Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Aragón 429/2010, de 14 de junio


 RESUMEN:

Pensión de viudedad: Inexistencia de vínculo matrimonial. El artículo 174.3 TRLGSS exige certificación de empadronamiento como único medio de prueba apto para acreditar la convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a seis años. Desestimación del recurso.

ZARAGOZA

SENTENCIA: 00429/2010

T.S.J.ARAGON SALA SOCIAL

CL.COSO NUM. 1

Tfno: 976 208 360

Fax:976 208 405

NIG: 50297 34 4 2010 0100392

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0000400 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEMANDA: 0000400 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 002

Recurrente/s: Flora

Abogado/a: CONCEPCION CINCA ANSON

Procurador:

Graduado Social:

Recurrido/s: INSS

Abogado/a: LETRADO SEGURIDAD SOCIAL

Procurador:

Graduado Social:

Rollo número: 400/2010

Sentencia número: 429/2010

A.

MAGISTRADOS ILMOS. Sres:

D. CARLOS BERMÚDEZ RODRÍGUEZ

D. RAFAEL MARÍA MEDINA Y ALAPONT

D. JUAN MOLINS GARCÍA ATANCE

En Zaragoza, a catorce de junio de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, compuesta por los Sres. indicados al margen y presidida por el primero de ellos, pronuncia en nombre del REY esta

SENTENCIA

En el recurso de suplicación núm. 400 de 2010 (Autos núm. 1125/2009), interpuesto por la parte demandante D.ª Flora, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 2, de Zaragoza de fecha 19 de marzo de 2010; siendo demandado el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, sobre pensión de viudedad. Ha sido ponente el Ilmo. Sr. D. RAFAEL MARÍA MEDINA Y ALAPONT


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en autos, se presentó demanda por D.ª Flora, contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, sobre pensión de viudedad, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de lo Social n.º 2 de Zaragoza, de fecha 19 de marzo de 2010, siendo el fallo del tenor literal siguiente:

"Que desestimando como desestimo la demanda interpuesta por D.ª Flora contra el Instituto Nacional de la Seguridad Social, debo de absolver y absuelvo al demandado de los pedimentos de la demanda.".

Segundo.-En la citada sentencia y como hechos probados se declararon los del tenor literal:

"PRIMERO.-D. Ruperto falleció el 25-1-2005. Tuvo con la demandante D.ª Flora un hijo, nacido en Mataró (Barcelona) el 27 de abril de 1981.

D.ª Flora aparece empadronada en la localidad de Santa Susana (Barcelona) desde el 19-6-1996, mientras que D. Ruperto figuraba empadronado desde 1993 en la localidad de Alcubierre (Huesca), a excepción del periodo comprendido desde el 1-11-2001 y el 18-11-2002 en el que figuró empadronado en la localidad de Santa Susana (Barcelona), en el mismo domicilio que la actora.

Tanto la actora como el Sr. Ruperto se dedicaban a la elaboración de productos artesanales, perteneciendo el Sr. Ruperto a la Asociación Profesional de Artesanos de Aragón, desde 1993, siendo requisito el empadronamiento en Aragón.

En el certificado de defunción consta como último domicilio el de la actora.

Según certificado del Ayuntamiento de Alcubierre (documento 10 de los aportados con demanda) convivieron como pareja de hecho de forma ininterrumpida desde que se trasladaron ambos a dicha localidad el 18-11-2002 hasta la fecha de fallecimiento del Sr. Ruperto que tuvo lugar el 25-1-2005.

El Sr. Ruperto adquirió una casa en Alcubierre para lo que con fecha 17-11-2000 firmó escritura de préstamo hipotecario en el que firmó la actora como avalista ofreciendo como garantía la casa de su propiedad sita en Santa Susana (documento n.º 11 de los acompañados con demanda.

Existen recibos bancarios a nombre del señor Ruperto, en los que consta como domicilio el de la actora en los periodos de 17-4- 1990 a 7-8-1990 y 17-9-1990 a 10-10-1990 (documentos 13 a 21 de los acompañados con demanda).

Constan en los años 1990 a 1994 diversos albaranes y recibos de libros infantiles en los que el Sr. Ruperto hacía constar como domicilio en el de la actora.

Consta la apertura de una cuenta conjunta de ambos en la Caixa d'Estalvis de Cataluña con fecha 20-6-1991 (documento 102 de los acompañados con demanda). Constan cargados en dicha cuenta recibos a nombre de los dos en periodos de 7-12-1991 a 2- 12-1992, 2-4-1992 a 4-2-1993, 3-2-1993 a 8-9-1993, 7-4-1993 a 24-3-1994 y de 24-5-1994 a 12-1-1995 (documentos 118 a 174 acompañados con la demanda).

En factura de reparación de vehículo de fecha 30-5-1994 aparece como domicilio del Sr. Ruperto el de la actora (documento 209).

En el año 2003 figuraba en el permiso de circulación del vehículo como propietaria la actora y la póliza de seguro a nombre del Sr. Ruperto.

En póliza de seguro colectivo de accidentes personales suscrita por el Sr. Ruperto el 1-5-2004 aparece como domicilio del mismo el de la actora (documento 215).

Consta abierta en la Caja de Ahorros de Madrid libreta abierta con fecha 26-4-2005 a nombre de los dos (documento 216).

Para los testigos declarante en el acto del juicio tenían la apariencia de matrimonio.

Segundo.-La actora solicitó pensión de viudedad que fue denegada por resolución del INSS de fecha 8-1-2009 en base a la no acreditación de la convivencia ininterrumpida como pareja de hecho en los términos establecidos en el art. 174.3 párrafo cuarto de la LGSS, con el causante al menos los seis años anteriores al fallecimiento de éste, acreditada la misma con el correspondiente certificado de empadronamiento.

Interpuesta reclamación previa fue desestimada por resolución de fecha 2-3-2010 por el motivo antes expuesto y además porque el causante, en el momento del fallecimiento, no estaba al corriente en el pago de las cuotas en el RETA.

Al causante le falta por abonar la cuota correspondiente al mes de agosto de 2004, por importe de 154,50 euros.".

Tercero.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandante, siendo impugnado dicho escrito por la parte demandada.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-En el primer motivo del recurso, articulado por cauce procesal adecuado, se pretende la modificación del relato fáctico de la sentencia de instancia, al objeto de hacer constar en él que la actora y el pretendido causante de la prestación reclamada convivieron de forma ininterrumpida como pareja de hecho desde, al menos, 1991 hasta la fecha de fallecimiento de este último. Cita en soporte de su pretensión la prueba testifical practicada, y los documentos obrantes a los folios 12, 23 a 25, y 45 a 249 de autos, ninguno de los cuales es un certificado de empadronamiento de ambos, y que han sido valorados por el juzgador de instancia.

En el segundo motivo, por cauce procesal adecuado, se denuncia infracción por la resolución recurrida de lo dispuesto en la Disposición Adicional 3.ª de la Ley 40/2007, de 4 de diciembre en relación con el artículo 174.5 TRLGSS, 3.2 de la Ley 6/1999, de 26 de marzo, 3 del Código Civil y 24 y 14 de la Constitución española vigente.

Radica, exclusivamente, la cuestión litigiosa en determinar si el certificado de empadronamiento exigido en el párrafo cuarto del artículo 174.3 TRLGSS es, por imperativo legal, el único medio de prueba válido para acreditar la convivencia que la norma impone como uno de los requisitos fácticos precisos para lucrar pensión de viudedad sin haber contraído matrimonio. Es decir si el certificado de empadronamiento es un requisito formal inexcusable para el nacimiento de tal prestación en caso de inexistencia de vínculo matrimonial.

Segundo.-Esta Sala en sentencias de 9.12.2008, rec. 898/2008, y 3.3.2010, rec. 78/2010, (que la de instancia cita) tiene declarado que la norma contenida en el párrafo cuarto del artículo 174.3 TRLGSS literalmente exige la certificación de empadronamiento como único medio de prueba apto para acreditar la convivencia estable y notoria con carácter inmediato al fallecimiento del causante y con una duración ininterrumpida no inferior a seis años. Y tal requisito formal -a falta de otros- es el único admisible para la demostración de la convivencia exigida.

En el mismo sentido se han pronunciado las Salas de lo Social de los Tribunales Superiores de Justicia de Asturias, sentencia de 19.3.2010, rec. 245/2010; Cantabria, sentencia de 22.6.2009, rec. 462/2009; Comunidad Valenciana, sentencia de 15.12.2009, rec. 1004/2009; Madrid, sentencias de 29.6.2009, rec. 1507/2009, 24.9.2009, rec, 2840/2009, 14.10.2009, rec. 3333/2009 y 26.11.2009, rec. 4811/2009 (que la de instancia cita); Murcia, sentencia de 8.3.2010, rec. 63/2010; y País Vasco, sentencias de 28.4.2009, rec. 428/2009, 27.10.2009, rec. 1587/2009 y 23.2.2010, rec. 2950/2009.

En consecuencia, ambos motivos, y con ellos el recurso, se desestiman.

En atención a lo expuesto hemos dictado el siguiente


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación n.º 400/2010, ya referenciado, interpuesto contra la sentencia n.º 151/2010 dictada en 19 de marzo del corriente por el Juzgado de lo Social n.º 2 de los de Zaragoza que confirmamos en toda su integridad. Sin costas.

Contra esta resolución cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo dentro del plazo de diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación, debiendo prepararse mediante escrito ante esta Sala.

Así, por esta nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación