Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Albacete 227/2010, de 15 de julio


 RESUMEN:

Delito de estafa: Condena a los demandados en concepto de autores de un delito contra los derechos de los trabajadores. Concurso ideal de delitos: Delito de lesiones. Inhabilitación especial para desempeñar funciones directivas en fábricas o establecimientos de fabricación de envases. Seguridad y salud laboral: Maquinaría de la empresa que adolece de falta de medidas de seguridad, advertido por los servicios de prevención, y sin que pueda ser excusa la mala situación económica de la empresa.

SENTENCIA

En ALBACETE, a quince de Julio de dos mil diez.

VISTOS ante esta Audiencia Provincial en grado de apelación los autos nº 460/07 seguidos ante el Juzgado de lo Penal nº 2 de Albacete, sobre CONTRA LOS DERECHOS DE LOS TRABAJADORES, siendo apelante en esta instancia el MINISTERIO FISCAL, y también apelantes Silvio, representado por la Procuradora Dª Mª JESÚS ALFARO PONCE; y MAPFRE EMPRESAS S.A.S., representado por el Procurador D. JOSÉ LUIS SALAS RODRÍGUEZ DE PATERNA; y parte ADHERIDA Juan María, representado por el Procurador D. ANTONIO NAVARRO LOZANO; y Damaso Y Aquilino, representado por el/la Procurador/a D./ª PILAR GALINDO ANAYA, y Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. ANTONIO NEBOT DE LA CONCHA.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
ACEPTANDO en lo necesario los antecedentes de la Sentencia apelada y,

Primero.-Por el citado Juzgado se dictó la referida Sentencia, cuya parte dispositiva dice así: FALLO: "Que debo condenar y condeno a Damaso, Silvio y Aquilino, como responsables criminalmente responsables en concepto de autores de un delito contra los derechos de los trabajadores de los arts. 316 y 318 CP en concurso ideal con un delito de lesiones del art. 147.1 CP con aplicación de la atenuante analógica muy cualificada de dilaciones indebidas a la pena, cada uno de ellos, de un año de prisión, accesoria de inhabilitación especial para desempeñar funciones directivas en fábricas o establecimientos de fabricación de envases, así como al abono de las costas procesales causadas, incluidas las de la acusación particular.

En el orden civil, debo condenar y condeno a Damaso, Silvio y Aquilino a que indemnicen a Juan María en la cantidad de 96.714 € por las lesiones y secuelas sufridas, con aplicación de los intereses establecidos en el art. 576 LEC, declarando la responsabilidad civil directa en el abono de dicha indemnización descontando la cantidad de 300 € en concepto de franquicia, de la aseguradora Mapfre Mutualidad con aplicación de los intereses previstos en el art. 20 de la Ley de Contrato de Seguro."

Aclarada en virtud de auto de fecha 8 de Julio de 2009, cuya Parte Dispositiva dice: "Aclarar la Sentencia dictada con fecha 25-05-09 debiendo entenderse que además del acusado, se imponen las costas, incluidas las de la acusación particular a la compañía de Seguros Mapfre de acuerdo con la póliza de seguros incorporada a autos."

Segundo.-Interpuestos recursos de apelación por el MINISTERIO FISCAL y por los Procuradores Dª Mª JESÚS ALFARO PONCE Y JOSE LUIS SALAS RODRÍGUEZ DE PATERNA en nombre y representación de Silvio Y MAPFRE EMPRESAS S.A.S., respectívamente, alegan como motivos los expuestos en los escritos de apelación presentados ante el Juzgado de lo Penal nº 2 de Albacete, escritos que se dan íntegramente por reproducidos.

Tercero.-Tramitado el presente recurso de apelación, con arreglo a derecho, se celebró votación y fallo del mismo, el día 18 de Febrero de 2010.

Se aceptan los hechos de la Sentencia impugnada y en lo sustancial su fundamentación jurídica y,


FUNDAMENTOS JURIDICOS


 
Primero.-Recurrida la Sentencia por distintas partes procesales, comenzaremos por el examen del recurso plantado por la defensa de Silvio, al que se adhieren los otros coacusados condenados en cuanto cuestionan que su conducta sea constitutiva de delito alguno, aunque entienden la misma encuadrada en una falta de imprudencia simple, del artículo 621.3 del Código Penal.

Segundo.-Su alegato parte de su afirmación de error valorativo. Error valorativo que no puede ser apreciado si se tiene en cuenta tanto el hecho de que la maquinaria adolecía de la falta de medidas de seguridad, como del conocimiento de esa falta de medidas derivado del hecho de que ello les había sido advertido por el servicio de prevención sin que se hubiere adoptado su corrección y sin que pueda ser excusa la mala situación económica de la empresa, que nunca debió mantener en marcha, sino podía subsanar el defecto, dicha maquinaria, claramente generadora de riesgo. La seguridad en el trabajo no puede quedar a expensas de la situación por la que una empresa atraviese. El precepto penal antepone esa seguridad.

Amen de ello recodar que el trabajador no había recibido la correspondiente formación sobre los riesgos generales del centro de trabajo y específicos de su puesto. En tal sentido se desestima el alegato.

Tercero.-Si en cambio debe prosperar el alegato del Ministerio Fiscal de que no estamos en presencia de un delito doloso, ni aun por dolo eventual, sino ante una imprudencia, pues no hay apercibimiento de la producción del resultado lesivo habido como consecuencia inevitable de su acción. No hay delito del artículo 147 y si delito del artículo 151-2º y 3 del código Penal no se olvide la minusvalía. Ello determina que las penas a imponer, que van en el delito del artículo 136 del Código Penal de 6 meses a 3 años y multa de 6 meses a 12 meses y en delito del 152 1º-2º y 3 de 1 a 3 años se ponen por separado, al ser mas beneficioso para el acusado y ello conforme señala el artículo 77 del Código Penal.

Cuarto.-El Tribunal si comparte la aplicación de las dilaciones indebidas aunque no con el alcance de muy cualificada que recoge la Sentencia de autos. Así lo venimos apreciando ante la paralización en el Juzgado de lo Penal de la causa durante el periodo del 23 de Julio de 2007 al 13 Febrero de 2009 en los que solo consta una inicial diligencia de recepción de autos hasta la posterior fecha de señalamiento. Pero ese periodo no es tan excesivo como para hablar de atenuante muy cualificada. Ello conlleva a la imposición de las penas, sin rebaja de grado, a su mínimo legal.

Quinto.-La aseguradora Mapfre impugna la Sentencia comenzando por su auto de aclaración que considera tanto fuera de plazo como indebida. Al respecto dos precisiones: a) estamos ante auto de complemento de la Sentencia no de aclaración, solicitado a instancia de parte y b) como auto de complementación permite ir mas allá de la corrección de errores hasta alcanzar un pronunciamiento sobre lo discutido pero no resuelto en Sentencia.

Sexto.-Se queja en su recurso el ser condenada en costas sin ser responsable penal, pero no se olvide que su condena deviene de su póliza aseguradora como igual proviene su condena a las responsabilidades civiles.

Séptimo.-Habla la aseguradora de compensación de culpas en la conducta del lesionado al introducir la mano en la maquina que le causó los daños, pero ninguna puede apreciarse en quien no gozó de formación alguna, como se desprende del resultando fáctico de esta resolución.

Octavo.-Cuestión distinta es el límite de la indemnización por siniestro concertada por cada víctima que se establece en 60.000 Euros, por cuanto esa determinación es delimitador del riesgo y no de derechos. Se acepta el alegato.

Noveno.-Se pretende una aplicación del baremo en la indemnización a conceder, tanto en su cuantificación como en su actualización, fecha de sanidad, olvidando que es motivación suficiente, la referencia a la resolución de la Dirección General de Seguros y más cuando el ámbito del baremo lo es la circulación.

Décimo.-Por último en cuanto a los intereses del artículo 20 de la LCS, conocida y reiterada es la doctrina de este Tribunal de su imposición sino se paga o consigna dentro del plazo de tres meses siguientes al siniestro o su conocimiento. Doctrina aplicable al ser el siniestro del año 2003.

VISTOS los preceptos legales citados y demás normas de general y pertinente aplicación.


FALLO


 
Que REVOCAMOS la Sentencia de instancia en el único sentido de CONDENAR por delitos de los artículos 316 y 318 del Código Penal y por un delito de imprudencia ya definido a las penas de SEIS MESES de prisión y multa de SEIS MESES a una cuota diaria de 10 Euros por el primero de ellos y UN AÑO DE PRISIÓN por el segundo, manteniendo el resto de los pronunciamientos de la Sentencia con la limitación de la responsabilidad civil de Mapfre a la cantidad de 60.000 Euros. Se declaran de oficio las costas de esta alzada.

Notifíquese esta resolución observando lo prevenido en el Art. 248-4º de la Ley Orgánica del Poder Judicial 6/85, de 1º de Julio.

Expídase la correspondiente certificación con remisión de los autos originales al Juzgado de procedencia.

Contra la presente resolución no cabe recurso ordinario alguno.

Así por esta nuestra Sentencia, de la que se unirá certificación al Rollo de su razón, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACIÓN.- Leída y publicada fue la anterior sentencia en el mismo día de su fecha, por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, estando, celebrando audiencia Pública, y presente yo, el/la Secretario, doy fe.-

DILIGENCIA: Seguidamente se procede a cumplimentar la notificación de la anterior resolución. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación