Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Burgos 422/2010 de 20 de octubre


 RESUMEN:

Responsabilidad extracontractual: Entidades aseguradoras en caso de accidente de tráfico. Informes médicos: Carencia de virtualidad probatoria. Incapacidad temporal: No impeditiva. No apreciación de la existencia de un perjuicio cierto, por lo que la concesión de la cantidad indemnizatoria es improcedente.

BURGOS

SENTENCIA: 00422/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE

BURGOS

Sección 003

Domicilio: SAN JUAN 2

Telf: 947259950

Fax: 947259952

Modelo: SEN090

N.I.G.: 09219 41 1 2009 0200906

ROLLO: RECURSO DE APELACION (LECN) 0000301 /2010

Juzgado procedencia: JDO.1A.INST.E INSTRUCCION N.2 de MIRANDA DE EBRO

Procedimiento de origen: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0000479 /2009

RECURRENTE: ZURICH INTERNACIONAL

Procurador/a: JESUS MIGUEL PRIETO CASADO

Letrado/a: FELIPE REAL RODRIGALVAREZ

RECURRIDO/A:

Procurador/a:

Letrado/a:

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Burgos, integrada por los Ilmos. Sres. Magistrados DON JUAN SANCHO FRAILE, Presidente, DON

ILDEFONSO BARCALA FERNÁNDEZ DE PALENCIA y DON MAURICIO MUÑOZ FERNÁNDEZ, ha dictado la siguiente:

SENTENCIA N.º 422

En Burgos, a veinte de octubre de dos mil diez.

VISTOS, por esta Sección de la Audiencia Provincial de Burgos el rollo de Sala núm. 301/2010, dimanante de procedimiento Ordinario n.º 479/2009, del Juzgado de Primera Instancia número 2 de Miranda de Ebro, en recurso de apelación interpuesto contra sentencia de fecha 12 de abril de 2010, sobre reclamación de cantidad, en el que han sido partes, en esta instancia, como demandantes apelados-impugnantes, LIBERTY SEGUROS, S.A., representada por la Procuradora doña María José Martínez Amigo y defendida por el Letrado don Ángel Ariznavarreta Esteban; y, DON Justiniano, representado por el Procurador don Juan Carlos Yela Ruiz y defendido por el Letrado don Ángel Ariznavarreta Esteban; como demandada-apelada, ZURICH, S.A., representada por el Procurador don José Miguel Prieto Casado y defendido por el Letrado don Felipe Real Rodrigálvarez. Siendo Ponente, el ILMO. SR. MAGISTRADO DON JUAN SANCHO FRAILE, que expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
1.º: Los de la resolución recurrida, que contiene el siguiente FALLO: "Que debo estimar y estimo parcialmente la demanda presentada por el procurador Sr. Yela Ruiz en nombre y representación de D. Justiniano y la Mercantil Liberty Seguros, que dio lugar a losa autos de juicio ordinario seguidos en este juzgado bajo el número 479/09 contra la mercantil, ZURICH SEGUROS SA, representada por la Procuradora Sra. Yela Ruiz, condenando a la demandada a abonar a D. Justiniano la suma de 10.450,496 euros, mas los intereses que correspondan conforme los artículos 1.100 y siguientes del Código Civil, sin expresa imposición de costas.- Igualmente deberá abonar a la mercantil LIBERTY SEGUROS, la cantidad de 1.300 euros, con los intereses legales que correspondan conforme los artículos 1.100 y siguientes del Código Civil, sin expresa imposición de costas".

2.º: Notificada la anterior resolución a las partes, por la representación de la demandada, se presento escrito preparando recurso de apelación, que posteriormente formalizó, mediante otro escrito, dentro del término que le fue concedido al efecto. Dado traslado a la parte contraria, para que en término de diez días presentase escrito de oposición al recurso o de impugnación de la resolución apelada, presentó escrito de oposición al recurso y de impugnación de la sentencia, que consta unido a las actuaciones, dentro del plazo que le fue concedido, dando traslado del mismo por término de diez días al apelante principal, habiendo evacuado dicho trámite mediante escrito que consta unido a las actuaciones, acordándose por el Juzgado, la remisión de los autos a la Audiencia Provincial de Burgos, habiendo correspondido en el reparto general de asuntos, a esta Sección Tercera de la Audiencia Provincial.

3.º: Recibidos los autos y formado el correspondiente Rollo de Sala, se turnó de ponencia, señalándose para votación y fallo el día diecinueve de octubre de dos mil diez, en que tuvo lugar.

4.º: En la tramitación del presente recurso se han observado las formalidades legales.


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Primero.-Se aceptan, en lo sustancial, los fundamentos jurídicos de la sentencia apelada, salvo en lo que sean contrario a los que siguen.

Segundo.-Por la representación de la parte demandada y apelante, Zurich S.A., se impugna la sentencia de instancia pretendiendo en esta alzada su revocación y se desestime íntegramente la demanda con imposición de costas a los actores.

La parte apelante alega, como primer motivo de impugnación de la sentencia de instancia, la inexistencia de nexo causal entre las pretendidas lesiones del Sr. Justiniano y el accidente litigioso.

El Juez de instancia funda, básicamente, la existencia de nexo causal en el informe médico-forense del Juzgado de Instrucción n.º 4 de Vitoria, que alude a la atención por el médico de cabecera (el 11 de julio de 2006).

El accidente sucede el 8 de julio de 2006, sin que el Sr. Justiniano acuda a algún centro hospitalario o asistencia el día de la ocurrencia del accidente.

El atestado de la Guardia Civil de Tráfico constata, folio 16, que el Sr. Justiniano "Resultó: ILESO".

El informe de sanidad para el Juzgado de Instrucción n.º 1 de Miranda de Ebro, de fecha 14 de marzo de 2007, folio 48, considera un diagnóstico compatible de esguince cervical, de los distintos elementos que tiene en cuenta -si bien, la alusión al parte judicial de lesiones de 8/7/2006, es evidente su carácter erróneo, pues el día de ocurrir el accidente no acudió a centro hospitalario o asistencial alguno-. Tiene en cuenta los dos informes que cita, Centro Médico Miranda, de 3/11/2006, y Mutua Liberty Seguros, de 2/11/2006.

El Centro Médico prescribe el 27-7-06, sesiones de fisioterapia por "esguince cervical- contractura de trapecios", folios 56 y siguientes.

En algún parte, se recoge "hernia discal C3.C4", folio 59.

La sentencia del Juzgado de Instrucción, recaída en el juicio de faltas, folios 70 y siguientes, no aprecia nexo de causalidad - expresa que "consta en las actuaciones que la primera consulta con un médico por dolor en el cuello se produjo el día 26 de julio de 2006 ante un Dr. de la compañía Liberty, que inicialmente si que relaciona las lesiones con el accidente y le deriva al centro médico miranda para su curación", argumentando, seguidamente, la falta de conexión causal, según su criterio-. Recurrida en apelación, la sentencia de alzada no aprecia suficientemente probado el nexo causal litigioso, especialmente, folio 81.

En el informe de Liberty Seguros, folio 112, se señala, a fecha 26/07/06 que "refiere el lesionado cervicalgía y dolor en trapecio izquierdo. Presenta contractura leve moderada...". A fecha 31/08/06, en la RNM realizada se aprecia, se pone de manifiesto" la existencia de una dudosa de hernia discal lateralizada a la izquierda C3-C4".

A 5/10/06, presenta a la exploración una "contractura dudosa", que es leve en trapecio izquierdo con movilidad completa a fecha 2/11/06.

El informe clínico del Centro Miranda, folio 114, se alude a las referencias del paciente -dolor cervical y molestias en antebrazos -. El pronóstico expresado es de esguince cervical y contractura cervical y de trapecios.

El informe médico-forense del Juzgado de Instrucción n.º 3 de Vitoria, folios 118 y 119, de fecha 27 de marzo de 2007, considera que, del accidente de tráfico, el Sr. Justiniano presentaba "cervicalgia postraumática". Asimismo, señala:

En un primer momento las lesiones son leves y no acude a urgencias.

Es atendido inicialmente por su médico de cabecera. Tratamiento con antinflamatorios y collarín cervical. El estudio radiográfico fue normal.

Posteriormente fue atendido por su Mutua de seguros (Liberty Seguros) el 26/7/06, donde se realizó exploración y se recomendó la realización de rehabilitación que realizó en el Centro Médico de Miranda.

Como persistían las molestias en región cervical se realizó Resonancia magnética el 18/08/06 que objetivó dudosa hernia cervical lateralizada a la izquierda en C3-C4 a nivel cervical como parte de un proceso degenerativo por discopatías vertebrales.

Tercero.-Ciertamente se aporta un informe de la Médico de Cabecera, folios 198 a 201, que se entregó al Perito Judicial, que carece de virtualidad probatoria, cuando pudo y debió aportarse con la demanda, de manera que es obligado su desconocimiento probatorio, en cuanto tal documento.

Ahora bien, del conjunto probatorio, de los distintos informes médicos, especialmente el forense del Juzgado de Vitoria, se aprecia la existencia de un nexo causal de las lesiones con el accidente, pues, en todos ellos se alude a esguince cervical, el cuadro degenerativo es anterior al accidente y no tiene nada que ver con éste, folio 195.

Por otro lado, el informe médico-Forense del Juzgado de Instrucción de Miranda, aunque contenga la referencia errónea al parte judicial, afecta a la remisión de la fuente, pero no a la existencia de la lesión, a la contractura muscular que menciona. Y el del Juzgado de Vitoria señala lesiones leves en un primer momento, así como que es atendido inicialmente por su médico de cabecera y el tratamiento dispuesto (acorde con un esguince cervical).

Únicamente, señalar a este respecto, aunque, propiamente, no es una cuestión controvertida, que los hechos apreciados y valorados en sentencias penales absolutorias no vinculan a la jurisdicción civil.

Cuarto.-La parte apelante alega, de forma subsidiaria, la impugnación cualitativa de la incapacidad temporal reclamada, porque, según su criterio, deben ser considerados no impeditivos -el Juez de Instancia califica los 112 días de curación como impeditivos-.

El perito judicial los considera como no impeditivos, folios 192 y 193, siendo mas explicito en la 5.ª respuesta, folio 195, "el lesionado a fecha del accidente se encontraba de baja laboral por otro proceso médico ajeno a dicho accidente y por lo tanto sus ocupaciones habituales que en ese momento eran seguir la curación de dicho proceso las continuó realizando por lo que los días se deben considerar no impeditivos"; y sin que estuviera de baja algún día por el accidente, como se desprende la certificación obrante al folio 171, estando de baja por otras causas.

Tampoco procede la aplicación del factor de corrección económico del 10 %, pues estaba de baja laboral por enfermedad, por lo que su situación económica no se modificó por el accidente, ni nada se ha acreditado en este sentido.

Quinto.-Finalmente se alega la improcedencia de la cantidad concedida, 4.410 euros, por no haber podido contar con su vehículo durante el tiempo de reparación.

Se reconoce la adquisición de un vehículo de segunda mano el 21 de julio de 2006, días después del accidente, sin que conste que, con anterioridad, tuvieran dos vehículos, uno para uso de cada cónyuge.

No se afirma el alquiler de un vehículo -el accidentado fue reparado y los daños materiales solucionados- sino de forma análoga a la contratación y pago de un vehículo de alquiler de sustitución.

Desde estos datos y planteamiento, no puede calificarse ni apreciarse la existencia de una perjuicio cierto, por lo que la concesión de tal cantidad es improcedente, salvo hasta el día 21 de julio que adquirieron otro vehículo (sin que conste, se reitera, que tuvieran dos vehículos con anterioridad al accidente), por lo que la reclamación se reduce a 13 días a 30 euros días, esto es, 390 euros.

Sexto.-Por la representación de la parte actora se impugna la sentencia de instancia porque considera debe aplicarse el baremo de 2007 en lugar del año 2006.

No comparte el Tribunal el criterio de la parte apelante, pues en el presente caso tanto el siniestro como la sanidad o curación se produjeron en el año 2006, 8 de julio y 27 de octubre respectivamente, siendo indiferente la fecha del informe de sanidad, por lo que no hay cuestión.

Séptimo.-En consecuencia, al desestimarse el recurso de apelación interpuesto por vía de impugnación, se imponen las costas procesales de esta alzada a esta parte apelante, correspondientes al objeto de su recurso, conforme al art. 398-1 LEC.

Por el contrario, no procede la imposición de las costas procesales causadas en esta alzada, por el recurso de apelación interpuesto por la aseguradora demandada, Zurich S.A., al estimarse en parte su recurso de apelación, a tenor del art. 398-2 LEC, determinándose la cantidad a abonar a D. Justiniano en 3.346,80 euros (112x26,40+390).

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación,


FALLAMOS


 
Estimar parcialmente el recurso de apelación interpuesto en nombre y representación de Zurích S.A., y desestimar el interpuesto, por vía de impugnación, en nombre y representación de Liberty Seguros y D. Justiniano; y con revocación parcial de la sentencia recurrida, se determina la indemnización a abonar a D. Justiniano en la cantidad de 3.346,80 euros, confirmándose en todo lo demás la sentencia de instancia; sin hacer especial imposición de las costas procesales, causadas en esta alzada, por el recurso de apelación principal, y con imposición de las costas procesales de esta alzada a la parte apelante por vía de impugnación correspondientes al objeto de su recurso.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de Sala, notificándose legalmente a las partes, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación