Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Aragón 586/2010, de 28 de julio


 RESUMEN:

Promoción de elecciones sindicales: El preaviso de elecciones sindicales se refiere a todos los trabajadores asumidos por la demandante en virtud de adjudicación de contrata de limpieza de colegios públicos y pabellones deportivos, entre los que existen once que eran representantes sindicales en el Comité de la anterior adjudicataria (compuesto por un total de diecisiete). Centros de trabajo: La empresa presta servicios en 124 lugares diferentes, lo que no permite considerar 124 centros de trabajo distintos a efectos de la representatividad sindical, pues en todos se realiza idéntica actividad, con un régimen laboral único. Existe una sola unidad productiva, con organización específica y funcionamiento autónomo. Desestimación del recurso.

ZARAGOZA

SENTENCIA: 00586/2010

T.S.J.ARAGON SALA SOCIAL

CL.COSO NUM. 1

Tfno: 976 208 360

Fax:976 208 405

NIG: 50297 34 4 2010 0100523

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0000529 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEM: 0001204 /2009 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 002

Recurrente/s: EULEN SA

Abogado/a: MANUEL ORERA AZNAR

Procurador:

Graduado Social:

Recurrido/s:

Abogado/a:

Procurador:

Graduado Social:

Rollo número: 529/2010

Sentencia número: 586/2010

P.

MAGISTRADOS ILMOS. Sres:

D. JOSÉ ENRIQUE MORA MATEO

D. RAFAEL MARIA MEDINA Y ALAPONT

D. JUAN MOLINS GARCIA ATANCE

En Zaragoza, a veintiocho de julio de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, compuesta por los Sres. indicados al margen y presidida por el primero de ellos, pronuncia en nombre del REY esta

SENTENCIA

En el recurso de suplicación núm. 529 de 2010 (Autos núm. 1204/2009), interpuesto por la parte demandante EULEN SA, contra la sentencia dictada por el Juzgado de lo Social número 2 de Zaragoza, de fecha 30 de abril de 2010; siendo demandados UGT, CCOO y OSTA, sobre declarativo de derecho, materia sindical. Ha sido ponente el Ilmo. Sr. D. JOSÉ ENRIQUE MORA MATEO.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Según consta en autos, se presentó demanda por EULEN SA, contra UGT, CCOO y OSTA, sobre declarativo de derecho, materia sindical, y en su día se celebró el acto de la vista, habiéndose dictado sentencia por el Juzgado de lo Social n.º 2 de Zaragoza, de fecha 30 de abril de 2010, siendo el fallo del tenor literal siguiente:

"Que desestimando como desestimo la demanda interpuesta por la empresa EULEN S.A. contra Unión General de Trabajadores, Comisiones Obreras y Organización Sindical de Trabajadores de Aragón, debo de absolver y absuelvo a los demandados de los pedimentos de la demanda".

Segundo.-En la citada sentencia y como hechos probados se declararon los del tenor literal:

"PRIMERO.- La empresa demandante EULEN S.A. fue adjudicataria con fecha 23-7-2009 del servicio de limpieza de colegios públicos y pabellones deportivos adscritos a ellos dependientes del Ayuntamiento de Zaragoza., incorporándose como consecuencia de dicha adjudicación el personal que prestaba servicios en dicha contrata, concretamente 469 trabajadores

Segundo.-La anterior adjudicataria de la concesión de limpieza de colegios públicos y pabellones deportivos adscritos a ellos, dependientes del Ayuntamiento de Zaragoza, era la empresa LIMASA, la cual tenía un único Comité para la totalidad de trabajadores de la provincia, pertenecientes todos ellos a las 2 contratas suscritas en el Ayuntamiento de Zaragoza por dicha empresa, una de ellas la que ha sido adjudicada a la empresa demandante y otra la de dependencias administrativas.

De los trabajadores subrogados en virtud de la nueva adjudicación 11 son miembros del Comité de empresa de Limasa que tenía un total de 17 miembros

Tercero.-Con fecha 7-9-2009 la Central Sindical UGT presentó preaviso n.º 9941 para la celebración de elecciones totales a Miembros de comité de empresa de Eulen S.A. pero únicamente referido a los trabajadores que prestaban servicios en los colegios y pabellones adjudicados dependientes del Ayuntamiento de Zaragoza.

Por la empresa se presento papeleta de conciliación solicitando la nulidad de dicho preaviso con fecha 8-10-2009. celebrado acto de conciliación resultó sin avenencia, interponiendo la presente demanda.

Cuarto.-La empresa EULEN S.A. tiene una plantilla de 666 trabajadores, teniendo con anterioridad a la subrogación de los trabajadores de la concesión un total de 263 trabajadores teniendo dos Comités de Empresa uno de Servicios Generales y otro de Centros Deportivos existiendo dos números de cuenta de cotización. Existían trabajadores que prestaban servicios de limpieza en centros educativos de Zaragoza, como el Colegio Jesús María El Salvador, María Auxiliadora, Sana María del Pilar y Universidad San Jorge.

Quinto.-En el pliego de condiciones de la contrata del Servicio de limpieza de los Colegios públicos y Pabellones Polideportivos adscritos a ellos del Ayuntamiento de Zaragoza se establecía la obligación de subrogación en el personal que prestaba servicios en la contrata incluyéndose dicho personal en el anexo II del pliego de condiciones. Entre dicho personal se incluye además de limpiadoras, encargada general, encargada de zona, supervisora de zona y conductores. La encargada general decidió voluntariamente no pasar a la empresa Eulen SA.

Los trabajadores adscritos a la referida contrata tienen un complemento específico que no perciben el resto de trabajadores denominado CPZ, teniendo igualmente calendario propio y régimen específico de vacaciones que comprenden 31 días que deben de ser disfrutados dentro de las vacaciones escolares".

Tercero.-Contra dicha sentencia se interpuso recurso de suplicación por la parte demandante, siendo impugnado dicho escrito por las partes demandadas.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Por el cauce procesal previsto en el apdo. b) del art. 191 de la Ley de Procedimiento Laboral, T. R. de 7 de abril de 1995, pretende el recurso la revisión del Hecho Probado Primero, con apoyo probatorio en la documental que señala, para que se haga constar que los trabajadores que han accedido a la empresa demandante por la contrata adquirida realizan su trabajo en 124 centros diferentes en su ubicación, características y superficie.

La revisión no se acoge por intrascendente ya que cae de su peso que al tratarse de una contrata de limpieza de numerosos centros deportivos y colegios los trabajadores en cuya relación laboral se ha subrogado la demandante prestan sus servicios en diferentes lugares o centros de trabajo.

Tampoco es relevante la adición que se interesa de un nuevo párrafo al Hecho Probado Quinto, además de que la norma jurídica o Convenio que rige la relación laboral de dichos trabajadores no es un dato de hecho sino una conclusión jurídica.

Segundo.-Al amparo del art. 191 c) de la Ley de Procedimiento Laboral, T. R. de 7 de abril de 1995, denuncia el recurso infracción de lo dispuesto en el art. 1.5, en relación con el art. 62 del Estatuto de los Trabajadores.

Dispone el primero de los preceptos invocados: "A efectos de esta ley se considera centro de trabajo la unidad productiva con organización específica, que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral".

Y el art. 62 del ET: "1. La representación de los trabajadores en la empresa o centro de trabajo que tengan menos de 50 y más de 10 trabajadores corresponde a los delegados de personal. Igualmente podrá haber un delegado de personal en aquellas empresas o centros que cuenten entre seis y diez trabajadores, si así lo decidieran estos por mayoría.

Los trabajadores elegirán, mediante sufragio libre, personal, secreto y directo a los delegados de personal en la cuantía siguiente: hasta 30 trabajadores, uno; de 31 a 49, tres.

2. Los delegados de personal ejercerán mancomunadamente ante el empresario la representación para la que fueron elegidos, y tendrán las mismas competencias establecidas para los comités de empresa.

Los delegados de personal observarán las normas que sobre sigilo profesional están establecidas para los miembros de comités de empresa en el art. 65 de esta ley ".

Procede citar aquí igualmente, los siguientes preceptos: "Art. 63. 1 del ET: "El comité de empresa es el órgano representativo y colegiado del conjunto de los trabajadores en la empresa o centro de trabajo para la defensa de sus intereses, constituyéndose en cada centro de trabajo cuyo censo sea de cincuenta o más trabajadores".

Art. 5.1 del R. Decreto 1844/94: "Se considera centro de trabajo la unidad productiva con organización específica, que sea dada de alta, como tal, ante la autoridad laboral".

Tercero.-Esta Sala dictó el 19-9-2007 Sentencia sobre preaviso de elecciones en un centro de trabajo de la misma empresa ahora demandante, resolviendo que procedía mantener la validez del preaviso electoral, conforme a la motivación que expone ampliamente la sentencia de instancia ahora impugnada.

Como jurisprudencia más reciente, en el mismo sentido, puede citarse la STS de 28-5-2009, r. 127/08, que reitera:

"debiendo entenderse por tal -centro de trabajo- la "unidad productiva, con organización específica y funcionamiento autónomo, aún no siendo independiente del conjunto de la empresa, y que tiene efectos y repercusiones específicas en el ámbito laboral" (STS 17/9/04 -r. 81/03). Razonaban al efecto las precitadas SSTS 31/1/01 y 19/3/01, que ello "se desprende: A) Del Estatuto de los Trabajadores. Y no solo de su art. 62... sino también de los arts. 63, donde, pese a que el órgano de representación se denomina "comité de empresa", es obligada su constitución "en cada centro de trabajo"; 67, que solo autoriza a promover elecciones a los "trabajadores del centro de trabajo" y obliga a precisar en la comunicación de la promoción de elecciones "el centro de trabajo" en que se van a celebrar; 68, que al regular el crédito horario lo atribuye al "delegado de personal de cada centro de trabajo"; 74, que vuelve a hablar de las elecciones "en centros de trabajo"; y 76.5 que alude a "las candidaturas en el centro de trabajo en el que se hubiere celebrado la elección". Y B) Del Reglamento de Elecciones aprobado por el Real Decreto 1.844/94 de 9 de septiembre - y antes por el R. Decreto 1311/85, de 13 de junio -en el que es igualmente constante la mención del centro de trabajo como unidad básica. Así, el art. 1 prevé la promoción de elecciones, a partir de la iniciación de actividades "en el centro de trabajo"; el art. 2.2 establece que cuando la promoción se efectúe por los trabajadores, esta corresponderá a los del "centro de trabajo", salvo para el supuesto excepcional ya aludido del art. 63.2 ET; el art. 5.1 define el centro de trabajo y no la empresa, en definición que habría que calificar de superflua, por limitarse a reiterar el contenido del art. 1.5 ET, salvo que se considere realizada para destacar que es aquel precisamente la unidad electoral básica; el n. 10 del mismo art. 5 reitera que el delegado de personal se elige "en los centros de trabajo"; el art. 7 prevé la constitución de una mesa itinerante cuando los trabajadores no presten su actividad "en el centro de trabajo" salvo en el supuesto excepcional tantas veces citado del art. 63.2 ET; y el art. 13 condiciona la elección necesaria para la "adecuación de la representatividad" a que se produzca un aumento o disminución de plantilla, pero no en la empresa sino en el "centro de trabajo"".

También indicábamos -sobre el mismo tema de la circunscripción electoral- que "No cabe desconocer, no obstante, que tanto el art. 62.1 el Estatut, como otros muchos preceptos de dicha Ley y de la normativa de desarrollo, aluden disyuntivamente a "la empresa o centro de trabajo". Pero... una interpretación lógica y sistemática de la expresión... lleva a la conclusión de que la norma utiliza la conjunción disyuntiva en función del último significado [equivalencia] y no del primero [alternativa]... Lo que el precepto pretende en definitiva al citar ambos términos, es distinguir entre las empresas de estructura u organización funcional simple, entendiendo por tales aquellas en que la empresa... asienta físicamente su actividad sobre un único centro de trabajo, y las de estructura mas compleja o múltiple, que la desarrollan en varios centros. Para las primeras, la expresión "empresa o centro de trabajo", denota equivalencia... Para las de organización compleja o múltiple, donde tal equivalencia no es posible, no opera ya la disyuntiva y el precepto establece el centro de trabajo como única unidad electoral, sin otorgar ninguna facultad de opción a los promotores"".

Cuarto.-El derecho a promover elecciones sindicales, aunque no constituye el núcleo mínimo e indispensable de la libertad sindical, si constituye una facultad o derecho adicional que se integra en el derecho fundamental a la libertad sindical y en su protección contra su infracción (sentencia del Tribunal Constitucional 164/1993), y por tanto la violación del derecho fundamental se dará cuando se impida u obstaculice al sindicato o a sus miembros participar en el proceso electoral por causas que no obedezcan a razones atendibles de protección de derechos o intereses constitucionales que la norma legal o reglamentaria hayan tomado en consideración al establecer la regulación del proceso electoral" (SSTC 272/1993, de 20 de septiembre y 13/1997, de 2 de enero), aunque no cualquier restricción será suficiente para considerar afectado el derecho fundamental sino que ha de tenerse en cuenta que no toda reducción de las posibilidades de acción o de la capacidad de obrar de un sindicato puede calificarse de atentado a la libertad sindical, pues es preciso que esas eventuales restricciones sean arbitrarias, injustificadas o contrarias a la ley (SSTC 164/1993, de 18 de mayo, y 200/2006, de 3 de julio).

Quinto.-En el caso enjuiciado, el relato fáctico de la sentencia de instancia pone de manifiesto que el preaviso de elecciones se refiere a todos los trabajadores, en número de 469, asumidos por la demandante en virtud de la adjudicación de la contrata de limpieza de colegios públicos y pabellones deportivos de Zaragoza, entre los que existen 11 que eran representantes sindicales en el Comité de la anterior adjudicataria, compuesto por un total de 17.

La empresa demandante, dice el Hecho Cuarto, tenía antes de la adjudicación de dicha contrata 263 trabajadores, se entiende que en este sector de actividad y en esta ciudad o provincia, contando con un Comité de Empresa para servicios generales y otro para centros deportivos, prestando servicios parte de estos trabajadores en centros educativos de carácter privado. Por otro lado, el conjunto de trabajadores en los que se ha subrogado la demandante tienen un calendario laboral específico y un complemento salarial también propio.

Se trata pues, el conjunto de estos trabajadores afectados por la contrata, de una determinada "unidad productiva, con organización específica y funcionamiento autónomo, aún no siendo independiente del conjunto de la empresa, y que tiene efectos y repercusiones específicas en el ámbito laboral", tal como define la jurisprudencia antes citada el centro de trabajo, conforme a lo dispuesto en el art. 1.5 del ET, siendo relevante al efecto considerar que se trata de la misma actividad de limpieza de centros educativos y deportivos anexos, que tienen un carácter público común y existen las referencias específicas laborales también comunes antes mencionadas.

El hecho de que sean 124 los centros o lugares en los que se prestan dichos servicios, y por tanto edificios diferentes, no permite, como pretende la recurrente, considerar 124 centros de trabajo distintos a efectos de representatividad sindical, pues en todos ellos se realiza idéntica actividad y con un régimen laboral único, lo que implica la existencia de una sola unidad productiva, con organización específica y funcionamiento autónomo, es decir, un centro de trabajo, no 124 unidades o centros de trabajo distintos.

Sexto.-Inexistentes pues las infracciones legales denunciadas en el recurso, procede su desestimación y la confirmación de la sentencia impugnada.

Por imperativos legales (arts. 202 y 233 de la Ley de Procedimiento Laboral) las costas del recurso, en su dimensión normada, deben ser impuestas, a la parte recurrente; y debe disponerse la pérdida del depósito constituido para recurrir.

En atención a lo expuesto, dictamos el siguiente


FALLO


 
Desestimamos el recurso de suplicación n.º 529 de 2010, ya identificado antes, y, en consecuencia, confirmamos la sentencia recurrida. Con imposición a la empresa recurrente de las costas de su recurso. Se decreta la pérdida del depósito constituido para recurrir, el cual se ingresará en el Tesoro Público.

Contra esta resolución cabe recurso de casación para la unificación de doctrina ante la Sala de lo Social del Tribunal Supremo dentro del plazo de diez días hábiles contados a partir del siguiente a su notificación, debiendo prepararse mediante escrito ante esta Sala.

Así, por esta nuestra sentencia lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación