Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cantabria 310/2010, de 3 de mayo


 RESUMEN:

Incapacidad permanente: La fecha de efectos económicos de la prestación de IPT reconocida es la correspondiente a la baja laboral en la empresa. No debe confundirse la baja médica previa, con el cese de actividad, pues dicha baja médica no conlleva su cese, puesto que la actora figuraba en alta en la Seguridad Social como empleada de la demandada, y causó baja en la fecha desde la que se le viene abonando la prestación. Desestimación del recurso.

SANTANDER

SENTENCIA: 00310/2010

Recurso núm. 307/2010

Secretaria Sra. Colvée Benlloch

PRESIDENTE

Ilmo. Sr. D. Rubén López Tamés Iglesias

MAGISTRADOS

Ilma. Sra. D.ª Mercedes Sancha Saíz

Ilmo. Sr. D. Santiago Pérez Obregón

EN NOMBRE DE SU MAJESTAD EL REY, la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria compuesta por

los Ilmos. Sres. citados al margen ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En Santander, a tres de Mayo de dos mil diez.

En el recurso de suplicación interpuesto por Doña Raimunda contra el auto dictado por el Juzgado de lo Social número Dos de Santander, ha sido nombrado Ponente el Ilmo. Sr. D. Santiago Pérez Obregón, quién expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Que según consta en autos se presentó demanda por Doña Raimunda, sobre Ejecución de Sentencia, siendo demandados y que en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado auto por el Juzgado de referencia en fecha 15 de diciembre de 2009, en los términos que se recogen en su parte dispositiva.

Segundo.-Que en auto dictado por el juzgado de referencia en cuya parte dispositiva dice literalmente: "De conformidad con lo razonado, desestimar la pretensión de la parte actora en orden a la ejecución de la sentencia, siendo la fecha de efectos económicos de la pretensión reconocida la correspondiente a la baja laboral de la empresa 18.2009"

Tercero.-Que contra dicho auto se anunció recurso de suplicación la parte demandante, siendo impugnado por la parte contraria, pasándose los autos al Ponente para su examen y resolución por la Sala.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Contra el auto de fecha 15 de diciembre de 2009, proceso 379/2009 del Juzgado de lo social número Dos de Santander, que acordó desestimar la petición de ejecución de sentencia recaída en referidas actuaciones y en cuyo fallo se ratificó que la fecha de efectos económicos de la prestación de incapacidad permanente total reconocida era la correspondiente a la baja laboral en la empresa con fecha 18-2-2009, se interpone el presente recurso de suplicación al amparo del artículo 191.c) de la L.P.L., al objeto de examinar las infracciones de las normas sustantivas y de la jurisprudencia, alegando la infracción del artículo 239.1 del citado texto legal.

Sostiene la parte recurrente que en el litigio presente, el fallo de la sentencia dispuso que los efectos económicos de la prestación de incapacidad permanente total reconocida se producirían desde el "cese de la actividad" y este hecho tuvo lugar el 3 de noviembre de 2007 cuando, tras un breve período de incorporación a la empresa por ser dada de alta, -se denegó la incapacidad permanente en vía administrativa-, le fue expedida una baja médica que finalizo por el reconocimiento judicial de la incapacidad permanente solicitada.

Como quiera que la actora no volvió a trabajar, ha de considerarse que el 3-11-07 el momento en que se produjo el cese en la actividad y no el 19-02-08, cuando se produjo la baja en la empresa.

Debe añadirse que con motivo de esa baja no recibió prestación por lo que no ha lugar a compensación alguna, cita la doctrina recogida en las sentencias del Tribunal Supremo (SSTS de 17-02-09, 24-04-2001 y otras) que en su opinión son de aplicación al litigio, todo ellas referidas a la fecha de los efectos económicos, la citada de 3-11-2007.

Segundo.-Fijado en el fallo de la sentencia que se pretende ejecutar, como fecha de efectos económicos de la prestación reconocida desde que se produzca el "cese de la actividad" es literal de conformidad con lo dispuesto en el artículo 239.1 de la L.P.L., que dispone: que la ejecución se llevará a efecto en los propios términos establecidos en la sentencia, -según se señala la resolución recurrida-, que la ejecución solicitada debe ajustarse al fallo, sin que quepa confundir la baja médica de 3-11-2007, como "cese en la actividad", dicha baja médica no conlleva su cese, puesto que la actora figuraba en alta en la Seguridad Social como trabajadora del Hospital Marqués de Valdecilla desde el 3-10-2007, (F3 de la sentencia) y causó baja laboral (cese en la empresa) el 18-02-2008, fecha a partir de la que se viene abonando la prestación.

Este criterio es asumido por la Sala.

A lo reseñado debe añadirse que la baja laboral de 3-10-2007, no constituye un cese en la actividad, sino una "suspensión", sin que en el litigio se discutiese, como ahora se hace, la fecha de efectos referida al "cese de la actividad".

Finalmente como expresa en su escrito de impugnación la Seguridad Social, la cuestión presente en todo caso debió discutirse en la instancia, sin que lo alegado ahora suponga una situación nueva o sobrevenida, que no pudiera ser objeto de contradicción.

En definitiva la sentencia de instancia se ha cumplido en sus estrictos términos, por lo que la resolución impugnada ha de mantenerse y con ello desestimar el motivo y el recurso.


FALLAMOS


 
Desestimamos el recurso de suplicación interpuesto por Doña Raimunda contra el auto de fecha 15 de diciembre de 2009, dictado en ejecución de sentencia, autos 379/2009, del Juzgado de lo Social número Dos de los de Santander y Cantabria, ejecución seguida contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social y la Tesorería General de la Seguridad Social, sobre seguridad social, y, en su consecuencia confirmamos la resolución recurrida.

Notifíquese esta Sentencia a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia, previniéndoles de su derecho a interponer contra la misma, recurso de casación para la unificación de doctrina, ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, dentro de los diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación.

Devuélvanse, una vez firme la Sentencia, los autos al Juzgado de procedencia, con certificación de esta resolución, y déjese otra certificación en el rollo a archivar en este Tribunal.

Así, por esta nuestra Sentencia la pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.-Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación