Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Asturias de 22 de febrero de 2005


 RESUMEN:

Se estima el recurso de una sociedad dedicada a la exportación obligada al pago de una liquidación por el Impuesto sobre Sociedades, al considerar este Tribunal probados mediante distintas facturas y contratos los gastos en ferias y publicidad a los efectos de poderse aplicar la sociedad la deducción en la cuota íntegra recogida en la Ley de Sociedades.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-Admitido el recurso y previos los oportunos trámites procedimentales, se confirió traslado a la parte actora para que, en el término de veinte días formalizara la demanda, lo que llevó a efecto mediante el pertinente escrito de fecha 20 de febrero de 2002, en el que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos, terminó suplicando se dicte sentencia por la que, con acogimiento del recurso, anule todos los actos administrativo objeto de la impugnación, declarando haber lugar a la deducción en su día solicitada por apoyo fiscal a la inversión, con imposición de las costas a la Administración demandada.

Por medio de Otrosí interesa el recibimiento del juicio a prueba.

Segundo.-Formalizada la demanda se dio traslado de la misma a la parte demandada para que la contestara en el plazo de veinte días, lo que realizó, alegando los hechos y fundamentos jurídicos que estimó pertinentes, y terminó suplicando que previos los trámites oportunos, acuerde la desestimación íntegra del recurso contencioso-administrativo, con imposición al actor, si procede, de las costas procesales.

Tercero.-Recibido el recurso a prueba, se practicaron las propuestas por las partes y admitidas con el resultado que obra en autos.

Cuarto.-No estimándose necesaria la celebración de vista pública, se acordó requerir a las partes para que formulasen sus conclusiones, lo que hicieron en tiempo y forma.

Quinto.-Por providencia de 11 de febrero de 2005 se comunicó a las partes la modificación de la composición del tribual y se señaló para la votación y fallo del presente recurso el día 15 de febrero de 2005.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-La parte demandante, la mercantil Nuespa Impar, S.L., impugna la resolución del TEARA de fecha 13 de julio de 2001, por la que se resolvía reclamación económico-administrativa (números 52/741/00 y 52/839/00) formulada contra el acuerdo dictado por la AEAT por el que se practica liquidación provisional por el Impuesto de Sociedades del ejercicio 1997, ascendiendo la deuda a 1.726.966 pesetas (10.379, 27 euros), y además se le impone una sanción de 543.574 pesetas (3.266, 95 euros) por infracción tributaria grave. La demandante presentó en noviembre de 1998 declaración complementaria por la que rectificaba su autoliquidación del Impuesto de Sociedades de 1997, declarando una cuota íntegra de 9.994.646 pesetas (60.069, 03 euros), aplicándose una deducción de la cuota por apoyo fiscal a la inversión de 1.204.959 pesetas (7.241, 95 euros, dando una cuota diferencial de 4.857.516 pesetas (29.194, 26 euros), habiendo resultado un ingreso en la declaración originaria de 4.408.528 pesetas (26.495, 79 euros), resultando entonces un líquido a ingresar de 448.988 pesetas (2.698, 47 euros). En el mes de abril de 1999 la AEAT notifica propuesta de liquidación provisional por un líquido de 797.095 pesetas (4.790, 64 euros) a consecuencia de reducir el pago fraccionado del primer trimestre. En mayo de 2000 la AEAT realiza nueva propuesta de liquidación provisional, en la que además de la modificación de los pagos fraccionados, no se admite la deducción de la cuota por apoyo fiscal a la inversión procedente del ejercicio 1996 al no haberse admitido en dicho ejercicio la deducción del art. 34.1 b) LIS, resultando un líquido a ingresar de 1.553.066 pesetas (9.334, 11 euros). En junio de 2000 se confirma la propuesta de liquidación provisional, y además se acuerda la apertura de expediente sancionador por infracción tributaria grave del art. 79 a) LGT, dictándose en agosto de 2000 acuerdo por el que se impone una sanción de 543.574 pesetas (3.266, 95 euros). La demandante entiende que están acreditados tales gastos por asistencia a ferias, mientras que la demandada se opone a lo anterior.

Segundo.-El objeto de este recurso ya ha sido analizado en sentencia de esta misma Sala dictada en los autos 1885/2001, y en ella decíamos que el objeto del recurso se centra en determinar si la actividad que desarrolla en el exterior la sociedad demandante puede incardinarse en la deducción contemplada en el artículo 34.1 b) de la LIS 43/1995, que dispone que la realización de actividades de exportación dará derecho a practicar las siguientes deducciones de la cuota íntegra: b) El 25 por 100 del importe satisfecho en concepto de gastos de propaganda y publicidad de proyección plurianual para lanzamiento de productos, de apertura y prospección de mercados en el extranjero y de concurrencia a ferias, exposiciones y otras manifestaciones análogas, incluyendo en este caso las celebradas en España con carácter internacional. Interpretando dicho precepto, el Tribunal Supremo, en su sentencia de 22 de mayo de 2003, señaló que los gastos susceptibles de deducción por inversiones de empresas exportadoras, pueden ser de dos clases: por un lado, los satisfechos en el extranjero destinados a sufragar campañas de publicidad de duración superior al año, dirigidas al lanzamiento de productos, apertura y prospección de mercados y por otro lado, los gastos de concurrencia en el extranjero a ferias, exposiciones y otras manifestaciones análogas, también destinadas (así ha de entenderse no obstante la mala sintaxis de la redacción de los preceptos) al lanzamiento de productos, apertura y prospección de mercados, habiendo precisado el Tribunal Supremo (sentencia de 22 de febrero de 2003), que en la interpretación de las normas que regulan exenciones, bonificaciones, etc. si su naturaleza es la de ser incentivos fiscales para conseguir el fomento o desarrollo de actividades económicas, realización de inversiones, etc., el criterio fundamental es el de la efectiva y probada consecución de dichos objetivos, que son la causa y fundamento de las mismas, criterio muy destacado dentro de los propuestos por el artículo 3, apartado 1, del Código Civil.

Tercero.-De la prueba documental practicada a instancia de la parte recurrente se constata su participación en distintas ferias internacionales (Milán, Tokio, Hong Kong), pero no como mera visitante sino como expositora, esto es, acude a tales eventos no para comprar productos sino para venderlos; así lo ponen de manifiesto las facturas relativas a la reserva de un stand en las ferias, la remisión de mercancía a las ciudades donde se celebran las ferias, la suscripción de un seguro para la mercancía que va a transportarse a Tokio para la feria "spanish fashion in Tokio". En definitiva la documentación aportada a los autos pone de manifiesto que la sociedad recurrente exporta sus productos a través de una participación activa como expositora en eventos internacionales relacionados con su rama de negocio, sin que se limite simplemente a visitar estas ferias, por lo que habrá que concluir que esta actividad de la empresa recurrente cumple con la finalidad prevista en el artículo 34.1 b) de la Ley 44/1995. La postura mantenida por la resolución recurrida y por la AEAT, negando virtualidad a la documentación aportada por la sociedad recurrente conduciría a una situación de prueba imposible para la misma, pues es evidente que la única posibilidad razonable de acreditar sus actividades exportadoras es a través de documentos como los aportados, sin que deba olvidarse que una interpretación distinta a la mantenida en esta resolución conduciría en la mayoría de los casos a la inaplicación de la deducción por actividades exportadoras, lo que no parece ser conforme con el espíritu y finalidad del precepto citado de la Ley 43/1995. Por todo lo anterior, el recurso ha de ser estimado por lo que se refiere a la inclusión en la declaración del Impuesto de la deducción contemplada en el citado artículo de la LIS.

Cuarto.-En cuanto a la sanción impuesta, lo dicho anteriormente pone de manifiesto que no se cometió la infracción prevista en el art. 79 a) LGT dejar de ingresar, dentro de los plazos reglamentariamente señalados, la totalidad o parte de la deuda tributaria), debiéndose añadir que en el caso que nos ocupa concurren las circunstancias de exoneración de responsabilidad previstas en el artículo 77.4 d) LGT, pues la recurrente actuó con la diligencia exigible a todo contribuyente, su declaración fue veraz y completa, presentó la autoliquidación cuando estaba obligada a ello y además se amparaba en una interpretación razonable de la norma, por lo que el recurso también ha de ser estimado en este sentido.

Quinto.-En cuanto a las costas, no se aprecian motivos contemplados en el artículo 139 LJCA para imponerlas a ninguna de las partes.

Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente aplicación,

F A L L O

Que debemos estimar y estimamos el recurso contencioso-administrativo formulado por el Procurador Don Muñiz Solis, en nombre y representación de Nuespa Impar, S.L., contra la resolución del Tribunal Económico Administrativo Regional de Asturias de 13 de julio de 2001, dictada en las reclamaciones económico-administrativas números 52/741/00 y 52/839/00, resolución que se anula por no ser ajustada a Derecho, declarándose haber lugar a la deducción solicitada por apoyo fiscal a la inversión. Sin costas.

Contra la presente sentencia no cabe interponer recurso ordinario alguno.



Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación