Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Albacete 123/2010, de 29 de julio


 RESUMEN:

Delito de lesiones: Autoría. Responsabilidad. Imprudencia grave: Concurso ideal de delitos. Acceso a una obra traspasando las vallas que la circundan y colocación de paneles sin adoptar medidas de seguridad ni individual, ni colectiva. Precipitación de un trabajador al vacío. Inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión de montador de techumbres.

SENTENCIA

En Albacete, a veintinueve de julio de dos mil diez.

VISTOS ante esta Audiencia Provincial en grado de apelación, los autos de Juicio Oral nº 695/07, seguidos ante el Juzgado de lo Penal nº 1 de Albacete, sobre delito de lesiones, contra, Carlos Alberto, en esta instancia apelante, representado por el Procurador D. Antonio Navarro Lozano, y defendido por el Letrado D. Juan García Montero, interviniendo el Ministerio Fiscal en concepto de apelante-apelado, siendo Ponente el Iltmo. Sr. Magistrado D. JOSE GARCIA BLEDA.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Por el citado Juzgado se dictó la referida sentencia, nº 271/09 de 19 de junio de 2009 cuyos Hechos Probados y Parte Dispositiva dicen así: "HECHOS PROBADOS: Único.-En fecha no concretada del año 2004, la mercantil "Servi Albacete, Sl", cuyo administrador único era Borja, DNI NUM000, mayor de edad, cuyo estado civil no costa, empresario, vecino de Albacete, CALLE000, nº NUM001, sin antecedentes penales, acometió como promotor la construcción de seis naves industriales en el Polígono de Romica, sito en la carretera de Casas Ibáñez (Albacete), y contrató como proyectista, encargado de obra y coordinador de seguridad a Feliciano, ingeniero técnico industrial. En junio de 2004 la citada mercantil contrató con "DIRECCION000 CB", a cuyo frente se hallaba Carlos Alberto, DNI NUM002, mayor de edad, cuyo estado civil no consta, empresario, natural de Casas Ibáñez (Albacete) y vecino de esa localidad, CALLE001, nº NUM003, sin antecedentes penales, la colocación de los paneles de chapa que recubren las naves. "Servi Albacete SL", por medio de Feliciano, elaboró un estudio básico de seguridad y salud en el que se contemplaban los riesgos y medidas a adoptar en todos los trabajos, siendo obligación de cada contratista elaborar su plan de seguridad individual para ser sometido a la aprobación del coordinador.- No obstante ello el día 17 de enero de 2005, resultando imposible trabajar en otra obra que estaban ejecutando debido a inclemencias meteorológicas, Carlos Alberto, de "[...]", acudió a la obra acompañado de dos trabajadores de su empresa, Remigio y Segundo, accedieron a ella traspasando las vallas que la circundaban, y emprendieron la colocación de los paneles sin adoptar ninguna medida de seguridad ni individual, tales como arnés o casco, ni colectiva, tal como andamio o red protectora. Valiéndose de una escalera subieron a la cubierta de una de las naves y empezaron a cambiar los paneles. Sobre las 13 h. Borja se presentó allí y vio que estaban trabajando y lo permitió no obstante observar el modo en que se estaba realizando. Sobre las 17.20 h. Remigio se precipitó al vacío desde una altura de 7 metros. Resultó con contusión pulmonar, múltiples fracturas costales bilaterales con derrame pleural bilateral, fractura de esternón, fractura-estallido de L1 con disminución de canal raquídeo, fractura de apófosis trasversas izquierda de D6 a L1, fractura de apófosis espinosas de D11 y pedículo, fractura de pedículo de L2, fractura-luxación de D7-D8, hematomas prevertebrales y paravertebrales izquierdos, fractura de glena y clavícula izquierda y fractura-luxación de Bennet de mano derecha. Precisó para su curación de tratamiento médico quirúrgico y rehabilitador. Le quedaron como secuelas: disminución de la movilidad del hombro izquierdo (flexión-abducción 90º, rotación externa 60º, rotación interna a L2, flexión 120º), rigidez de columna vertebral que produce alteración en la estática vertebral postfractura, material de osteosíntesis en CV que si bien no produce rechazo en la actualidad, pudiera producirlo en un futuro próximo: dismetría o acortamiento miembro inferior izquierdo que precisa alza, cicatriz de 45 cms. en centro CV, dos cicatrices de 3 cms. en el lado derecho de CV, cicatriz de 15 cms. en hombro izquierdo, dos cicatrices de 2 cms. en eminencia hipotecar, dos cicatrices de drenaje en lado derecho y otras dos en el lado izquierdo, cicatriz de espina ilíaca antero-posterior de 10 cms., y disminución leve de la función respiratoria.- "Estructuras Ferrer SL" tenía contratada póliza de seguro con Catalana Occidente." FALLO: QUE DEBO CONDENAR Y CONDENO a Carlos Alberto como autor criminalmente responsable de un delito consumado de LESIONES por IMPRUDENCIA GRAVE del art. 152.1.3º del Código Penal, a las penas de DIECIOCHO MESES DE PRISIÓN, con accesoria de inhabilitación especial para el ejercicio del derecho pasivo e INHABILITACIÓN ESPECIAL para el ejercicio de la profesión de montador de techumbres durante el tiempo de la condena privativa de libertad, así como al pago de las costas.- Y DEBO ABSOLVER Y ABSUELVO a Feliciano y a Borja de los delitos de los que fueron acusados, con declaración de las costas de oficio."

Segundo.-Interpuesto recurso de apelación por el Procurador D. Antonio Navarro Lozano en nombre y representación de Carlos Alberto impugnado por el Ministerio Fiscal que a su vez interpuso asimismo recurso de apelación, alegaron como motivos los expuestos en los escritos de apelación e impugnación presentados ante el Juzgado de lo Penal nº 1 de Albacete, escritos que se dan íntegramente por reproducidos.

Tercero.-Tramitado el presente recurso de apelación con arreglo a derecho, se celebró votación y fallo del mismo.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Se aceptan los fundamentos jurídicos excepto en lo que se opongan a lo que se expresa en los siguientes.

Primero.-Por la representación de Carlos Alberto se interpone recurso de apelación contra la sentencia de instancia solicitando se revoque la misma y se dicte otra en virtud de la cual se declare que los hechos son constitutivos de la falta del art. 617 del Código Penal o alternativamente de al falta del art. 621.3. del Código Penal y subsidiariamente se declare que la sentencia recurrida infringe el art. 8.3 del Código Penal por aplicación indebida en relación con el art. 77 del Código Penal toda vez que calificando los hechos separadamente la pena a imponer sería menor que la establecida y de conformidad con los arts. 316 y 318 del Código Penal debiéndose aplicar las atenuantes de reparación del daño y de dilaciones indebidas, por lo que únicamente cabría condenar al recurrente a la pena de privación de libertad de 3 meses y multa de 3 meses con una cuota de 6 € y a la pena de multa de 10 días con una cuota diaria de 6 € por la falta del art. 621.3º del Código Penal y subsidiariamente de los anteriormente solicitado si se considera que los hechos son constitutivos del delito previsto en el art. 152.3º del Código Penal procedería imponer la pena de prisión de 6 meses y dejar sin efecto la condena de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión montador de techumbres, pues a su entender la conducta del acusado debería degradarse al ámbito de una simple falta ya que en esta caso no era previsible la puesta en riesgo o peligro grave para la vida e integridad del trabajador ya que las planchas sobre las que estaban trabajando eran practicables sin peligro dado que se trataba de sustituir algunas de las planchas opacas ya instaladas por otras traslúcidas y, en consecuencia, el trabajador y los demás, incluido el acusado, que trabajaban en ese momento pisaban sobre superficie firme. De otra parte, en su caso, subsidiariamente de no tenerse en cuenta lo anterior los hechos podrían ser incriminados en el art. 316 y 318 del Código penal con aplicación de las atenuantes de reparación del daño, dado que el trabajador y así lo ha manifestado el mismo en el acto del juicio ha sido indemnizado con anterioridad, y dilaciones indebidas (art. 21-6º como analógica) ya que remitida la causa por el Juzgado de Instrucción el 18 de octubre de 2007 no se señaló juicio hasta el 6 de noviembre de 2008 habiendo ocurrido los hechos el 17 de enero de 2005. Con carácter subsidiario si se aplicase el tipo del art. 152-3 absolviendo al 316 del Código Penal ha de tenerse en cuenta que el Ministerio Fiscal en el acto del juicio oral solicitó por esta delito 1 año de prisión con accesoria sin embargo en la sentencia se condena a 18 meses de prisión con accesorias por igual tiempo y aunque es cierto que solicitó condena por un segundo delito al considerar que este segundo delito era absorbido por el primero solo cabría imponer la plena máxima la pena solicitad por el Ministerio Fiscal para este primer delito y de otra parte se infringe la norma del art. 56-1º.3º del Código Penal al imponer la pena de inhabilitación para el ejercicio de la profesión de montador de techumbres, pus tal ejercicio no viene relacionado con el delito, en su caso, cometido y con ello se agravarían los efectos de la pena y resulta obvio que el resultado dañoso ocasionado nada tiene que ver a la postre con los conocimientos específicos tiene el acusado para desarrollar su trabajo de montador de techumbres ya que, en definitiva, existía un coordinador de seguridad encargado de controlar las medidas de seguridad y el acusado ni es técnico ni titulado ni era el encargo del control de las medidas de seguridad ni explicándose en la sentencia las razones que justifican dicha inhabilitación.

Segundo.-Asimismo por el Ministerio Fiscal se interponen recurso de apelación por infracción de Ley al haber aplicado indebidamente el art. 8.3 del Código y por no aplicación de los artículos 77 y 316 del Código Penal ya que lo procedente es aplicar el concurso ideal de delitos imponiendo la pena por el delito más grave en su mitad superior o bien penándolos por separado, tal y como intereso el Ministerio Fiscal es sus conclusiones definitivas.

Tercero.-En definitiva ambos recursos coinciden, aunque discrepan, en indebida calificación de las infracciones cometidas, por lo que se hace necesario referirnos, en primer lugar, a tenor del resultado de la prueba establecer cual debe ser la calificación jurídica que ha de tener el supuesto de autos siendo obvio que en el caso de concurso entre el delito del art. 316 del Código Penal y el de lesiones imprudentes ha de acudirse al concurso de normas entrando en juego el concurso ideal de delitos cuando la infracción de la norma laboral en que ha incurrido el empleador afecta, no solo al empleado lesionado, sino a una generalidad de trabajadores que desempeñan su trabajo en semejantes condiciones de inseguridad que el que resulto lesionado y en este caso además del propio empleador igualmente trabajaba en las mismas condiciones además del lesionado otro trabajador y en este caso resulta acreditado que tanto el trabajador que se precipitó hacia el vació como los demás que operaban reciclando las placas no usaban arnés de seguridad siendo claro que se realizaban las labores sin los medios de protección y seguridad necesarios por lo que es evidente que en este caso concurre al menos un dolo eventual en el recurrente al no proporcionar y consentir que se realizaran las tareas, cualquiera que fuese la premura para acabarlas y condiciones metereológicas sin, las medidas básicas exigibles a todos los que trabajaban para prevenir el riesgo siendo obvio que en este caso además de un peligro concretado en las lesiones del trabajador también se expuso a otro a dicho peligro de caída siendo en este caso correcto acudir al concurso de normas entre el delito del art. 316 del Código Penal y el de lesiones que ha de considerarse correctamente incardinado en el tipo del art. 152-3º del Código Penal y no como simple falta del art. 621-3º del Código Penal en función del desvalor de la acción imprudente y resultado producido en función de la infracción de norma producida y como se ha explicado antes ha de imponerse únicamente la pena conforme al tipo más grave, en este caso el del art. 316 del Código Penal -6 meses de prisión a 3 años- en su mitad superior entre 21 meses y 36 meses - estableciéndose en este caso en el mínimo legal de 21 meses ya que el acusado carece de antecedentes penales no siendo posible rebajar la pena en función de apreciarse alguna de las circunstancias atenuantes, reparación del daño y dilaciones indebidas pues como perfectamente explica el Juzgador de instancia, aunque la Sala ha valorado positivamente para imponer la pena en el mínimo legal que se haya indemnizado, realmente fue la Cía aseguradora quien lo hizo y en cuanto a la dilación al resolver la causa se entienden razonables el tiempo en función de las características de la misma aceptándose los razonamientos del juzgador al respecto.

Cuarto.-Por último ha de hacerse referencia a las penas accesorias de inhabilitación especial que se impuso en la resolución recurrida al considerar que al supuesto le era aplicable la misma al estar incluida la misma en el subtipo del art. 152.3 del Código Penal como si la imprudencia hubiera sido tipificada de imprudencia profesional y que en este caso las penas especificas lo cierto es que no solo habrían de ser las previstas específicamente para el tipo del art. 316 del Código Penal que no incluye expresamente tal pena específica de inhabilitación especial para el ejercicio de la profesión sino que se da el caso que realmente la condena al acusado ha sido por la comisión genérica de normas de seguridad pero no por inobservancia de preceptos específicos en el desarrollo de sus profesión como montador de techumbres siendo preciso para que el tipo del art. 152.3º opere con el "plus" de ser considerada la imprudencia de profesional y este caso además queda absorbido en el art. 316 que se cuantifique y explique la razón de ese "plus" de antijuricidad en que consistiría la imprudencia profesional lo que en este caso no se había especificado sin que pueda equipararse sin mas "la imprudencia profesional" a la "imprudencia del profesional", por lo que al no haber sido valorado tal plus de antijuricidad en la sentencia ni motivado o justificada su concurrencia no procede la imposición de la pena de inhabilitación especial como montador de techumbres. Razones que exigen junto con las expresadas en el anterior estimar parcialmente los recursos interpuestos respectivamente por el Ministerio Fiscal y representación de Carlos Alberto.

Quinto.-Se declaran de oficio las costas de esta alzada.

En virtud de lo expuesto en nombre de S.M. el Rey y por la autoridad conferida por el Pueblo Español.


FALLO


 
Que estimando parcialmente los recursos de apelación interpuestos por el Ministerio Fiscal y Carlos Alberto contra la Sentencia dictada con el nº 271-09, en fecha 19 de junio de 2009, por el Juzgado de lo Penal nº 1 de Albacete, en el Juicio Oral nº 695-07, debemos REVOCAR Y REVOCAMOS parcialmente la misma y dictamos otra en virtud de la cual se condena a Carlos Alberto como autor responsable de un delito del art. 316 en concurso ideal con un delito del art. 152-3º del Código Penal a la pena de 21 meses de prisión y accesoria de inhabilitación especial parpa el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y pago de costas de primera instancia y de oficio las costas de esta alzada.

Notifíquese el presente observando lo prevenido en el Art. 248-4º de la Ley Orgánica del Poder Judicial 6/85, de 1º de Julio.

Expídase la correspondiente certificación con remisión de los autos originales al Juzgado de procedencia.

Así por esta nuestra sentencia de la que se llevará certificación al rollo de su razón, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

PUBLICACION.- Leída y publicada en el mismo día de su fecha, ha sido la anterior sentencia, por el Ilmo. Sr. D. JOSE GARCIA BLEDA, estándose celebrando audiencia pública y presente yo, la Secretario de Sala; de lo que certifico. Albacete a veintinueve de julio de dos mil diez.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación