Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cantabria 272/2010, de 21 de abril


 RESUMEN:

Incapacidad permanente: La patología de la actora le produce aislamiento social, ideas autolíticas, problemas de concentración, anhedonia, insomnio, desesperanza, ánimo depresivo y ansioso, con déficit de atención y concentración. Tales dolencias, incapacitan a la actora para desarrollar las tareas de su profesión habitual de encargada de limpieza, puesto que resultan incompatibles con el desempeño de aquellas profesiones laborales que exijan concentración o disponibilidad física. La depresión calificada de trastorno depresivo persistente, sin signos de que sea mayor, no justifica la declaración de incapacidad absoluta. Se confirma la declaración de incapacidad permanente total.

SANTANDER

SENTENCIA: 00272/2010

Rec. Núm. 188/10

Sec. Sra. Colvée Benlloch.

PRESIDENTE

Ilmo. Sr. D. Rubén López Tamés Iglesias

MAGISTRADOS

Ilma. Sra. D.ª Mercedes Sancha Saiz

Ilmo. Sr. D. Santiago Pérez Obregón

EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria

compuesta por los Iltmos. Sres. citados al margen ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En Santander, a veintiuno de Abril de dos mil diez.

En los recursos de suplicación interpuestos por D.ª Maribel y por el Instituto Nacional de la Seguridad Social y otro contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social Núm. Cuatro de Santander, ha sido Ponente la Ilmo. Sr. D. Santiago Pérez Obregón, quién expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Que según consta en autos se presentó demanda por D.ª Maribel siendo demandados el Instituto Nacional de la Seguridad Social y otro, sobre seguridad social, y que en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de referencia en fecha 30 de noviembre de 2.009 en los términos que se recogen en su parte dispositiva.

Segundo.-Que como hechos probados se declararon los siguientes:

1.º- La demandante, D./Doña Maribel, nacida el día 21 de agosto de 1953, se encuentra afiliada en el Régimen general de la Seguridad Social, siendo su profesión habitual la de encargada de limpieza en SNIACE S.A.

La trabajadora realiza las funciones siguientes:

Control de asistencia y asignación de trabajos al personal a su cargo y control del mismo.

Cumplimentar partes de asistencia.

Participar para cumplir los programas anuales de vacaciones.

Comprobar que los operarios realizan las labores asignadas y la calidad de las mismas.

Generar órdenes de trabajo a mantenimiento para el correcto funcionamiento de máquinas e instalaciones.

- Conforme al plan recibido enviar a Urdido o Embalaje los cops producidos en Estiro.

Indicar a los operarios de Servicios Auxiliares al movimiento de los carros. - Control de los cops en carros, de aquellos que son enviados a Urdido, tanto de los generados en Estiro como en Pelado.

Inspección visual de los cops en los carros retirando aquellos que no cumplan las especificaciones.

Seleccionar por tamaño los cops del Pelado y colocándolos en carros diferenciados.

Colaborar en Pelado, pelando los cops sucios.

(Los cops varían entre 1,5 y 3,3 kg. y los carros portan 96 cops).

Generar documento de control de cops controlados.

Pesaje de cajas de cops y generar boletín por tarima.

Asistir y colaborar con el personal de Conos y Torcido.

2.º- La demandante presenta el siguiente cuadro clínico:

EXPLORACIONES POR APARATOS

AFECCIONES PSÍQUICAS

Estado actual: consciente, orientada, estado de ánimo bajo. NO hace más que referir que el individuo de recursos humanos está muy protegido y hace lo que quiere, y que yo no le conozco pero es muy difícil meterle mano. Ello solo hable de lo que la pasa, pero sabe que hay gente en similar situación, tiene la vida destrozada, ha pasado de tenerlo todo a nada porque ella no es así.

Informes revisados, USM 9-2-09: paciente conocida en la unidad desde abril-06, en tratamiento psiquiátrico desde entonces y psicológico desde nov-06. Al inicio, cuadro persistente de apatía, tristeza, anhedonia, desesperanza y sintomatología ansiosa con sensación de ahogo, presión en el pecho, rumiaciones constantes respecto a los cambios y al trato recibido en su medio laboral. Se incorporó a su puesto de marzo-07, persistiendo malestar emocional, tensión matutina, inquietud, irritabilidad, dolor de cabeza intenso de frecuencia diaria y dificultad para relajarse fuera del trabajo. Relación su sintomatología con las circunstancias laborales vividas y condiciones laborales de higiene y peligrosidad. En Mayo-07 y coincidiendo con el cambio en el tratamiento farmacológico: instauración de Cymbalta, se produjo mejoría parcial a lo largo de 2.008 y hasta el momento actual ha persistido tristeza intensa, apatía, anhedonia, retraimiento, dificultades de concentración y sentimientos de minusvalía con reactivaciones ansiosas transitorias e ideación autolítica esporádica.

Tratamiento: Cymbalta 60 mg 1-1-0, Vistat 15 mg 0-0-1, Tranxilium 5 mg.

¿el interesado se ha negado a la realización de las pruebas? (S/N): N ¿Existe imposibilidad o dificultad de conocer exactamente la situación del interesado por su negativa a la realización de las pruebas? (S/N):

CONCLUSIONES

DEFICIENCIAS MÁS SIGNIFICATIVAS

EPISODIO DEPRESIVO

3.º- A la trabajadora le fue denegada la IP total por sentencia del TSJ de Cantabria, Sala de lo Social de fecha 13 de diciembre de 2007, -folio 58-.

Instada la vía administrativa ante la Dirección Provincial del INSS, se dictó resolución de fecha 3 de marzo de 2009, en la que se le deniega la incapacidad permanente en cualquiera de sus grados, al no considerarle incapacitado para el trabajo. Presentada la correspondiente reclamación previa, se dictó resolución confirmando el pronunciamiento inicial.

4.º- La base reguladora para la Invalidez Permanente total y absoluta asciende a la cantidad de 1600,04 euros mensuales, siendo la fecha a partir de la cual desplegaría efectos la del 4 de marzo de 2009, -indiscutido-.

Tercero.-Que contra dicha sentencia anunciaron recursos de suplicación las partes demandante y demandada, siendo impugnados de contrario, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La sentencia de instancia estima parcialmente la demanda y reconoce a la actora en situación de incapacidad permanente total para su profesión de limpiadora con las consecuencias legales.

Frente a este fallo interponen recurso tanto la demandante como las Entidades Gestoras de la seguridad social.

El primer motivo del recurso de aquélla se formaliza al amparo del artículo 191.b) de la L.P.L. y pide la revisión fáctica, proponiendo la redacción alternativa del hecho probado segundo al objeto de que quede redactado en los términos siguientes:

"La demandante presenta el siguiente cuadro clínico

EXPLORACIONES POR APARATOS

AFECCIONES PSIQUICAS

Estado actual: consciente, orientada, estado de ánimo bajo. NO hace más que referir que el individuo de recursos humanos está muy protegido y hace lo que quiere, y que yo no le conozco pero es muy difícil meterle mano. Ello solo habla de lo que la pasa, pero sabe que hay gente en similar situación, tiene la vida destrozada, ha pasado de tenerlo todo a nada porque ella no es así.

Informes revisados, USM 9-2-09: paciente conocida en la unidad desde abril de 2006, en tratamiento psiquiátrico desde entonces y psicológico desde noviembre 2006. Al inicio, cuadro persistente de apatía, tristeza, anhedonia, desesperanza y sintomatología ansiosa con sensación de ahogo, opresión en el pecho, rumiaciones constantes respecto a los cambios y al trato recibido en su medio laboral. Se incorporó a su puesto de marzo de 2007, persistiendo malestar emocional, tensión matutina, inquietud, irritabilidad, dolor de cabeza intenso y de frecuencia diaria, y dificultad para relajarse fuera del trabajo. Relación su sintomatología con las circunstancias laborales vividas y condiciones laborales de higiene y peligrosidad. En Mayo 2007 y coincidiendo con el cambio en el tratamiento farmacológico: instauración de Cymbalta, se produjo mejoría parcial a lo largo de 2.008 y hasta el momento actual ha persistido tristeza intensa, apatía, anhedonia, retraimiento, dificultades de concentración y sentimientos de minusvalía con reactivaciones ansiosas transitorias e ideación autolítica.

En tratamiento psiquiátrico y psicológico de forma continuada desde entonces con evolución tórpida y reactivaciones de la florida sintomatología ansiosa (tensión persistente, imposibilidad para relajarse, dolor de cabeza tensional, bloqueos, irritabilidad) añadida a la sintomatología depresiva, el cuadro ha ido evolucionando hacia el retraimiento y aislamiento social, sentimientos de vacío, replegamiento afectivo con pérdida de interés por su entorno con persistencia de ansiedad flotante, fuertes dolores de cabeza, pensamiento obsesivo e ideación autolítica sin planificación, es decir un trastorno depresivo persistentes desde al menos abril de 2006.

Tratamiento: Cymbalta 60 mg 1-1-0, Vistat 15 mg 0-0-1, Tranxilium 5 mg".

Invoca como prueba documental que refleja el relato que se pretende incorporar a los hechos probados el informe médico que figura al folio 51 de las actuaciones que es de fecha 20-12-2009.

Considera la Sala que el motivo no debe prosperar porque no se aprecia error de hecho en la valoración que se hace en la sentencia.

El Juzgador de instancia ha utilizado adecuadamente las facultades que le conceden las normas procesales, (artículo 97.2 de la L.P.L.), y ha valorado los informes médicos conforme a la sana crítica, dando valor al informe del EVI, folio 29 y 29 v, por entender que era el más objetivo, neutral y completo, no aceptándose el juicio de evaluación personal que hace la parte recurrente.

Debe añadirse que el informe en que apoya la modificación fáctica es de fecha posterior al expediente tramitado, sin que aporte datos sobre el diagnóstico de una depresión mayor, ni tenga trascendencia para resolver el litigio.

Se desestima el motivo.

Segundo.-Los motivos segundo del actor y único de las Entidades Gestoras de la Seguridad Social se formalizan al amparo del artículo 191.c) de la L.P.L. y tienen por objeto la revisión del derecho aplicado en la sentencia y la jurisprudencia que lo interpreta.

Considera el actor que la sentencia de instancia infringe, por no aplicación, el artículo 137.5 de la L.G.S.S. que clasifica y dispone como grado de invalidez permanente la incapacidad absoluta; en tanto las Entidades Gestoras de la Seguridad Social consideran que la sentencia infringe el apartado 4 del artículo 137 de la LG.S.S. que dispone y clasifica como grado de invalidez permanente la incapacidad total para la profesión habitual.

Argumenta la demandante en el motivo que el cuadro mental es grave y aun aceptando que no se trate de una depresión mayor presenta una sintomatología abigarrada que le impide la realización de cualquier trabajo por liviano o sedentario que sea.

La patología que tiene como viene expresado en los informes médicos le produce aislamiento social, ideas autolíticas, problemas de concentración, anhedonia, insomnio, desesperanza, ánimo depresivo y ansioso, con déficit de atención y concentración.

Solicita por ello sea reconocida en situación de incapacidad permanente absoluta.

Por el contrario las Entidades Gestoras de la Seguridad Social vienen a manifestar que el episodio depresivo que presenta la demandante es moderado, no afecta a las facultades superiores sin que esté impedida para llevar a cabo las tareas propias de encargada de limpieza.

Solicitan en congruencia con estas alegaciones que se deje sin efecto la sentencia de instancia y se dicte otra por la que se absuelva a las Entidades recurrentes de las pretensiones deducidas en su contra.

Tercero.-Planteados los dos motivos en los términos indicados, el examen de los mismos pueden valorarse conjunta y sucesivamente partiendo de los hechos acreditados en la sentencia que se mantienen inalterados.

La incapacidad permanente absoluta viene definida en el marco del artículo 137.5 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, como la situación de quién por enfermedad o accidente, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que inhabilitan por completo para toda profesión u oficio.

Así sólo podrá declararse incapaz permanente absoluto a quién esté inhabilitado por completo para toda profesión u oficio (SSTS. 16, 17, 18, 19 y 26 de julio de 1985).

La incapacidad permanente total (artículo 137.4 de la L.G.S.S.) es aquélla que inhabilita al trabajador para la realización de todo o, al menos, de las fundamentales tareas de su profesión habitual, siempre que puedan deducirse a otra distinta.

La incapacidad permanente total exige básicamente dos requisitos: a) su carácter profesional, esto es, que debe valorarse, más que la índole y naturaleza de los padecimientos que sufra el actor, su incidencia sobre las tareas propias de su oficio o profesión con la consiguiente efectiva reducción de la capacidad de ganancia; b) su carácter permanente, esto es, que las secuelas sean objetivamente determinadas como definitivas y sin posibilidad médica de recuperación.

En el litigio que examinamos viene acreditado que la actora padece un trastorno depresivo crónico que no puede calificarse como constitutivo de un trastorno depresivo mayor, por lo que la sentencia de instancia considera que esta patología incide directamente en su profesión de encargada de limpieza que entre otras tareas la exige organizar la labor, siendo responsable del trabajo que han de realizar las compañeras y debe llevar a cabo su control, lo que supone el reconocimiento, como hace la sentencia de instancia de una invalidez permanente en el grado de incapacidad total, para la profesión habitual; sin embargo la resolución combatida rechaza el grado de invalidez superior, ya que como hemos indicado no padece la actora una depresión mayor y la ideación autolítica ha sido esporádica.

Este razonamiento y valoración los hace suyos la Sala, lo que lleva consigo la desestimación tanto del motivo de la actora como del motivo de las Entidades Gestoras, puesto que el trastorno depresivo sí afecta a las facultades superiores porque además de padecer tristeza intensa, apatía y retraimiento, tiene dificultades de concentración con sentimientos de minusvalía, secuelas de carácter crónico e incompatibles con la profesión de encargada de limpieza, que exige las tareas ya dichas, de organizar el trabajo y controlarlo como responsable del mismo.

En este sentido la SS de esta Sala de fecha 30-07-2003, Rec. 386/03, 26-06-1996, Rec. 1296/95, 26-11-1995, Rec. 674/95 y 20-04-1994 y la más reciente de 9-02-2005 que declaran que el trastorno ansioso depresivo, depresión moderada o distimia, resulta incompatible con el desempeño de aquellas profesiones laborales que exijan concentración o disponibilidad física.

Asimismo una depresión calificada de trastorno depresivo persistente, sin signos de que sea mayor no se justifica la incapacidad absoluta (Sentencia de esta Sala de 9-06-2005).

En consecuencia se desestiman los motivos del actor, (segundo) y de las Entidades Gestoras, (único) y con ello sus recursos.


FALLAMOS


 
Desestimamos los recursos de Suplicación interpuestos por D.ª Maribel y del Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número Cuatro de los de Santander y Cantabria de fecha 30 de Noviembre de 2009 (Autos 383/09) en virtud de demanda formulada por citada D.ª Maribel contra las Entidades Gestoras de la Seguridad Social (recurrentes) sobre seguridad social y en su consecuencia confirmamos la sentencia recurrida.

Notifíquese esta sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, previniéndoles de su derecho a interponer, contra la misma, recurso de casación para la unificación de doctrina, ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, dentro del plazo de diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación.

Devuélvase, una vez firme la sentencia, los autos al Juzgado de procedencia, con certificación de esta resolución, y déjese otra certificación en el rollo a archivar en este Tribunal.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación