Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 4) de 31 de octubre de 1997


 RESUMEN:

Administración pública. Ayuntamiento. Complemento de antigüedad. Desestimación. Trabajadoras temporales. No previsto en convenio colectivo.

CONTENIDO:

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Las cuatro actoras, prestan sus servicios para la corporación demandada, dos de ellas desde 1989 y otras dos desde 1991 -en virtud de sucesivos contratos para obra o servicio determinado- ostentando la categoría profesional de peón especialista y desempeñando el puesto de auxiliares de ayuda a domicilio. Solicitaron en sus demandas presentadas el 11 de noviembre de 1995 que se les reconozca como fecha de ingreso la que indican de los citados años, así como que se condene al Ayuntamiento a abonarles las cantidades que especifican en concepto de complemento de antigüedad y de diferencias por los complementos de destino y específico; todos ellos contemplados en el Convenio Colectivo para el Personal Laboral del Ayuntamiento de León de 1992.

La sentencia de instancia estimó íntegramente las demandas acumuladas. Recurrida en suplicación por la corporación, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid, dictó sentencia el 12 de noviembre de 1996, que estimó el recurso y revocó el pronunciamiento de instancia en lo relativo a la condena al pago de cantidades concretas; hay que resaltar que previamente adicionó al hecho probado primero el siguiente particular "La prestación de servicios de las actoras se ha venido efectuando en virtud del acuerdo alcanzado entre el INSERSO y el Ayuntamiento de León, suscrito en fecha 1 de julio de 1988, renovado anualmente, sin solución de continuidad". Razonando en su fundamentación jurídica -respecto del tema de la antigüedad- que la relación laboral que une a las actoras con el Ayuntamiento de León no puede calificarse como indefinida, habida cuenta que la misma tuvo siempre lugar en el marco de los acuerdos suscritos entre la empleadora y el INSERSO (con financiación mayoritaria de éste), lo que revela -sigue diciendo-, sin el menor asomo de duda, la naturaleza temporal de la actividad objeto de la contratación.

Segundo.-Frente a dicha sentencia de suplicación, interponen las actoras el presente recurso de casación para la unificación de doctrina, el cual lo limitan exclusivamente al complemento de antigüedad, desistiendo de la reclamación de los otros dos complementos; aducen que aun cuando no tengan el carácter de fijas de plantilla -como reconoció la impugnada- tienen derecho al mismo; invocan al efecto en concepto de contradictoria la sentencia dictada por la misma Sala de Valladolid el 27 de febrero de 1996; la cual contempla el supuesto de una trabajadora que prestaba iguales servicios para el mismo Ayuntamiento, con el mismo carácter temporal y sin embargo le condenó a pagarle determinada cantidad por el complemento de antigüedad. Concurren, por tanto, las identidades previstas en el artículo 217 de la Ley de Procedimiento Laboral, necesarias para viabilizar el presente recurso, como admite la propia recurrida.

Tercero.-Las recurrentes denuncian la infracción del artículo 27 del aludido Convenio colectivo y del artículo 14 de la Constitución.

El artículo 25.1 del Estatuto de los Trabajadores se remite en cuanto al complemento de antigüedad a lo fijado en convenio colectivo o contrato individual. Y el artículo 27 del mentado Convenio colectivo establece en su primer párrafo bajo el epígrafe "Antigüedad": "Su cuantía será la que acompaña en las tablas retributivas, comenzándose a devengar desde los días uno del mismo mes los que se cumplen entre el uno y el quince y desde el día uno del mes siguiente los que lo hagan entre el dieciséis y el treinta y uno, ambos inclusive". Añadiendo el párrafo segundo que "se procederá previa solicitud del interesado al reconocimiento de la antigüedad de todos los trabajadores que hayan estado vinculados con el ayuntamiento, mediante contratos de duración determinada o han prestado servicios en otras entidades dependientes del Ayuntamiento siempre que entre la finalización de dichos contratos y la fecha en que ingresaren como fijos no hayan transcurrido más de doce meses". Y por otra parte el anexo IV del Convenio se limita a fijar determinados porcentajes sobre el salario base para el primer año y sucesivos de servicios.

Hay que resaltar en primer lugar que las actoras se aquietan en este recurso a su consideración de contratadas laborales temporales, sosteniendo que incluso en este supuesto tienen derecho al complemento de antigüedad.

El primer párrafo antes mencionado del Convenio colectivo es inocuo a estos efectos. Respecto del segundo párrafo hay que entender que su redacción presupone que el complemento de antigüedad sólo corresponde a los trabajadores fijos, pues, en caso contrario, no se hubiera hecho expresa mención a que tienen derecho al cómputo de los servicios prestados con anterioridad en régimen de contratación determinada; lo cual viene a coincidir, por otra parte, con la normativa administrativa relativa al cómputo de la antigüedad de los servicios previos prestados a la Administración antes de ocupar una plaza en plantilla, que se estableció en la Ley 70/1978, de 26 de diciembre, y en el Real Decreto 1461/1982, de 25 de junio. Coincidencia que se explica por el carácter de corporación pública de la demandada, que obviamente también tiene a su servicio personal funcionarial; y en definitiva ha estipulado en el Convenio que esta mejora prevista para este personal se extienda al personal laboral.

No se opone a lo anterior, el artículo 2.d) del Real Decreto 2104/1984 -vigente cuando las actoras iniciaron su relación laboral-, en cuanto admite que el trabajador contratado para obra o servicio determinado tiene derecho al complemento de antigüedad, ya que añade que ello es así "en los términos fijados en Convenio colectivo".

Y por último, es claro que no cabe apreciar la infracción del artículo 14 de la Constitución, pues no es contrario al principio de igualdad que el Convenio colectivo -que es la norma que introduce y regula este complemento- solamente prevea su abono a los trabajadores fijos y no a los temporales, dadas las diferencias entre ambos colectivos; no pudiéndose olvidar que este complemento -que ya no tiene el carácter de "ius cogens"- trata de premiar la vinculación del trabajador con la empresa, y en principio, por su propia naturaleza, sólo es aplicable a los trabajadores por tiempo indefinido salvo que por pacto o convenio colectivo se disponga expresamente lo contrario.

Por todo lo cual, de acuerdo con el informe del Ministerio Fiscal, se debe desestimar el recurso.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación