Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cantabria 35/2010, de 20 de enero


 RESUMEN:

Revisión del grado de discapacidad: Inicialmente, se otorgó a la actora un grado de discapacidad del 23%, por las dificultades en la articulación del habla debidas a la lesión cerebral sufrida. A la vista de la prueba practicada, se ha producido un estancamiento en su expresión verbal, y se deduce que no ha existido mejoría que justifique la reducción del porcentaje de discapacidad inicialmente reconocido. Desestimación del recurso.

SANTANDER

SENTENCIA: 00035/2010

Rec. Núm. 994/2009

Sec. Sra. Colvée Benlloch.

PRESIDENTE

Ilmo. Sr. D. Rubén López Tamés Iglesias

MAGISTRADOS

Ilma. Sra. D.ª Mercedes Sancha Saiz

Ilma. Sra. D.ª M.ª Jesús Fernández García

EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria

compuesta por los Ilmos. Sres. citados al margen, ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En Santander, a veinte de enero de dos mil diez.

En el recurso de suplicación interpuesto por el Gobierno de Cantabria contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Núm. Tres de Santander, ha sido Ponente la Ilma. Sra. D.ª Mercedes Sancha Saiz, quién expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en autos se presentó demanda por Doña Estibaliz, sobre Seguridad Social, siendo demandado el Gobierno de Cantabria, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 5 de noviembre de 2009, en los términos que se recogen en su parte dispositiva.

Segundo.-Como hechos probados se declararon los siguientes:

1.º- La demandante tenía reconocida un grado de minusvalía del 34% por resolución de la demanda del 2-8-2007.

2.º- Tramitado de oficio expediente de revisión se dictó resolución por la demandada el 12-1-2009 que acordó la concesión de un grado de minusvalía del 20%.

Contra la decisión anterior se interpuso por la demandante reclamación previa el 13-3-09m que fue rechazada el 24-3-09.

3.º La disartria que padece la demandante apenas ha experimentado mejoría desde enero de 2008.

4.º- Se ha tramitado el consiguiente expediente de revisión del grado de minusvalía, cuyo contenido íntegro, incluyendo el informe médico del EVO, debe ser tenido por reproducido.

5.º- La demandante padece crisis convulsivas epilépticas y disartría.

Tercero.-Contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandada, siendo impugnado por la parte contraria, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La actora formuló demanda en reclamación de que se dejara sin efecto la resolución administrativa de 24 de marzo de 2009, por la que se modificaba el grado de discapacidad previamente reconocido, pasando del 34% al 20%. La sentencia de instancia estima dicha pretensión y frente a la misma interpone el Letrado de los Servicios Jurídicos del Gobierno de Cantabria, el presente recurso de suplicación, a través de un único motivo, con correcto amparo procesal en el apartado c) del artículo 191 de la Ley de Procedimiento Laboral.

Segundo.-Se denuncia la infracción del Capítulo XIV, Tabla V del Anexo I del Real Decreto 1971/1999, de 23 de diciembre, regulador del procedimiento para el reconocimiento, declaración y calificación del grado de minusvalía, en relación con los artículos 4 y 5 de dicha norma.

El grado porcentual de minusvalía se determina en función de unos baremos y tablas de valoración establecidos en los Anexos del citado RD 1971/1999 y del RD 1169/2003, teniendo en cuenta no solo las deficiencias físicas y psíquicas, integrantes de la discapacidad, sino también los índices valorativos, específicos y porcentuales, correspondientes a los factores sociales complementarios.

En el presente caso a la actora se la reconoció en el año 2007 un porcentaje de discapacidad global del 27%, desglosado en: 5% de discapacidad física por la epilepsia y 23% de discapacidad psicológica, por disartría, trastorno del lenguaje, más los factores sociales. En la resolución administrativa que ahora se cuestiona se otorga un porcentaje de discapacidad global del 20%, desglosado en: 5% de discapacidad física por la epilepsia y 16% de discapacidad psicológica, por la disartría.

El citado RD 1971/1999 contiene en el capítulo 14, normas específicas de valoración de la discapacidad por trastorno del habla, definiendo las disartrías como "alteraciones del habla debidas a trastornos del control neuromuscular de los mecanismos de expresión del lenguaje", añadiendo que "la valoración de la disartría estará ligada al carácter de la lesión neuromuscular que la originó. Así, en lesiones no evolutivas: secuelas de TCE, secuelas de ACVA, etc., podrá hacerse una valoración provisional una vez pasada la fase aguda, pero la valoración definitiva se efectuará tras un año de evolución".

La tabla V relativa a los "grados de discapacidad secundarios a trastornos del habla-articulación" incluye en el Grado II A, la limitación moderada, otorgando un porcentaje de discapacidad para la comunicación verbal de 12 a 23%, en los casos en que "puede ejecutar muchos de los actos articulatorios necesarios para la comunicación oral de cada día con la suficiente intensidad, claridad, velocidad y facilidad aunque el habla es casi continuamente débil, imprecisa, lenta o interrumpida de tal manera que se hace difícil la inteligibilidad en los ambientes ruidosos comunes en la vida normal (estaciones, restaurantes, trenes, vehículos, etc.). Le entienden propios y extraños en ambientes normales (conversaciones en grupos no numerosos, conversaciones reposadas y en entornos sin ruido excesivo)".

En el supuesto actual inicialmente (diciembre de 2007) se le otorgó un grado de discapacidad del 23%, por las dificultades en la articulación del habla, debidas a la lesión cerebral sufrida, "con aceptable fluidez y ritmo en la expresión verbal en contextos normales (no ruidosos)", a tenor del dictamen psicológico del EVO (folio 75 de los autos). En el dictamen psicológico posterior, de 5-1-2009 (folios 60 y 61), literalmente se manifiesta "la paciente presenta dificultades en la articulación del habla, con ritmo y fluidez aceptable y comprensible en contextos normales, no ruidosos".

A la vista de tal dictamen y de la pericial acogida en la instancia (de la logopeda que la ha venido tratando), con arreglo a la cual se ha producido un estancamiento de su expresión verbal, se deduce que no ha existido mejoría alguna que justifique la reducción de su porcentaje de discapacidad. Lo que nos lleva a rechazar el recurso formulado y confirmar la resolución de instancia.

Vistos los preceptos legales citados y demás de pertinente aplicación.


FALLAMOS.


 
Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por el Gobierno de Cantabria, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número Tres de Santander (Autos 436/2009), con fecha 5 de noviembre de 2009, en virtud de demanda formulada por Doña Estibaliz contra la recurrente, sobre seguridad social, la cual confirmamos en su integridad.

Notifíquese esta sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, previniéndoles de su derecho a interponer contra la misma, recurso de casación para la unificación de doctrina para ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo dentro de los diez días hábiles contados a partir del siguiente al de su notificación.

Devuélvanse, una vez firme la sentencia, los autos al Juzgado de procedencia con certificación de esta resolución y déjese otra certificación en el Rollo de archivar en este Tribunal.

Así por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación