Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.N. de 15 de abril de 2009


 RESUMEN:

Proceso de consolidación de empleo del personal estatutario de instituciones sanitarias de la Seguridad Social: médicos de urgencias. La valoración como merito de la fomación del especialista no es lesiva de derechos.No se computan los servicios prestados en distintas especialidades ni los realizados en la modalidad de cupo, reserva o atención continuada.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-El Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 10, en el Procedimiento Abreviado 133/2006 , dictó Sentencia de fecha 17 de noviembre de 2008 , por la que desestimaba el recurso contencioso-administrativo interpuesto frente a la desestimación presunta del recurso de reposición interpuesto frente a resolución de la Sra. Ministra de Sanidad y Consumo de fecha 17 de mayo de 2005, modificada por la resolución de 8 de junio siguiente, por la que se acuerda la publicación de la calificación definitiva del concurso del Proceso Extraordinario de Consolidación de Empleo para la selección y provisión de plazas de médicos de Urgencia de Atención primaria convocado por Orden de 4 de diciembre de 2001, y frente a la expresa resolución de 16 de marzo de 2006 por la que se desestima el recurso de reposición mencionado; sin costas.

Segundo.-El recurrente expresado presentó escrito interponiendo recurso de Apelación contra la Sentencia mencionada alegando lo estimó conveniente a su derecho para terminar suplicando que se tuviera por interpuesto recurso de apelación y previos los trámites legales, se dejara sin efecto la resolución impugnada; y se dicte sentencia, por la que, estimando el presente recurso de apelación "reconozca al recurrente Don Adriano, 23,325 puntos como experiencia profesional, a sumar a la puntuación ya obtenida en la fase de oposición, modificando la calificación final del Sr. Adriano y condenando a la Administración recurrida a modificar al calificación final y, en consecuencia, a modificar la lista de aspirantes que superaron la fase de selección y provisión de la convocatoria de plazas de Médicos de urgencias de Atención Primaria, con los derechos inherentes a la modificación de la valoración".

Tercero.-El apelado DON Aurelio y la Abogacía del Estado presentaron sendos escritos en los que se opusieron al recurso de apelación interpuesto por la recurrente, solicitando la confirmación de la sentencia impugnada, por considerarla ajustada a derecho.

Cuarto.-Recibidas las actuaciones se formó rollo de apelación, y se señaló el recurso para votación y fallo, el cual tuvo lugar el día 15 de abril de 2009, en el que recurso de apelación se deliberó, votó y fallo, expresando la magistrado ponente, Ilma. Sra. Doña Ana M. Sangüesa Cabezudo, el parecer de la Sala,

RAZONAMIENTOS JURÍDICOS

Primero.-El apelante participó en el proceso extraordinario de consolidación de empleo convocado mediante Orden de 4 de diciembre de 2001, para la selección y provisión de plazas de Médicos de Urgencias en Atención Primaria dependientes del INSALUD ( BOE de 10 de diciembre de 2001).

En la autobaremación aportada, junto a la documentación justificativa de los méritos alegados, solicitaba una puntuación de 19,425 puntos, que correspondían:2 meses por servicios prestados en la misma categoría profesional y, en su caso, especialidad a la que se concursa con nombramiento fijo o temporal; 13 meses en la categoría del modelo tradicional, de cupo o de zona, del mismo grupo de titulación y, en su caso, misma especialidad que la categoría a la que se concursa con nombramiento fijo o temporal y 53 meses en refuerzos de atención primaria con nombramiento específico para la realización de la atención continuada.

La puntuación provisional que le otorgó el Tribunal fue de 16,457 puntos. Disconforme con la misma, el ahora el aspirante presentó reclamación que fue desestimada confirmándose la puntuación que había sido atribuida por el Tribunal calificador; posteriormente, el apelante interpuso recurso de reposición que fue desestimado en resolución de 16 de marzo de 2006.

La resolución ministerial de 16 de marzo de 2006, que resolvió el recurso de reposición interpuesto frente a la resolución de 19 de mayo de 2005 ( modificada por la de 10 de junio de 2005) por la que se publican las calificaciones definitivas, establece que, la puntuación otorgada al interesado fue de 16,457 puntos, que corresponden a los siguientes apartados del baremo de méritos:

Servicios prestados: 16,457 puntos correspondientes a los servicios prestados durante los años 1996 a 2001 en Atención Continuada Torrelavega-Reinosa ( Cantabria) certificado de fecha 14 de julio de 2003, 10,043 horas: 190 x 0,30 = 15,857 puntos; y los servicios prestados como Médico de Urgencias de Atención Primaria , 1 de julio a 31 de agosto de 1994, 2 meses x 0,30 = 0,60 puntos. Estos dos meses han sido valorados indebidamente ya que no vienen recogidos en un certificado, sino en hoja sin firma que lo avale, no procediendo en este momento su rectificación en base al principio " reformatio in peius ".

No procede la valoración de los servicios prestados con carácter temporal como Médico de Familia, como personal estatutario y en el modelo tradicional cupo/zona, en Equipo de Atención Primaria de Torrelavega-Reinosa ( 18 de noviembre de 1994 a 17 de diciembre de 2001, varios periodos, certificados de fecha 15 de abril de 1995), al haber sido prestados en categoría distinta a la que se concursa la cual tiene su propia convocatoria, efectuada al amparo de la ya mencionada Ley 16/2001 , y haberlo sido con carácter temporal, siendo así que el baremo de la convocatoria solo valora los servicios prestados en distinta categoría a la que se concursa, siempre que estos lo hayan sido con nombramiento fijo.

Trabajos científicos: El punto 2 " Formación" apartado 3 de la convocatoria establece " por trabajos científicos y de investigación directamente relacionados con la categoría y especialidad de que se trate, apreciados libremente por el Tribunal, hasta un máximo de 10 puntos. Según se desprende de la documentación e informes obrantes en el expediente, el interesado no presentó documentación acreditativa de la autoría de tres capítulos de libros ( no constando ni siquiera la autovaloración del concurso de méritos, sino que aportó fuera de plazo documento en el que no consta más que selección de autores, no procediendo su valoración por los motivos expuestos, extremo que se hizo constar en el Acta n.º 80 del Tribunal Central.

Segundo.-El Juzgado Central desestimó el recurso contencioso-administrativo que interpuesto frente a la referida resolución, por considerarla ajustada a derecho de acuerdo con las normas establecidas en el Baremo de Méritos por el que debía valorarse la experiencia profesional y la formación acreditada por los aspirantes.

El apelante discrepa de la referida sentencia y reclama una mayor puntuación, en concepto de servicios prestados, por considerar que la sentencia altera los términos del debate, dado que lo que se cuestiona no es que los servicios prestados en Reinosa entre el 1 de julio de 1996 y el 31 de diciembre de 2001 no hayan sido valorados, sino que la valoración debe realizarse otorgándose mayor puntuación, dado que se han puntuado como "refuerzo"; es decir, como atención continuada, mediante la aplicación de la regla de proporcionalidad, cuando debieron valorarse a razón de 0,30 puntos por cada uno de los 66 meses trabajados, dado que esos servicios han sido prestados en el Servicio Normal de Urgencias, conforme consta en los documentos de la demanda y en los aportados al expediente, de forma continuada en la jornada ordinaria. A su vez, alega, el nombramiento, tal y como fue efectuado, es contrario al Estatuto Jurídico del Personal Médico de la Seguridad Social aprobado por Decreto 3160/1966, de 23 de diciembre, en la Disposición Adicional cuarta del RD 118/91, de 25 de enero , y en el artículo 7 apartado 4 y 5 de la Ley 30/99, de 5 de octubre , ya que el nombramiento del recurrente no debió ser eventual sino como interino; puesto que la prestación se desarrolló de forma continuada, razón por la que habría que entender que estamos en un supuesto de fraude de ley, siendo preciso la aplicación de la norma que se trata de eludir, mediante la valoración de los servicios como desempeñados como personal interino ( artículo 5 del Estatuto del Personal Médico y 7.4 de la Ley 30/99 ; y 6.4 del Código Civil).

A su vez, reclama la valoración de los 13 meses ( certificados de 17 de julio de 2003 y de 14 de julio de 2004) prestados como médico de cupo, por considerar que se realizaron en los servicios normales de urgencias; únicos existentes en la estructura sanitaria diseñada por la Ley General de Sanidad.

Los demandados se oponen a la pretensión deducida, señalando que los servicios cuestionados no pueden ser valorados, de acuerdo con las normas contenidas en la Orden de Convocatoria; a lo que el representante del Estado opone que las alegaciones no son sino reiteración de las planteadas en la instancia.

Tercero.-De la documentación aportada en el concurso, junto a la autobaremación, conforme era preceptivo de acuerdo con lo establecido en la Base séptima B 1. y 2., se desprende que los servicios desempeñados en la modalidad de cupo/zona con carácter temporal, lo fueron en la categoría de Médico de Familia en el Servicio de Medicina de Familia en Equipos de Atención Primaria ( folios 79 y ss). Así mismo, consta que entre 1996 y 2001 se prestaron servicios de Atención continuada/refuerzos en el Área de Torrelavega-Reinosa ( folio 84). Consta igualmente que este nombramiento tiene su causa o motivo en el refuerzo de los efectivos médicos adscritos al centro de salud de Campoo, en días alternos, a prestar en la modalidad de presencia física de 22 a 24 horas y de presencia localizada de 0,00 horas a 8,00 horas del día siguiente ( folios 340 y siguientes de los autos).

De acuerdo con las certificaciones de servicios aportadas en el expediente administrativo, a las que debemos atenernos, hemos de verificar si a tenor del Baremo, se han vulnerado las normas de baremación, y si los servicios se han puntuado de forma correcta.

En dicho Baremo se dispone que "1.1.Por los servicios prestados, cualquiera que hubiera sido el momento, en las instituciones sanitarias de la Seguridad Social dependientes del INSALUD: a) En la misma categoría profesional y, en su caso, especialidad a la que se concursa con nombramiento fijo o temporal: o,3 puntos por mes trabajado. Se entenderá a efectos de esta convocatoria que corresponde a la misma categoría profesional la vinculación como facultativo de los Servicios Normales de Urgencias o Servicios Especiales de urgencias de las Gerencias de Atención Primaria y del 061 ( incluidos los puestos de trabajo de facultativos de emergencias); b) En la categoría del modelo tradicional, de cupo o de zona, del mismo grupo de titulación y, en su caso, misma especialidad que la categoría en que se concursa con nombramiento fijo o temporal:0,225 puntos por mes trabajado; c) en distinta categoría profesional y, en su caso especialidad que la categoría a la que se concursa con nombramiento fijo: 0,15 puntos por mes trabajado; d)En el modelo tradicional, de cupo o de zona, en distinta categoría, y ,en su caso, especialidad a la que se concursa con nombramiento fijo: o,113 puntos".

La puntuación máxima por este apartado será de 45 puntos, considerándose " A los efectos del cómputo de los servicios prestados establecidos en el apartado 1 de este baremo, referido a experiencia profesional al personal de refuerzos de atención primaria y al facultativo de Atención Especializada con nombramiento específico para la realización de atención continuada -guardias médicas-, se le reconocerá un mes completo de servicios prestados calculándolos conforme a las siguientes reglas:

a) Un mes, o la parte que corresponda proporcionalmente, por cada ciento noventa horas, o fracción, realizadas.

b) Si dentro de un mes natural se hubiesen realizado más de ciento noventa horas, solamente podrá valorarse un mes de servicios prestados, sin que el exceso de horas efectuado durante aquél pueda ser aplicado para el cómputo de servicios prestados establecidos en la anterior regla a)".

Dichas disposiciones vienen a reiterar literalmente las previsiones contenidas en el artículo 6.3.1.1 y Disposición Adicional Sexta de Ley 16/2001, de 21 de noviembre , por la que se establece un proceso extraordinario de consolidación y provisión de plazas de personal estatutario en las Instituciones Sanitarias de la Seguridad Social de los Servicios de Salud del Sistema Nacional de Salud, en la que tiene su origen la Convocatoria que nos ocupa.

Así, los servicios prestados como médico de familia en equipos de atención primaria, con carácter temporal, en la modalidad de cupo, y sin vinculación alguna a los servicios de urgencias, como es el caso, no resultan computables, a tenor del baremo de la convocatoria, dado que tal y como expresa la Administración -a efectos de la Convocatoria-los mismos no pueden reputarse como prestados en la misma especialidad a la que se concursa ( Médicos de Urgencias) -En el mismo sentido, Sentencia de esta misma Sala de 7 de febrero de 2007, AP 266/06 ; o de 14 de febrero de 2007, AP 233/06 ; o Sentencia de 3 de abril de 2006, Recurso 33/05 ; o sentencia de 7 de febrero de 2007, AP 275/07 -.

Es por ello que el Tribunal, en Acta número 27 de 23 de septiembre de 2003, en relación a los servicios baremables en el apartado 1.1. b) señaló lo siguiente: " dado que en el apartado 1.1.a) se define lo que se entiende por categoría profesional a efectos de la convocatoria -ya que no existe la categoría profesional de médico de Urgencia de Atención Primaria-y que esta definición incluye como valorables en el apartado 1.1.a) los servicios prestados en servicios normales y especiales de urgencias, que serían el equivalente a la atención urgente de lo que para otras categorías, como Facultativos Especialistas de área o Médicos de Familia, se entiende como modelo tradicional o no reformado, el Tribunal entiende que solo es posible computar en el apartado 1.1.b) aquellos servicios prestados como médico de urgencias con cargo a plazas de cupo ya que este apartado establece que se computarán los servicios prestados en " categoría de modelo tradicional, cupo o zona del mismo grupo de titulación, y, en su caso, misma especialidad que la categoría en que se concursa ...". No obstante se acuerda efectuar una consulta sobre este particular a la Comisión de Desarrollo y Seguimiento, cuya copia se adjunta a la presente acta.

Por otra parte, y por las mismas razones aludidas en el apartado anterior, se acuerda no computar, los servicios prestados con nombramiento eventual en los servicios de urgencias hospitalarios, ya que no se contemplan dentro de la definición de categoría de urgencias en la propia Orden de Convocatoria."

La sentencia de 17 de enero de 2007 ( AP 277/2006 ), al examinar esta misma cuestión señalaba que, de un lado la Comisión de Seguimiento había ratificado los criterios adoptados por el Tribunal Central en Acta número 27 (señalando que "la definición de lo que se entiende por la misma categoría profesional a la que se concursa, a efectos de esta convocatoria (...), debe afectar a todos los apartados del epígrafe 1.1 (incluida la letra b) del mismo)")

De otro lado, los servicios prestados como " refuerzo" se han computado de forma adecuada, puesto que la Orden de Convocatoria establece una norma especial a efectos de computar estos servicios, a los cuales no cabe aplicarles el apartado 1.a) de la Orden, como pretende el apelante, sino la norma específica establecida para los supuestos en los que se desempeñan funciones de refuerzo o de atención continuada, que es precisamente lo que se desprende de los nombramientos del interesado, a los que hemos de atenernos. En este sentido, no cabe cuestionar los mismos a través del recurso dado que se trata de actos firmes que no han sido cuestionados a través de los cauces legales establecidos, y de otro lado, su contenido no deja dudas acerca de la modalidad de nombramiento como refuerzo.

Por lo tanto, hemos de confirmar la sentencia apelada, dado que ha apreciado de forma correcta el supuesto de hecho contemplado.

Cuarto.-De acuerdo con lo establecido en el artículo 139.2 de la LRJCA , las costas se impondrán al apelante cuyas pretensiones son totalmente desestimadas.

Vistos los preceptos legales citados;

FALLAMOS

DESESTIMAR

EL RECURSO DE APELACIÓN seguido a instancia de DON Adriano , representado por el procurador Don Luis Pozas Osset y defendido por letrado , contra Sentencia de 17 de noviembre de 2008, dictada por el Juzgado Central de lo Contencioso-Administrativo número 10 en los autos de Procedimiento Abreviado 133/2006, resolución que confirmamos, por se conforme a derecho.

Las costas causadas en el recurso de apelación se imponen al apelante cuyas pretensiones han sido desestimadas.

Así por esta nuestra sentencia, que se notificará a las partes, con las demás prevenciones del art. 248, 4.º de la Ley Orgánica del Poder Judicial , definitivamente juzgando lo pronunciamos mandamos y firmamos. Intégrese la presente sentencia en el libro de su clase y remítase testimonio de la misma al Juzgado Central de procedencia.



Este documento reproduce el texto distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ), en cumplimiento de las condiciones generales de reutilización establecidas por el artículo 3.6 del Reglamento 3/2010, sobre reutilización de sentencias y otras resoluciones judiciales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación