Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 444/2010 de 13 de abril


 RESUMEN:

Recurso de suplicación: Escrito de interposición. Es necesario que en el escrito se cite la norma infringida por la sentencia que su impugna. El incumplimiento de este de requisito conlleva la desestimación del recurso.

EN NOMBRE DEL REY

la siguiente

SENTENCIA

En el recurso de suplicación interpuesto por Ambrosio contra sentencia de fecha 30 de septiembre de 2009 dictad en los autos de juicio n.º 858/2004 en proceso sobre PRESTACIONES, y entablado por D./Dña. Ambrosio, contra Tesorería General De La Seguridad Social y Instituto Nacional De La Seguridad Social.

El Ponente, el Iltmo./a Sr./a. D./Dña. Juan José Rodríguez Ojeda, quien expresa el criterio de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La única instancia del proceso en curso se inició por demanda y terminó por sentencia, cuya relación de hechos probados es la siguiente

Primero.-El demandante, nacido el 1 de marzo de 1939, consta inscrito en el Régimen General de la Seguridad social desde el 16 de marzo de 1954. En el periodo que comprende desde el 1 de octubre de 1970 hasta el 31 de diciembre de 1985 estuvo afiliado en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. En el régimen general, estuvo dado de alta un total de 2.468 días en las empresas que se relacionan en el Informe de Vida Laboral que obra en autos y que se da por reproducido. En total figura dado de alta 8.039 días.

Segundo.-Iniciado expediente de solicitud de prestación de jubilación por el INSS se desestima su pretensión con fecha 19 de marzo de 2003 por no reunir el periodo mínimo de cotización exigido de 15 años, SALVO ENTRE EL 1 DE OCTUBRE DE 1970 y el 31 de diciembre de 1985, en que fueron abonadas las cotizaciones correspondientes a los meses de octubre a diciembre de 1970 y de enero a junio de 1971 ambos inclusive.

Tercero.-El periodo en el que el trabajador estuvo dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos no fue pagado en la fecha de su devengo. Tampoco se satisfizo antes de que transcurriera el periodo de prescripción.

Cuarto.-El actor tiene cotizados un total de 2.176 días al Régimen General de la Seguridad Social, 2.476 días si se incluye la parte proporcional de las pagas extras.

Quinto.-Frente a la resolución denegatoria se interpuso reclamación previa el 7 de abril de 2004.

Segundo.-La parte dispositiva de la Sentencia de instancia dice: Que desestimando la demanda interpuesta por Ambrosio contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería general de la Seguridad Social, debo absolver y absuelvo a las demandadas de todas las pretensiones en su contra.

Tercero.-Frente a dicha resolución se interpuso el recurso de Suplicación, que fue impugnado de contrario.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia de instancia desestimó la pretensión del actor nacido el 1-3-1939 que solicitaba derecho a percibir pensión de jubilación, por considerar que no acredita el periodo mínimo cotizado de 15 años. El actor estuvo de alta en el RETA desde 1-10-1970 al 31-12-1985 y pagó solamente las cuotas de cotización de Octubre a Diciembre de 1970 y de Enero a Junio de 1971 y ello ocurrió el 31-5-1972 (folio 150), sin que el actor haya argumentado nada en contra de dicho dato (folio 160). En el Régimen General acredita cotizados 2.476 días.

Frente a la misma se alza el actor mediante el presente recurso de suplicación, articulado a través de motivo de revisión fáctica a fin de que, revocada la de instancia sea estimada la demanda.

Segundo.-Al amparo del art 191 b) de la LPL solicita el recurrente la modificación de los hechos probados tercero y cuarto para que quede con la redacción que propone que es la siguiente: Tercero.- "El período en el que el trabajador estuvo dado de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos no fue pagado en la fecha de su devengo, aunque sí con posterioridad en su integridad, de tal forma que a la fecha de solicitud de la pensión de jubilación el trabajador no tenía deudas pendientes de tipo alguno por el antedicho concepto. "

Cuarto.-"El actor tiene cotizados un total de 2.176 días en el Régimen General de la Seguridad Social, 2.476 si se incluye la parte proporcional de las pagas extraordinarias, más otros 8.039 días en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos".

Los motivos se desestiman por cuanto en lo referente al ordinal cuarto de la documental invocada no resulta lo pretendido ya que en el régimen de Autónomos solamente figura como de alta (no cotizados) 5206 días (folio 28).

En cuanto al ordinal tercero tampoco cabe su estimación por cuanto la solicitud de jubilación es de fecha 4 de Marzo de 2004 (folio 19) y no se acredita que en dicha fecha no había deudas pendientes con la Seguridad Social, por el concepto cotizaciones en el RETA. Al folio 32 figura documento informático de la TGSS en el que se dice que el periodo de autónomo está impagado y prescrito y al folio 36 figura informe de cotización de 21-4-2004 en el que se dice lo mismo.

Tercero.-El recurrente no alega que la sentencia haya infringido norma alguna sustantiva ni jurisprudencia, incumpliendo el contenido del art 194.2 de la LPL.

El recurso de suplicación tiene carácter de medio extraordinario de impugnación, no siendo equiparable a la apelación, ya que tiene naturaleza casacional (TC 16-9-1991, 18 de Enero de 1993 y 3/93 de 25 de Enero), es decir la defensa de la ley frente a la actuación de los órganos inferiores del poder judicial,de manera que procede interponerlo exclusivamente frente a resoluciones judiciales determinadas y por los motivos tasados legalmente,no siendo posible la cita general o genérica de normas sin referencia alguna a un artículo en concreto, incluso, debe señalarse el apartado del artículo denunciado, en el supuesto de que este tuviera varios, y especificar en que ha consistido la infracción, pues se trata de una exigencia procesal lógica, ya que en otro caso se obligaría al Tribunal a construir de oficio, el propio recurso, responsabilidad que incumbe a la parte, menoscabando su preceptiva posición de imparcialidad (TCT 22 de Enero de 1973, y 25 de Junio de 1986, TSJ Murcia 8 de Octubre de 1992 - Aranzadi 224-5008 y 5054, así como las sentencias de TSJ de Madrid de 7 de Septiembre de 1.994, TSJ de Galicia 30 de Septiembre de 1994, TSJ País Vasco 6 de Julio de 1.994 y TSJ de Cataluña de 26 de Noviembre de 1994 - Aranzadi 3598- 3430- 2890 y 4410).

Tal defendible es el derecho del recurrente a combatir la sentencia que le ha sido adversa, como el del recurrido a que la misma no sea atacada, sino a través de las formalidades legales exigidas. El apartado c) del art 191 de la LPL determina que el recurso de suplicación tenga por objeto examinar las infracciones de normas sustantivas o de la jurisprudencia, por lo que mal puede la Sala examinar la infracción de una supuesta norma y jurisprudencia que no se menciona, salvo que como afirma el TS en sentencias de 22 de Abril de 1970 y 21 de Junio de 1971 (Aranzadi RJ 2384 y 2681), las infracciones denunciadas trasciendan de modo evidente y directo al orden público que no ha sido el caso de autos. El art 194.2 de la LPL insiste en la necesidad de que el recurrente cite concretamente en el escrito de interposición del recurso las normas del ordenamiento jurídico o la jurisprudencia que se consideren infringidas; si la norma contiene varios apartados, debe concretarse incluso, cual de ellos se reputa infringido (ss. TS de La Rioja en sentencia de 30 de Abril de 1992 y Cataluña en sentencia de 26 de Noviembre de 1994 -Aranzadi 1850 y 4410 y TSJ de Galicia en sentencia de 5 de Diciembre de 2001 - El Derecho 72648).

Como afirma el TSJ de Aragón en sentencia de 12 de Febrero 2001 (El Derecho 6216) "lo cierto es que en el presente caso se incumple tal requisito y la formulación en tales términos del motivo, tan alejada de la técnica procesal impuesta por la naturaleza extraordinaria de este recurso de suplicación, lo hace improsperable, pues obliga a la Sala, por la indeterminación que lleva consigo, a la construcción "ex officio" del mismo en función tan significativa como es la precisión y elección de la norma que deba entenderse infringida por el pronunciamiento de instancia".

Para el TSJ de Cataluña en sentencia de 25 de Octubre de 2000 (El Derecho 46078) "siendo el suplicación un recurso extraordinario (de carácter "cuasi casacional" - STC de 18.10.1993), no puede el Tribunal revisar o analizar el proceso en toda su dimensión, sino tan sólo las cuestiones que, entre las litigiosas- y en los términos legales-acoten las partes; en otro caso, si se construyesen de oficio los motivos de suplicación por el Tribunal, no sólo se desnaturalizaría la esencia misma del recurso, sino que la Sala saldría de su posición procesal, asumiendo la de parte, lo que no puede sustentarse jurídicamente, en modo alguno..." (sTSJ de Aragón de 25.8.1996).

"Respecto de los dos últimos motivos de recurso, se impone también su desestimación ya que como viene indicando el Tribunal Constitucional por ejemplo en sentencia 294/93, de 18 de octubre el recurso de suplicación no es un recurso de apelación ni una segunda instancia. sino un recurso extraordinario de objeto limitado, en el que el Tribunal ad quem no puede valorar ex novo toda la prueba practicada ni revisar el Derecho aplicable sino que debe limitarse a las concretas cuestiones planteadas por las partes, en especial la recurrente, que por ello mismo debe respetar una serie de requisitos formales impuestos por la ley y concretados por la jurisprudencia: como quiera que el escrito de interposición del recurso adolece en este punto de serios defectos formales al incumplir en este punto la prevención contenida en el art. 194.2. de la Ley de Procedimiento Laboral, quedando inalterado el relato histórico deduciéndose del mismo la consecuencia jurídica expuesta por la magistrada de instancia se impone la desestimación del recurso e íntegra confirmación de la sentencia impugnada (TSJ de Valencia en sentencia de 9 de Julio de 1999 - El Derecho 59802).

La aplicación pues al supuesto en enjuiciado de la doctrina expuesta determina que el recurso deba ser desestimado.

Vistos los preceptos legales citados, sus concordantes y demás disposiciones de general y pertinente aplicación.


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por DON Ambrosio contra la sentencia de 30 de Septiembre de 2009 dictada por el Juzgado de lo Social 2 de Las Palmas de Gran Canaria en los autos 858/2004 seguidos a su instancia contra del INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL y TESORERIA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, que confirmamos.

Notifíquese esta sentencia a las partes y al Ministerio Fiscal de esta Tribunal Superior de Justicia.

ADVERTENCIAS LEGALES.-

Contra esta sentencia cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, que necesariamente deberá prepararse por escrito firmado por Letrado dirigido a esta Sala de lo Social y presentado dentro de los 10 días hábiles siguientes al de su notificación.

Además, si el recurrente hubiere sido condenado en la sentencia, deberá acompañar, al preparar el recurso, el justificante de haber ingresado en la cuenta de Depósitos y Consignaciones abierta en el BANESTO cta. número: 3537/0000660041/2010 a nombre de esta Sala el importe de la condena, o bien aval bancario en el que expresamente se haga constar la responsabilidad solidaria del avalista. Si la condena consistiere en constituir el capital-coste de una pensión de Seguridad Social, el ingreso de éste habrá de hacerlo en la Tesorería General de la Seguridad Social y una vez se determine por éstos su importe, lo que se le comunicará por esta Sala.

El recurrente deberá acreditar mediante resguardo entregado en la Secretaría de la Sala de lo Social del Tribunal Supremo al tiempo de la personación, la consignación de un depósito de 300 Euros en la entidad de crédito de BANESTO c/c 24100000660041/2010, Sala de lo Social del Tribunal Supremo.

Están exceptuados de hacer todos estos ingresos las Entidades Públicas, quienes ya tengan expresamente reconocido el beneficio de justicia gratuita o litigasen en razón de su condición de trabajador o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social (o como sucesores suyos), aunque si la recurrente fuese una Entidad Gestora y hubiese sido condenada al abono de una prestación de Seguridad Social de pago periódico, al anunciar el recurso deberá acompañar certificación acreditativa de que comienza el abono de la misma y que lo proseguirá puntualmente mientras dure su tramitación.

Una vez firme lo acordado, devuélvase las actuaciones al Juzgado de lo Social de origen para el oportuno cumplimiento.

Así, por esta nuestra Sentencia, definitivamente juzgado, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación