Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Aragón 550/2010, de 19 de julio


 RESUMEN:

Incapacidad temporal: La declaración de la contingencia determinante de situación de IT, efectuada por sentencia que devino firme, es vinculante por producir efectos de cosa juzgada, respecto de la sentencia del proceso posterior en el que se discute sobre la situación de incapacidad permanente derivada de aquélla, en cuanto a la determinación de la contingencia de la incapacidad permanente. El actor pretende una preconstitución de prueba o antecedente en un proceso ya iniciado mediante la incoación de otro posterior. Desestimación del recurso.

ZARAGOZA

SENTENCIA: 00550/2010

T.S.J.ARAGON SALA SOCIAL

CL.COSO NUM. 1

Tfno: 976 208 360

Fax:976 208 405

NIG: 50297 34 4 2010 0100471

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0000478 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEM: 0000487 /2009 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 003

Recurrente/s: Adriano

Abogado/a: JOSE-MARIA DIAZ DEL CUVILLO

Procurador:

Graduado Social:

Recurrido/s:

Abogado/a:

Procurador:

Graduado Social:

Rollo número: 478/2010

Sentencia número: 550/2010

A.

MAGISTRADOS ILMOS. Sres:

D. JOSÉ ENRIQUE MORA MATEO

D. RAFAEL MARÍA MEDINA Y ALAPONT

D. JUAN MOLINS GARCÍA ATANCE

En Zaragoza, a diecinueve de julio de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, compuesta por los Sres. indicados al margen y presidida por el primero de ellos, pronuncia en nombre del REY esta

SENTENCIA

En el recurso de suplicación núm. 478 de 2010 (Autos núm. 487/2009), interpuesto por la parte demandante D. Adriano, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 3, de Zaragoza de fecha 28 de abril de 2010; siendo demandados el INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, la TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL, la MUTUA DE ACCIDENTES DE ZARAGOZA, la Mutua FREMAP, la Mutua UNIVERSAL-MUGENAT, ARASCON, ARAGONESA DE ASFALTOS Y CONSTRUCCIONES, S.A., GENERAL MOTORS ESPAÑA, S.L., DIONISIO RUIZ, S.L. sobre incapacidad temporal. Ha sido ponente el Ilmo. Sr. D. RAFAEL MARÍA MEDINA Y ALAPONT


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en autos, se presentó demanda por D. Adriano, contra Mutua MAZ y otros ya nombrados, sobre incapacidad temporal, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de lo Social n.º 3 de Zaragoza, de fecha 28 de abril de 2010, siendo el fallo del tenor literal siguiente:

"Que desestimando la demanda promovida por D. Adriano contra TESORERÍA GENERAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL; MAZ; INSTITUTO NACIONAL DE LA SEGURIDAD SOCIAL; ARASCON, ARAGONESA DE ASFALTOS Y CONSTRUCCIONES; S.A.; GENERAL MOTORS ESPAÑA, S.L.; DIONISIO RUIZ, S.L., MUTUA FREMAP; MUTUA UNIVERSAL MUGENAT, debo absolver y absuelvo a las demandadas de todas las pretensiones deducidas en su contra.".

Segundo.-En la citada sentencia y como hechos probados se declararon los del tenor literal:

"1.º- El actor Don Adriano, cuyas circunstancias personales constan en autos está afiliado al RGSS con el n.º 50/672734 siendo su profesión habitual la de especialista acreditando vida laboral que consta en autos.

2.º- El actor que prestó servicios profesionales para la demandada Opel España, S.L. sufrió en 21-04-1993 proceso de i.t. derivado de enfermedad profesional por diagnostico de "tendinitis antebrazo derecho" a cargo de la Mutua Fremap con quien la empresa antes citada tenia concertados los riesgos profesionales.

3.º- El actor causó alta laboral en 21-05-1993 causando por el mismo diagnostico posteriores procesos incapacitantes:

-En 14-06-1993 siendo dado de alta en 30-07-1993.

-En 16-11-1993 siendo intervenido quirúrgicamente en 09-12-1993 mediante desinsección de musculatura epicondilea y exéresis de tejido sinovial hipertrófico siendo alta laboral en 14-01-1994.

- En 24-01-1994 por recaída hasta el 11-02-1994.

- En 24.05.1994 hasta el 11-07-1994.

-En 09.01.1995 nueva recaída y alta en 17-02-1995.

El demandante fue nuevamente intervenido por epicondilitis en codo derecho en 27-05-1996 causando alta laboral en dicho año.

4.º- En 19-07-2004 fue nuevamente dado de baja por enfermedad común por diagnostico de epicondilitis a cargo de la seguridad social.

El demandante fue intervenido en 16-02-2006 de epicondilitis de codo derecho mediante "desinsercción de los epicondileos y liberación del nervio radial en la arcada de Froshe".

El actor presta servicios profesionales para la empresa demandada Arascom Aragonesa de Asfaltos y Construcciones, S.A. que tiene concertados los riesgos profesionales con Maz, codemandada en autos.

5.º- Incoado expediente en materia de invalidez permanente fue declarado en situación de invalidez permanente en el grado de total para la profesión habitual derivado de contingencias comunes en 06-11-2007 y con efectos de 01-04-2007 por cuadro relativo a epicondilitis derecha con lesiones residuales de: "Tras tres intervenciones en codo derecho refiere dolor en la zona, anestesia en región dorsal y hay pérdida de fuerza en la mano, última operación febrero/2006, pendiente de rhb".

La resolución también consignó que las lesiones eran "no definitivas" y fijó plazo de revisión a partir de 06-11-2007.

6.º- El demandante causó alta por la empresa Dionisio Ruiz, S.L. con fecha 28-06-2007 que tiene concertadas las contingencias comunes y profesionales con Mutua Universal.

7.º- En expediente seguido en materia de revisión de grado se dictó resolución de declaración de aptitud para el trabajo en 22-04- 2008 quedando extinguida la prestación de invalidez permanente en 30-04-2008.

El actor dedujo reclamación previa a la vía judicial en petición de persistencia de invalidez permanente total que fue desestimada habiéndose deducido demanda turnada ante el Juzgado de lo Social número 4 de Zaragoza autos que están pendientes de juicio.

8.º- El demandante inició nueva situación de incapacidad temporal en 05-05-2008 por el diagnostico de "epicondilitis" y contingencia común.

La Mutua Universal ante la nueva baja se solicitó del I.N.S.S. que informara sobre los efectos económicos de la baja resolviéndose que no tenía efectos económicos al tratarse de la misma o similar patología.

Deducida reclamación previa y tras su desestimación se dedujo demanda en reclamación de efectos económicos de la baja con derecho al percibo de la prestación de incapacidad temporal lo que fue desestimado por sentencia dictada por este Juzgado en fecha 23-06-2009. Interpuesto recurso de suplicación, por sentencia dictada por la Sala de lo Social del TSJ de Aragón de fecha 04-11-2009 se estimó el mismo declarando que la baja médica otorgada por el Servicio Público de Salud de 05-05-2008 "sí que tiene efectos económicos, declarando su derecho a percibir la prestación de incapacidad temporal condenando a la mutua Universal Mugenat al pago de esta prestación". La sentencia obra unida a autos y se da por reproducida.

9.º- El demandante ha instado dos expedientes en materia de aclaración de contingencia.

El primero en 31-07-2008 en relación al proceso de i.t. iniciado en 19-07-2004 y concluido con resolución de invalidez permanente total con efectos de 01-04-2007 en petición de la declaración de ser debido a enfermedad profesional. Por resolución del I.N. S.S. de 12-12-2008 se acordó no modificar la contingencia del proceso antes referido habiéndose emitido idéntica propuesta por el EVI. Deducida reclamación previa fue desestimada por lo que se dedujo demanda inicial de autos.

Igualmente y en relación al proceso de i.t. iniciado en 05-05-2008 solicitó en expediente al efecto aclaración de contingencia en idéntica petición de declaración de proceso debido a enfermedad profesional que fue denegado previa emisión de nuevo dictamen del EVI en los términos que constan en autos folio 598, habiéndose deducido demanda turnada ante el Juzgado de lo Social número 6 de Zaragoza, autos 50/2010 con fecha prevista de juicio de 15-07-2010.

10.º- El demandante ha sido Intervenido por 4.º vez de epicondilitis derecha y síndrome del canal radial en noviembre de 2008.

En relación a la baja de 05-052008 de enfermedad común y diagnostico de epicondilis se propuso en 15-02-2010 la iniciación de expediente de incapacidad permanente en el que se ha emitido informe médico de evaluación que consta en autos, folio 576, y dictamen propuesta en sentido desestimatorio.

Por resolución del I.N. S.S. de 02-03-2010 se ha resuelto denegar la prestación de invalidez permanente declarándose extinguida la prórroga de efectos económicos de la situación de it. con reincorporación a su situación laboral de procedencia.".

Tercero.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandante, siendo impugnado dicho escrito por las partes demandadas Mutua MAZ y Mutua FREMAP.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Solicita el actor en su demanda la declaración judicial de ser debida a contingencia profesional -enfermedad profesional con carácter principal o accidente de trabajo, por derivarse de enfermedad profesional no listada, con carácter subsidiario- la situación de incapacidad temporal iniciada en 19.7.2004.

La sentencia de instancia desestima la demanda, en la forma, sin entrar en el fondo del asunto al admitir la excepción interpuesta por la Mutua MAZ, a la que se adhirió la Mutua Fremap, declarando la inexistencia de acción por faltar interés protegible en el patrimonio del demandante.

Conviene poner de manifiesto, para mejor comprensión fáctica del litigio, que la situación de incapacidad temporal iniciada en 19.7.2004 lo hace bajo el diagnóstico de epicondilitis y por contingencia de enfermedad común. Que dicha situación de incapacidad temporal por epicondilitis dimanante de enfermedad común se prolonga a lo largo del tiempo, siendo intervenido quirúrgicamente el hoy demandante de epicondilitis del codo derecho mediante desinserción de los epicondileos y liberación del nervio radial en la arcada de Froshe. Incoado expediente de incapacidad permanente el hoy recurrente fue declarado en situación de incapacidad permanente total para su profesión habitual derivada de contingencias comunes en 6.11.2007, con efectos de 1.4.2007 por cuadro relativo a epicondilitis derecha, con el siguiente cuadro clínico: tras tres intervenciones en codo derecho refiere dolor en la zona, anestesia en región dorsal y hay pérdida de fuerza en la mano, última operación febrero/2006, pendiente de rehabilitación. La resolución administrativa consignó expresamente que las lesiones no eran definitivas y fijó plazo para revisión de grado, por agravamiento o mejoría, a partir del 6.11.2007. Incoado expediente de revisión de grado de la citada incapacidad permanente se dictó resolución administrativa en 22.4.2008 declarando al demandante no afecto de grado invalidante alguno y extinguida la prestación por incapacidad permanente en 30.4.2008. El actor dedujo reclamación previa a la vía judicial contra tal resolución, que fue desestimada, y subsiguiente demanda judicial que fue turnada al Juzgado de lo Social n.º 4 de los de Zaragoza, estando los autos suspendidos, pendientes de juicio, sine die.

En 31.7.2008 -incoado el referido proceso para revocación de la resolución administrativa de 22.4.2008 que lo declaró no afecto de grado invalidante alguno- el actor solicitó del Instituto Nacional de la Seguridad Social la aclaración de la contingencia origen de la situación de incapacidad temporal iniciada en 19.7.2004 y concluida con resolución de incapacidad permanente total no definitiva con efectos de 1.4.2007, entendiendo debiera ser la de enfermedad profesional. La resolución del INSS de 12.12.2008 desestimó la pretensión y confirmó la declaración inicial de enfermedad común. Deducida reclamación previa y desestimada esta fue interpuesta la demanda origen de las presentes actuaciones.

Segundo.-Es constante y reiterada la doctrina de amparo y jurisprudencialmente unificada que declara la inexistencia en el orden social de la jurisdicción de acciones meramente declarativas, aquellas en las que no existe un interés jurídicamente protegible, que no contienen un litigio presente y actual y que se limitan a solicitar una consulta o dictamen al órgano jurisdiccional. Así la sentencia de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo de 12.2.2008, dictada en recurso de casación ordinaria n.º 33/2007, dice:

Es necesario acreditar la lesión actual del propio interés, lo que presupone la existencia de un derecho insatisfecho, al que se trató de tutelar mediante el ejercicio de la acción. No pueden plantearse al juez cuestiones futuras o hipotéticas, cuya decisión no tenga incidencia alguna en la esfera de derechos o intereses de la parte demandante, ni cabe solicitarle una mera opinión o consejo. Así se expresa la Sentencia del Tribunal Supremo de 18 de julio de 2002 (Rec. núm. 1/1289/2001), reiterando doctrina anterior. Añade la citada sentencia que "sólo allá donde exista un derecho o interés legítimo digno de tutela, existirá un correlativo derecho a obtenerla de los Jueces y Tribunales. Si concurre habrá de admitirse la demanda y resolver el fondo de la correspondiente acción. En caso contrario, podrá estimarse la falta de acción o, como señala cualificada doctrina científica, la falta de jurisdicción entendida ésta como actividad dirigida a satisfacer pretensiones reales y no a emitir opiniones ni dictámenes".

Y en el caso concreto de solicitud de declaración de contingencia determinante de situación de incapacidad laboral reconocida, la misma Sala Cuarta declaró en sentencia de 26.1.2004, rcud n.º 4110/2004, que:

Es cierto, como señala la parte recurrente, que la calificación de la contingencia determinante de la pensión reconocida puede tener trascendencia en otras relaciones contractuales o aseguratorias, y no es menos verdad que la declaración de no laboralidad del accidente de la sentencia de instancia, no revocada en suplicación, no concuerda de manera evidente con las afirmaciones fácticas de los hechos probados y de los fundamentos de la sentencia de instancia, pudiendo producir efectos negativos en la esfera jurídica del actor. A lo anterior hay que añadir que a la pretensión de reconocimiento de pensión ejercitada en la demanda se adicionó una petición expresa de calificación de laboralidad del accidente sufrido, adición que no es otra cosa que la acumulación de una acción meramente declarativa sobre la contingencia determinante a la acción principal de reclamación del derecho a pensión por invalidez en un determinado grado. Esta acumulación de acciones por parte del mismo actor en una única demanda está prevista tanto en la legislación procesal laboral (art. 27 de la Ley de Procedimiento Laboral como en la legislación procesal común supletoria (art. 71 de la Ley de Enjuiciamiento Civil), no incurriendo el presente supuesto litigioso de ejercicio acumulado de acciones en ninguna de las incompatibilidades señaladas en los apartados 2 y 3 del art. 27 de la LPL.

Pero, siendo ciertas las afirmaciones anteriores, no es menos verdad que la declaración de laboralidad del accidente sufrido de un lado carece de efectos para el cálculo de la pensión de Seguridad Social reconocida, y de otro lado no está sostenida en el caso en un interés jurídico concreto y actual, al referirse genéricamente, sin identificarlas, a otras posibles relaciones contractuales o de aseguramiento privado. De ahí que la pretensión declarativa pura formulada en la demanda no pueda ser atendida en el presente proceso, sin perjuicio de la fuerza de convicción sobre los hechos que tengan las declaraciones contenidas en las sentencias dictadas en el presente litigio.

Es respecto al valor que la declaración judicial de la contingencia determinante de la situación de incapacidad temporal, de la cual se deriva una situación que se pretende sea calificada de constitutiva de incapacidad permanente total, que la Sala Cuarta del Tribunal Supremo ha unificado la doctrina en la sentencias de 14.4.2005, rcud n.º 1850/2004, que siguen las de 30.9.2005 rcud. n.º 1992/2004 y 5.7.2006 rcud 1681/2005.

Es la primera de ellas en la que se unifica la doctrina en el sentido de establecer expresamente que la declaración de la contingencia determinante de situación de incapacidad temporal, efectuada por sentencia que devino firme, es vinculante, por producir efectos de cosa juzgada, respecto de la sentencia del proceso posterior en el que se discute sobre la situación de incapacidad permanente derivada de aquella, y ello en cuanto a la determinación de la contingencia de la incapacidad permanente.

Que, como ha quedado descrito supra, no es el objeto litigioso en este proceso, en el que se trata de obtener, precisamente y de forma extemporánea y artificiosa, tal primera declaración judicial respecto de una declaración de contingencia de situación de incapacidad temporal.

Tercero.-- El recurso que se estudia está dividido en tres motivos, formulados al amparo de los apartados a), b) y c) del artículo 191 TRLPL.

En el primero de ellos, con cita del artículo 24.1 de la Constitución española vigente y protesta de haber vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva, el recurrente funda tal afirmación en dos premisas: a) que la alegación de falta de acción no aparece en la vía administrativa previa y b) que la sentencia de instancia, ex artículo 218.1 LEC, adolece del defecto de incongruencia omisiva ya que decide el proceso en la forma sin entrar en el fondo del asunto. Cita, a la hora de dar cumplimiento a la carga procesal impuesta por el apartado 2 del artículo 194 TRLPL, los artículos 43 LGSS, las sentencias de 2.3.2005, rec. 448/2004, 18.7.2002, rec. 1289/2001, de la Sala 4.ª del Tribunal Supremo y las del Tribunal Constitucional 160/1985 y 71/1991 -en lo relativo a la no alegación de la excepción en vía administrativa- y las del Tribunal Constitucional, n.º 8/2004, de 9 de febrero y 40/2006, de 13 de febrero respecto de la incongruencia omisiva.

Es evidente que ni la sentencia de instancia infringe normas del procedimiento produciendo indefensión, ni incurre en incongruencia omisiva al no decidir sobre el fondo del asunto. Ni las Mutuas codemandadas tienen carácter de organismos de derecho público, ni la vía administrativa previa a la vía judicial exigida en los artículos 71, 72 y 139 TRLPL hace referencia a las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, ni el artículo 218.1 LEC impone la decisión judicial sobre el fondo del asunto independientemente de las alegaciones de las partes.

Ni el derecho a la tutela judicial efectiva concede a las partes procesales derecho a la obtención de decisión judicial favorable a sus intereses.

El primer motivo del recurso, en consecuencia, ha de ser desestimado.

Cuarto.-En el segundo motivo, formulado por el cauce procesal del apartado b) del artículo 191 TRLPL, el recurso pretende la modificación del relato fáctico de la sentencia de instancia, mediante la adición de texto alternativo del siguiente tenor:...habiendo quedado acreditado pues el proceso de Incapacidad Temporal iniciado el 19 de julio de 2004 con el diagnóstico de EPICONDILITIS fue debido a enfermedad profesional. Cita en soporte de su pretensión la documental aportada con la demanda y la prueba pericial practicada en las que, según el recurrente, queda de manifiesto que es un hecho objetivo que la epicondilitis es enfermedad profesional.

Ni es admisible el texto alternativo propuesto, claramente predeterminante del fallo pues contiene en él la solución al litigio, ni es suficiente la cita genérica de la prueba documental y la pericial para la prosperabilidad de cualquier motivo dirigido a la revisión fáctica en sede de suplicación.

El segundo motivo del recurso, en consecuencia, ha de ser desestimado.

Quinto.-En el tercer motivo, al amparo de lo previsto en el artículo 191.c) TRLPL se denuncia infracción por la sentencia de instancia de lo dispuesto en el artículo 43 de la Ley General de la Seguridad Social, y sentencias TS/IV de 12.3.1990 y 3.3.1999 -respecto de la prescripción- y de la doctrina unificada, con cita de la sentencia del Tribunal Supremo, Sala 4.ª de 15.9.2009, rcud. n.º 3489/2008.

Yerra el recurrente en su apreciación de que la sentencia de instancia funda su decisión en el instituto de la prescripción; lo que razona la sentencia recurrida es que las prestaciones derivadas de la situación de incapacidad temporal iniciada el 19.7.2004 -de cuya contingencia se trata- quedaron agotadas con anterioridad a la interposición de la reclamación previa origen remoto de este proceso y que, por consecuencia de tal agotamiento, ningún interés protegible existe en el patrimonio del demandante. Por ello lo que en puridad razona este, el recurrente, es que aunque la demanda interpuesta no tenga contenido económico alguno en el momento actual si que persiste un interés legítimo que es susceptible de protección ya que la declaración de contingencia solicitada tendrá efectos económicos en el supuesto de la declaración posterior de una incapacidad permanente por enfermedad profesional, petición que, en la actualidad, se tramita ante el Juzgado de lo Social n.º 4 de Zaragoza, demanda 859/2008, en estado de suspensión sine die hasta que recaiga pronunciamiento en este proceso.

En la sentencia de 15.9.2009, rcud. n.º 3489/2008, (que el recurrente cita como representante de la doctrina infringida) el Tribunal Supremo, Sala 4.ª, expresa:

...porque aun cuando respecto de la demandante la resolución a dictar no opera en estricto sentido como un reconocimiento o denegación de prestación puesto que ésta le ha sido reconocida con independencia de su origen, no ocurre lo mismo en relación con la Mutua ni con los efectos futuros de la decisión a adoptar en relación con la propia demandante puesto que el origen de la contingencia es determinante para la concreción del derecho a la obtención de otro tipo de prestaciones de la seguridad Social.

En el presente caso, dada la inexistencia de decisión judicial respecto a la contingencia de la que derivaba la situación de incapacidad temporal iniciada en 19.7.2004, ningún efecto futuro puede tener la declaración extemporáneamente pretendida en este proceso, ya que nada obsta a que la contingencia de la que pueda derivar la situación de incapacidad permanente total que el demandante reclama en el proceso que mantiene suspendido sine die-según él- ante el Juzgado de lo Social n.º 4 de los de Zaragoza, pueda ser discutida en tal procedimiento. En realidad lo que el recurrente pretende es una paradójica preconstitución de prueba o antecedente en un proceso ya iniciado mediante la incoación de otro posterior.

En consecuencia ha de ser desestimado el tercer motivo del recurso, lo que impone la desestimación del recurso

En atención a lo expuesto hemos dictado el siguiente


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación n.º 478/2010, ya referenciado, interpuesto contra la sentencia n.º 189/2010 dictada en 28 de abril del corriente por el Juzgado de lo Social n.º 3 de los de Zaragoza, que se confirma en toda su integridad. Sin costas.

Contra esta resolución cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo, dentro del plazo de diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación, debiendo prepararse mediante escrito ante esta Sala.

Así, por esta nuestra sentencia lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación