Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Madrid 186/2010 de 16 de julio


 RESUMEN:

Incidente de impugnación de la lista de acreedores: La ley establece que quien no impugne en tiempo y forma el inventario o lista de acreedores no pueden plantear pretensión de modificar el contenido de los documentos. En este caso la concursada no formuló la correspondiente demanda incidental en tiempo, por lo que no cabe estimar el recurso y se le imponen las costas.

MADRID

SENTENCIA: 00186/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL DE MADRID

Sección 28.ª

Rollo de apelación n.º 151/2010

Materia: Concursal

Órgano judicial de origen: Juzgado de lo Mercantil núm. 7 de Madrid

Autos de origen: Incidente concursal n n.º 219/2007 (y 221/2007 a él acumulado)

SENTENCIA NÚM. 186/2010

En Madrid, a 16 de julio de 2010.

La Sección Vigésima Octava de la Audiencia Provincial de Madrid, especializada en lo mercantil, integrada por los ilustrísimos señores magistrados D. Ángel Galgo Peco, D. Enrique García García y D. Alberto Arribas Hernández ha visto en grado de apelación, bajo el n.º de rollo 151/2010, los autos del procedimiento de incidente concursal n.º 219/2007 (y 221/2007 a él acumulado), derivado del concurso necesario n.º 209/2006, provenientes del Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid.

Han actuado en representación y defensa de las partes, como apelante, FORUM FILATÉLICO SA; y como apeladas D. Porfirio y otros, y la Administración Concursal.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-El Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid dictó sentencia con fecha 2 de junio de 2008, en el seno de un incidente de impugnación de la lista de acreedores contenida en el informe emitido por la Administración Concursal de FORUM FILATÉLICO SA, cuyo fallo era del siguiente tenor:

"Que desestimando la demanda interpuesta por el Procurador Sr. De Diego Quevedo en nombre y representación de D. Porfirio y otros 3151 y 14. 198 demandantes respectivamente que figuran relacionados en un disco compacto que se adjunta a la presente sentencia frene a la Administración concursal y Forum Filatélico, S.A. representado por el Procurador Sr. Rodríguez Nogueira, debo declarar no haber lugar a modificar la calificación del crédito del demandante, imponiendo las costas del incidente a la parte demandante".

Contra dicha resolución se formuló protesta por parte de la representación procesal de FORUM FILATÉLICO SA.

Segundo.-Por Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid se dictó auto, con fecha 15 de enero de 2009, en el procedimiento de concurso n.º 209/2006, cuya parte dispositiva establecía:

"Se aprueba el plan de liquidación presentado en este Juzgado por la administración concursal en fecha 8 de octubre de 2008 con las siguientes modificaciones:

Las subastas se anunciarán en todo caso por edictos que se publicarán en el tablón de anuncios del Juzgado.

Las enajenaciones directas de bienes deberán ser autorizadas judicialmente.

En el caso de que las subastas de mobiliario y material informático resulten desiertas, se intentará la venta directa, estableciéndose a tal fin un plazo de tres meses, transcurrido en el cual, sin conseguir la venta, se podrá donar los bienes a organizaciones no gubernamentales sin ánimo de lucro.

Se elimina el tercer párrafo de la página 45 de la propuesta de plan de liquidación en que se hace referencia a los acreedores con créditos del ICO; se elimina la referencia a créditos del ICO en el primer párrafo de la página 46 y se elimina el paréntesis" (no los créditos del ICO)" del cuarto párrafo de la página 47".

Tercero.-Por la representación de FORUM FILATÉLICO SA se interpuso recurso de apelación contra el mencionado auto de 15 de enero de 2009, haciendo valer la protesta que en su día hizo constar ante la sentencia de 2 de junio de 2008, relativa a la clasificación de determinados créditos en el concurso, con la finalidad de apelar tal resolución.

Cuarto.-Admitido por el juzgado el recurso de apelación y tramitado en legal forma, se ha dado lugar a la formación del presente rollo, que se ha seguido con arreglo a los trámites de los de su clase. La deliberación y votación para el fallo del asunto se realizó con fecha 15 de julio de 2010.

Ha actuado como ponente el Ilmo. Sr. Magistrado D. Enrique García García, que expresa el parecer del tribunal.

Quinto.-En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Las demandas, unificadas en su tramitación por medio del cauce de la acumulación procesal, que dieron lugar al presente incidente de impugnación de la lista de acreedores elaborada por la administración concursal de FORUM FILATÉLICO SA perseguían, fundamentalmente, que los créditos de la pluralidad de impugnantes mejorasen en la clasificación que aquélla les asignaba.

La sentencia apelada rechazó tal pretensión al considerar que la clasificación que les otorgó la administración concursal fue la correcta. Resulta ciertamente peculiar que dicha resolución judicial, desestimatoria de las pretensiones formuladas en la demanda, sea sólo apelada por la concursada demandada para que, en contra del criterio de los propios demandantes, que han consentido la sentencia, se declare como crédito ordinario el clasificado como subordinado por la administración concursal. Esa circunstancia marcará la suerte del recurso, como expondremos a continuación.

Segundo.-Tanto en el auto de la sección 28.ª de la Audiencia Provincial de Madrid de 4 de diciembre de 2008, como en la precedente sentencia de 2 de julio de 2010 y en otras ulteriores, este tribunal abordó la problemática relativa a la legitimación de la concursada para postular por vía incidental una mejora en el trato que uno o varios acreedores hubieran podido recibir en el informe de la administración concursal en relación con la cuantía o con la clasificación de sus créditos. Partiendo del reconocimiento de la amplitud con la que el artículo 96.1 de la Ley Concursal reconoce la legitimación para impugnar el inventario y la lista de acreedores, se indicó en dichas resoluciones que ello no podía llevar a un extremo tal que cualquiera pudiera impugnarlos invocando la conveniencia de que el informe de la administración concursal se mostrase lo más fiel y exacto posible o invocando el interés de otros intervinientes en el proceso concursal, pues ello llevaría al reconocimiento de una especie de acción pública o popular en relación con el inventario o la lista de acreedores. Se dijo también que, si bien la expresión "cualquier interesado" debía de considerarse más amplia que la de "titular de un derecho subjetivo" y que la de "titular de un interés directo", sin embargo habría de tratarse en todo caso de un sujeto de derecho con un interés que no puede identificarse con la defensa abstracta de la corrección del informe ni con la defensa de intereses ajenos. Pese a reconocer en abstracto al concursado como uno de los posibles legitimados para la impugnación del inventario y de la lista de acreedores, se dijo que esa aptitud potencial o abstracta para ser uno de los legitimados en la impugnación exigía, para convertirse en una aptitud real y efectiva que le dotase de la oportuna legitimación, un añadido: que los extremos objeto de impugnación supusieran, para el impugnante, algún tipo de perjuicio o gravamen, aunque no fuera necesariamente directo, real y actual sino, como consecuencia de la amplitud de la expresión utilizada, indirecto, potencial o futuro. Concluían dichas resoluciones indicando que cualquier otra interpretación llevaría a la conclusión absurda de que todos, absolutamente todos los sujetos de derecho, estarían legitimados para impugnar el inventario y la lista de acreedores, pues cualquiera podría invocar un interés abstracto en la regularidad del proceso concursal y en que el informe de la administración concursal fuese lo más fiel y exacto posible, y en defender los intereses de todos los intervinientes en el procedimiento, conclusión a todas luces absurda.

En el presente litigio, al igual que sucedía en el examinado por las resoluciones comentadas, FORUM FILATÉLICO SA no ha alegado de qué modo el reconocimiento a varios de sus acreedores de una clasificación más beneficiosa de la que recibieron respecto de una parte de sus créditos podría suponerle un beneficio, aunque fuera indirecto, potencial o futuro. Y, como se señaló también en el referido auto de 4 de diciembre de 2008, no es procedente que el tribunal realice alambicados ejercicios de imaginación para considerar cuáles pudieran ser tales beneficios (que habrían de ser legítimos, naturalmente) que la lógica de un procedimiento concursal excluye a priori, puesto que en principio ningún beneficio para el concursado puede suponer una mejora en la clasificación de algunos de los créditos que integran la masa en detrimento de los restantes de inferior categoría. Debe indicarse al respecto que, como señalábamos en la sentencia de 2 de julio de 2010, el hecho de que con posterioridad a la mencionada resolución el Real Decreto Ley 3/2009, de 27 de marzo haya modificado el artículo 96 de la Ley Concursal (de manera que donde antes se hablaba de "cualquier interesado" ahora se habla de "las partes personadas") no modifica esencialmente la cuestión. Así lo pone de relieve el último inciso de la redacción resultante de dicha reforma en el que, a la hora de mencionar a quienes no tengan aún la condición de "partes personadas" en el momento procesalmente propicio para la impugnación, se refiere a ellos con la expresión ".los demás interesados.", señal inequívoca y elocuente de que quienes se encuentren ya personados en tal momento y aspiren a formular por vía incidental el tipo de acción impugnatoria que contempla el precepto, habrán de ostentar también, cuando menos, esa misma condición de "interesados" que de un modo tal vez más explícito exigía su primitiva redacción.

En suma, nos encontramos con que, aplicando la precedente doctrina al supuesto ahora contemplado, una hipotética conceptuación de FORUM FILATÉLICO SA como coadyuvante de la parte actora, sin que aquélla se haya personado nunca como tal, en lo referente a la clasificación de los créditos de los demandantes por la revalorización, si bien le otorgaría legitimación para recurrir en apelación al poderse apreciar que la sentencia desestimatoria le ocasionó, cuando menos formalmente, un gravamen, nunca permitiría soslayar el hecho de que dicha entidad adolecería, en todo caso, de un déficit de legitimación originaria en relación con el ejercicio de una pretensión por la que se aspira a que, mediante la modificación de la lista de acreedores, se confiera a una parte de los créditos determinada clasificación (la de ordinarios frente a la de subordinados) que solamente para dichos acreedores resulta provechosa.

Tercero.-En todo caso, la concursada, sometida al régimen de suspensión, carecería de legitimación para instar la resolución de los contratos tanto en interés del concurso, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 61.2 de la Ley Concursal, como por la alegada imposibilidad sobrevenida, en atención al artículo 54 de la Ley Concursal. Precisamente, su pretensión de clasificación como ordinario del crédito por revalorizaciones se fundaría en la resolución de los contratos que ni siquiera podría interesar la concursada, por lo que nunca podría prosperar la pretensión extrañamente introducida por ella en una contestación a la demanda que se sustenta en distinta causa de pedir que la articulada y luego abandonada por los demandantes, que han consentido la sentencia.

Cuarto.-Asimismo, debemos añadir, ante las alusiones contenidas en el recurso de FORUM FILATÉLICO a las valoraciones conferidas a las plusvalías, que entiende que deberían referirse a una fecha temporal distinta de la tomada en cuenta por la administración concursal, lo que pudiera suponer alguna influencia en el quantum de aquéllas, y a fin de despejar cualquier duda al respecto, que el artículo 96.1 de la Ley Concursal establece un plazo para la impugnación de la lista de acreedores, prescribiendo el artículo 96.4 que dicha impugnación habría de sustanciarse por los trámites del incidente concursal, el cual deberá iniciarse (artículo 194.1 de la Ley Concursal) por demanda formulada en la forma prevista en el artículo 399 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. A su vez, el artículo 97.1 de la Ley Concursal, bajo la rúbrica "Consecuencias de la falta de impugnación", establece que "quienes no impugnaren en tiempo y forma el inventario o la lista de acreedores no podrán plantear pretensiones de modificación del contenido de estos documentos.", lo que ha de entenderse sin perjuicio de la facultad de recurrir contra las modificaciones que en aquellos documentos se introdujeran como consecuencia de haber prosperado las impugnaciones que otros hubiesen formulado que el mismo precepto reconoce, y de la posibilidad de intervenir en el incidente de impugnación coadyuvando con la parte que lo hubiese promovido, como aplicación particular de la regla establecida en el artículo 193.2 de la Ley Concursal. Así las cosas, debemos concluir que si la concursada pretendía cualquier modificación de la lista de acreedores extraña a la solicitada en el escrito iniciador del expediente, debió interesarla formulando temporáneamente la correspondiente demanda incidental al efecto, sin que pudiera admitírsele que buscara vías alternativas que supondrían la extemporaneidad de su actuación.

Quinto.-Por todos los razonamientos precedentes procede rechazar el recurso. En consecuencia, las costas derivadas de la apelación deben ser impuestas a la parte apelante, tal como prevé el artículo 398.1 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en relación los artículos 394 del mismo cuerpo legal y 196.2 de la Ley Concursal.

VISTOS los preceptos legales citados y los demás de general y pertinente aplicación, este tribunal emite el siguiente


FALLO


 
Desestimamos el recurso de apelación interpuesto por la representación de FORUM FILATÉLICO SA contra la sentencia dictada el 2 de junio de 2008 por el Juzgado de lo Mercantil n.º 7 de Madrid en el incidente concursal n.º 219/2007 (y 221/2007 a él acumulado) derivado del concurso necesario n.º 209/2006.

E imponemos a la parte recurrente las costas derivadas de esta segunda instancia.

Así, por esta nuestra sentencia, lo acordamos, mandamos y firmamos los ilustrísimos señores magistrados integrantes de este tribunal, según consta en el encabezamiento de esta resolución.

Publicación.-Dada y pronunciada fué la anterior Sentencia por los Ilmos. Sres. Magistrados que la firman y leída por el/la Ilmo. Magistrado Ponente en el mismo día de su fecha, de lo que yo el/la Secretario certifico.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación