Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.N. de 19 de octubre de 2009


 RESUMEN:

Impuesto sobre el Valor Añadido: Importaciones. Fundación-Museo que introduce en España, en régimen de importación temporal, una serie de obras de arte. Concesión de prórroga de dicho régimen a su vencimiento. Exenciones: De las importaciones de los objetos de colección o de arte, de carácter educativo o cultural, no destinados a la venta e importados por museos o galerías.

Madrid, a diecinueve de octubre de dos mil nueve.

Visto el recurso contencioso administrativo que ante esta Sección Sexta de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la

Audiencia Nacional, y bajo el número 282/2008, se tramita, a instancia de Fundación Museo Guggenheim Bilbao, representada

por el Procurador D. Jaime Briones Méndez, contra la Resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, de 31 de mayo

de 2006 (RG 1511/05), sobre IVA a la importación, y en el que la Administración demandada ha estado representada y defendida

por el Sr. Abogado del Estado, siendo la cuantía del mismo 605.712,15 euros.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La representación procesal de la Fundación Museo Guggenheim Bilbao interpuso recurso contencioso administrativo contra la Resolución de referencia mediante escrito presentado el 31 de julio de 2006, y la Sala, por providencia de fecha 11 de septiembre de 2006, acordó tener por interpuesto el recurso y ordenó la reclamación del expediente administrativo.

Segundo.-Reclamado y recibido el expediente administrativo, se confirió traslado del mismo a la parte recurrente, para que en el plazo legal formulase escrito de demanda, haciéndolo en tiempo y forma, alegando los hechos y fundamentos de derecho que estimó oportunos, y suplicando lo que en su escrito de demanda consta literalmente.

Dentro del plazo legal, la Administración demandada formuló, a su vez, escrito de contestación a la demanda, oponiéndose a la pretensión de la actora y alegando lo que, a tal fin, estimó oportuno.

Tercero.-No se solicitó el recibimiento a prueba, y se señaló para votación y fallo el día 15 de octubre de 2009.

Cuarto.-En la tramitación de la presente causa se han observado las prescripciones legales, previstas en la Ley de la Jurisdicción Contencioso Administrativa y en las demás disposiciones concordantes y supletorias de la misma.

Vistos, siendo Ponente el Ilmo. Sr. D. JOSE MARIA DEL RIEGO VALLEDOR.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Se interpone recurso contencioso administrativo contra la Resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, de fecha 31 de mayo de 2006, sobre IVA a la importación.

Son antecedentes fácticos a tener en cuenta en la presente sentencia:

1) El día 16 de marzo de 2001 el Jefe de la Dependencia Provincial de Aduanas e IIEE de Madrid dictó acto administrativo de liquidación, en relación con el DUA n.º 2801-8-017876, por el concepto tributario IVA.

Como antecedentes de la liquidación resulta que la Fundación Museo Guggenheim Bilbao introdujo en España, en régimen de importación temporal, el 6 de marzo de 1998, cuatro obras de arte tituladas "Móvil de pie", "Retrato", "Prades, el pueblo" y "Mujer en la noche", de los autores Calder, Gleizes y Miró las dos ultimas obras, valoradas en 500.000, 900.000, 2.000.000 y 4.500.000 dólares USA, respectivamente, lo que suma un total de 7.900.000 dólares USA.

El acto de liquidación tributaria indicó que solicitada un prórroga de la permanencia en el régimen de importación temporal de la mercancía comprendida en el DUA de referencia, fue denegada, que el 6 de marzo de 2001 se produjo el vencimiento de dicho régimen de Importación temporal, y que el plazo autorizado de 36 meses es un plazo que excede de los previstos en el artículo 140 del Reglamento CEE 2913/92, incluida una prórroga extraordinaria.

De la liquidación resulta una deuda tributaria por IVA a la importación de 605.712,15 euros ó 100.782.021 pesetas (100.602.866 pesetas de cuota y 179.155 pesetas de intereses de demora).

2) La parte demandante interpuso recurso de reposición contra el anterior acto de liquidación tributaria, que fue desestimado por Resolución del Jefe de la Dependencia Provincial de Aduanas e IIEE de Madrid, de 25 de mayo de 2001.

3) La reclamación económico administrativa contra las anteriores resoluciones fue desestimada por Acuerdo del TEAR de Madrid, de 20 de diciembre de 2004.

4) El recurso de alzada contra el Acuerdo del TEAR de Madrid fue desestimado por la Resolución del TEAC de 31 de mayo de 2006, anteriormente citada, que constituye el objeto del presente recurso contencioso administrativo.

Segundo.-La parte actora alega en su demanda que: 1) existían circunstancias excepcionales que justificaban la concesión de la prórroga solicitada, y 2) subsidiariamente, es aplicable la exención del IVA a las importaciones de obras de arte prevista en el artículo 54 LIVA.

El Abogado del Estado contesta que la parte actora no argumenta las razones por las que una exposición de cuadros debe durar, de forma excepcional, más de 36 meses, y otra cosa significaría que la exposición se transforme en permanente, y por otro lado, tampoco tiene acogida la pretensión de exención del IVA prevista en el artículo 54 LIVA, porque exige solicitud de parte, que en este caso no se ha producido.

Tercero.-Tratamos las cuestiones que plantea la parte actora en el orden en que se exponen en la demanda.

Es una cuestión pacífica entre las partes que el 6 de marzo de 1998 el Museo Guggenheim Bilbao introdujo en España para su exhibición, procedentes del Museo Guggenheim de Nueva York (Estados Unidos), 4 obras de arte originales de diversos autores, en régimen de importación temporal autorizada por un año.

De conformidad con el artículo 17 de la ley 37/1992, de 28 de de diciembre, reguladora del IVA (LIVA), están sujetas al Impuesto las importaciones de bienes, cualquiera que sea el fin a que se destinen y la condición del importador.

Sin embargo, en virtud del artículo 18.2 LIVA, la entrada de bienes en el territorio de aplicación del Impuesto no produce el hecho imponible de importación en determinados casos, como sucede cuando los bienes se coloquen en las áreas exentas del artículo 23 LIVA (zonas y depósitos francos) y cuando se vinculen a los regímenes aduaneros del artículo 24 LIVA, como el de importación temporal, que es nuestro caso.

El artículo 18.2 LIVA añade que, en estos supuestos, el hecho imponible de importación de produce cuando los bienes salen de las áreas del artículo 23 LIVA o abandonan el régimen aduanero especial del artículo 24 LIVA. Igualmente se produce el hecho imponible de importación cuando se incumpla lo dispuesto en la legislación aplicable en cada caso.

Este régimen de importación temporal, de acuerdo con el artículo 137 del Reglamento (CEE) 2913/1992, de 12 de octubre, por el que se aprobó el Código Aduanero Comunitario (CAC), vigente en el momento de los hechos, es un régimen aduanero suspensivo, que permite la utilización en el territorio aduanero de la Comunidad, con exención total o parcial de los derechos de importación, y sin que estén sometidos a medidas de política comercial, de mercancías no comunitarias destinadas a su reexportación sin haber sufrido modificaciones, a excepción de su depreciación normal causada por el uso que se haga de las mismas.

Se regula este régimen de importación temporal, además de en el citado CAC, en el Reglamento (CEE) 2454/1993, de 2 de julio, que establece determinadas disposiciones de aplicación del CAC, y en la Orden de 10 de abril de 1995, del Ministerio de Presidencia, sobre autorización del régimen de importación temporal.

Cuarto.-El artículo 140 CAC establece las reglas siguientes sobre la duración de este régimen de importación temporal:

1. Las autoridades aduaneras fijarán el plazo en que las mercancías de importación deberán haberse reexportado o haber recibido un nuevo destino aduanero. Este plazo deberá ser suficiente para que se pueda alcanzar el objetivo de la utilización autorizada.

2. Sin perjuicio de los plazos especiales establecidos de conformidad con el art. 141, el plazo máximo de permanencia de las mercancías en el régimen de importación temporal será de veinticuatro meses. No obstante, las autoridades aduaneras, de acuerdo con el interesado, podrán fijar plazos más cortos.

3. Cuando circunstancias excepcionales lo justifiquen, las autoridades competentes, a petición del interesado, podrán prorrogar dentro de límites razonables los plazos previstos en los aps. 1 y 2, con objeto de hacer posible la utilización autorizada.

En nuestro caso, tal y como hemos indicado, el Museo recurrente introdujo el 6 de marzo de 1998 en España, para su exhibición, 4 obras de arte procedentes del Museo Guggenheim de Nueva York, en régimen de importación temporal autorizada por un año. Tras la prórroga del plazo de importación temporal, el 16 de febrero de 2001 el Museo vuelve a solicitar una nueva prórroga por el plazo de un año (folio 71 del expediente), resolviendo el Jefe de la Dependencia Provincial de Aduanas e IIEE de Madrid, denegar dicha prórroga, en Acuerdo de 20 de febrero de 2001 (folio 47 del expediente administrativo).

Dicho Acuerdo ofrecía la siguiente explicación de la decisión de denegar la prórroga:

Considerando que dicha mercancía ha permanecido en el citado régimen el plazo máximo previsto en el Art.º 140.2 del Reglamento CEE 2913/92 y de una prórroga extraordinaria que completa un plazo de 36 meses, esta Aduana de Control acuerda denegar dicha prórroga (las negritas y subrayado son del propio Acuerdo).

El siguiente 16 de marzo de 2001, el Jefe de la Dependencia Provincial de Aduanas dictó la liquidación tributaria por IVA a la importación que se encuentra en el origen de este recurso. Las razones que motivan la liquidación son las siguientes:

Considerando que el plazo autorizado de 36 meses es un plazo que excede de los previstos en el Art.º 140 del Reglamento CEE 2913/92 incluida una prórroga extraordinaria, como ya se manifestó en la denegación acordada.

Por otro lado, también hemos de tener en cuenta que el Museo recurrente solicitó el 13 de diciembre de 2000 al Departamento de Aduanas e IIEE de la AEAT una autorización de depósito aduanero y dicho Departamento concedió al Museo autorización de depósito aduanero número 2002578, con fecha 25 de mayo de 2001.

Quinto.-A la vista de lo anterior, entiende la Sala que la denegación por el Jefe de la Dependencia Provincial de Aduanas de Madrid de la prórroga extraordinaria del plazo de importación temporal no está amparada por el artículo 140.3 CAC.

El artículo 140.3 CAC exige, para la concesión de una prórroga del plazo de importación temporal, que esté justificada por circunstancias excepcionales y que se conceda dentro de "...límites razonables...", sin fijar limitación o plazo máximo alguno para la misma.

La Administración admite, o al menos no niega en ningún momento, la concurrencia de circunstancias excepcionales para la concesión de la prórroga. En todo caso, para conocer qué debemos entender por circunstancias excepcionales, hemos de estar a lo dispuesto por el artículo 694.2 del Reglamento (CEE) 2454/1993, de 2 de julio, que establece disposiciones para la aplicación de CAC. Dicho precepto indica que se entenderá por circunstancias excepcionales "...cualquier causa por la que se necesite utilizar la mercancía durante un período adicional al inicialmente previsto para poder cumplir el objetivo que ha motivado la operación de importación temporal..."

En este caso, en el expediente administrativo -caracterizado por su desorden- obran numerosos escritos del Museo recurrente, en los que se refiere a la circunstancia de que las obras de arte habían sido cedidas por el Mueso neoyorquino, para su exhibición en las sucesivas exposiciones temporales que el Museo recurrente ha venido organizando sobre los diferentes movimientos artísticos del siglo XX, razones estas que en ningún caso han sido cuestionadas por la Administración, ni menos consideraras insuficientes para la concesión de la prórroga. Se trata desde luego de unas circunstancias que tienen perfecta cabida en la amplía definición de las causas que permiten la concesión de la prórroga, de acuerdo con la definición de las mismas que efectúa el artículo 694/1993, del Reglamento 2454/1993, antes transcrito.

Por lo anterior, se podrá discutir cuales eran los límites razonables de la prórroga, atendidas las circunstancias concurrentes en este caso, pero no es conforme a derecho la denegación de la prórroga por haberse superado un límite máximo de la prórroga que, como decimos, no se establece en el artículo 1403 CAC.

Tanto el Acuerdo de denegación como la liquidación tributaria se basan, para justificar la denegación de la prórroga, en la circunstancia de que el régimen de importación temporal más la prórroga que se había concedido, completaban un plazo de 36 meses, y que dicho plazo es el máximo posible autorizado por el citado artículo 140.3 CAC, según el Acuerdo de denegación, o que excedía el plazo permitido en dicho precepto, según se dice en la liquidación tributaria

Sin embargo, no es esa la interpretación que resulta de los números 140. 2 y 3 CAC, que antes hemos trascrito, pues dicho precepto únicamente fija un plazo máximo de para la limitación temporal de 24 meses, pero no establece ninguna limitación temporal de la prórroga, como ya hemos visto, razones estas por las que entendemos que la denegación de la prórroga no es conforme a derecho.

Sexto.-Queda por decir, a mayor abundamiento, que existen razones de justicia material que refuerzan la conclusión a la que hemos llegado de no ser conformes a derecho la denegación de la prórroga del régimen de importación temporal, y por ello, la liquidación tributaria subsiguiente.

Hemos indicado anteriormente que el Museo recurrente había solicitado una autorización de depósito aduanero, con anterioridad a la denegación de la prórroga del régimen de importación temporal, y le fue efectivamente concedida la autorización de depósito aduanero. De acuerdo con el artículo 98. CAC, tal régimen permite el almacenamiento en un depósito aduanero de mercancías no comunitarias, sin que estas mercancías estén sujetas a derechos de importación ni a medidas de política comercial, con la particularidad de que la duración de la estancia de las mercancías en el régimen de depósito no tendrá límite, salvo casos excepcionales, de acuerdo con el artículo 108 CAC.

De otro lado, el artículo 54 LIVA establece expresamente una exención del IVA para las importaciones de objetos de colección o de arte. Dice el precepto:

Estarán exentas del impuesto las importaciones de los objetos de colección o de arte de carácter educativo, científico o cultural, no destinados a la venta e importados por museos, galerías y otros establecimientos autorizados para recibir esos objetos con exención.

La exención estará condicionada a que los objetos se importen a título gratuito o, si lo fueran a título oneroso, que sean entregados por una persona o Entidad que no actúe como empresario o profesional.

En este caso concurren los requisitos de encontrarnos ante unas obras de arte, no destinadas a su venta, introducidas en territorio nacional por un museo, a título de cesión temporal o préstamo.

Es cierto que el artículo 17 del RD 1624/1992, de 29 de diciembre, que aprobó el Reglamento del IVA, condiciona la exención del IVA a una autorización administrativa, pero en este caso no se trata de la aplicación del precepto, que se refiere exclusivamente a las importaciones definitivas de obras de arte, sino tan solo de efectuar la consideración que si las importaciones definitivas de obras de arte, no destinadas a su venta e importadas por museos, están exentas del IVA, no es razonable gravar como tal - como importación definitiva - una introducción de obras de arte en régimen de importación temporal, efectuada a título de cesión o préstamo por un Museo, cuando además ese mismo museo tenía solicitado con anterioridad a la denegación de la prórroga del régimen de importación temporal una autorización de depósito, que le fue concedida, permitiendo dicho régimen el almacenamiento de las mercancías sin sujeción a derechos de importación.

No obstante las anteriores consideraciones, hechas a título de a mayor abundamiento, la Sala considera que procede la estimación del recurso en el presente caso por las razones ya expuestas en los Fundamentos de Derecho, 3.º, 4.º, y 5.º de no ser conforme a derecho la denegación de la prórroga del régimen de importación temporal.

Séptimo.-No se aprecian méritos que determinen un especial pronunciamiento sobre costas, conforme a los criterios contenidos en el artículo 139.1 de la Ley Reguladora de la Jurisdicción Contencioso Administrativa.


FALLAMOS


 
En atención a lo expuesto, la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, ha decidido:

ESTIMAR el recurso contencioso administrativo interpuesto por la representación procesal de la Fundación Museo Guggenheim Bilbao, contra la Resolución del Tribunal Económico Administrativo Central, de 31 de mayo de 2006, que anulamos por ser contraria a derecho, así como los actos administrativos de que trae origen.

Sin expresa imposición de costas.

Notifíquese esta sentencia a las partes con la indicación a que se refiere el artículo 248.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Así, por esta nuestra sentencia, testimonio de la cual será remitido en su momento a la oficina de origen, a los efectos legales, junto con el expediente administrativo, en su caso, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada ha sido la anterior Sentencia por el Magistrado Ponente en la misma, Iltmo. Sr. D. JOSE MARIA DEL RIEGO VALLEDOR, estando celebrando audiencia pública la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional; certifico.-


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación