Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Madrid 184/2010 de 16 de julio


 RESUMEN:

El tribunal establece que no se dan los requisitos necesarios para apreciar la reciprocidad de las prestaciones pendientes para calificar los créditos como contra la masa. El recurso se estima para reconocer a los acreedores demandantes que las cantidades que figuraban en la lista de la administración concursal como subordinados por el conceptode revalorización deben calificarse como crédito ordinario.

MADRID

SENTENCIA: 00184/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

SECCIÓN 28

t6

C/ General Martínez Campos n.º 27.

Teléfono: 91 4931988/89

Fax: 91 4931996

ROLLO DE APELACIÓN N.º 160/10.

Procedimiento de origen: Incidente concursal n.º 285/2007 y acumulado 617/07 (dimanantes del concurso n.º 209/06).

Órgano de Procedencia: Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid.

Parte recurrente: DON Olegario Y SETENTA Y UNO MÁS (Incidente n.º 285/07) y DOÑA Marí Juana Y DOS MIL OCHOCIENTOS NOVENTA Y TRES MÁS (Incidente n.º 617/07)

Procurador: Don Gabriel de Diego Quevedo.

Letrado: Don Carlos Marín Lucas y otros.

Parte recurrente: DON Carlos María Y DOÑA Coro (Incidente n.º 617/07)

Procurador: Don Marco Aurelio Labajo González.

Letrado: Don Ángel López Monsalvo.

Parte recurrente: "FORUM FILATÉLICO, S.A."

Procurador: Don Ramón Rodríguez Nogueira

Letrado: Don Jesús Castrillo Aladro y don José Rofes Mendiolagaray

Parte recurrida: Administración concursal de la entidad "FORUM FILATÉLICO, S.A."

Procurador:

Letrado: Don Miguel Sánchez-Calero Guilarte.

ILMOS. SRES. MAGISTRADOS:

D. ÁNGEL GALGO PECO

D. ALBERTO ARRIBAS HERNÁNDEZ

D. PEDRO MARÍA GÓMEZ SÁNCHEZ

SENTENCIA N.º 184/2010

En Madrid, a dieciséis de julio de dos mil diez.

En nombre de S.M. el Rey, la Sección Vigésima Octava de la Audiencia Provincial de Madrid, especializada en materia mercantil, integrada por los ilustrísimos señores magistrados antes relacionados,

ha visto el recurso de apelación, bajo el núm. de rollo 160/10, interpuesto contra el auto dictado el 15 de enero de 2009, por el que se hace valer la protesta formulada contra la sentencia de fecha 19 de mayo de 2008, recaída en el incidente concursal n.º 285/07 y acumulado 617/07 del Concurso de acreedores n.º 209/2006, seguido ante el Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid.

Han sido partes en el recurso, como apelantes; de un lado, DON Olegario, DOÑA Marí Juana Y OTROS; de otro, DON Carlos María y DOÑA Coro; y de otro, "FORUM FILATÉLICO, S.A."; y como apelada, la Administración concursal de la entidad "FORUM FILATÉLICO, S.A.", todos ellos defendidos y, en su caso, representados por los profesionales antes relacionados.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Las actuaciones procesales se iniciaron mediante demanda presentada por la representación de don Olegario y otros contra la entidad "FORUM FILATÉLICO, S.A." y la administración concursal de la citada entidad, en la que, tras exponer los hechos que estimaba de interés y alegar los fundamentos jurídicos que consideraba que apoyaban su pretensión, suplicaba que se dictase sentencia:

". por la que se reconozcan como créditos ordinarios las cantidades que figuran a nombre de mis representados como subordinadas en el documento n.º 2 que acompañamos y en la Lista de Acreedores del Informe emitido por la Administración Concursal, con expresa imposición de las costas a la Administración Concursal de la mercantil si se opusiere.".

A dicho incidente se acumuló el seguido con el n.º 617/07 ante el mismo Juzgado, a instancias de doña Marí Juana y otros contra la entidad "FORUM FILATÉLICO, S.A." y la administración concursal de la citada entidad, en la que, tras exponer los hechos que estimaba de interés y alegar los fundamentos jurídicos que consideraba que apoyaban su pretensión, suplicaba que se dictase sentencia:

". por la que se reconozcan como créditos ordinarios las cantidades que figuran a nombre de mis representados como subordinadas en el documento n.º 2 que acompañamos y en la Lista de Acreedores del Informe emitido por la Administración Concursal y como créditos contra la masa, los "Cobros Pendientes que constan en el documento que se acompaña como número 2 y que han sido calificados en la repetida lista como ordinarios, con expresa imposición de las costas a la Administración Concursal de la mercantil si se opusiere.".

Segundo.-Tras seguirse el juicio por los trámites correspondientes el Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid dictó sentencia con fecha 19 de mayo de 2008, cuya parte dispositiva es del siguiente tenor literal: "Que desestimado la demanda interpuesta por el Procurador Sr. De Diego Quevedo en nombre y representación de D. Olegario y otros que se relacionan en los anexos que acompañan a la presente sentencia frente a la administración concursal y Forum Filatélico, S.A. representado por el Procurador Sr. Rodríguez Nogueira, debo declarar no haber lugar a modificar la calificación del crédito del demandante, imponiendo las costas del incidente a la parte demandante".

Tercero.-Publicada y notificada la sentencia a las partes, por la representación de la parte actora y de la concursada se formularon las oportunas protestas y en su día, sendos recursos de apelación, así como por los iniciales codemandantes del incidente 617/07, don Carlos María y doña Coro, ahora con otra defensa y representación distinta de la de sus codemandantes, contra el auto de 15 de enero de 2009 por el que el se hicieron valer las protestas, reproduciendo la cuestión planteada en el incidente. Admitidos los recursos por el mencionado juzgado y tras los trámites oportunos se elevaron las actuaciones, lo que ha dado lugar a la formación del presente rollo ante esta sección de la Audiencia Provincial de Madrid, que se ha seguido con arreglo a los de su clase, señalándose para su deliberación y votación el día 15 de julio de 2010.

Cuarto.-En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

Es magistrado ponente don ALBERTO ARRIBAS HERNÁNDEZ, que expresa el parecer de la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-El objeto del presente recurso de apelación se limita a la clasificación que debe darse al crédito de los demandantes devengado por los conceptos de cobros pendientes y de revalorización garantizada en los contratos suscritos entre los actores, ahora apelantes, y la concursada, planteándose ambas cuestiones en el incidente n.º 617/07 y sólo la relativa a las revalorizaciones en el incidente 285/07, ambos acumulados en este proceso.

Frente al informe de la administración concursal, los demandantes entienden que el crédito en concepto de cobros pendientes no debe considerarse concursal con la clasificación de ordinario sino que debe calificarse como crédito contra la masa y que los créditos concursales por el concepto de revalorizaciones no deben subordinarse sino que merecen la clasificación de ordinarios.

La concursada "FORUM FILATÉLICO, S.A.", en lo sucesivo FORUM, intervino en la primera instancia apoyando, con sus propios argumentos, la pretensión de que las revalorizaciones fueran consideradas crédito ordinario y oponiéndose a que los denominados cobros pendientes merecieran otra calificación que la ya asignada por la administración concursal de créditos ordinarios.

La resolución apelada entendió que debía respaldar el planteamiento de la administración concursal, puesto que: 1.º) los denominados cobros pendientes se referirían a contratos en los que no había ya obligaciones recíprocas pendientes de cumplimiento por ambas partes, sino a cargo de una sola de ellas, FORUM, por lo que se aplicaría para la calificación del crédito el artículo 61.1 de la LC; y 2.º) consideró que había que equiparar el tratamiento concursal de las revalorizaciones al de los intereses, lo que supondría su subordinación.

Los clientes de FORUM persisten en sus pretensiones en esta segunda instancia y también la propia concursada se muestra disconforme, por sus propias razones, con lo decidido respecto a la calificación de las revalorizaciones. Trataremos sus argumentos en la medida en que no incurran en la introducción de cuestiones nuevas, pues la vigente Ley de Enjuiciamiento Civil (artículo 456.1) acoge un modelo de segunda instancia limitada o "revisio prioris instantie" y aunque el recurso de apelación permite al tribunal de segundo grado examinar en su integridad el proceso, no constituye un nuevo juicio, ni autoriza a resolver cuestiones distintas de las planteadas inicialmente, tanto en lo que se refiere a los hechos (questio facti) como en lo relativo a los problemas jurídicos oportunamente deducidos (questio iuris) dado que ello se opone al principio general "pendente apellatione nihil innovetur".

Asimismo, debemos señalar, ante algunos de los argumentos que expone la concursada en su escrito, que los recursos se justifican contra la parte dispositiva de la sentencia (de ahí que deba indicarse en fase de preparación los pronunciamientos concretos que se impugnan - artículo 457.2 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en relación con el artículo 197.1 de la Ley Concursal), de manera que en la medida en que lo fallado en ella no hubiese resultado adverso a una parte, como la clasificación de ordinario del crédito por cobros pendientes, no podría justificarse la interposición de un recurso por parte de ésta contra la misma simplemente porque estuviese en desacuerdo con la motivación expuesta por el juez.

Segundo.-Las cuestiones que se plantean en el presente recurso de apelación ya han sido resueltas por este Tribunal en la sentencia de fecha 12 de marzo de 2010 (rollo 327/09), entre otras, por lo que se seguirán literalmente los fundamentos de derecho de la citada resolución.

Como indicábamos en la citada resolución, en sede del proceso penal seguido ante la Audiencia Nacional (intervención ordenada por el Juzgado Central de Instrucción n.º 5) no se decretó la resolución de los contratos de FORUM, que, como los tipo abono o similares, preveían obligaciones recíprocas (pues, a diferencia de aquéllos en que solo se contemplaba una compra inicial, en estos otros se estipulaba la realización de adquisiciones sucesivas de varios lotes de valores filatélicos), pero sí se dejaron en suspenso, por resolución judicial, con anterioridad al concurso, las que incumbían a los clientes, por lo que al tiempo de declarase éste solo estaban pendientes de cumplimiento las que incumbían a FORUM. Desde entonces no se han reactivado las obligaciones que hubieran podido existir a cargo de los clientes, a los que no consta que se les hayan exigido la realización de actos de cumplimento para acceder al reconocimiento de sus créditos. Por otro lado, tales obligaciones de los clientes carecen de posibilidad de reactivación, puesto que se pasó, sin solución de continuidad, de la situación de suspensión a la de cese de la actividad filatélica que se decretó de inmediato en sede del concurso. Por lo que, aunque no estuviesen resueltos los contratos entre FORUM y sus clientes, pues se hallaban en vigor al tiempo de la declaración de concurso y ésta, por sí sola, no afectaba a la vigencia ulterior de la relación contractual -y no se han ejercitado tampoco acciones resolutorias al efecto (las de los artículos 61.2, 2.º párrafo y 62 de la LC)-, lo cierto es que no se dan, a efectos concursales, los presupuestos para apreciar la reciprocidad de prestaciones pendientes de cumplimiento que permitiría la recta aplicación del artículo 61.2 de la LC y que con ello pudiera justificarse, como se pretende, la calificación de los créditos de los clientes como "contra la masa". Esto sólo tiene sentido si el contratante "in bonis" también estuviese obligado, por su parte, a tener todavía que cumplir, tras el concurso, prestaciones de las que tuviese que responder ante el concursado. De ahí la corrección del tratamiento concursal de crédito ordinario dispensado al reconocimiento del derecho a cobrar por parte de los clientes de FORUM las cantidades correspondientes al precio de series filatélicas vendidas con anterioridad al concurso en el desarrollo de los contratos tipo "abono filatélico" aunque éstos siguiesen formalmente vigentes, al quedar descartada en este tipo de operaciones de FORUM FILATÉLICO y en sus peculiares circunstancias la exigibilidad de ulteriores obligaciones a cargo de los clientes.

Tercero.-Tampoco puede justificarse la consideración de créditos contra la masa, como pretenden los recurrentes, al amparo del artículo 84.2.6.º de la LC. El segundo inciso de dicha previsión legal, que considera como créditos contra la masa las "obligaciones de restitución e indemnización en caso de resolución voluntaria o por incumplimiento del concursado", se refiere a dos supuestos concretos que aquí no se dan, puesto que tendría que haberse emprendido la pertinente acción judicial con el fin de obtener: 1.º) la resolución, en sede concursal, al amparo del artículo 61.2, 2.º párrafo de la LC, del contrato en interés del concurso; ó 2.º) la resolución ulterior del contrato, también en sede concursal, por incumplimiento por la vía del artículo 62 de la LC. Tales acciones no se han ejercitado, ni podrían ejercitarse por los recurrentes a tenor de lo que se desprende de nuestros precedentes razonamientos, luego no pueden predicarse las consecuencias que hubieran podido resultar, en su caso, si las mismas hubiesen prosperado.

Cuarto.-Tras describir la compleja mecánica operativa que seguía en la contratación la concursada (que incluía, conforme a diferentes modelos de contrato con sus peculiaridades respectivas - abono filatélico, forum combi, maxi forum, etc-, la venta de los sellos a sus clientes, el depósito de los mismos y el compromiso de su recompra por parte de FORUM, que gestionaba - para lo que se otorgaba un mandato- para sí o para tercero tal adquisición, garantizando a aquéllos la obtención de un precio que merced a la aplicación de una revalorización superaría el precio de la compra inicial), se ha argumentado por los recurrentes que puesto que FORUM FILATÉLICO SA actuaba como mandatario (aunque podía también actuar como adquirente para luego derivarlos a otro) para gestionar la reventa de los sellos de sus clientes, el dinero que les adeuda por ejecutar tal operación sería consecuencia de la obligación de reintegrar a sus mandantes unos caudales que no pertenecerían a aquella entidad por ningún título, pues sólo tendría la condición de depositaria de tales cantidades, por lo que no se deberían integrar en la masa activa del concurso. Tal pretensión debería ser analizada como si de una acción de separación se tratase, lo que se estaría intentando al margen del cauce procesal indicado, que hubiese sido el del artículo 80 de la LC. En cualquier caso, no cabría pretender la separación de la masa activa del concurso de una cantidad de dinero, en tanto que se trata, por regla general (y salvo concretas excepciones que aquí no se dan) de un bien fungible indiferenciado del resto de lo de la misma especie que pueda poseer el concursado. De manera que si lo preexistente era una obligación del deudor de entregar una suma dineraria, aquél con derecho a recibirla no tiene más salida, ante el advenimiento del concurso, que solicitar el reconocimiento de su crédito por ese importe, debiendo pasar por el trato que merezca como acreedor concursal. La calificación de su crédito no podría ser, en la hipótesis que se nos suscita en el recurso, sino la de ordinario, si como se sostiene en el propio escrito de apelación lo único que quedaba pendiente al tiempo de declararse el concurso era la obligación de restitución al mandante del resultado de la ejecución del mandato, que se concretaba en la de entregarle una determinada cantidad de dinero, pues ello nos llevaría a apreciar la existencia de una obligación que recae sobre una sola de las partes, ya sea por la consideración como unilateral de la que incumbía al mandatario (en tanto que el mandato - como también ocurría con el depósito previo de los sellos- era gratuito), ya lo sea, si entendemos la relación como sinalagmática, porque lo pendiente de cumplimiento estaría a cargo sólo de una parte (artículo 61.1 de la LC). Lo que no procedería sería el reconocimiento de un crédito contra la masa a tenor de lo que se alega en el recurso, por lo que éste no puede prosperar.

Quinto.-Las denominadas "revalorizaciones" de los lotes filatélicos adquiridos por los clientes de FORUM FILATÉLICO SA resultan del compromiso de ulterior recompra por parte de ésta de los sellos a un precio superior al de la venta inicial. Se trata de una obligación de FORUM que tiene su anclaje en una estipulación contractual (con efectos obligatorios, según los artículos 1089, 1091, 1254, 1255 y 1258 del Código Civil) con sus clientes merced a la cual les garantizaba que en la recompra percibirían no solo lo que pagaron inicialmente sino además una cantidad complementaria que resultaría, como mínimo, según el caso, de las siguientes alternativas: de la aplicación de un determinado porcentaje numéricamente prefijado, del incremento calculado con arreglo al IPC acumulado aumentado en dos puntos o lo que resultase de las listas de precios que se elaboraban mensualmente en función de la evolución del mercado filatélico.

La equiparación del crédito que por ese concepto se reconoce a los clientes de FORUM al que merecerían los intereses, para llegar al tratamiento concursal de subordinado, tal como prevé el n.º 3.º del artículo 92 de la LC, que es lo que preconiza la resolución recurrida, resulta, en efecto, una solución muy discutible. El mecanismo de la subordinación diseñado por la Ley Concursal contribuye, con un evidente criterio de justicia, a garantizar que, entre otros efectos, componentes accesorios de las deudas (como los intereses) no produzcan el efecto pernicioso de acabar gravando y menoscabando los créditos de los demás acreedores, por lo que se persigue que se satisfaga primero el principal de los créditos antes de atender aquéllos otros conceptos con los bienes que al final le pudieran restar al concursado Sin embargo, en el caso aquí enjuiciado no estamos ante un concepto accesorio, sino ante una parte del precio comprometido (o garantizado) por la recompra de los sellos, lo que constituía un aspecto esencial del contrato de FORUM con sus clientes, resultando muy forzado trazar una separación dentro de lo que constituye una prestación única, como lo sería el citado precio de recompra (formado por la adición del precio inicial de adquisición más la revalorización). La fórmula utilizada para su cálculo podrá estimarse más o menos afortunada y podría criticarse el riesgo asumido, pero responde a una ganancia estipulada en la operación pactada de recompra, que se garantizaba por parte de FORUM, sin que constituya propiamente ni una retribución por el uso de un capital ajeno (como lo sería el interés remuneratorio) ni una indemnización por retraso o por incumplimiento (como lo sería el interés moratorio), que merecería además un trato fiscal diferente (el que corresponda a la plusvalía o al incremento patrimonial). Es por ello que no entrevemos margen para la aplicación analógica del artículo 92.3.º de la LC, salvo que equiparásemos los contratos de FORUM a puras operaciones financieras de préstamo con interés (con la finalidad de justificar la aplicación del artículo 315 del Código de Comercio que se cita en la resolución apelada, lo que entrañaría apreciar una simulación contractual de carácter relativo que la propia administración concursal descartaba en el informe del artículo 75 de la LC). La mecánica de FORUM, con independencia del juicio que pueda merecer la gestión empresarial de que fue objeto esta entidad, tarea que no incumbe acometer en esta pieza concursal, respondía, sin embargo, a otro tipo de operación mercantil, inicialmente atípica (integrada por un serie de negocios jurídicos en los que subyacía una causa contractual -artículos 1274 y 1277 del Código Civil - verdadera y lícita, que no resulta empañada ni por la constitución, en la mayor parte de los casos, pero no en todos, de un depósito de los sellos simultáneo a la entrega, ni por la finalidad inherente al compromiso de recompra de poder obtener así una futura ganancia vía incremento patrimonial), luego parcialmente contemplada en la ley (disposición adicional cuarta de la Ley 35/2003) y ahora finalmente regulada, aunque lo fuera con vistas a futuro, como operación no financiera, por la Ley 43/2007, de 13 de diciembre, de protección de los consumidores en la contratación de bienes con oferta de restitución del precio (BOE de 14 de diciembre de 2007) que contempla las relaciones jurídicas entre los consumidores y usuarios y las personas físicas o jurídicas que, en el ejercicio

de una actividad empresarial o profesional no regulada por la legislación financiera, comercializan bienes (entre ellos los sellos, obras de arte, antigüedades, joyas, árboles, bosques naturales, animales) con oferta de devolución posterior, en uno o varios pagos, de todo o parte del precio pagado por el consumidor o una cantidad equivalente, con o sin promesa de revalorización de ese importe.

Por otro lado, la aplicación con carácter extensivo del artículo 92 de la LC para dar cabida a otros créditos, aparte de los que en él se relacionan, que hayan de resultar postergados en el seno de un concurso nos parece fuera de lugar, cuando la Ley Concursal no da pie, precisamente, a ese tipo de interpretaciones, pues se señala en su exposición de motivos (expositivo n.º V) que la calificación de ordinarios de los créditos constituye la regla general del concurso, a la que solo caben excepciones contadas y muy justificadas, que pueden serlo positivas (los privilegios) y negativas (la subordinación crediticia). No resulta adecuado incurrir en ampliaciones de las mismas para comprender supuestos no previstos en tales excepciones, que no guarden clara identidad de razón hasta el punto de permitir subsumirlas en las ya existentes sin llegar a forzarlas. Por lo que debemos, en este aspecto, estimar el recurso para reconocer a los acreedores demandantes que las cantidades que figuraban en el listado de la administración concursal como subordinadas por el concepto de revalorizaciones filatélicas han de ser calificadas como crédito ordinario.

Sexto.-Terminan su recurso los demandantes apelantes interesando que no les fuese impuesto el pago de las costas de la primera instancia. Este motivo no pierde interés, pese a que el resultado de la apelación ya pudiera conllevar alteraciones en dicho pronunciamiento, porque permitirá comprender qué tratamiento merecen las costas procesales en casos como el presente.

La única excepción apreciable, merced a la remisión que efectúa el artículo 196.2 de la Ley Concursal, es la que se contempla en el n.º 1 del artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que permite eludir el principio del vencimiento cuando el caso presentase serias dudas de hecho o de derecho para su resolución. Para la aplicación de una decisión excepcional sería imprescindible que la resolución incorporara una motivación al efecto que justificase, de modo suficiente y ajustado a la previsión legal, apartarse de la regla general en una materia trascendente como lo son las costas procesales, las cuales suponen una consecuencia económica del proceso relevante para las partes implicadas en él. Hasta el punto de que el éxito obtenido en el litigio puede verse menoscabado si no hay posibilidad de repetir en el contrario el esfuerzo económico que supone el seguimiento del proceso (fundamentalmente los honorarios de los profesionales que de modo preceptivo deben intervenir en la defensa y representación en juicio, peritajes, coste de publicaciones oficiales, etc). Si alguien ha sido obligado sin razón a acudir a la vía judicial es justo que deba posibilitársele que repercuta el coste que entraña en el causante de ello.

Si se pretende aplicar la excepción habrá que constatar en cada caso, apreciándolo y razonándolo de modo expreso, pues así lo exige el n.º 1 del artículo 394 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, bien que los hechos sometidos a litigio no quedaron suficientemente aclarados o podían ser interpretados en sentido dispar bien que jurídicamente la solución de la contienda era muy discutible, por no ser clara la norma reguladora del supuesto de hecho o suscitarse dudas a tenor de la jurisprudencia recaída en casos similares. Por lo que no basta con la mera alusión a la constatación de complejidad en el asunto, ni el empleo de fórmulas genéricas similares, para eludir la regla del vencimiento que conlleva la necesaria condena en costas para la parte vencida en el pleito, debiendo explicitarse cuáles serían las supuestas dudas en materia de hecho o de derecho que se plantean y en qué estribaría el fundamento de las mismas, valorando además su relevancia (puesto que la ley les anuda el adjetivo de "serias").

Pues bien, la parte apelante ha realizado una argumentación en su escrito de apelación que resulta convincente, no tanto porque estimemos que resultase exigible una mayor argumentación para la imposición de costas, que solo resultaría precisa para justificar la apreciación de una excepción a la condena en caso de vencimiento total, sino porque, en efecto, el debate procesal estaba justificado a la vista de las particularidades de este caso, de lo discutible de las situaciones y calificaciones jurídicas esgrimidas, de la novedad que suponen los conflictos en este tipo tan peculiar de contratación (que no ha tenido una regulación legal más completa hasta el año 2007) y de la ausencia, por tanto, de jurisprudencia que pudiera orientar a los litigantes. Está suficientemente justificado, por lo tanto, la apreciación de la excepción al principio del vencimiento al advertir la concurrencia de dudas de derecho que justificaron el sometimiento a litigio del debate. En consecuencia, lo procedente hubiese sido, cualquiera que hubiese sido el resultado del incidente concursal, que cada parte soportase las costas causadas a su instancia y las comunes por mitad en lugar de imponerlas a los demandantes.

Expuesto lo anterior, no procede que se efectúe especial pronunciamiento en costas ni respecto de las ocasionadas por la demanda que dio lugar al incidente concursal n.º 617/07, ahora acumulado al 285/07, dada la estimación parcial de la demanda, ni por las causadas con la demanda que originó el incidente concursal n.º 285/07, a pesar de la íntegra estimación de la demanda, por las razones antes expuestas.

Séptimo.-La parcial estimación de la apelación conlleva, ante la remisión que efectúa el artículo 196.2 de la Ley Concursal, que no proceda efectuar expresa imposición de las costas derivadas de la segunda instancia, tal como establece el n.º 2 del artículo 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente y general aplicación,


FALLO


 
En atención a lo expuesto la Sala acuerda:

1) Estimar parcialmente los recursos de apelación interpuestos por el Procurador don Gabriel de Diego Quevedo en nombre y representación de DON Olegario, DOÑA Marí Juana y OTROS; por el Procurador don Marco Aurelio Labajo González en nombre y representación de DON Carlos María Y DOÑA Coro; y por el Procurador don Ramón Rodríguez Nogueira en nombre y representación de la entidad "FORUM FILATÉLICO, S.A.", contra el auto dictado el 15 de enero de 2009 por el Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid, del que este rollo dimana, por el que se hace valer la protesta contra la sentencia de fecha 19 de mayo de 2008, recaída en el incidente concursal n.º 285/07 y acumulado 617/07 del mencionado Juzgado y, en consecuencia, se revoca parcialmente la citada sentencia y, en su lugar:

a) Estimamos la demanda formulada por el Procurador don Gabriel de Diego Quevedo en nombre y representación de DON Olegario Y SETENTA Y UNO MÁS (identificados a los folios 2.127 a 2.129 de los autos, que aquí se dan por reproducidos) y declaramos que procede el reconocimiento como crédito ordinario de las cantidades que en el listado de la administración concursal se reseñaban como subordinadas a favor de los acreedores demandantes, por el concepto de revalorizaciones filatélicas, debiendo la administración concursal proceder a la correspondiente modificación en la lista de acreedores.

b) Estimamos parcialmente la demanda formulada por el Procurador don Gabriel de Diego Quevedo en nombre y representación de DOÑA Marí Juana, DON Carlos María Y DOÑA Coro (estos dos últimos ahora representados por el Procurador don Marco Aurelio Labajo González) y DOS MIL OCHOCIENTOS NOVENTA Y TRES MÁS (identificados a los folios 2.129 a 2.187 de los autos, que aquí se dan por reproducidos) y declaramos que procede el reconocimiento como crédito ordinario de las cantidades que en el listado de la administración concursal se reseñaban como subordinadas a favor de los acreedores demandantes, por el concepto de revalorizaciones filatélicas, desestimando en lo demás la demanda, debiendo la administración concursal proceder a la correspondiente modificación en la lista de acreedores.

c) No efectuamos especial pronunciamiento respecto de las costas causadas en primera instancia

2) No ha lugar a efectuar expresa imposición de las costas procesales ocasionadas con los recursos de apelación interpuestos por la parte actora y "FORUM FILATÉLICO, S.A."

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos los Ilustrísimos señores magistrados integrantes de este Tribunal.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación