Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Pontevedra 729/2010 de 26 de octubre


 RESUMEN:

Reclamación de cantidad: Indemnización. Rebaja. Lesiones en la cabeza de la demandante al impactar sobre ella una puerta de un probador de una tienda, tirándola al suelo y golpeándose durante la caída en la rodilla y espalda contra el taburete de madera del interior del probador, mientras trataba de ponerse el pantalón. Nexo de causalidad: Existencia. Incapacidad: Inexistencia. Factor de corrección: Ausencia probatoria.

PONTEVEDRA

SENTENCIA: 00729/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE PONTEVEDRA

Sección 006, sede Vigo

Domicilio: C/LALÍN, NÚM. 4 - PRIMERA PLANTA - VIGO

Telf.: 986817388-986817389 - Fax: 986817387

Modelo: SEN00

N.I.G.: 36038 37 1 2008 0600977

ROLLO: RECURSO DE APELACION (LECN) 0003441 /2008

Juzgado procedencia: JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 9 de VIGO

Procedimiento de origen: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0000017 /2008

APELANTE: PEPE JEANS, CHUBB INSURANCE COMPANY OF EUROPE

Procurador/a: JOSE A. FANDIÑO CARNERO, JOSE A. FANDIÑO CARNERO

Letrado/a: IGNACIO VELLON FERNANDEZ, IGNACIO VELLON FERNANDEZ

APELADO/A: Bibiana

Procurador/a: SUSANA BOQUETE RODRIGUEZ

Letrado/a: RICARDO VIDAL SAMPEDRO

LA SECCIÓN SEXTA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE PONTEVEDRA, SEDE VIGO, compuesta por los Ilmos. Sres. Magistrados D.JULIO PICATOSTE BOBILLO, Presidente; D.JUAN MANUEL ALFAYA OCAMPO y D. EUGENIO FRANCISCO MÍGUEZ TABARES, han pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

La siguiente

SENTENCIA núm.729/10

En Vigo, a veintiséis de Octubre de dos mil diez.

VISTO en grado de apelación ante esta Sección 006 de la Audiencia Provincial de PONTEVEDRA, sede Vigo, los autos de PROCEDIMIENTO ORDINARIO 0000017 /2008, procedentes del JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 9 de VIGO, a los que ha correspondido el núm. de Rollo de apelación 0003441 /2008, es parte apelante-demandados: las entidades PEPE JEANS y CHUBB INSURANCE COMPANY OF EUROPE, representados por el procurador D. JOSE A. FANDIÑO CARNERO y asistido ambos del letrado D. IGNACIO VELLON FERNANDEZ y, apelado-demandante: D. Bibiana representado por la procuradora D.ª SUSANA BOQUETE RODRIGUEZ y asistido del letrado D. RICARDO VIDAL SAMPEDRO, sobre reclamación de cantidad.

Ha sido Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. JULIO PICATOSTE BOBILLO, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Por el Juzgado de 1.ª Instancia núm.9 de Vigo, con fecha 09 de julio de 2008, se dictó sentencia cuyo fallo textualmente dice:

" Que estimando parcialmente las pretensiones de la parte actora debo condenar y condeno a Pepe Jeans y a Chubb Insurance Company of Europe a pagar solidariamente a Bibiana la cantidad de 39071,59 euros, más el interés del artículo 20 de la Ley de contrato de Seguro desde la fecha del siniestro a cargo de la compañía aseguradora; sin especial pronunciamiento en cuanto a costas."

Segundo.-Contra dicha Sentencia, por el Procurador Jose Antonio Fandiño Carnero, en nombre y representación de CHUBB INSURANCE COMPANY OF EUROPE Y PEPE JEANS, S.A, se preparó y formalizó recurso de apelación que fue admitido a trámite y, conferido el oportuno traslado, se formuló oposición al mismo por la parte contraria.

Una vez cumplimentados los trámites legales, se elevaron las presentes actuaciones a la Audiencia Provincial de Pontevedra, correspondiendo por turno de reparto a esta Sección Sexta, sede Vigo, señalándose para la deliberación del presente recurso el día 16 de septiembre de 2010.

Tercero.-En la tramitación de esta instancia se han cumplido todas las prescripciones y términos legales.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Primero.-Cumple señalar, en primer lugar, que en el recurso de las apelantes no se hace ya cuestión alguna de la culpa, pues se contrae exclusivamente la impugnación a la entidad y ámbito de las lesiones, pero nada se discute ya en torno a la existencia o inexistencia de cierre interior en la puerta del probador como dato fáctico que permitía afirmar la existencia de una omisión, bien en la empresa demandada (no contar con tal dispositivo en las puertas), bien en la lesionada (no haber hecho uso del cierre) para decidir la existencia de culpa o negligencia generadora de la obligación de responder.

El recurso reprocha a la sentencia de instancia haber cambiado los hechos de la demanda; en esta se dice que la puerta habría impactado contra la cabeza de la demandante, tirándola al suelo y golpeándose durante la caída en la rodilla derecha y la espalda contra el taburete de madera existente en el interior del probador. La sentencia parte de la idea de que la lesión en la rodilla se produce a causa de un giro de la rodilla. Sin embargo, y sin perjuicio de la valoración que la inicial descripción de la mecánica de las lesiones pueda merecer, no consideramos que sea relevante esa variación para poder hablar de una alteración de de hechos, pues lo decisivo es que se haya producido la lesión por causa del golpe inicial de la puerta contra la lesionada, de modo que, en una u otra forma, se produce la lesión; los pormenores, esto es, si concretamente la lesión resulta del impacto contra el suelo, la banqueta o por una forzada torsión de la pierna en la caída al suelo en posición forzada mientras la demandante trataba de ponerse el pantalón, no pueden elevarse a categoría de hecho que define la causa petendi; esta debe entenderse constituida por la afirmación de un acontecimiento que provoca la pérdida de equilibrio de la actora y su caída.

Segundo.-El aspecto especialmente conflictivo es el de las lesiones producidas y, en particular, la de rotura de menisco, que, en principio, efectivamente, parece más llamativa por una cierta desproporción entre el agente causante y el resultado. Fuera de discusión queda el esguince cervical.

El perito Sr. Rosendo, que hizo un seguimiento a la lesionada a instancia de la aseguradora, al ser preguntado, en particular, sobre este aspecto más conflictivo, el del nexo de causalidad del golpe con la puerta y subsiguiente caída, de una parte, y la lesión meniscal, de otra, parte del hecho cierto de que la citada lesión de rodilla "está ahí"; desde el conocimiento de la dinámica de accidente, de cómo se produce el golpe, de la posición de la lesionada al recibir el impacto de la puerta, admite como posible la producción de la lesión, no por un golpe directo, que no fue de entidad como para producir por sí la rotura de menisco, sino porque la posición de la lesionada (se estaba poniendo un pantalón) pudiera haber propiciado un giro o torsión sobre la rodilla (mecanismo propio generador de este tipo de lesiones), a lo que ha de sumarse la concurrencia favorecedora de un anterior padecimiento de la demandante en la propia rodilla (quiste parameniscal). También el informe del médico forense admite la existencia de nexo causal, y toma también en consideración la preexistencia del quiste parameniscal interno como factor favorecedor.

Ello no obstante, sí han de ser revisadas las consecuencias del accidente tal como vienen proclamadas en la sentencia de instancia. Conviene advertir que la aplicación del denominado baremo establecido para las lesiones e incapacidades sufridas en accidente de tráfico establecido en la Ley de Responsabilidad Civil y Seguro Obligatorio, no es, evidentemente, en modo alguno vinculante, pues ni el marco es el mismo, ni nos movemos en el ámbito del seguro obligatorio del automovil, por más que, en determinados aspectos y conceptos pueda ser tomado como referencia meramente orientativa, pero sin seguimiento mimético.

En cuanto al período de curación, nos atenemos al informe pericial de la Dra. Tamara que cifra en 398 días el tiempo total de curación; los dos peritos que informaron en autos convienen en señalar que el tiempo normal de curación de una lesión de este tipo sería en torno a los dos meses o dos meses y medio; hay, sin duda, una exacerbación del proceso curativo debida, al parecer, a unos padecimientos previos de la lesionada en la misma rodilla, lo que ha generado una evidente desproporción entre acción causante del daño y consecuencias lesivas. Ciframos la indemnización por este concepto en 18.000 euros.

En cuanto a las secuelas, se valoran en la forma hecha por la pericia de Doña Tamara, como secuela de lesiones meniscales, a la que la citada facultativa atribuye -en el sistema de baremo- tres puntos, valoración que la perito hace tomando en consideración la atrofia muscular y el dolor en interlínea articular, y que el balance articular (flexo-extensión de la rodilla) es compatible con la normalidad. A ello debe sumarse una leve secuela estética por las cicatrices. Cuantificamos la indemnización debida por este concepto en 2.000 euros.

No puede tenerse por probada incapacidad alguna. No se reconoce para la ocupación habitual de la lesionada ni en el informe pericial de Doña Tamara, ni en el del médico forense, donde se apunta que la paciente "refiere" dolor a bipedestación prolongada y dolor al subir escaleras, pero en conclusiones no señala incapacidad de ningún tipo. La grabación del investigador privado no muestra en la deambulación limitación alguna; hay un pasaje incluso en el que apura el paso sin obstáculo; no se aprecia -como se pretende por la parte apelada- dificultad en subir escaleras, pues en toda la grabación no es vista la demandante en tal trance (y, en contra de lo que se dice en el escrito de recurso, de ninguna manera se aprecia alteración alguna cuando accede al portal de su casa). En todo caso, el video no apoya la existencia de incapacidad funcional alguna. No tenemos prueba seria alguna sobre la concurrencia de algún tipo de incapacidad laboral o de otro tipo. Tal pretensión requería de una actividad probatoria más rigurosa y concreta.

Se pretende la aplicación del llamado factor de corrección, por esa tendencia al mimetismo de la traslación de todo criterio del baremo previsto para accidentes de tráfico, que ya hemos dicho no es aquí de aplicación vinculante. En el caso que enjuiciamos entendemos que, para aspirar a una indemnización por perjuicios consistente en ganancias dejadas de obtener era preciso conocer tales perjuicios o pérdidas. Desconocemos cuáles eran los ingresos de la demandante y los que, en su caso, hubiese dejado de percibir. La ausencia probatoria en esta materia, impide reconocer cantidad alguna (curiosamente, ya en materia de tráfico hay Audiencias Provinciales-ej. SAP de Cáceres, Sec. 1.ª, de 5-5-2009 -.ºque son contrarias a una aplicación automática del factor de corrección en ninguno de sus porcentajes, de modo que entienden necesario acreditar el importe de ingresos netos anuales de la víctima por trabajo personal y, por tanto, el perjuicio económico concreto irrogado).

No hay razón para no conceder los gastos médicos y farmacéuticos y de transporte (4.573,86 euros). Ningún motivo permite entender que los que figuran en autos sean debidos a la patología previa de la demandante.

Tercero.-El art. 398.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil dispone que "en el caso de estimación total o parcial de un recurso de apelación, extraordinario por infracción procesal o casación, no se condenará en las costas de dicho recurso a ninguno de los litigantes". En consecuencia, al haber prosperado el recurso de apelación interpuesto, se está en el caso de no hacer condena en cuanto a las costas de esta segunda instancia.

En virtud de la Potestad Jurisdiccional que nos viene conferida por la Soberanía Popular y en nombre de S.M. el Rey.


FALLAMOS


 
Que al acoger parcialmente el recurso de apelación interpuesto por CHUBB INSURANCE COMPANY OF EUROPE y PEPE JEAN debemos revocar y revocamos en parte la sentencia dictada en autos de Juicio Ordinario n.º 17 / 08 del Juzgado de Primera Instancia n.º 9 de Vigo y, en consecuencia, rebajamos la indemnización señalada en la sentencia recurrida a la cantidad de 20.000 euros. Se mantiene la cantidad señalada en concepto de gastos (4.573,86 euros)

No se hace condena en costas.

Así, por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Dada y pronunciada fue la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrados que la firman y leída por el Ilmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo la Secretario certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación