Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Galicia 23/2010 de 27 de enero


 RESUMEN:

Impuesto sobre el Valor Añadido: Administración tributaria y financiera. Liquidación: Al demandante no se le admite su pretensión de exención en cuanto al IVA en el suministro de carburante a barcos auxiliares de las mejilloneras y los del servicio de guardacostas. La actividad de cultivo marino mediante bateas no es equiparable a la pesca costera, con las consecuencias inherentes a no poder beneficiarse de la exención del IVA.

A CORUÑA

SENTENCIA: 00023/2010

PONENTE: D. JOSE MARIA GOMEZ Y DIAZ CASTROVERDE

RECURSO NUMERO: PROCEDIMIENTO ORDINARIO 15209/2008

RECURRENTE: Teodoro

ADMINISTRACION DEMANDADA: TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO REGIONAL DE GALICIA

EN NOMBRE DEL REY

La Sección 004 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia ha pronunciado la

SENTENCIA

Ilmos./as. Sres./as. D./D.ª

JOSE MARIA GOMEZ Y DIAZ CASTROVERDE

FERNANDO FERNANDEZ LEICEAGA

MARIA DEL CARMEN NÚÑEZ FIAÑO

A CORUÑA, veintisiete de Enero de dos mil diez.

En el recurso contencioso-administrativo que, con el número 15209/2008, pende de resolución ante esta Sala, interpuesto por don Teodoro, representado por el procurador D. MIGUEL VILARIÑO GARCIA, dirigido por el letrado D. ALEJANDRO PEREZ SEREN, contra ACUERDO DE 15-11-07 QUE DESESTIMA RECLAMACION CONTRA OTRO DE A.E.A.T. DE A CORUÑA SOBRE LIQUIDACIONES POR EL CONCEPTO IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO, EJERC. 2006. Es parte la Administración demandada el TRIBUNAL ECONOMICO-ADMINISTRATIVO REGIONAL DE GALICIA, representado por el ABOGADO DEL ESTADO.

Es ponente el Ilmo. Sr. D. JOSE MARIA GOMEZ Y DIAZ CASTROVERDE.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Admitido a trámite el presente recurso contencioso-administrativo, se practicaron las diligencias oportunas y, recibido el expediente, se dio traslado del mismo a la parte recurrente para deducir la oportuna demanda, lo que se hizo a medio de escrito en el que, en síntesis, tras exponer los hechos y fundamentos de Derecho que se estimaron pertinentes, se acabó suplicando que se dictase sentencia declarando no ajustada a Derecho la resolución impugnada en este procedimiento.

Segundo.-Conferido traslado a la parte demandada, se solicitó la desestimación del recurso, de conformidad con los hechos y fundamentos de Derecho consignados en la contestación de la demanda.

Tercero.-No habiéndose recibido el asunto a prueba y declarado concluso el debate escrito, quedaron las actuaciones sobre la mesa para resolver.

Cuarto.-En la sustanciación del recurso se han observado las prescripciones legales, siendo la cuantía del mismo de 11.101Z74 euros.


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Primero.-Recurre D. Teodoro el Acuerdo del Tribunal Económico-Administrativo Regional de Galicia de fecha 15/11/07, dictado en las reclamaciones (acumuladas), números NUM000, NUM001, NUM002, NUM003 y NUM004, sobre liquidaciones en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), ejercicio 2006, períodos 3, 4, 5, 6 y 12.

La cuestión objeto de controversia se ciñe a que al demandante no se le admite su pretensión de exención en cuanto al IVA en el del suministro de carburante a barcos auxiliares de las mejilloneras y los del servicio de guardacostas.

La AEAT y el TEAR consideran que los términos del artículo 22.Tres LIVA, que regulan la exención en las entregas de productos de avituallamiento no incluyen a estos tipos de buques pues no se destinan exclusivamente a la pesca costera (DGT 26.07.2007) ni al salvamento o asistencia marítima. El recurrente sostiene que suministra a buques de la lista cuarta y octava, y que la actividad de acuicultura - mejilloneras- debe considerarse como actividad pesquera, de acuerdo con la normativa comunitaria, y que los barcos del servicio de guardacostas realizan actividades de búsqueda, salvamento y lucha contra la contaminación - Ley 2/2004 -, por lo que procedería la exención.

Segundo.-En relación con la cuestión debatida, procede distinguir dos supuestos: los barcos auxiliares de las mejilloneras y los correspondientes al servicio de guardacostas.

El recurrente sostiene que, tanto en la legislación nacional como en la comunitaria la actividad de acuicultura/bateas es equiparable a una actividad pesquera. Al objeto de examinar ambas es preciso referirse a la Ley 3/2001, de Pesca Marítima del Estado y a la Ley 6/1993 de Pesca de Galicia.

Conforme al artículo 2 de la primera de ellas, se define la actividad pesquera como la estracción de los recursos pesqueros en aguas exteriores, así como la de crustáceos y moluscos con artes y aparejos propios de pesca, estando excluidas de esta definición las actividades de marisqueo, acuicultura y pesca en aguas interiores. No se incluye, por tanto, la actividad de las bateas, regulada en la Ley 23/1984 de Cultivos Marinos en cuanto realización de acciones de labores propias para la reproducción o crecimiento de una especie; y el vivero como artefacto flotante en el que se soportan los elementos necesarios para realizar un cultivo marino, lo que se califica como acuicultura -arts. 58 y ss.-, distinguiéndola inequívocamente de lo que es actividad pesquera y de marisqueo, según resulta también de los Decretos 424/93, 423/93 y 406/96. Es clara, por tanto, en la normativa nacional la distinción de las actividades de pesca y cultivo marino, lo que incluso trasluce en el propio Real Decreto 1027/1989, ya que en la lista tercera incluye los buques de construcción nacional o importados destinados a la captura y extracción con fines comerciales de pescado y otros recursos marinos vivos; y, en la lista cuarta, las embarcaciones auxiliares de pesca, las auxiliares de explotaciones de acuicultura y los artefactos destinados al cultivo o estabulación de especies marinas. Como barcos distintos a los pesqueros, en la lista cuarta, están incluidos los buques auxiliares de las bateas, distintos de los pesqueros, siendo de añadir que esta Sala ya se ha referido en otras ocasiones a la distinción entre batea o vivero flotante y mejillonera, reservando esta última condición para la embarcación que efectúa una función auxiliar para aquellos, de mero transporte, sin realizar por ello actividad pesquera alguna.

Lo mismo acontece con la normativa comunitaria (Reglamentos CE 104/2000 y 1571/2007), al regular conjuntamente pesca y acuicultura, sin mezclar ambas actividades.

En este contexto, debe compartirse la conclusión de la Administración, al concluir que la actividad de cultivo marino mediante bateas no es equiparable, a los efectos del artículo 22. Tres LIVA, a la pesca costera, con las consecuencias inherentes a no poder beneficiarse de la exención de IVA que dicho precepto regula.

Por lo que se refiere al suministro a las embarcaciones del servicio de guardacostas, el precepto mencionado exige que se trate de buques afectos exclusivamente al salvamento o asistencia marítima, y basta con la lectura de la Ley 2/2004 para observar que las funciones atribuidas a este servicio se refieren, con mayor amplitud, a la inspección, la prevención y la actuación paliativa, en la doble perspectiva de salvamento y lucha contra la contaminación marina. De este modo, la importancia de las funciones inspectoras, con relación a las que la Ley 11/2008 recupera para los servicios de inspección y vigilancia pesquera impiden hablar de afectación exclusiva al salvamento o asistencia marítima.

Añadidamente, la consulta 44/2002, de la Dirección General de Tributos, refiere que "Según doctrina de esta Dirección General las actividades de salvamento y asistencia marítima son las que tienen por objeto socorrer o auxiliar a personas, buques o embarcaciones en dificultades incluyéndose en ellas el salvamento de la tripulación, viajeros y sus equipajes o cargamentos de los buques, así como las operaciones de practicaje, remolque, amarre y desamarre de buques y embarcaciones".

A partir de todo lo expuesto, y habida cuenta de que las exenciones deben ser objeto de interpretación restrictiva, sin posible aplicación de la analogía (artículo 14 LGT), procede la desestimación del recurso.

Tercero.-Al no apreciarse temeridad o mala fe, no procede efectuar pronunciamiento en orden a la imposición de las costas procesales, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 139 de la Ley Jurisdiccional.

VISTOS los artículos citados y demás de pertinente aplicación,


FALLAMOS


 
Que DESESTIMAMOS el recurso contencioso-administrativo interpuesto por D. Teodoro contra el Acuerdo del Tribunal Económico- Administrativo Regional de Galicia de fecha 15/11/07, dictado en las reclamaciones (acumuladas), números NUM000, NUM001, NUM002, NUM003 y NUM004, sobre liquidaciones en concepto de Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), ejercicio 2006, períodos 3, 4, 5, 6 y 12. Sin efectuar pronunciamiento en orden a la imposición de las costas procesales.

Notifíquese a las partes y, en su momento, devuélvase el expediente administrativo a su procedencia, con certificación de esta resolución.

Así lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-La sentencia anterior ha sido leída y publicada el mismo día de su fecha, por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente D. JOSE MARIA GOMEZ Y DIAZ CASTROVERDE al estar celebrando audiencia pública la Sección 004 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Galicia. Doy fe. A CORUÑA, veintisiete de enero de dos mil diez.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación