Thomson Reuters
 
 
Asesor燰 & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Sevilla 98/2010, de 15 de marzo


RESUMEN:

Considera la Audiencia que, en el presente supuesto, no qued acreditado que el descuento de la letra de cambio para obtener el importe nominal de la misma lo hiciera el acusado con 嫕imo de lucro, sino m嫳 bien con intenci鏮 de obtener liquidez o financiaci鏮, pues al d燰 siguiente del vencimiento de la misma, rescat la citada letra de la oficina bancaria donde la descont, abonando el nominal y los gastos derivados del descuento y devoluci鏮.

SENTENCIA

En Sevilla, a 15 de marzo de 2010.

La Secci鏮 1. de la Audiencia Provincial de Sevilla, compuesta por los citados Magistrados, ha visto en juicio oral y pblico, los autos del Procedimiento antes referenciado, por delito de falsedad y estafa, ha dictado la siguiente Sentencia:


ANTECEDENTES


Primero.-Han sido partes:

El Ministerio Fiscal, representado por la Ilma. Sra. Margarita Viera Diaz.

El acusado, Arsenio, con DNI. Nm. NUM000, hijo de Rafael y Felisa, nacido en Herrera (Sevilla), el d燰 31 de octubre de 1958, con domicilio en c/ [...] de Herrera, sin antecedentes penales, cuya solvencia no esta acreditada, en libertad provisional por esta causa, representado por la Procuradora Sra. Macarena Morales Fern嫕dez y defendido por el Letrado D. Enrique Fuentes L鏕ez.

Segundo.-El juicio oral ha tenido lugar en audiencia pblica, practic嫕dose las siguientes pruebas, declaraci鏮 del acusado, del testigo, y documental, con el resultado que consta en autos.

Tercero.-El Ministerio Fiscal formul conclusiones definitivas, apreciando en los hechos un delito de falsedad en documento mercantil, previsto y penado en los art獳ulos 392 y 390.1, 2. y 3. del C鏚igo Penal, en concurso medial con un delito de estafa del art獳ulo 248.1 y 250.1.3. del C鏚igo Penal, estimando autor al acusado Arsenio, no concurriendo circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, y pidiendo que se le impusiera la pena, por el delito de falsedad, 15 meses de prisi鏮, con accesoria de inhabilitaci鏮 del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y 15 meses de multa con una cuota diaria de 6 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria del art獳ulo 53 del C鏚igo Penal; y por el delito de estafa, cuatro a隳s de prisi鏮, con accesoria de inhabilitaci鏮 del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y 10 meses de multa con una cuota diaria de 6 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria del art獳ulo 53 del C鏚igo Penal; y costas.

Cuarto.-La defensa del acusado formul conclusiones definitivas solicitando dictado de sentencia absolutoria.

Ha sido ponente el Ilmo. Sr. D. JUAN ANTONIO CALLE PE哻.


HECHOS PROBADOS

Apreciando en conciencia la prueba practicada, declaramos expresamente probados los siguientes hechos:

El acusado, Arsenio, mayor de edad y sin antecedentes penales, titular y responsable de la entidad INTER-FOR 6000 S.L., con el fin de obtener disposici鏮 de efectivo de la que carec燰 en esos momentos la referida entidad, y sin que mediara operaci鏮 comercial alguna que justificase su emisi鏮, vali幯dose de las relaciones comerciales previamente mantenidas con la tambi幯 mercantil DIMERGA GRANADA S. L., pero sin el consentimiento y, ni siquiera el conocimiento de sus representantes legales, libr contra la referida entidad el d燰 20 de julio de 2006 una letra de cambio (la n NUM002) por importe de 6.000 €, con vencimiento el 20 de noviembre de 2006, en la que indic como domicilio y lugar de pago una cuenta corriente que DIMERGA ten燰 abierta en la sucursal del Banco Pastor de la localidad de Albolote (Granada). En dicha letra figuraba la firma del R. L. y administrador de la entidad aceptante DIMERGA GRANADA S. L., realizada por el acusado o por un tercero a su ruego, sin conocimiento ni consentimiento del citado administrador.

Vali幯dose del cr嶮ito que ten燰 concedido, el mismo d燰 de su libramiento el acusado descont la referida cambial, obteniendo con ello el importe indicado en el nominal, que le fue ingresado en una cuenta corriente que la empresa de la que era titular el acusado ten燰 en una sucursal de UNICAJA, en la localidad de Herrera (Sevilla).

Llegado el d燰 del vencimiento, la letra fue presentada al cobro en el lugar indicado, y devuelta impagada por la falta de efectivo, lo que no caus ningn perjuicio a DIMERGA GRANADA S.L., salvo el de ser incluida en el Registro de Aceptantes Impagados (R.A.I.).

El acusado, al d燰 siguiente del vencimiento, 21 de noviembre de 2006, rescat la letra de la oficina de UNICAJA, donde la descont, abonando el nominal y los gastos derivados del descuento y devoluci鏮, por lo que la entidad bancaria no sufri perjuicio alguno por estos hechos.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


Primero.-

A) Los hechos declarados probados son legalmente constitutivos de un delito de falsedad en documento mercantil, previsto y penado en los art獳ulos 392 y 390.1.2. y 3. del C鏚igo Penal.

Como se鎙la la Sentencia del T.S. de 03-10-01 "...Los requisitos que la doctrina jurisprudencial ha venido exigiendo en el delito de falsedad son:

a) Elemento objetivo o material, integrado por la mutaci鏮 de la verdad a trav廥 de los procedimientos o modalidades comisivas, contempladas en el art. 390.

b) Que la "mutatio veritatis" incida sobre elementos esenciales del documento y posea la entidad suficiente para confundir al tercero o sorprenderle en su buena fe, repercutiendo o produciendo los efectos perseguidos en el 嫥bito de las relaciones jur獮icas.

c) El elemento subjetivo, o dolo falsario, consistente en la concurrencia en el sujeto activo de la conciencia y voluntad de transmutar la realidad.

Por otro lado, segn se鎙la, entre otras muchas, la Sentencia del Tribunal Supremo de 1 de septiembre de 1.999 ".... La reciente sentencia de esta Sala de 13 de Junio de 1997, en relaci鏮 al vigente C鏚igo, y por tanto con mayor motivo en relaci鏮 al anterior C.P. por el que ha sido condenado el recurrente, recuerda que "....mantienen toda su virtualidad las definiciones de documentos mercantiles que se reflejaban en la doctrina de esta Sala hace ya a隳s, as la STS de 5 de Octubre de 1988 afirma que son documentos mercantiles, en primer lugar, los citados expresamente por el C. de Comercio o Leyes Especiales, tales como letras de cambio, pagar廥, cheques, cartas, 鏎denes de cr嶮ito, cartas de porte, conocimientos de embargo, resguardos de dep鏀itos y otros muchos; en segundo lugar, todas aquellas representaciones gr塻icas del pensamiento, creadas con fines de preconstituci鏮 probatoria, destinadas a surtir efectos en el tr塻ico jur獮ico y que se refieran a contratos y obligaciones de naturaleza comercial, a los que plasman y acreditan; y finalmente las representaciones gr塻icas del pensamiento destinadas a acreditar la ejecuci鏮 de dichos contratos, tales como facturas, albaranes de entrega y otros semejantes....". En tal sentido se han estimado documentos mercantiles las ordenes de transferencias bancarias -STS de 3 de Diciembre de 1989-, los partes de accidentes remitidos a las aseguradoras -STS de 17 de Mayo de 1987-, los albaranes y facturas -SSTS de 3 de Febrero de 1989 y 10 de Junio de 1993-, la apertura de cuenta corriente -STS de 10 de Octubre de 1994-, las hojas de arqueo -STS de 19 de Octubre de 1996 -, etc...."

B) Y en cuanto al delito de estafa del que acusa el Ministerio Fiscal, segn reiterada doctrina jurisprudencial, entre otras STS 415/2.002, de 8 de marzo, son elementos del delito de estafa:

1) Un enga隳 precedente o concurrente, plasmado en alguno de los artificios incorporados a la enumeraci鏮 que el C鏚igo efectuaba, y hoy concebido con un criterio amplio, dada la ilimitada variedad de supuestos que la vida real ofrece.

2) Dicho enga隳 ha de ser bastante para la consecuencia de los fines propuestos, con suficiente entidad para provocar el traspaso patrimonial.

3) Producci鏮 de un error esencial en el sujeto pasivo, desconocedor de la que constitu燰 la realidad.

4) Un acto de disposici鏮 patrimonial, con el consiguiente perjuicio para el sujeto pasivo.

5) Nexo causal entre el enga隳 del autor y el perjuicio de la v獳tima, con lo que el dolo del agente tiene que anteceder o ser concurrente en la din嫥ica defraudatoria, no valor嫕dose penalmente el dolo subsequens, esto es, sobrevenido y no anterior a la celebraci鏮 del negocio de que se trate.

5) 聲imo de lucro, incorporado a la definici鏮 legal desde la reforma del a隳 1983, que constituye el elemento subjetivo del injusto y que consiste en la intenci鏮 de obtener un enriquecimiento de 璯dole patrimonial.

Pues bien, en el presente caso no ha quedado acreditado que el descuento de la letra de cambio para obtener el importe nominal de la misma, lo hiciera el acusado con 嫕imo de lucro, sino m嫳 bien con 嫕imo de obtener liquidez o financiaci鏮, pues al d燰 siguiente del vencimiento de la misma rescat la citada letra de la oficina bancaria donde la descont, abonando el nominal y los gastos derivados del descuento y devoluci鏮.

Por lo que faltando este elemento del delito, procede absolver al acusado del delito de estafa del que ven燰 acusado.

Segundo.-Del expresado delito de falsedad en documento mercantil es penalmente responsable en concepto de autor el acusado Arsenio, por haber tomado parte activa, material y voluntaria en su ejecuci鏮, art獳ulo 28 del C鏚igo Penal, en relaci鏮 con el art獳ulo 27 del mismo Texto Legal.

De las pruebas practicadas en el Juicio Oral y esencialmente de las firmes declaraciones prestadas por el testigo Agust璯, en las que este Tribunal no apreci motivos para dudar de su veracidad, sin que se haya alegado, ni mucho menos acreditado la posible existencia de motivos espurios, ha quedado acreditado que el acusado por s mismo, o vali幯dose de un tercero, simul la firma del R. L. y administrador de la entidad aceptante DIMERGA GRANADA S. L. Siendo perseverante el citado testigo en las sucesivas declaraciones prestadas a lo largo del procedimiento, en que ni firm la citada letra, ni la entreg al acusado, poniendo de relieve que en la misma falta el sello de su empresa, que utiliza siempre para la expedici鏮 de documentos de la misma.

Por su parte, el acusado reconoce que en la citada letra aparece el sello de su empresa. Resultando inveros璥il la versi鏮 exculpatoria que ofrece. As, manifiesta que la letra se la entreg a 幨 un amigo suyo, al que conoce por Epifanio, conocido por Leoncio, quien le pidi el favor de negoci嫫sela, manifestando que con 廥te mantuvo una relaci鏮 comercial consistente en la venta de terrenos en Huelva. A pesar de lo cual no pueda aportar ningn otro dato para la identificaci鏮 del mismo. A鎙diendo que el citado Epifanio debi coger los datos de la empresa DIMERGA GRANADA S. L. de algn documento que encontr en su veh獳ulo. Por lo que resulta completamente inveros璥il que el acusado accediera a descontar la citada letra a una persona de la que s鏊o sabe que se llama Epifanio, del que no puede aportar m嫳 datos, y con el que tan s鏊o ha tenido una relaci鏮 comercial.

En este sentido, ha declarado la jurisprudencia del Tribunal Supremo (Sentencias de 5 de junio y 10 de noviembre, 16 de diciembre de 1992 y 28 de abril, 24 de septiembre, 20 de octubre de 1993, 6 y 27 de septiembre de 1994, 12 de febrero de 1997, 21 de febrero de 1998, 25 de octubre de 1999, 23 de mayo, 17 de septiembre, 16 y 29 de octubre y 19 de diciembre de 2001, 11 y 12 de junio de 2002) que la versi鏮 exculpatoria facilitada por el acusado, cuando resulta acreditadamente falsa, o las explicaciones no convincentes o contradictorias, aunque por si solas no basten para declarar culpable a qui幯 las profiera, son susceptibles de valoraci鏮 por el 鏎gano judicial constituyendo un dato m嫳 a tener en cuenta en la indagaci鏮 de los hechos ocurridos y personas intervinientes.

Tercero.-En la ejecuci鏮 del expresado delito no concurren circunstancias modificativas de responsabilidad criminal.

Cuarto.-En cuanto a las penas a imponer, para el delito de falsedad en documento mercantil, establece el C鏚igo Penal las penas de prisi鏮 de seis meses a tres a隳s y multa de seis a doce meses. Por lo que teniendo en cuenta el perjuicio ocasionado al perjudicado, cuya empresa fue incluida en el Registro de Aceptantes Impagados (R.A.I.), con las consiguientes consecuencias negativas que ello supone para el tr塻ico mercantil, procede imponer la pena de nueve meses de prisi鏮 y siete meses de multa, con una cuota diaria de 6 euros.

Quinto.-Las costas procesales causadas han de ser impuestas a los criminalmente responsables de un delito o falta, por imperativo del art獳ulo 123 del C鏚igo Penal.

VISTOS los preceptos citados y dem嫳 de general y pertinente aplicaci鏮,


FALLAMOS


Condenamos a Arsenio como autor de un delito de falsedad en documento mercantil, ya circunstanciado, sin la concurrencia de circunstancias modificativas de la responsabilidad criminal, a la pena de nueve meses de prisi鏮, accesoria de inhabilitaci鏮 especial del derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y siete meses de multa con una cuota diaria de 6 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria del art獳ulo 53 del C鏚igo Penal. Imponi幯dole el pago de la mitad de las costas procesales causadas.

Absolvi幯dolo del delito de estafa del que ven燰 acusado, declarando de oficio la otra mitad de las costas.

Notif甒uese la presente resoluci鏮 a las partes en la forma prevenida en la ley, signific嫕doles que no es firme y que contra la misma podr嫕 interponer recurso de casaci鏮, que deber prepararse en el plazo de cinco d燰s, a contar desde la ltima notificaci鏮.

As por esta sentencia, juzgando definitivamente en nica instancia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicaci鏮.-La anterior sentencia ha sido publicada en el d燰 de su fecha. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentaci鏮 Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la informaci鏮, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos t闛icos
 
Foros de formaci鏮