Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Galicia 455/2010, de 29 de abril


 RESUMEN:

La salida de la vía sufrida por el motorista se debió a causas ajenas al estado de dicha vía de circulación, la cual se encontraba en buenas condiciones, la imputabilidad de la Administración se pretende apoyar en la circunstancia de que según dicha parte las características de la bionda contra la que chocó el conductor de la moto habrían sido las determinantes de la producción de las fatales heridas sufridas por aquél. Ahora bien, para que puedan prosperar las pretensiones de la recurrente sería necesario alcanzar el grado mínimo exigible de convicción respecto a que realmente hayan sido las características de la bionda las que provocaran dichas heridas y que estas últimas no se hubieran producido si tales características hubieran sido rectificadas en el sentido de la sustitución apuntada por la demandante. No han sido facilitados elementos de prueba que permitan alcanzar el nivel necesario de acreditación respecto a que las fatales consecuencias de un impacto de tal naturaleza sean exclusivo efecto de las características de la bionda existente y en relación con ello pudieran llegar a considerarse razonablemente como evitables si se hubiera producido la sustitución de la bionda apuntada por la recurrente.

SENTENCIA

A CORUÑA, veintinueve de Abril de dos mil diez.

En el recurso contencioso-administrativo 0004403 /2008 que pende de resolución en esta Sala, interpuesto por D.ª

María Consuelo, representada por el Procurador D. XULIO XABIER LOPEZ VALCARCEL y dirigida por el Letrado D. DON ROBERTO REY FEIJOO, contra RESOLUCIÓN de la C.P.T.O.P.T., de 14 de enero de 2008, desestimatoria del recurso de reposición formulado, por la ahora demandante, contra resolución de dicha Consellería, de 27 de junio de 2007, por la que se desestima su solicitud de reclamación de responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas por el fallecimiento de su hijo D. Abilio cuando éste iba conduciendo su moto, marca Honda, modelo CBR600F, matrícula....-TKH, por la carretera PO-244 (Pontecaldelas-Soutomaior) y al llegar a la altura del P.K. 9,400 chocar contra la bionda que había en la calzada. (Expte. NUM000; NUM001).. Es parte demandada LA CONSELLERIA POLITICA TERRITORIAL OBRAS PUBLICAS E TRANSPORTES, representada y dirigida por LETRADO DE LA XUNTA DE GALICIA. La cuantía del recurso es 88.000 euros.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Admitido a trámite el recurso contencioso-administrativo presentado, se practicaron las diligencias oportunas y se mandó que por la parte recurrente se dedujese demanda, lo que realizó a medio de escrito en el que, tras exponer los hechos y fundamentos de derecho pertinentes, solicitó se dictase sentencia estimando íntegramente el recurso interpuesto.

Segundo.-Conferido traslado de la demanda a la Administración demandada para contestación, se presentó escrito de oposición con los hechos y fundamentos de derecho que estimó procedentes, y se suplicó que se dictase sentencia desestimando el recurso.

Tercero.-Finalizado el trámite, se declaró concluso el debate escrito y se señaló para votación y fallo el día 22 de Abril de 2010.

Cuarto.-En la sustanciación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

Es Ponente el Ilmo. Sr. D. JOSE MARIA ARROJO MARTINEZ


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-El presente recurso se dirige contra resolución de la C.P.T.O.P.T., de 14 de enero de 2008, desestimatoria del recurso de reposición formulado, por la ahora demandante, contra resolución de dicha Consellería, de 27 de junio de 2007, por la que se desestima su solicitud de reclamación de responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas por el fallecimiento de su hijo D. Abilio cuando éste iba conduciendo su moto, marca Honda, modelo CBR600F,....-TKH, por la carretera PO-244 (Pontecaldelas-Soutomaior) y al llegar a la altura del P.K. 9,400 chocar contra la bionda que había en la calzada. (Expte. NUM000; NUM001).

Segundo.-En el escrito de demanda se indica lo siguiente: "El hijo de mi representada Don Abilio falleció, soltero y sin descendencia, al impactar este contra la bionda o quitamiedos que había en la calzada, como consecuencia de un accidente de tráfico ocurrido a las 19:15 horas del día 3 de septiembre de 2005 en el Km. 9,400 de la carretera PO-244 (Pontecaldelas-Soutomaior), cuando circulaba por la misma con la moto de su propiedad, marca Honda, modelo CBR600F,....-TKH en sentido Soutomaior, como así consta acreditado en los folios n.º 17 al 30 (correspondientes al Atestado levantado por los Agentes de la Guardia Civil) del Expediente administrativo. En el Atestado reseñado, los Agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil pertenecientes al Equipo de Atestados de la Plana Mayor del Subsector de Pontevedra, con TIP n.º NUM002 y NUM003, señalan (folio n.º 17 y 19 del Expediente) que se produce con posterioridad a un derrape, un choque contra la bionda del lado derecho de la carretera, observándose restos orgánicos y sangre en arcén y poste de la bionda de la margen derecha. TERCERO.- Según el informe médico forense de autopsia de fecha 5 de septiembre de 2005 (folios 31 y 32 de Expediente administrativo) realizado por el Dr. Romualdo (Médico Forense de los Juzgados de Instrucción 2 y 5 de Pontevedra y n.º 2 de Marín, según lo acordado por el Juzgado de Instrucción n.º 1 de Pontevedra, en las Diligencias Previas 1947/05 que se incoaron como consecuencia del fallecimiento de Don Abilio, como es legalmente preceptivo) se establece que este tenía múltiples escoraciones en codo izquierdo, rodilla derecha y parte posterior de ambos muslos en su tercio superior; fractura de fémur en ambas extremidades y rotura torácica de vena cava inferior con hemotórax masivo y presencia de importantes contusiones mediastínicas con desgarros múltiples que afectan a hilio pulmonar; rotura de pericardio con pequeña dislaceración miocárdica y contusión parietal izquierda sin fracturas. Asimismo se señala que el fallecimiento sobreviene a causa de las lesiones traumáticas internas y el correspondiente estado de shock hipovolémico tras la rotura de la vena cava inferior y la consiguiente hemorragia interna. Por último como conclusión establece que la causa de la muerte es el shock traumático (torácico) con shock hipovolémico. CUARTO.- Lo reseñado en los hechos anteriores, es lo que lleva a mi representada a la exigencia de una responsabilidad patrimonial a la Administración, ya que entiende que la muerte de su hijo Don Abilio tiene su causa no en el accidente sufrido sino en el impacto contra la bionda de la carretera, la cual dadas sus características no cumple con el fin general al que se dedica; ya que sólo actúa como medida de protección para los conductores de turismos y camiones pero no para las motocicletas (vehículo también autorizado para circular) para las cuales, (de ahí las múltiples reivindicaciones llevadas a cabo en los últimos tiempos por las asociaciones de motoristas) se convierten no sólo en un problema a mayores del que lleva aparejada la conducción sino también en un grave peligro de muerte o de menoscabo en su integridad física si se produce algún incidente y se impacta contra las mismas. Circunstancia esta que tendría que evitarse por la Administración pública competente, la cual debería con su actuación evitar que existiesen elementos que son un peligro potencial contra la vida de los conductores de cualquier tipo de vehículo y que causan un perjuicio mayor del que tratan de evitar. Hay que precisar que la administración conoce la peligrosidad para los motoristas de dichas biondas dado que en determinadas carreteras se está llevando a cabo el cambio de las mismas por otras que protejan la integridad física de los conductores".

Tercero.-Para que prospere la reclamación de responsabilidad patrimonial formulada contra la Administración es preciso que concurran los siguientes requisitos: a) la efectiva realidad de un daño antijurídico, evaluable económicamente e individualizado en relación con una persona o grupo de personas, b) que el daño sea imputable a la Administración en una relación directa, inmediata y exclusiva de causa a efecto, si bien la Jurisprudencia ha venido a reducir el rigor de la exigencia de exclusividad en los supuestos de funcionamiento anormal de los servicios públicos, y c) que no se haya producido el daño por causa de fuerza mayor. De los elementos de prueba obrantes obrantes en autos y en el expediente resulta suficientemente acreditada la existencia del siniestro, según deriva del Atestado de la Guardia Civil de Tráfico y con las circunstancias indicadas en dicho Atestado. Tal y como se plantea la cuestión por la parte demandante y no discutido que la salida de la vía sufrida por el motorista se debió a causas ajenas al estado de dicha vía de circulación, la cual se encontraba en buenas condiciones, la imputabilidad de la Administración se pretende apoyar en la circunstancia de que según dicha parte las características de la bionda contra la que chocó el conductor de la moto habrían sido las determinantes de la producción de las fatales heridas sufridas por aquél. Ahora bien, para que puedan prosperar las pretensiones de la recurrente sería necesario alcanzar el grado mínimo exigible de convicción respecto a que realmente hayan sido las características de la bionda las que provocaran dichas heridas y que estas últimas no se hubieran producido si tales características hubieran sido rectificadas en el sentido de la sustitución apuntada por la demandante. Es de significar que según el informe forense las heridas sufridas por el fallecido en el lamentable siniestro fueron las siguientes: "Lesiones identificables: Múltiples escoriaciones en codo izquierdo, rodilla derecha, parte posterior de ambos muslos en su tercio superior. Presencia de fracturas de fémur en ambas extremidades inferiores. La del fémur izquierda es abierta. Exámen interno: Rotura torácica de vena cava inferior con hemotórax masivo y presencia de importantes contusiones mediastínicas con desgarros múltiples que afectan a hilio pulmonar. Rotura de pericardio con pequeña dislaceración miocárdica. Contusión parietal izquierda sin fracturas de la bóveda craneal". En la declaración testifical prestada por el autor de dicho informe se destaca: "... las lesiones internas que sufría Abilio, sólo pueden explicarse por la existencia de un traumatismo severo contra alguna superficie o algún objeto contundente y no por el mero arrastre del cuerpo o colisión contra objetos elásticos o en general no contundentes.... efectivamente los impactos contra barras metálicas u otros elementos que puedan encontrarse como farolas, árboles, etc. pueden causar graves lesiones y por supuesto el fallecimiento del accidentado. Tal y como se hace constar en la pregunta anterior, una lesión como la rotura de la vena cava inferior y los desgarros de hilio pulmonar, sólo son posibles por un impacto de alta energía". Así, los datos apuntados de los que se dispone para decidir el tema litigioso, revelan que se produjo un impacto de alta energía, dato en relación con el cual no han sido facilitados elementos de prueba que permitan alcanzar el nivel necesario de acreditación respecto a que las fatales consecuencias de un impacto de tal naturaleza sean exclusivo efecto de las características de la bionda existente y en relación con ello pudieran llegar a considerarse razonablemente como evitables si se hubiera producido la sustitución de la bionda apuntada por la recurrente. Téngase en cuenta que en el supuesto contemplado en la sentencia del Tribunal Supremo, de 1 de diciembre de 2009, mencionada en la demanda, se trataba de la amputación de una pierna, herida fácilmente vinculable con las características de la bionda, pero en el presente caso no ha sido aportado informe técnico demostrativo de que la naturaleza de las heridas sufridas en el siniestro examinado presente un similar grado de vinculación con aquellas características, advirtiéndose por tanto una insuficiencia probatoria que impide reconocer la pretendida imputabilidad de la Administración y lo que, consecuentemente, lleva a la desestimación del presente recurso.

Cuarto.-No procede hacer especial condena en costas (art. 139.1 LJCA).

VISTOS los preceptos citados y demás de general y pertinente aplicación.


FALLAMOS:


 
Que debemos desestimar y desestimamos el recurso contencioso-administrativo interpuesto por D.ª María Consuelo contra resolución de la C.P.T.O.P.T., de 14 de enero de 2008, desestimatoria del recurso de reposición formulado, por la ahora demandante, contra resolución de dicha Consellería, de 27 de junio de 2007, por la que se desestima su solicitud de reclamación de responsabilidad patrimonial de las administraciones públicas por el fallecimiento de su hijo D. Abilio cuando éste iba conduciendo su moto, marca Honda, modelo CBR600F,....-TKH, por la carretera PO-244 (Pontecaldelas-Soutomaior) y al llegar a la altura del P.K. 9,400 chocar contra la bionda que había en la calzada. (Expte. NUM000; NUM001); sin hacer especial condena en costas.

Esta sentencia no es susceptible del recurso ordinario de casación del artículo 86 de la L.J.C.A. de 1998.

Firme que sea la presente, devuélvase el expediente administrativo al Centro de su procedencia, junto con certificación y comunicación.

Así lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-

Leída y publicada ha sido la anterior sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente D. JOSE MARIA ARROJO MARTINEZ al estar celebrando audiencia pública en el día de su fecha la Sección 002 de la Sala de lo Contencioso-administrativo de este Tribunal Superior de Justicia, de lo que yo, Secretaria, certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación