Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 295/2010 de 18 de marzo


 RESUMEN:

Nulidad de sentencia: La sentencia aprecia inadecuación de procedimiento, pero lo cierto es que la demandante ha utilizado la vía adecuada, la del conflicto colectivo, aunque no lo haya manifestado de manera expresa, ya que es la vía utilizada por una representación unitaria que pretende la nulidad del calendario laboral.

M.ª Jesús García Hernández y D./Dña. Juan Jiménez García (Ponente) Magistrados, ha pronunciado

EN NOMBRE DEL REY

la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por Ignacio contra sentencia de fecha 26 de julio de 2006 dictada en los autos de juicio n.º 589/2006 en proceso sobre IMPUGNACIÓN DE RESOLUCIÓN, y entablado por D./Dña. Ignacio, contra Trituraciones y Asfaltos Canarios S.L..

El Ponente, el Iltmo./a Sr./a. D./Dña. Juan Jiménez García, quien expresa el criterio de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente.

1.º) Don Ignacio ostenta la representación de los trabajadores en la empresa demandada.

2.º) El 6 de febrero de 2006, el actor, en su calidad de representante de los trabajadores, remitió a la demanda la propuesta de calendario de vacaciones correspondiente al año 2006, afectante a la totalidad de los trabajadores de la plantilla, requiriendo a la empresa para que en el plazo de 10 días se entablaran negociaciones. Ante el silencio de la empresa, se remitió nueva propuesta de calendario indicando asimismo que, ante la ausencia de respuesta y sin que se haya producido negociación alguna, habría de entenderse que el calendario propuesto se aceptaba por la empleadora. Se da por reproducido el calendario propuesto, obrante en autos al documento n.º1 y 2 de la parte actora.

3.º) El 3 de mayo de 2006, la demandada publica en el tablón de anuncios de la empresa el calendario de vacaciones del año 2006. Se da por reproducido dicho calendario.

4.º) Por el Tribunal Laboral canario se fijó el calendario de vacaciones en la empresa demandada para el año 2005, siendo aceptada la propuesta de vacaciones de la representación de los trabajadores. SEGUNDO.- La parte dispositiva de la Sentencia de instancia dice:

Que desestimando la demanda formulada por Ignacio, contra TRITURACIONES Y ASFALTOS CANARIOS SL, debo absolver y absuelvo a la demandada de todos los pedimentos de contrario TERCERO.- Frente a dicha resolución se interpuso el recurso de Suplicación, que no fue impugnado de contrario.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Único.-La sentencia de instancia sin entrar a conocer el fondo del litigio desestima la demanda apreciando inadecuación del procedimiento invocado. Frente a la referida sentencia reacciona la parte actora en recurso de Suplicación y con amparo procesal en el apartado a) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral formula dos motivos de nulidad de la sentencia, por los que viene a denunciar como infringidos los artículos 151 de la Ley de Procedimiento Laboral y 14 de la Constitución Española, y subsidiariamente el artículo 81 de la citada Ley procedimental.

Motivo de nulidad que debe ser acogido por esta Sala, pues como señala la recurrente, la parte actora sí presentó demanda de Conflicto Colectivo, aunque en su texto no apareciera tal expresión. Las cosas son lo que son, y no lo que las partes dicen, o dejan de decir, como en este caso. No puede entenderse como otra cosa que Conflicto Colectivo la pretensión de una representación unitaria tendente a obtener la nulidad del calendario de vacaciones fijado unilateralmente por el empresario para toda la plantilla, para hacer valer el calendario de vacaciones que propuesto por la representación social no fue rechazado por la empresa.

Por todo ello procede se dicte la nulidad de la sentencia recurrida para que se entre a conocer el fondo de la demanda de Conflicto Colectivo planteada, y aunque poco efectividad puede tener el fallo al discutirse las vacaciones de 2006, siempre existe el interés de la representación sindical sobre la corrección o no del procedimiento seguido pro ambas partes en la fijación de estas discutidas vacaciones.

De lo expuesto se deduce que se han infringido los preceptos denunciados y procede la estimación del recurso interpuesto, declarando la nulidad de la sentencia de instancia para que se dicte otra entrando a conocer el fondo del litigio.

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS


 
Declaramos la nulidad de sentencia de fecha 26 de Julio de 2006, dictada por el Juzgado de lo Social número 8 de Las Palmas, de esta Provincia, retrotrayendo las actuaciones al momento inmediatamente posterior al juicio para el Juzgado de instancia se dicte, con libertad de criterio, otra entrando a conocer el fondo del litigio.

Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de este Tribunal Superior de Justicia.

ADVERTENCIAS LEGALES.-

Contra esta sentencia cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por Letrado dirigido a esta Sala de lo Social y presentado dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.

Además si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en la cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta en el BANESTO número 3537/0000660123/2008 a nombre de esta Sala el importe de la condena, o bien aval a nombre de esta Sala el importe de la condena, o bien aval bancario en el que expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital- coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de ésta habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social y una vez se determine por éstos su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.

El recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la secretaría de la Sala de lo Social del Tribuna Supremo al tiempo de la personación, la consignación de un depósito de 300 Euros en la entidad de crédito del BANESTO c/c 24100000660123/2008, Sala Social del Tribuna Supremo.

Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quienes ya tengan expresamente reconocido el beneficio de justifica gratuita o litigasen en razón a su condición de trabajador o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.

Una vez firme lo acordado, devuélvanse las actuaciones al Juzgado de lo Social de origen para el oportuno cumplimento.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación