, dictada por el Juzgado de Instrucción número 5 de Alicante, el 27 de septiembre del 2005, no se atendiera su reclamación de 4.300 €, entre otros extremos, por "las dudas de la denunciante a la hora de manifestar lo que abonó, el lugar donde se llevó a cabo dichos actos médicos y de rehabilitación...". Es decir, las dudas sobre la realidad del pago no solo las ha tenido el magistrado que ha dictado la sentencia que ahora se apela, sino también otro anterior, que no atendió la reclamación que ella hacía, en calidad de perjudicada, reclamando el importe de las facturas que, ahora, constituyen el objeto de la reclamación dirigida contra ella.

En definitiva, ninguno de los argumentos vertidos en el escrito de interposición del recurso de apelación tiene entidad para que este Tribunal modifique el criterio y resolución adoptados por el juzgador de instancia, razón por la que, sin necesidad de mayores disquisiciones, se desestimará el recurso interpuesto.

Segundo.-

De conformidad con lo establecido en los arts. 394 y 398 de la LEC., en caso de desestimación total de un recurso de apelación, las costas se impondrán a la parte que haya visto rechazadas todas sus pretensiones, sin que este tribunal aprecie que la cuestión promovida presentara serias dudas de hecho o de derecho.

Tercero.-

De conformidad con el art. 208.4 LEC, toda resolución incluirá la mención de si es firme o cabe algún recurso contra ella, con expresión, en este caso, del recurso que proceda, del órgano ante el que deba interponerse y del plazo para recurrir.

En el supuesto que nos ocupa, tratándose de sentencia dictada en juicio ordinario tramitado en atención a su cuantía, y siendo ésta inferior a la prevista en el art. 477.2.2.º LEC, no es recurrible en casación, por lo que la sentencia dictada por este Tribunal es firme.

Este pronunciamiento se hace sin perjuicio de que, si la parte a la que le afecte desfavorablemente (art. 448 LEC) entendiera que contra esta resolución cabe algún tipo de recurso, pueda prepararlo en la forma y modo legalmente establecidos, en cuyo caso se dictará al respecto la resolución que proceda.

Cuarto.-

De conformidad con la Disposición Adicional décimoquinta, número 9, de la LOPJ, introducida por la LO 1/2009, de 3 de noviembre, en caso de confirmación de la resolución recurrida, la parte recurrente perderá el depósito que hubiera constituido para interponer el recurso contra aquélla.

VISTAS las disposiciones citadas y demás de general y pertinente aplicación, siendo ponente de esta Sentencia, que se dicta en nombre de SM. El Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español, en el ejercicio de la potestad jurisdiccional, el Magistrado Don Francisco José Soriano Guzmán, quien expresa el parecer de la Sala.


III - PARTE DISPOSITIVA


 
FALLAMOS: Que con desestimación del recurso de apelación interpuesto por la representación de D.ª Inocencia contra la sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia n.º 4 de Alicante, de fecha 19 de febrero del 2010, en los autos de juicio ordinario n.º 2168 / 08, debemos confirmar y confirmamos dicha resolución, imponiendo a la parte apelante las costas de esta alzada.

Se acuerda la pérdida del depósito constituido por la/s parte/s recurrente/s o impugnante/s cuyo recurso/impugnación haya sido desestimado.

Notifíquese esta sentencia en forma legal y, en su momento, devuélvanse los autos originales al Juzgado de procedencia, de los que se servirá acusar recibo, acompañados de certificación literal de la presente resolución a los oportunos efectos de ejecución de lo acordado, uniéndose otra al Rollo de apelación.

La presente resolución es firme y contra ella no cabe recurso alguno, de conformidad con lo establecido en los fundamentos de derecho de esta sentencia.

Así, por esta nuestra Sentencia, fallando en grado de apelación, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada fue la anterior sentencia en el día de su fecha, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. Francisco José Soriano Guzmán, estando el Tribunal celebrando audiencia pública en el día de la fecha. Certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación