Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Canarias 289/2010, de 5 de noviembre


 RESUMEN:

Carrera profesional: Promoción interna temporal. Solicitud de encuadramiento del recurrente en el nivel cuatro de la carrera profesional de personal facultativo. Los servicios prestados con carácter temporal en otra categoría y especialidad, caso del recurrente, aunque tenga reserva de plaza en la categoría de origen, no pueden ser computados como servicios en la categoría respecto de la que se pretende el encuadramiento ya que se trata de tareas y funciones distintas. Solo cabe el cómputo de los servicios efectivamente prestados en la categoría y especialidad en que se desarrolle la carrera profesional.

SENTENCIA

En la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria, a cinco de noviembre de 2.010.

Visto por la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, con sede en Las Palmas, el presente recurso n.º137/2.010, apelación, en el que son partes, como apelante, Marco Antonio, representado por la letrada Sra. Gómez Quiroga, y como apelada, el Servicio Canario de Salud, representado por la letrada de los servicios jurídicos del Gobierno de Canarias, versando la misma sobre impugnación de resolución desestimatoria de reclamación contra desestimación de solicitud de encuadramiento del recurrente en el nivel cuatro de la carrera profesional de personal facultativo.


ANTECEDENTES DE HECHO.


 
Primero.-Mediante sentencia del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número uno de Las Palmas de fecha 22 de marzo de 2.010 se desestimó la reclamación interpuesta por Marco Antonio contra la desestimación reseñada en el encabezamiento del presente fallo.

Segundo.-Frente a tal resolución desestimatoria se interpuso recurso de apelación por la letrada Sra. Gómez Quiroga en representación de Marco Antonio, interesando la revocación de la misma y la declaración del derecho del apelante a ser encuadrado en el nivel pretendido.

Tercero.-Por su parte, la apelada se opuso al recurso deducido de contrario interesando su desestimación.

Cuarto.-Finalizado el periodo probatorio se trajeron los autos a la vista con citación de partes para sentencia, con señalamiento del día cinco de noviembre del presente año para votación y fallo, habiendo sido ponente el Ilmo. Sr. Magistrado Don Jaime Borrás Moya, que expresa el parecer unánime de la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO.


 
Primero.-La cuestión a discernir en el presente procedimiento consiste en determinar si la sentencia desestimatoria antes indicada del Juzgado número uno en relación con la pretensión del recurrente asimismo reseñada es o no ajustada a derecho, alegando el apelante que la sentencia en cuestión aplica incorrectamente el decreto regulador de la carrera profesional al no tener en cuenta la figura de la promoción interna temporal regulada en el art. 35 del estatuto marco de 16 de diciembre de 2.003.

Segundo.-Debe señalarse, en primer lugar, que la cuestión a resolver en el presente litigio consiste, exclusivamente, en determinar la posible aplicación al caso de los arts. 35 y 63 de la ley 55/2.003 de 16 de diciembre, afirmando la apelante que la exigencia del art. 3,2 del decreto 278/03, por el que se aprueba y desarrolla el modelo de carrera profesional del personal facultativo del Servicio Canario de Salud, resulta afectada por tales preceptos del estatuto marco. Ello no obstante, como acertadamente entendió el Juzgador de primera instancia para desestimar la pretensión deducida por el Sr. Calixto, no cabe efectuar una interpretación excesiva de la norma en atención a la claridad de la misma, que exige con toda contundencia que los servicios prestados, a los efectos del decreto, deben serlo en la misma categoría y especialidad durante los periodos de tiempo que se especifican, que en el caso es el señalado de 23 años, por lo que debe acogerse el punto de vista sostenido por la administración apelada en cuanto a que los servicios prestados con carácter temporal en otra categoría y especialidad, caso del recurrente, aunque tenga reserva de plaza en la categoría de origen, no pueden ser computados como servicios en la categoría respecto de la que se pretende el encuadramiento ya que se trata de tareas y funciones distintas, de manera que, salvo excepciones tasadas, entre las que no se encuentra el servicio prestado en situación de adscripción temporal, solo cabe el cómputo de los servicios efectivamente prestados en la categoría y especialidad en que se desarrolle la carrera profesional. Asimismo, comparte la Sala el argumento de que al hablar la ley de que quienes se encuentren en la situación del art. 35, a saber, promoción interna temporal, se mantendrán con los derechos que en cada caso corresponda, no salvaguarda la ley entre tales derechos que haya de computarse el tiempo de servicios prestados en tal situación a efectos de acceso a la carrera profesional en la categoría de origen desde la que se promociona, a diferencia de lo que la propia ley establece para los que se encuentren en situación de servicios especiales.

Tercero.-En definitiva, a tenor de lo expuesto resulta que la sentencia apelada desestima correctamente la pretensión del recurrente al ser la misma contraria a la previsión legal de que los servicios a computar se presten en la misma categoría y especialidad, por lo que debe ser desestimado el presente recurso de apelación.

Cuarto.-A tenor de lo dispuesto en el artículo 139 de la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, no procede en el presente caso efectuar condena en costas al no apreciarse temeridad o mala fe procesal en las partes litigantes, considerando la Sala que la complejidad del tema litigioso supone que deba establecerse una excepción a la regla general de condena en costas al apelante cuyo recurso es desestimado.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación:


FALLAMOS.


 
Que debemos desestimar y desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la representación de Marco Antonio contra la sentencia de fecha 22 de marzo de 2.010 dictada por el Juzgado número uno en el presente procedimiento, la cual confirmamos. Ello sin imposición de costas.

Así, por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo de la Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-. Leída y publicada fue la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, celebrando audiencia pública el mismo día de su fecha, doy fe, en Las Palmas.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación