Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Albacete 6/2010, de 8 de enero


 RESUMEN:

Derechos de los trabajadores: Absolución a los apelados en relación a un delito contra los derechos de los trabajadores, en concurso ideal de delitos por imprudencia profesional. Responsabilidad: Constructora. Colocación de medidas de seguridad. Pruebas: Cuando se trata de sentencias absolutorias que se pretenda en la apelación su revocación para que sea condenatoria, no se puede valorar, analizar o dar un alcance a las pruebas personales distinto al que consideró el Juzgado en primera instancia si no se han practicado ante el Tribunal de Apelación dichas pruebas con inmediación y contradicción.

En ALBACETE, a Ocho de Enero de dos mil diez.

VISTOS ante esta Audiencia Provincial en grado de apelación los autos Juicio Oral nº 308-07 seguidos ante el Juzgado de lo Penal nº 2 de Albacete, sobre CONTRA LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES, siendo apelante en esta instancia Mauricio, representado por el/la Procurador/a D./ª ANTONIO NAVARRO LOZANO, como parte apelada Teofilo Y CONSTRUCCIONES LAGUIA Y CARRETERO S.L. representados por la Procuradora DOÑA CARIDAD ALMANSA NUEDA y como parte ADHERIDA el Ministerio Fiscal y Ponente la Ilma. Sra. Magistrado Doña MARIA DEL CARMEN GONZALEZ CARRASCO.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
ACEPTANDO en lo necesario los antecedentes de la Sentencia apelada y,

Primero.-Por el citado Juzgado se dictó la referida Sentencia, cuya parte dispositiva dice así: FALLO: Que debo absolver y absuelvo a Teofilo en relación al delito contra los derechos de los trabajadores del art. 316 CP. en concurso ideal con el delito de lesiones por imprudencia profesional grave del art. 152.1.1º y 3 del código Penal (redacción anterior a la LO 15/03 de que venía siendo acusado, absolviendo igualmente a la empresa CONSTRUCCIONES LAGUIA,S.L. en relación a las pretensiones ejercitadas contra ella, con declaración de las costas procesales de oficio.

Segundo.-Interpuesto recurso de apelación por el/la procurador/a D./ª ANTONIO NAVARRO LOZANO en nombre y representación de Mauricio, alega como motivos los expuestos en el escrito de apelación presentado ante el Juzgado de lo Penal nº 2 de Albacete, escrito que se da íntegramente por reproducido.

Tercero.-Tramitado el presente recurso de apelación, con arreglo a derecho, se celebró votación y fallo del mismo, el día SIETE DE ENERO DE 2009.


HECHOS PROBADOS

Se aceptan, tanto los hechos probados que se declaran en la Sentencia de instancia como sus fundamentos jurídicos y,


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Primero.-Por la parte recurrente, con adhesión del Ministerio Fiscal, se recurre la sentencia dictada por el Juzgado número 2 de los de Villarrobledo por la que se absuelve a los acusados del delito contra la seguridad de los trabajadores previsto y penado en el artículo 316 y 318 del Código Penal en concurso ideal con una falta de lesiones del artículo 621.1 (y subsidiariamente, 621.3) del Código Penal objeto de acusación. El recurso de apelación interpuesto combate los hechos declarados probados (en el punto en el que la sentencia de instancia declara probado que el trabajador no utilizó las medidas de seguridad facilitadas por la empresa y que existió imprudencia por su parte al contribuir con su conducta al resultado dañoso no colocándose las medidas de seguridad existentes en la obra), así como la interpretación, que considera errónea, de los artículos 316 y 318 del Código Penal. En cuanto a este motivo, entienden tanto el recurrente como el Ministerio Público adherido que la sentencia de instancia obvia que los preceptos indicados tipifican un delito de peligro que en el presente caso se creó por la inexistencia de los equipos de seguridad preceptivos con independencia de la conducta del trabajador, y que en cualquier caso, como mínimo habría de estimarse una imprudencia simple constitutiva de la infracción penal de los artículo 621.1 o 3 por no dar instrucciones concretas ni ejercer una inicial vigilancia sobre el riesgo y las medidas de seguridad a adoptar en el trabajo encomendado al trabajador.

Segundo.-En el presente caso no procede entrar a conocer del fondo del asunto, consistente en determinar si la sentencia del Juzgado ha obviado la inexistencia de equipos de seguridad obligatorios en la obra o si ha errado al no apreciar la situación de peligro creada por los acusados con independencia de la conducta del trabajador y constitutiva en todo caso de una imprudencia profesional simple. Y ello porque, al margen de los motivos concretos alegados en el recurso, con carácter previo hemos de plantearnos la posibilidad de revocación de una sentencia absolutoria cuando como motivo de recurso se alega la disconformidad de la acusación con los hechos que declara probados el juez "a quo", o incluso además de con los hechos, con las consecuencias jurídicas acordadas por el Juzgado, como ocurre en este caso. Y hemos de referirnos, entonces, a la doctrina que, en materia de sentencias absolutorias, viene estableciendo la jurisprudencia del Tribunal Constitucional, la cual ha de ser acatada y aplicada por este órgano judicial, vinculante (art 5 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional).

Tercero.-Según dicha jurisprudencia constitucional aunque el recurso de apelación permite en principio conocer íntegramente de todas las cuestiones planteadas en primera instancia, de hecho y de derecho, pues se trata de un recurso "ordinario" y por tanto de plena jurisdicción, sin limitación de causas de impugnación, se han de respetar determinados límites en virtud de la garantía de los derechos fundamentales del acusado, que de hecho vacían de contenido el recurso de apelación penal contra sentencias absolutorias y así:

A) No cabe examinar lo no invocado (motivos obvios derivados del derecho de defensa y congruencia de las resoluciones con las pretensiones de los litigantes), limitación por otro lado tradicional en el recurso de apelación;

B) Cuando se trata de Sentencias absolutorias que se pretenda en la apelación su revocación para que sea condenatoria, no se puede valorar, analizar o dar un alcance a las pruebas personales distinto al que consideró el Juzgado (en primera instancia) si no se han practicado ante el Tribunal de Apelación dichas pruebas con inmediación y contradicción (limitación derivada del derecho a un proceso con todas las garantías -art 24.2 de la Constitución-);

C) y, también, cuando se pretende una condena en apelación, revocando una Sentencia absolutoria, no se puede estimar y condenar sin la apreciación directa del testimonio del acusado por parte del Tribunal de Apelación, limitación derivada del derecho de defensa (art 24.1 CE)

Cuarto.-Así, respecto a ésta última limitación, establece la recientísima Sentencia de Tribunal Constitucional de 7.09.2009, nº 184/2009 (recurso de amparo 7052/2005) recordando la Sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos de 27.06.2000 (TEDH 2000,145), caso Constantinescu c. Rumanía, que "cuando el Tribunal de apelación ha de conocer de cuestiones de hecho y de derecho, estudiando en general la cuestión de la culpabilidad o la inocencia, no puede, por motivos de equidad en el proceso, resolver sin la apreciación directa del testimonio del acusado que sostiene que no ha cometido el hecho delictivo que se le imputa, resaltando, además, que tras revocar la absolución dictada en primera instancia, el pronunciamiento condenatorio requiere que el acusado haya tenido la posibilidad de declarar en defensa de su causa ante el órgano judicial que conoce del recurso, especialmente si se tiene en cuenta el hecho de que ésta es el primero en condenarle en el marco de un proceso en el que se decide sobre una acusación en materia penal dirigida contra él", revocando la Sentencia por la que la Audiencia Provincial resolvió en rigurosos términos de calificación jurídica sobre hechos declarados probados por la Sentencia apelada, a pesar de lo cual, añade "ello no implica necesariamente que aquél órgano judicial pudiera prescindir de otorgar al demandante de amparo la oportunidad de ser oído en la fase del recurso"... "con independencia de las circunstancias del caso (concretamente, que el actor no compareció en el juicio oral)".

Quinto.-Es por ello que, en el caso, no cabe la posibilidad de estimar el recurso cuando, al margen de los motivos, e incluso tratándose de una cuestión jurídica (como en el caso resuelto en la indicada Sentencia), no ha habido vista ni ha estado presente el acusado ni ha podido ser oído directamente por el Tribunal de Apelación (aún porque motivos de regulación legal procesal lo impidan), por lo que debe desestimarse el recurso.

Sexto.-Se declaran las costas procesales de oficio, tal como se deriva del art 240 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Vistos los anteriores preceptos legales y demás de general y pertinente aplicación, en nombre de Su Majestad el Rey y por las potestades que nos confiere la Constitución dictamos el siguiente,


FALLO


 
Se desestiman los recursos de apelación interpuestos contra la Sentencia apelada de fecha 25 de Febrero de 2009, que se confirma, con declaración de oficio de las costas procesales causadas.

Notifíquese a las partes así como a los ofendidos y perjudicados no personados (art 789.4 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal), dando cumplimiento al art 248.4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Remítase testimonio de la presente al Juzgado, así como de las actuaciones originales remitidas en su caso, para cumplimiento y efectos.

Así lo pronunciamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en el mismo día de su fecha, por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, estando, celebrando audiencia Pública, y presente yo, el/la Secretario, doy fe.-

DILIGENCIA: Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación