Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 106/2010 de 5 de febrero


 RESUMEN:

Responsabilidad patrimonial: caída en una alcantarilla del alumbrado, consecuencias del accidente, estuvo de baja o incapacitado para sus ocupaciones habituales. Durante la tramitación del recurso se denegó la prueba solicitada. Estimación del recurso.

SENTENCIA

En Las Palmas de Gran Canaria, a 05 de febrero de 2010.

Visto por esta Sección TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CANARIAS. SALA DE LO CONTENCIOSO - ADMINISTRATIVO. Sección Primera., integrada por los Sres. Magistrados, anotados al margen, el recurso de Apelación n.º 0000124/2010, interpuesto por D. Silvio, representado el Procurador de los Tribunales Dña. Gema Monche Gil, contra el Ayuntamiento de Las Palmas de G.C., representado por el Procurador Dña. Carmen Cavallero Grillo; y, la entidad aseguradora MAPFRE GUANARTEME, S.A., representada por la Procuradora Dña. Margarita Martell Moerno.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Juzgado de lo contencioso-administrativo numero 5 dicto sentencia el 5 de noviembre de 2008 con el fallo siguiente:

Que DESESTIMANDO el recurso presentado por la Procuradora Dña. Gema Monche Gil, en nombre y representación de D. Silvio, se declara ajustado a derecho el acto administrativo identificado en el Antecedente de hecho Primero de esta resolución; y, todo ello sin hacer especial pronunciamiento en materia de costas.

Segundo.-Por la representación de la parte demandante en el referido recurso se interpuso recurso de apelación frente a la sentencia mencionada.Al recurso de apelación se opuso la Administración demandada y los codemandados.

Tercero.-Se practicó la prueba pericial acordada con el resultado que obra en autos y se señaló día para votación y fallo del presente recurso en cuyo acto tuvo lugar su realización.

Se han observado las prescripciones legales que regulan la tramitación del recurso.

Es ponente el Ilmo. Sr. Don Javier Varona Gómez Acedo, que expresa el parecer de la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia recurrida contiene la siguiente fundamentación singular para desestimar el recurso:

"En el presente caso, y de la prueba practicada en las actuaciones, no se aprecia la existencia de todos y cada uno de los requisitos antes expuestos determinantes de la responsabilidad patrimonial de la Administración.

En efecto, la demanda contiene una reclamación de daños ocasionados al recurrente por caída en una alcantarilla de alumbrado, sin contener un relato de los hechos acontecidos (fecha de los hechos, cómo se produjo la caída,...), así como las consecuencias del accidente (si el actor sufrió lesiones y de qué tipo, si estuvo de baja o incapacitado para sus ocupaciones habituales, si al día de la fecha está recuperado de las mismas o si le han quedado secuelas), de modo que nos encontramos con una indeterminación de datos y elementos relevantes a la hora de poder determinar si ha existido una responsabilidad por parte del Ayuntamiento, y en su caso, cuál es la cuantía a la que tendría derecho el recurrente.

Y si bien la inconcreción de la forma en que se produjo el accidente podría ser subsanada a través de la documental contenida en el expediente (y concretamente, a través del escrito inicial presentado por el actor y que se acompaña como documento n.º 1 con la formalización de la demanda), por el contrario, no constan ni han quedado acreditados los daños, al no haberse determinado los mismos en la demanda ni aportarse prueba que pudiera permitir su determinación, de forma que la inconcrención no sólo afecta a la cuantía de la indemnización que se solicita, sino incluso a los concretos conceptos por los que se reclama la misma."

Debe destacarse que durante la tramitación del recurso en la instancia, se denegó la prueba solicitada por el demandante aclarándose en el auto que resuelve el recurso de suplica lo siguiente: ".- El auto objeto del presente recurso acuerda no admitir la prueba propuesta por el actor al carecer este Juzgado de médico forense, razón por la cual dicha prueba no es posible practicarla. Y ello en modo alguno conculca el derecho de defensa, pues por la parte actora se ha podido solicitar otro medio probatorio con la misma finalidad, como es la pericial médica, la cual no puede ser confundida con la médica forense. Es por todo ello por lo que procede desestimar el recurso."

En trámite del presente recurso de apelación, acordamos la prueba denegada con el resultado a que luego aludiremos.

En la demanda, de forma mas o menos afortunada, se relataron las circunstancias de tiempo y lugar en que según el demandante ocurrieron los hechos que motivaron la reclamación. Esta narración consta asimismo en la petición que se realizó ante el Ayuntamiento, que no mereció atención resolutoria de tal Administración.

Por su parte en la declaración del demandante se dice:

"Que cayó en un registro de teléfono. Que habia obras en la zona. Tanto en la carretera como en la acera, que dichas obras no estaban señalizadas. Que el registro de teléfono estaba en la acera. Que delante de él pasó una Sra.y no le pasó nada. Que la zona era transitada. Que el bastidor se hundió cuando él pisó. Que las primeras personas que le auxiliaron fue la policia municipal y llamaron a los bomberos y a la ambulancia. Que se hizo daño en el tobillo, espalda y en la tibia. Que ha sido tratado por el traumatólogo y por el médico de cabezera."

.Que la zona no estaba acordonado y no tenia vallas de seguridad. Que primero llegó la ambulancia y después llegaron los bomberos porque no podia salir sólo. Que después del accidente pasó por allí y vió que el bastidor estaba fijado con cemento. Que es pensionista".

Por su parte el testigo miembro de la Policía Local dijo:

"A continuación se procede a su examen a tenor del interrogatorio que a continuación le formula el Letrado del recurrente, previa declaración de pertinencia por S.S.I. Que asistió para ayudar a un Sr. que cayó en un hueco. Que previa exhibición del documento n.º 5 manifiesta: que recuerda el caso. Que iba como conductor del oficial. Que habia bomberos y curiosos. Que cree que el hueco era de metro y medio o 2 metros. Que no habia cartel que indicase que habia obras. Que no estaba acotada la zona. "

Así pues debemos entender que hay un principio de prueba suficiente que acreditan: a) la realidad de la caída, b) que esta se produjo en una calle y en un hueco de metro y metro de profundidad, b) que no estaba señalizado ni vallado c) que una caída de esas características es susceptible de producir un daño corporal de mas o menos entidad. Con ello es suficiente para estimar que existe responsabilidad del Ayuntamiento demandado y que ahora no puede alegar la falta de demostración de que se tratara de una obra municipal, siendo así que en vía administrativa no realizó gestión alguna para determinar la veracidad de lo solicitado por el demandante ni resolvió la solicitud cual era su obligación legal.

Segundo.-En base a los razonamientos anteriores solo queda por acreditar el posible daño que se produjo al demandante. Admitimos la prueba denegada en la primera instancia, en consideración a quepor las circunstancias económicas del apelante, (beneficiario de justicia gratuita) no podía exigirse le que presentara un dictamen medico elaborado a su costa y el informe medico-forense dice así:

Ante s.sa. y asistida de mí, el/la Secretario Judicial, comparece la Médico Forense Da. Yolanda, la cual en virtud del juramento que tiene prestado de cumplir bien y fielmente su cometido, manifiesta que ha reconocido con fecha de hoy al lesionado:

D. Silvio, nacido el día 21-10-1954 acerca de las lesiones sufridas con fecha 4-6-2005, a consecuencia de accidente casual en la vía pública cuando contaba el informado con 50 años de edad.

Dichas lesiones consistieron en:

1. POLlCONTUSIONES:1

a. Contusión en tobillo derecho con dolor a la palpación y a la flexo-extensión plantar.

b. Erosiones en región tibial anterior.

I Como fuentes del presente informe contamos con lo siguiente:

Un informe realizado por la médico de Atención Primaria del lesionado en el que se informa que el lesionado acudió al hospital Insular de Gran canaria tras sufrir la caída y después fue valorado por el servicio de traumatología.

Informe del servicio de Urgencias del Hospital Insular de Gran Canaria de fecha 45-6-2005.

Placas radiográficas de fechas 16-7-2006 y 4-6-2005.

Parte de interconsulta al Servicio de Traumatología desde la consulta de Atención Primaria de fecha 22-5-2006, es decir casi un año después del accidente.

Instituto de Medicina Legal.

Las Palmas de Gran Canaria

c. Confusión dorso-lumbar con dolor a la palpación en apófisis espinosas dorsales y lumbares.

El mecanismo de producción de las lesiones, según refiere el informadofue accidente casual. El informado deambulaba por la calle, pisó la tapa de un cuadro de registro de luz, se hundió y cayó dentro de un hueco de 1,5 m de

profundidad.

EXPLORACiÓN FíSICA ACTUAL.

A nivel del tobillo derecho observamos que la movilidad está limitada en los últimos grados de la flexo-extensión, al igual que en el tobillo izquierdo, si bien refiere dolor exclusivamente en la movilización del tobillo derecho.

El estudio radiológico aportado muestra una artrosis subastragallina en el lado derecho. No aporta radiografías del tobillo izquierdo, pero es probable que también presente similares alteraciones.

Asimismo aporta estudio radiológico de la columna vertebral dorso-lumbar

apreciándose también signos de artrosis.

La artrosis es un proceso degenerativo de las articulaciones que cursa con dolor e impotencia funcional. Se trata de una patología degenerativa que se inicia a partir de la tercera década de la vida.

Respecto a la influencia del traumatismo por caída en la apancion de esta

artrosis a nivel del tobillo, podemos afirmar que los exámenes radiológicos iniciales descartaron la existencia de fracturas y que para que se produzca una artrosis postraumática pura es condición que existan tales fracturas. Es decir, la artrosis objetivada en el estudio radiológico es de origen degenerativo y no traumático.En esta misma línea también podemos afirmar que la intensidad de las lesiones iniciales no justifica la clínica que refiere en la actualidad, por lo que, es más correcto considerar que, en todo caso, las molestias que presenta son debidas a la patología degenerativa que habíamos señalado.

Por analogía puede decirse lo mismo de la artrosis evidenciada a nivel de la columna vertebral; su origen es degenerativo, en el accidente no se produjeron fracturas ni lesiones de interés que pudieran estar relacionadas con el dolor que presenta en la actualidad y con los signos radiológicos evidenciados.

CONSIDERACIONES MÉDICO FORENSES.

Para alcanzar la sanidad/estabilización, dichas lesiones precisaron una primera asistencia facultativa en el Hospital Insular de Gran Canaria el dia 4-6 2005

a las 11:34 h consistente en:

Inspección de las lesiones.

Estudio radiológico (no se objetivaron fracturas).

Cura simple de las erosiones.

Reposo relativo.

posteriormente a la primera asistencia, únicamente precisó el mantenimiento de la pauta farmacológica sintomática Y seguimiento médico de la evolución de las lesiones sin que fuese preciso instaurar tratamiento médico y/o quirúrgico

especializado para alcanzar la sanidad.

El tiempo transcurrido hasta alcanzar la curación/estabilización lesional fue de 10 días, de los cuales 10 días fueron impeditivos para el desempeño de su

actividad habitual, siendo el cómputo de dichos días el que sigue:

En régimen de hospitalización: O días.

En régimen extrahospitalario: 1 días, y durante O días como periodo de estabilización curación no impeditivo para el desempeño de su actividad Y trabajo habitual.

A consecuencia de las lesiones NO se han derivado secuelas, por los motivos expuestos en el epígrafe anterior."

Existe ahora, de acuerdo con el trascrito informe, una base suficiente para determinar el daño producido y su indemnización económica, que diferimos a fase de ejecución de sentencia por cuanto ni en la primera instancia, ni en esta apelación, la representación del demandante y apelante ha solicitado cantidad alguna, optando siempre por dejarla diferida a la fase de ejecución

Tercero.-Lo hasta ahora expuesto determina la estimación del recurso de apelación, por lo que las costas de esta instancia no deben ser impuestas de conformidad con lo dispuesto en el artículo 139.2 y 3 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa.

Por ello, vistos los artículos citados y demás de general aplicación, por la autoridad que nos confiere la Constitución decidimos


FALLO


 
Que debemos estimar y estimamos el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de D. Silvio frente a la sentencia ya identificada que revocamos y con estimación del recurso, condenamos a Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria y a la entidad aseguradora codemandada Mapfre Guanarteme S.A. a pagar en concepto de indemnización de daños la cantidad que se fije en ejecución de sentencia en los términos expuestos en los fundamentos anteriores, sin imposición de las costas de este recurso.

Así, por esta nuestra sentencia, testimonio de la cual será remitido al Juzgado de origen junto con el expediente, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.-

Notifíquese esta sentencia a las partes haciéndoles saber que contra la misma no cabe recurso ordinario alguno.

Publicación.-Leída y publicada ha sido la Sentencia anterior en el día de su fecha por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente don Javier Varona Gómez Acedo en audiencia pública de lo que yo, el Secretario de la Sala, certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación