Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Granada 189/2010, de 26 de marzo


 RESUMEN:

Alega el recurrente en apelación que los hechos no son ciertos y que la denuncia contra él se interpuso con temeridad y mala fe, pero la Audiencia no aprecia una valoración errónea de la prueba sobre la concurrencia de los elementros del tipo por el que fue condenado el acusado, quien tenía a su alcance reflejar documentalmene el cumplimiento de su prestación.

SENTENCIA

En la ciudad de Granada, a veintiséis de marzo de dos mil nueve.-

Examinado, deliberado y votado en grado de apelación por la Sección Segunda de esta Audiencia Provincial, sin necesidad de celebración de vista, el Procedimiento Abreviado Núm. 73/2007, instruido por el Juzgado de Instrucción n.º Cinco de Granada, y fallado por el Juzgado de lo Penal n.º Seis de Granada, Juicio Oral n.º 209/2008 de dicho Juzgado, por un delito de abandono de familia. Son partes, además del Ministerio Fiscal, como apelante: Severiano, representado por la Procuradora Sra. Josefa Hidalgo Osuna y defendido por la Letrado Sra. Isabel Lima Parra, y como apelado el Ministerio Fiscal quien ha presentado escrito de impugnación del recurso. Actúa como Ponente el Magistrado Ilmo. Sr. Don Juan Carlos Cuenca Sánchez, expresando el parecer de la Sala.-


-ANTECEDENTES DE HECHO-


 
Primero.-Por el Ilmo. Sr. Magistrado Juez del Juzgado de lo Penal número Seis de Granada se dictó sentencia con fecha 19 de noviembre de 2.008, en la cual se declaran probados los siguientes hechos: "Primero.-En autos de medidas sobre hijos de uniones de hecho seguidos bajo el número 1223/01 ante el Juzgado de Primera Instancia número 10 de Granada recayó sentencia de fecha 26 de febrero de 2002, devenida firme, en la que se impuso al aquí acusado Severiano (mayor de edad, cuyos antecedentes penales no constan en autos) la obligación de pagar a su expareja, aquí denunciante, Ariadna, a favor de los tres hijos de esa unión, Antonio (nacido el 17-3-86), Macarena (nacida el 6-6-88) y Rosario (nacida el 5-6-97), la suma de 15.000 pesetas (90 €) mensuales para cada uno de ellos (equivalentes a 180 € mensuales, pagaderos dentro de los cinco primeros días de mes).

Segundo.-El acusado, sin embargo, pese a tener cabal conocimiento de esa sentencia y de su obligado cumplimiento, no ha satisfecho ni una sola vez es pensión judicialmente impuesta desde febrero de 2.005 hasta junio del mismo año (fecha de presentación de la denuncia y límite temporal máximo objeto aquí de enjuiciamiento) y ello a pesar de haber dispuesto durante este periodo de tiempo de medios económicos suficientes para haberla podido abonar, cuando menos en parte.

Debe subrayarse que cuando Ariadna interpuso denuncia que ha dado origen a esta causa solo convivía con ella en su domicilio y bajo su dependencia económica Macarena, entonces de 17 años de edad.".-

Segundo.-La parte dispositiva de dicha resolución expresa textualmente: "Que debo CONDENAR y CONDENO a Severiano como autor de un delito ya definido de ABANDONO DE FAMILIA, a la pena de SIETE MESES DE PRISION con cuota diaria de seis euros diarios y responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas no satisfechas, así como al pago de las costas procesales.

Deberá, asimismo, indemnizar a Ariadna, a favor de la hija común Macarena, en la suma de 450 €, correspondientes a las pensiones impagadas desde febrero a junio de 2.005".-

Tercero.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de apelación por la representación del acusado Severiano, por error en la apreciación de la prueba.

Cuarto.-Presentado ante el Juzgado "a quo" el escrito de apelación se dio traslado del mismo a las demás partes por un plazo común de diez días, conforme al art. 790.5 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, transcurrido el cual fueron remitidos los autos a esta Audiencia Provincial, habiéndose señalado para su deliberación, votación y fallo el día 23 de marzo de 2.009, al no estimarse necesaria la celebración de vista.-

Quinto.-Se acepta la antes transcrita relación de hechos probados que contiene la sentencia apelada.

Sexto.-En la tramitación de este recurso se han observado las prescripciones legales.-


-FUNDAMENTOS DE DERECHO-


 
Primero.-La sentencia de la instancia condena a Severiano, como autor responsable de un delito de abandono de familia, a la pena de siete meses de prisión y a indemnizar a su exesposa, a favor de la hija común Macarena, y en concepto de pensiones impagadas durante el periodo sometido a juicio, en la cantidad de 450 euros.

Formula recurso de apelación en el que cuestiona el acierto de la valoración de la prueba, pues entiende que los hechos no son ciertos y que Ariadna solo denunció para fastidiar al acusado, con ánimo espurio, temeridad y mala fe. Sostiene igualmente que Macarena trabajaba en la época de los hechos, y que el acusado no pagó porque no podía, sin que haya quedado acreditado que tuviese medios económicos para cumplir su prestación.

Segundo.-El recurso no puede ser acogido. Ningún error apreciamos en la valoración de la prueba realizada en la primera instancia del juicio, pues en efecto han quedado acreditado, y podemos decir de forma incontrovertida, la obligación de pago a cargo del acusado establecida en resolución judicial. A diferencia de lo argüido en el recurso al cuestionar la capacidad económica de Severiano para hacer frente a la pensión, éste admitió en su declaración sumarial que en aquella época (febrero a junio de 2.005) trabajaba en la construcción y ganaba unos 1.000 €. En cuanto al abono efectivo de la prestación, ninguna constancia documental hay de la misma, resultando un tanto confusas las explicaciones del acusado acerca de que daba en mano el dinero a Ariadna, y que cree que pagó. Frente a ello, la denunciante asegura que en mano no le ha entregado nada.

En suma, no se aprecia una valoración errónea de la prueba sobre la concurrencia de los elementos del tipo de delito por el que ha sido condenado el acusado, quien a su alcance tenía reflejar documentalmente el cumplimiento de su prestación, bien mediante ingresos en cuenta, bien mediante recibo de la destinataria, y más aún conociendo el carácter conflictivo de la relación con su exesposa.

Tercero.-Las costas proceden de oficio en el recurso, al no apreciarse razones que justifiquen su imposición.-

Vistos los artículos de general y pertinente aplicación


-FALLAMOS-


 
Que DESESTIMANDO el recurso de apelación promovido por la Procuradora Sra. Josefa Hidalgo Osuna, en nombre y representación de Severiano, debemos confirmar y confirmamos la sentencia recurrida dictada en la presente causa, con declaración de oficio de las costas del recurso.

Notifíquese en legal forma esta resolución y a su tiempo, con certificación literal de la misma, devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia para su conocimiento, cumplimiento y ejecución.-

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación