Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 3) de 22 de diciembre de 2010


 RESUMEN:

Recurso de casación para la unificación de la doctrina contra resolución del Jurado Provincial de expropiación Forzosa de Valencia sobre justiprecio de una finca. La disconformidad del Ayuntamiento recurrente se centra en el cálculo del aprovechamiento de parte del terreno. Aporta la parte recurrente sentencias de contraste, en las que no se aprecia, según el Tribunal, ninguna contradicción con la sentencia objeto del recurso. Desestimación.

 

En la Villa de Madrid, a veintidós de Diciembre de dos mil diez.

Visto por la Sala Tercera del Tribunal Supremo, constituida por los Señores al margen, el recurso de casación para la unificación de doctrina que con el número 152/10 ante la misma pende de resolución, interpuesto por la representación procesal del Excmo. AYUNTAMIENTO DE MASSANASA contra la Sentencia de fecha 10 de septiembre de 2009, dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad Valenciana, Sección Segunda Bis, en el recurso contencioso administrativo número 1394/06. Siendo partes recurridas doña Leonor y don Luis Miguel., doña Valle, y la Administración General del Estado


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La Sentencia recurrida contiene Parte Dispositiva que copiada literalmente dice: "FALLAMOS: 1.- Estimar en parte el recurso contencioso-administrativo interpuesto por Doña Leonor y Don Luis Miguel, y Doña Valle, representados por la Procuradora Doña Esperanza Alonso Gimeno, y defendidos por Letrado, contra la Resolución del Jurado de Expropiación Forzosa de Valencia de fecha 29-6-06 por la que se fija el justiprecio de la finca con referencia catastral NUM000, registral NUM001, sita en la confluencia de las calles Joaquín Segura, Resurrección y Teodoro Llorente del TM de Massanasa, con destino a zona verde dotacional del PGOUM, en concreto la denominada " PLAZA000 ". 2.- Anularla por contraria a derecho, y quedando, en consecuencia, fijado el justiprecio de la finca expropiada, a que se contrae el presente recurso, en las cantidades que se han establecido en el FJ 4.º de la presente, reconociendo el derecho al percibo de intereses legales en los términos indicados en el FD 5.º, y condenando a la Administración demandada y codemandada a estar y pasar por tales declaraciones. 3.- No hacer expresa imposición de costas" .

Segundo.-Por la representación procesal del Excmo. Ayuntamiento de Massanasa, se presentó escrito ante la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, interponiendo recurso de casación para la unificación de doctrina contra la referida resolución, en el que formuló sus consideraciones fácticas y jurídicas y terminó suplicando a la Sala de instancia que elevara los autos a esta Sala para la substanciación del recurso.

Tercero.-Admitido el recurso a trámite, se concedió a las partes recurridas el plazo de treinta días a fin de que formalizaran su oposición, verificándolo en tiempo y forma la representación de doña Leonor y don Luis Miguel, y doña Valle.

Cuarto.-La Sala de instancia dictó Providencia acordando elevar las actuaciones y el expediente a la Sala Tercera del Tribunal Supremo.

Quinto.-Recibidas las actuaciones en esta Sala y repartidas a esta Sección, se ordenó formar el rollo de Sala.

Sexto.-Conclusas las actuaciones, se señaló para votación y fallo del presente recurso la audiencia del día VEINTIDOS DE DICIEMBRE DE DOSMIL DIEZ, en cuyo acto tuvo lugar, habiéndose observado las formalidades legales referentes al procedimiento.

Siendo Ponente el Excmo. Sr. D. Juan Carlos Trillo Alonso,.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Es objeto de impugnación en el presente recurso de casación para unificación de doctrina la sentencia dictada por la Sección Segunda Bis, de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, el 10 de septiembre de 2008, en el recurso contencioso administrativo n.º 1394/2006, por la que, con estimación en parte del interpuesto por los aquí recurridos, contra resolución del Jurado Provincial de expropiación Forzosa de Valencia, de fecha 29 de junio de 2006, sobre justiprecio de una finca, se anula dicha resolución, fijándose una nueva cantidad con devengo de intereses en los términos indicados en los fundamentos de derecho cuarto y quinto a los que se remite el fallo.

Se trata, según la sentencia recurrida, de una finca sita en la confluencia de las calles Joaquín Segura, Resurrección y Teodoro Llorente del Ayuntamiento de Massanasa, clasificada como suelo urbano residencial consolidado por la urbanización, destinada a zona verde dotacional, concretamente, a la construcción de una plaza denominada " PLAZA000 ", sin aprovechamiento fijado en el Plan General de Ordenación.

La disconformidad del Ayuntamiento recurrente se centra, según puede verse en el escrito de interposición del recurso, en el cálculo del aprovechamiento de 3 m2t/m2s.

Dice así el fundamento de derecho tercero de la sentencia recurrida:

"... el justiprecio se fijará en ejecución de sentencia, teniendo en cuenta para el cálculo del aprovechamiento según lo dispuesto en el citado artículo 29 la media ponderada de los aprovechamientos referidos al uso predominante del polígono fiscal que resulte de la certificación que al efecto se remita por la Gerencia del Catastro".

En nuestro caso, según resulta del informe pericial practicado en fase probatoria por Arquitecto Superior y ratificado a presencia judicial con todas las garantías procesales exigibles, el aprovechamiento correspondiente a la parcela es de 3 m2t/m2s, que calcula a partir de los datos facilitados por el técnico del Catastro (F. 26 del exp. Administrativo), concluyendo que dicho valor es el que utiliza la Hacienda Pública como media ponderada de los aprovechamientos del polígono catastral, frente al utilizado por el Arquitecto Municipal y el Jurado que corresponde a la edificabilidad media del suelo urbano en su conjunto".

Aporta la Administración municipal como sentencia de contraste la de este Tribunal, de fecha 18 de marzo de 2009, dictada en el recurso 264/2006, en la que en efecto, tal como sostiene el Ayuntamiento, se acoge el recurso por infracción del artículo 29 de la Ley 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones, "por cuanto el Jurado ha omitido la aplicación del aprovechamiento correspondiente a la media que resulta del señalado para todo el polígono en función del uso predominante correspondiente al mismo, habiendo fijado dicho aprovechamiento, no en relación con la total superficie comprendida en el polígono fiscal n.º 13 sino en relación con el aprovechamiento correspondiente al terreno, limítrofe en parte con el expropiado y al que se asigna un aprovechamiento de 1,898 que, efectivamente, no se corresponde con el asignable en función de lo dispuesto en dicho precepto".

Segundo.-Configurado el recurso de casación para unificación de doctrina, conforme afirmamos entre otras sentencias en las de 17 de julio y 11 de septiembre de 2009 (recursos de casación n.º 286/2008, 288/2008, 477/2008 y 526/2008) "como un recurso excepcional y subsidiario respecto del de casación propiamente dicho, que tiene por finalidad corregir interpretaciones jurídicas contrarias al ordenamiento jurídico, pero sólo en cuanto constituye pronunciamientos contradictorios" (Sentencia de 1 de abril de 2008), y por ello no adecuado para confrontar "sentencias diferentes, pese a la identidad de planteamientos normativos de derecho en ambas, en función del resultado probatorio que haya podido apreciarse en unas y otras" (Sentencia de 22 de diciembre de 2000) y sí solo cuando la contradicción entre las sentencias contrastadas sea "ontológica, esto es, derivada de dos proposiciones que, al propio tiempo, no pueden ser verdaderas o correctas jurídicamente hablando y falsas o contrarias a derecho" (Sentencia de 26 de diciembre de 2000), mal puede prosperar el que ahora nos ocupa.

En efecto, en aplicación de la doctrina expresada pocas dudas puede ofrecer que el recurso no puede prosperar, pues ninguna contradicción se observa entre la sentencia recurrida y la sentencia de contraste, las cuales, en aplicación del artículo 29 de la Ley 6/1998, para determinar el aprovechamiento tienen en cuenta el resultante de la media ponderada de los aprovechamientos, referidos al uso predominante, del polígono fiscal en que, a efectos catastrales están incluidos los terrenos.

En ningún momento el Tribunal de instancia expresa, contrariamente a lo que sostiene el Ayuntamiento recurrente, que tenga en cuenta el aprovechamiento de las manzanas más representativas del entorno o el índice de edificabilidad neta de la calle en que se ubica la finca expropiada. Lejos de ello, lo que expresa es que se sujeta estrictamente a lo dispuesto en el artículo 29.

No hay pues contradicción alguna entre la sentencia recurrida y la de contraste. Otra cosa es que al aplicar el Tribunal de instancia en la recurrida el artículo 29, incurra en error en la valoración de la prueba pericial judicial o que la pericia no aplique correctamente el citado artículo 29, pero ello, obviamente, caso de ser cierto, no revela la contradicción que, conforme a la delimitación que apuntábamos del recurso de casación de doctrina en el anterior fundamento de derecho, trata de solventar este recurso excepcional, y sí una irregular valoración o práctica probatoria, que no tiene encaje en el ámbito de conocimiento que le es propio.

Tercero.-La desestimación del recurso conlleva la imposición de las costas a la parte recurrente (art. 139.2 LRJCA), si bien, en atención a la complejidad del tema de debate, y haciendo uso de la facultad que al Tribunal confiere el apartado 3 del indicado artículo, se fija como cuantía máxima a reclamar por la parte recurrida, en concepto de honorarios, la cantidad de 2.000 euros, sin que proceda devengo alguno por dicho concepto por el Abogado del Estado al no haber formulado oposición al recurso.


FALLAMOS


 
NO HA LUGAR al recurso de casación interpuesto por la representación procesal del Excmo. AYUNTAMIENTO DE MASSANASA contra la Sentencia de fecha 10 de septiembre de 2009, dictada por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la comunidad Valenciana, Sección Segunda Bis, en el recurso contencioso administrativo número 1394/06, con imposición de las costas a la parte recurrente con la limitación establecida en el fundamento de derecho tercero.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos

Publicación.-Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Excmo. Sr. Magistrado Ponente D. Juan Carlos Trillo Alonso, estando la Sala celebrando audiencia pública en el mismo día de su fecha, de lo que, como Secretario, certifico.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación