Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Cantabria 295/2004 de 19 de abril


 RESUMEN:

Impuesto sobre el Valor Añadido: Determinación si el IVA a compensar debe limitarse al correspondiente al último trimestre de 2005 como dice la Inspección, por haber transcurrido respecto a los ejercicios anteriores el plazo de caducidad de 5 años. Conclusión negativa, ya que la actora ejercitó su derecho a devolución el 30 de enero de 2006, en que presentó su declaración-liquidación correspondiente al 2005 dentro de plazo. La realización de actuaciones inspectoras con posterioridad a la presentación de dicha declaración, teniendo en cuenta que el derecho ha sido ejercitado en el periodo en que el sujeto pasivo ha soportado las cuotas deducibles, no puede ser excusa, para que la Administración dilate el dies a quo del cómputo de plazo de caducidad de 5 años al momento en que finalizan dichas actuaciones inspectoras.

SANTANDER

SENTENCIA: 00295/2004

TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DE CANTABRIA

SALA DE LO CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVO

SENTENCIA

Iltmo. Sr. Presidente:

Don César Tolosa Tribiño

Iltmos. Sres. Magistrados

Doña María Teresa Marijuan Arias

Doña María Josefa Artaza Bilbao

? 9472^ 72

En la Ciudad de Santander, a 19 de abril de 2004. La Sala de lo Contencioso-Administrativo del

Tribunal Superior de Justicia de Cantabria ha visto el recurso número 364/03, interpuesto por EMBUTIDOS Y AHUMADOS IBERICA representada por el Procurador Sr. González Fuentes y defendida por el Letrado Sr. Fernández Perelló, contra la ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO (TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO REGIONAL DE CANTABRIA) representado y defendido por los Servicios Jurídicos del Estado. La cuantía del recurso es de 81.617'37 euros. Es Ponente la Iltma. Sra. Doña María Teresa Marijuan Arias, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El recurso se interpuso el día 10 de abril de 2003 contra la Resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Cantabria de fecha 3 de febrero de 2003, por la que se desestima la reclamación económico-administrativa interpuesta contra liquidación practicada por la A.E.A.T. en concepto de IVA a compensar por los ejercicios de 1994 y 1995 por importe de 29.391'91 euros.

Segundo.-En su escrito de demanda, la parte actora interesa de la Sala dicte sentencia por la que se declare la nulidad de las resoluciones combatidas, por ser contrarias al ordenamiento jurídico, interesando le sea reconocida como cantidad a compensar en concepto de IVA la suma de 81.617'37 euros.

Tercero.-En su escrito de contestación a la demanda la Administración demandada solicita de la Sala la desestimación del recurso, por ser conformes a Derecho los actos administrativos que se impugnan.

Cuarto.-No recibido el proceso a prueba y evacuados los correspondientes escritos de conclusiones,se señaló fecha para la deliberación, votación y fallo, que tuvo lugar el día 15 de abril de 2004, en que efectivamente se deliberó, votó y falló.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Es objeto del presente recurso la Resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Cantabria de fecha 3 de febrero de 2003, por la que se desestima la reclamación económico-administrativa interpuesta contra liquidación practicada por la A.E.A.T. en concepto de IVA a compensar por los ejercicios de 1994 y 1995 por importe de 29.391'91 euros.

Segundo.-El examen del expediente administrativo y de la documentación acompañada con el escrito de demanda resulta decisivo a la hora de resolver la presente controversia, ya que de la documental obrante en autos se desprende que: a) la mercantil demandada cesó en su actividad en el año 1997, presentando en enero de 1996 declaracion-resumen anual del IVA de 1995 en la que se obtenía una determinada cantidad a compensar y consecuente derecho a devolución del saldo a su favor; b) dicha declaración no fue objeto de la correspondiente devolución por la Administración Tributaria, que inicia un procedimiento inspector de comprobación del IVA de 1995, que según se pone de manifiesto con la documentación acompañada con el escrito de demanda se inicia el día 18 de junio de 1996 y que finaliza mediante diligencia de 18 de junio de 1996, inspección que por tanto no culminó con acta de liquidación definitiva alguna; c) las actuaciones inspectoras se inician de nuevo el día 18 de diciembre de 1998, comprobándose el IVA correspondiente a los años 1994 y 1995, poniéndose fin a las mismas el día 21 de julio de 2000, resultando una cuota diferencia a devolver en concepto de IVA de 29.319'91 euros.

Tercero.-La Inspeccion Tributaria, en aplicación de lo dispuesto en el art. 99 de la Ley 37/1992, ha estimado que sólo resulta deducible el IVA correspondiente a la declaracion-liquidación del último trimestre del año 1995, habida cuenta de que con respecto a los ejercicios anteriores habia transcurrido el plazo de caducidad de cinco años que dicho precepto establece para que pueda operar dicha deducción y consiguiente compensación, caso de que el IVA soportado sea mayor que el IVA repercutido.

Tal conclusión no puede aceptarse, a la vista de los hitos que anteriormente hemos señalado relativos al expediente administrativo, pues el interesado ejercitó su derecho a devolucion el dia 30 de enero de 1996, fecha en la que presentó su declaración-liquidación correspondiente al ejercicio de 1995.

La realización de actuaciones inspectoras por la Administración Tributaria, posteriores a la fecha de presentación de aquélla, que cumple exactamente lo previsto en el art. 99 de la Ley 37/1992, en el sentido de que el ejercicio del derecho a devolución debera ejercitarse en el período en que su titular haya soportado las cuotas deducibles, no puede ser la excusa para que la Administración dilate el "dies a quo" del computo del plazo de caducidad de cinco años al momento en que finalizan dichas actuaciones inspectoras.

En efecto, las mismas sólo tienen por objeto determinar el montante total de la cuota a devolver, que fue modificada a la baja por la Inspección Tributaria con respecto a la que en su día se contenía en la declaración-liquidación de 31 de enero de 1996, pero no pueden enervar la circunstancia de que el derecho a deducir estaba ejercitado en plazo, viéndose tan sólo demorada su eficacia al momento en que definitivamente fuera fijada la cuota a devolver para los años 1994 y 1995, a la cual tiene derecho el actor en las sumas de 81.617'37 euros,a razón de 9.284'45 euros correspondientes al ejercicio de 1994 y de 72.272'82 euros del año 1995.

Aceptar la solución contraria sería tanto como otorgar a la Inspección Tributaria, por la sola realización de actuaciones inspectoras, la posibilidad de modificar el plazo de caducidad para el inicio del cómputo del derecho a devolución, que podría quedar en papel mojado por el mero retraso o demora en la realización de aquéllas, siendo así que el sujeto pasivo ejercitó áquel en el momento en que establece la Ley 37/1992, momento en que deja de correr el plazo de caducidad, sin que por tanto, las actuaciones inspectoras interrumpan dicho plazo, sino que pura y simplemente el derecho a devolución se ejercito en tiempo y forma por el sujeto pasivo.

Cuarto.-:De conformidad con el artículo 139 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa, no procede la condena de ninguna de las partes al pago de las costas pues no han actuado con temeridad o mala fe procesales en la defensa de sus respectivas pretensiones.


FALLAMOS


 
Que debemos estimar y estimamos el recurso contencioso-administrativo promovido por el Procurador Sr. González Fuentes, en nombre y representación de EMBUTIDOS Y AHUMADOS IBERICA S.L., contra la Resolución del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Cantabria de fecha 3 de febrero de 2003, por la que se desestima la reclamación económico-administrativa interpuesta contra liquidación practicada por la A.E.A.T. en concepto de IVA a compensar por los ejercicios de 1994 y 1995 por importe de 29.391'91 euros.

Que debemos anular y anulamos dicho acto administrativo por ser contrario a Derecho, reconociendo el derecho de devolución de cuotas del IVA de la parte recurrente por importe de 81.617'37 euros; sin que proceda hacer mención expresa acerca de las costas procesales causadas, al no haber méritos para su imposición.

Así, por esta nuestra sentencia, que se notificará a las partes con expresión de los recursos que en su caso procedan frente a ella, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Intégrese esta Resolución en el Libro correspondiente. Una vez firme la sentencia, remítase testimonio de la misma, junto con el expediente administrativo, al lugar de origen de éste.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior resolución por el Ilmo. Sr/a. Magistrado que la dictó, celebrando Audiencia Pública. Doy fe.


Diligencia.- Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación