Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cantabria 245/2010, de 9 de abril


 RESUMEN:

Antigüedad: Reconocimiento de cantidades o días trabajados. Afectación general: No cabe en este supueto el acceso al recurso de suplicación, puesto que no se justifica una situación de conflicto generalizado. Indeterminación legislativa de la regulación de la "afectación general". Inadmisión del recurso de suplicación.

SANTANDER

SENTENCIA: 00245/2010

Rec. Núm. 195/10

Sec. Sra. Colvée Benlloch.

PRESIDENTE

Ilmo. Sr. D. Rubén López Tamés Iglesias

MAGISTRADOS

Ilma. Sra. D.ª Mercedes Sancha Saiz

Ilma. Sra. D.ª M.ª Jesús Fernández García

EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria

compuesta por los Iltmos. Sres. citados al margen ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En Santander, a nueve de abril de dos mil diez.

En el recurso de suplicación interpuesto por la empresa ROBERT BOSCH ESPAÑA FÁBRICA DE TRETO S.A. contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Núm. Dos de Santander, ha sido Ponente el Ilmo. Sr. D. Rubén López Tamés Iglesias, quién expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Que según consta en autos se presentó demanda por D. Isidoro y otros siendo demandado Robert Bosch España, Fábrica de Treto S.A., sobre contrato de trabajo, y que en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 25 de noviembre de 2.009 en los términos que se recogen en su parte dispositiva.

Segundo.-Que como hechos probados se declararon los siguientes:

1.º- Los actores que constan en el encabezamiento de esta Sentencia prestan sus servicios profesionales para la empresa Robert Bosch España Fábrica de Treto con una relación laboral fija, si bien inicialmente la misma se articuló a través de la celebración de contratos de trabajo temporales cuya concreción consta en el hecho segundo de cada una de las demandas acumuladas, y en el caso del actor Isidoro en el hecho tercero, que aquí se dan por reproducidos.

2.º- La empresa demandada reconoce a cada actor la siguiente antigüedad en nómina:

Antonia: 1/10/2000

Melchor: 19/7/1994

Ricardo: 16/5/1994

Valentín: 7/7/2003

Dolores: 13/7/2005

Luis Miguel: 27/9/1994

Inocencia: 17/5/2003

Mercedes: 7/11/2005

Alejandro: 24/6/1994

Isidoro: 7/8/2006

3.º- La demandada no les reconoce a efectos del cómputo para el abono de quinquenios, los siguientes períodos:

Antonia:5 AÑOS, 7 MESES Y 7 DÍAS

Melchor: 2 AÑOS; 5 MESES Y 19 DÍAS

Ricardo: 3 AÑOS; 8 MESES Y TRES DÍAS

Valentín: 2 AÑOS; 5 MESES Y 17 DÍAS

Dolores: 7 AÑOS; 9 MESES Y 5 DÍAS

Luis Miguel: 2 AÑOS; 5 MESES Y 28 DÍAS

Inocencia: 2 AÑOS; 3 MESES Y 24 DÍAS

Mercedes: 6 AÑOS; 5 MESES Y 9 DÍAS

Alejandro: 4 AÑOS; 6 MESES Y 21 DÍAS

Isidoro: 1.873 DÍAS. 4.º- La empresa demandada se rige en sus relaciones laborales por lo dispuesto en su propio Convenio Colectivo de Robert Bosch España Fábrica de Treto, S.A. Obra en autos y se dan por reproducidos los Convenios Colectivos vigentes para los periodos 1995-1997; 1998-2000; 2001-2003; 2004- 2006 Y 2007 A 2009.

5.º- Por la Federación Minerometalúrgica de CCOO en Cantabria se formuló demanda de Conflicto Colectivo, repartida a este Juzgado con el número de autos 18/2000 por el que se solicitaba "el reconocimiento a los trabajadores con contratos temporales concatenados, con lapsus de inactividad inferior a 20 días y con duración global superior a los topes legalmente establecidos, de una antigüedad cuyo cómputo se iniciara en la fecha de efectos del primero de esos contratos".

6.º- De este procedimiento de Conflicto Colectivo desistió por la Federación del Metal de Comisiones Obreras porque dicho Sindicato llegó a un acuerdo con la dirección de Robert Bosch en fecha 7 de febrero de 2000 por la que ésta admite "que los trabajadores que pasan a fijos y que han mantenido relación laboral con la empresa a través de sucesivos contratos temporales, sin que medie entre ellos más de doce días, se les reconocerá la antigüedad del primero de los contratos suscritos siempre que cumplan el citado requisito de continuidad entre ellos".

7.º- Este Acuerdo de 7 de febrero de 2000 es aprobado por la mayoría del Comité de Empresa en el Pleno Extraordinario celebrado el 23 de febrero de 2000.

8.º- Con fecha 26 de junio de 2000 la Unión Sindical Obrera formula también demanda de Conflicto Colectivo turnada al Juzgado de lo Social número 4, autos 432/2000, solicitando que "se reconozca la antigüedad a todo aquel personal al servicio de la empresa demandada que tenía suscritos con la misma distintos contratos temporales y que han sido hechos fijos con posterioridad en la empresa demandada, bien desde el inicio de la contratación o bien subsidiariamente desde que se les contrató con dichos contratos temporales, siempre que entre uno y otro no haya mediado 20 días de interrupción en su relación laboral".

9.º- Se dictó Sentencia por el Juzgado de lo Social número 4 de fecha 22 de noviembre de 2000 declarando la inadecuación de procedimiento, confirmada por Sentencia TSJ de Cantabria de 14 de febrero de 2001 que recurrida en Casación para la Unificación de Doctrina no fue admitida por el Tribunal Supremo por Auto de fecha 16 de enero de 2002.

10.º- Así mismo, tres trabajadores de Robert Bosch España Fábrica de Treto, interpusieron demanda reclamando el complemento de antigüedad desde la fecha inicial en que comenzaron a prestar servicios e incluso aunque entre contrato y contrato temporal hubiera mediado un plazo superior a 20 días. Esta demanda turnada al Juzgado de lo Social número 3, autos 846/2007, fue estimada por Sentencia de fecha 9 de junio de 2008.

Recurrida en Suplicación el TSJ de Cantabria dictó Sentencia el 24 de octubre del 2008 inadmitiendo el recurso por razón de la cuantía y declarando firme la Sentencia.

La empresa ha interpuesto con fecha 14 de noviembre de 2008, Recurso de Casación para la unificación de doctrina.

11.º- La empresa demandada cuenta con una lista de trabajadores eventuales conformada tras someterse éstos a un proceso de selección de moldo voluntario, a los que llama en función del número obtenido por cada uno de ellos para las contrataciones temporales y contratos de relevo.

12.º- De estimarse la demanda, las cantidades que correspondería a cada trabajador en concepto de diferencias retributivas por el complemento de antigüedad asciende a:

Antonia: 505,89 EUROS.

Melchor: 525,54 EUROS.

Ricardo: 505,89 EUROS.

Valentín: 505,89 EUROS.

Dolores: 913,89 EUROS.

Luis Miguel: 505,89 EUROS.

Inocencia: 97,89 EUROS.

Mercedes: 505,89 EUROS.

Alejandro: 525,54 EUROS.

Isidoro: 513,40 EUROS.

13.º- Se han celebrado los preceptivos actos de conciliación ante el Orecla.

14.º- Por la empresa demandada se solicitó la acumulación a los autos 514/09 seguidos ante este Juzgado de los autos 515/09; 516/09; 517/09; 518/09; 519/09; 520/09; 521/09; 522/09 Y 541/09 también de este Juzgado, que fue acordado por Auto de fecha 9 de noviembre de 2009.

15.º- A día de hoy, se han interpuesto demandas sobre los mismos hechos objeto del presente litigio, repartidas a los diversos Juzgados de lo Social por 174 trabajadores de la empresa demandada.

Tercero.-Que contra dicha sentencia anunció recurso de suplicación la parte demandada, siendo impugnado por la parte contraria, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Único.-En el presente supuesto ha de suscitarse la recurribilidad de la sentencia dictada en instancia ya que la cuestión litigiosa planteada, en la que se reclaman determinadas cantidades o días trabajados, adicionales a los ya reconocidos, a efectos del cómputo de antigüedad, se dice que presenta una clara afectación general, por lo que resultaría recurrible en suplicación, no obstante no alcanzar la cuantía litigiosa el umbral de los 1.803 euros, que se exige legalmente.

Sin embargo, la cuestión planteada ha sido objeto de análisis y resolución en el auto dictado por el esta Sala de lo Social en fecha 15.7.2009, así como por la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo en fecha 21.9.2009 (Rec. 4049/2008), que resuelve definitivamente la litis, considerando que no cabe admitir la existencia de afectación general en un asunto idéntico al ahora debatido.

En el referido auto de 15-7-09, tras recoger la doctrina jurisprudencial existente sobre el concepto de afectación general, se razona lo siguiente:

"En el supuesto actual, al margen de la generalidad de la norma, el artículo 42 del Convenio y el Acuerdo de 7-2-2000, no se justifica una situación de conflicto generalizado, ya que las reclamaciones, acumuladas, tanto del juzgado de lo social n.º uno, como del dos, del cuatro y del cinco, afectan a veintitrés trabajadores, lo que no son "todos" ni un gran número de trabajadores, se incluye entre ellos no sólo a los que reclaman cantidades concretas sino a quienes, sin contenido económico actual, solicitan se les reconozca determinado días de prestación de servicios a efectos del cobro de un quinquenio en el futuro, es decir, a quienes pueden motivar el conflicto económico en el futuro, aunque se afirma que existen otras reclamaciones en curso, no se identifican ni cuantifican por quien efectúa tal alegación ("como dice la sentencia de instancia: "aunque haya alguna otra reclamación no acumulada a los presentes autos, tan sólo se acredita una reclamación anterior de tres trabajadores, en la que no reconoció la posibilidad de recurrir, y pese a que existe un conflicto colectivo anterior, ya muy lejano, se declaró en sentencia del Juzgado de los Social n.º 4, de fecha 22-11-2000, después confirmada por la Sala en resolución de 14-2-2001, la inadecuación de procedimiento."

Los postulados de la referida resolución, así como la sentencia dictada por esta misma sala de lo Social en fecha 24.10.2008, han sido ratificados por el Tribunal Supremo en la Sentencia dictada en fecha 21.9.2009 (Rec. 4049/2008), que resuelve definitivamente la litis considerando que en las referidas reclamaciones, -idénticas a las que se suscitan en el presente caso-, no concurre el requisito de la afectación general. Es el criterio mantenido en los autos de 11-11-2009 (Rec. 810/2009) y 17-3-2.010.

Se expresa en la sentencia de instancia que la cuestión afecta a un gran número de trabajadores, ciento setenta y cuatro, y que existe un conflicto subyacente que previsiblemente dará lugar a más procedimientos judiciales.

En el caso actual no es argumento suficiente.

Por ejemplo, en STS de 17-5-05 (RJ 2005, 6091), sobre reclamación de Complemento Personal de Unificación, cuantía 28,39 € mes, dice la Sala Cuarta que no nos encontramos ante una "situación de conflicto generalizado", pues los afectados son -además de la actora- otros 44 trabajadores, siendo de aplicación el Convenio Único para el personal laboral de la Administración General del Estado de 24-11-98. O en la STSJ País Vasco de 9-7-02 (JUR 2003, 104319), reclaman 45 trabajadores y se acredita que hay otros 30 afectados, y tampoco se reconoce el recurso.

Es cierto que la regulación de la afectación general no se encuentra precisamente de otro de los preceptos unívocos de la Ley de Procedimiento Laboral y que debiera fijar el legislador un número concreto y racional, de trabajadores o beneficiarios a partir del cual se produjera esta afectación, distinguiendo en su caso si se trata de reclamaciones laborales o de Seguridad Social, de una empresa o sector, con lo que se acabaría con el desconcertante panorama actual.

Sin embargo, hasta la ansiada reforma la cifra expresada, de 174 trabajadores en la empresa demandada y los no concretados que presentaron sus demandas ante el ORECLA no son ni todos ni un gran número en relación con una empresa, que en la planta de Cantabria tiene casi mil trabajadores.

Por lo tanto, no cabe el acceso al recurso de suplicación, por lo que procede la desestimación del recurso interpuesto y la consecuente confirmación de la resolución recurrida.


FALLAMOS


 
Que sin entrar a conocer del recurso de suplicación interpuesto por Robert Bosch España, Fábrica de Treto S.A., contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número Dos de Santander con fecha 25-11-2.009 (autos 514/09), debemos inadmitirlo y lo inadmitimos por razón de la cuantía, declarando la firmeza de la sentencia de instancia.

Dese a los depósitos constituidos el destino legal.

Notifíquese esta sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, previniéndoles de su derecho a interponer, contra la misma, recurso de casación para la unificación de doctrina, ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, dentro del plazo de diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación.

Devuélvase, una vez firme la sentencia, los autos al Juzgado de procedencia, con certificación de esta resolución, y déjese otra certificación en el rollo a archivar en este Tribunal.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación