Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Aragón 565/2010, de 21 de julio


 RESUMEN:

Desempleo: La carta de despido disciplinario entregada a la trabajadora, se limitaba a incluir unas expresiones genéricas sobre una transgresión de la buena fe contractual en los últimos meses (en que la actora no había trabajado, por encontrarse de permiso por maternidad y vacaciones), e incumplía palmariamente los requisitos legales y jurisprudenciales. Para eludir la declaración de nulidad del despido, era necesario acreditar la concurrencia de un incumplimiento grave y culpable justificativo del despido disciplinario. Se acredita la existencia de fraude de ley tendente al percibo de la prestación por desempleo. Desestimación del recurso.

ZARAGOZA

SENTENCIA: 00565/2010

T.S.J.ARAGON SALA SOCIAL

CL.COSO NUM. 1

Tfno: 976 208 360

Fax:976 208 405

NIG: 50297 34 4 2010 0100475

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0000482 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEM: 0000270 /2010 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 006

Recurrente/s: Emilia

Abogado/a: VICTOR OCHOA RUBERTE

Procurador:

Graduado Social:

Recurrido/s: SERVICIO PUBLICO EMPLEO ESTATAL

Abogado/a:

Procurador:

Graduado Social:

Rollo número: 482/2010

Sentencia número: 565/2010

P.

MAGISTRADOS ILMOS. Sres:

D. CARLOS BERMÚDEZ RODRÍGUEZ

D. JOSÉ ENRIQUE MORA MATEO

D. JUAN MOLINS GARCÍA ATANCE

En Zaragoza, a veintiuno de julio de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, compuesta por los Sres. indicados al margen y presidida por el primero de ellos, pronuncia en nombre del REY esta

SENTENCIA

En el recurso de suplicación núm. 482 de 2010 (Autos núm. 270/2010), interpuesto por la parte demandante Emilia, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 6 de Zaragoza, de fecha 26 de abril de 2010; siendo demandado SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL, sobre desempleo. Ha sido ponente el Ilmo. Sr. D. JUAN MOLINS GARCÍA ATANCE.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en autos, se presentó demanda por Emilia, contra SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL, sobre desempleo, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de lo Social n.º 6 de Zaragoza, de fecha 26 de abril de 2010, siendo el fallo del tenor literal siguiente:

"Que desestimando como desestimo la demanda interpuesta por D.ª Emilia contra el Servicio Público de Empleo Estatal debo absolver y absuelvo al demandado de los pedimentos contenidos en el suplico de la demanda".

Segundo.-En la citada sentencia y como hechos probados se declararon los del tenor literal:

"PRIMERO.- La demandante Dña. Emilia venía prestando sus servicios profesionales para la mercantil Valls Companys SA con la categoría profesional de titulado superior con una antigüedad de 19/5/1997, vinculada con una relación laboral de carácter indefinido.

Segundo.-La trabajadora disfrutaba de reducción de jornada por cuidado de su hijo Lucas, nacido el 26 de Junio de 2007.

Dio a luz a su segundo hijo, Teo, el 28 de Mayo de 2009.

Tercero.-Tras disfrutar de la licencia por maternidad que finaliza el 16 de Septiembre de 2009 la trabajadora disfruta del periodo vacacional de 3 semanas a las que tenía derecho.

Cuarto.-El mismo día en que tendría que haberse reincorporado a su puesto de trabajo, el 13 de Octubre de 2009 la empresa le hace entrega de carta de despido disciplinario, con efectos de ese mismo día, por el siguiente motivo: "En los últimos meses se ha producido una trasgresión de la buena fe contractual. Como se especifica en el art. 5.a del ET el trabajador debe cumplir las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad con las reglas de buena fe y diligencia".

Quinto.-La trabajadora Sra. Emilia no impugna su despido.

Sexto.-La actora solicitó la prestación por desempleo en Octubre de 2009.

Séptimo.-El INEM, en Resolución de 16 de Diciembre de 2009 deniega su petición argumentando que nos encontramos ante una situación legal de desempleo instrumental con la única finalidad de obtener la prestación por desempleo que está reservada a aquéllos que puedan y quieran trabajar (f. 21).Se ha interpuesto la pertinente Reclamación Previa que ha sido desestimada".

Tercero.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandante, siendo impugnado dicho escrito por la parte demandada.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-D.ª Emilia prestó servicios laborales para la mercantil Valls Companys, SA como titulado superior desde el 19-5-1997, con un contrato de trabajo de duración indefinida. Esta trabajadora tuvo el primer hijo el 26-6-2007, prestando servicios con reducción de jornada por cuidado de hijo. Y tuvo un segundo hijo el 28-5-2009, disfrutando del permiso por maternidad hasta el 16-9-2009. Cuando finalizó este permiso, disfrutó de tres semanas de vacaciones. El mismo día en que tendría que haberse reincorporado a su puesto de trabajo, el 13-10-2009, la empresa le entregó una carta de despido disciplinario, con efectos de ese mismo día, por el siguiente motivo: "En los últimos meses se ha producido una trasgresión de la buena fe contractual. Como se especifica en el art. 5.a del ET el trabajador debe cumplir las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad con las reglas de buena fe y diligencia". Esta trabajadora no impugnó su despido, solicitando la prestación por desempleo, que le fue denegada por el SPEE. D.ª Emilia interpuso demanda reclamando la prestación por desempleo, que fue desestimada en la instancia. Contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social recurre en suplicación la parte demandante, formulando un único motivo al amparo del apartado c) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, en el que denuncia la infracción del art. 208.1.c) de la Ley General de la Seguridad Social en relación con el art. 6.4 del Código Civil y con la jurisprudencia que cita, alegando, en esencia, que no ha habido fraude de ley por parte de la actora, y postulando que se estime la demanda.

Segundo.-Las sentencias del TS de 29-3-1993 y 24-2-2003 han explicado que "la expresión "no presunción del fraude" ha de entenderse en el sentido de que no se ha de partir de éste como hecho dado y supuesto a falta de prueba en contrario (al modo de una inversión de la carga probatoria, ciertamente prohibida a estos efectos), pero naturalmente no excluye en absoluto la posibilidad de que el carácter fraudulento de una contratación pueda establecerse por la vía de la prueba de presunciones (la "praesumptio hominis" del art. 1253 del Código Civil) cuando entre los hechos demostrados (...) y el que se trata de deducir (...) hay "un enlace preciso y directo según las reglas del criterio humano"".

En el supuesto enjuiciado, la actora fue despedida después de reintegrarse al trabajo al finalizar el periodo de suspensión del contrato de trabajo por maternidad, cuando no habían transcurrido nueve meses desde el nacimiento del hijo. Su segundo hijo nació el 28-5-2009, disfrutó del permiso de maternidad, y fue despedida el 13-10-2009. Ello supone que por aplicación del art. 55.5.c) del Estatuto de los Trabajadores (ET) el despido era nulo salvo que se declarase la procedencia del despido por motivos no relacionados con el embarazo o con este permiso de maternidad.

Y esta trabajadora prestaba servicios con jornada reducida por cuidado del primero de sus hijos, lo que supone que, "ex" art. 55.5.b) del ET, el despido era asimismo nulo por esta causa, salvo que se declarase su procedencia.

Tercero.-Por su parte, la carta de despido disciplinario se limitaba a incluir unas expresiones genéricas relativas a que se había producido una trasgresión de la buena fe contractual en los últimos meses (en los que la actora no había trabajado, por disfrutar del permiso de maternidad y de las vacaciones), incumpliéndose las obligaciones concretas del puesto de trabajo. Reiterada doctrina jurisprudencial sostiene que la comunicación por escrito del despido debe proporcionar al trabajador un conocimiento claro, suficiente e inequívoco de los hechos que se le imputan y esta finalidad no se cumple "cuando la aludida comunicación solo contiene imputaciones genéricas e indeterminadas que perturban gravemente aquella defensa y atentan al principio de igualdad de partes" (sentencia del TS de 21-5-2008, recurso 528/2007, con cita de las sentencias del mismo Tribunal de 17-12-1985, 11-3-1986, 20-10-1987, 19-1 y 8-2-1988).

Cuarto.-La citada carta de despido incumplía palmariamente los requisitos legales y jurisprudenciales. Al haberse despedido a la actora después de su reincorporación tras el disfrute del permiso por maternidad, cuando no habían transcurrido nueve meses desde el alumbramiento de un hijo y cuando estaba disfrutando de una reducción de jornada por cuidado de otro hijo, la única forma de eludir la declaración de nulidad del despido era acreditando la concurrencia de un incumplimiento contractual grave y culpable justificativo del despido disciplinario. Como quiera que la carta de despido no menciona ningún incumplimiento contractual concreto susceptible de incardinarse en el art. 54 del ET, ello supone que hubiera bastado con que la trabajadora impugnase judicialmente su despido para que se declarase la nulidad del mismo, condenando a la empresa a la readmisión inmediata de la trabajadora.

Estas dos circunstancias unidas: 1) despido en el concurren las causas de nulidad "ex lege", previstas en el art. 55.5.b) y c) del ET; y 2) una burda carta de despido genérica e inconcreta, que incumple palmariamente los requisitos del art. 55.1 del ET; suponen que hubiera bastado la impugnación judicial del despido por la trabajadora para que se hubiera condenado a su readmisión inmediata, por imperativo legal (art. 55.6 del ET).

A la luz de los citados extremos, forzoso es concluir que en la presente litis, por aplicación del art. 386 de la Ley de Enjuiciamiento Civil en relación con el art. 6.4 del Código Civil, se ha acreditado la existencia de fraude de ley tendente al percibo de la prestación por desempleo, no siendo dable concluir que la actora se encontrase en situación legal de desempleo, "ex" art. 203 y concordantes de la Ley General de la Seguridad Social, reservada a las personas que, pudiendo y queriendo trabajar, se encuentran en situación no deseada de desempleo, lo que, por aplicación del art. 6.4 del Código Civil, obliga a desestimar el recurso, confirmando la sentencia de instancia.

En atención a lo expuesto,


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación núm. 482 de 2010, ya identificado antes y, en consecuencia, confirmamos la sentencia recurrida.

Contra esta resolución cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo dentro del plazo de diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación, debiendo prepararse mediante escrito ante esta Sala.

Así, por esta nuestra sentencia lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación