Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. (Sala 1) de 31 de diciembre de 1991


  RESUMEN:

Resolución de contrato: Propietario de terreno que suscribe contrato con empresa extractora de tierras. La empresa se compromete a allanar el terreno a la terminación de la vigencia del contrato. Se vende el terreno libre de cargas. No se hace referencia al contrato de extracción en la venta. Se deben dejar los terrenos llanos para su posterior utilización. Incongruencia: Una sentencia es incongruente cuando da algo diferente a lo que se pide; alteración de la causa petendi; estimación del recurso interpuesto.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-1. El Procurador don Vicente Vellibre Vargas, en nombre y representación de Explotaciones Forestales, Ganaderas y Agrícolas El Peso, S. A., interpuso demanda de juicio declarativo de menor cuantía ante el Juzgado de Primera Instancia núm. 1 de Málaga contra Corsán Empresa Constructora, S. Am sobre resolución de contrato y otros extremos, alegando, en síntesis, los siguientes hechos: Su representada es propietaria de los terrenos que describe sobre los cuales los anteriores propietarios suscribieron un contrato con el demandado por el que éste estraería tierras a cambio de un precio por metro cúbico y de que los allanase al término de la extracción; que su representado se subrogó en el citado contrato al adquirir la finca y que el demandado no ha cumplido la última obligación reseñada. Alegó a continuación los fundamentos de derecho que consideró de aplicación para terminar suplicando al Juzgado dictase Sentencia «por la que: Primero.-Se declare concluido el contrato de extracción de tierras suscrito en 29 de agosto de 1975, entre la demandada Corsán Empresa Constructora, S. A., y la propietaria de la finca de Comenares sita en este término municipal descrita en el hecho primero de esta demanda o, en su defecto, se fije un plazo prudencial para la finalización del mismo. Segundo.-En consecuencia con la anterior declaración, se condene a la entidad demandada a que, concluido el contrato de extracción de tierras, dé cumplimiento a lo pactado en la cláusula 4.ª bis, del contrato mencionado, efectuando las obras necesarias a fin de que los terrenos objeto del mismo queden llanos y en condiciones de ser dedicados a explotación de regadío o, en su defecto a pagar a la actora el importe de las obras a realizar para alcanzar tal objetivo. Todo ello con expresa condena en costas».

2.El Procurador don Miguel Lara de la Plaza, en nombre y representación de la demandada, contestó a la demanda oponiendo a la misma los hechos y fundamentos de derecho que consideró opotunqs para terminar suplicando al Juzgado dictase Sentencia «por la que se desestime la demanda y se absuelva de la misma a mi representada, imponiéndose las costas a la actora».

3.Recibido el pleito a prueba se practicó la que propuesta por las partes fue declarada pertinente. Unidas las pruebas a los autos las partes evacuaron el trámite de resumen de prueba en sus respectivos escritos. El Juez de Primera Instancia núm. 1 de Málaga dictó Sentencia con fecha 7 de mayo de 1987, cuya parte dispositiva es como sigue: Fallo: «Que estimando la excepción alegada y desestimando la demanda presentada por el Procurador don Vicente Vellibre Vargas, en nombre de Explotaciones Forestales, Ganaderas y Agrícolas, El Peso, S. A., contra Corsán Empresa Constructora, S. A., representada por el Procurador don Miguel Lara de la Plaza, debo absolver y absuelvo a ésta de los pedimentos contenidos en la demanda y todo ello con expresa condena en costas al actor.»

Segundo.-Interpuesto recurso de apelación contra la anterior resolución por la representación de la actora, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Granada dictó Sentencia con fecha 16 de septiembre de 1989, cuya parte dispositiva es como sigue: Fallo: «Que estimando el recurso de apelación interpuesto contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia de Málaga núm. 1, de fecha de 7 de mayo de 1987, debemos revocar y revocamos dicha Sentencia, rechazando la falta de legitimación activa, y debemos declarar y declaramos extinguido el contrato de fecha de 29 de agosto de 1975, suscrito entre don Domingo y la compañía mercantil Corsán, S. A., así como debemos condenar y condenamos a la parte demandada al cumplimiento de la obligación establecida en la cláusula cuarta bis del contrato extinguido, y, en su defecto, a pagar el importe de las obras a realizar para alcanzar tal objetivo, cuya cuantía se fijará en ejecución de Sentencia, sin una expresa imposición de las costas causadas en ambas instancias».

Tercero.-1. El Procurador don Antonio Palma Villalón, en nombre de Cor-sán, Empresa Constructora, S. A., interpuesto recurso de casación contra la Sentencia dictada por la Sección Tercera 3.a de la Audiciencia Provincial de Granada con apoyo en los siguientes motivos. Motivos del recurso: Primero.-Al amparo del núm. 5.° del art. 1.692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil se denuncia infracción del art. 24.1 de la Constitución . Segundo.-Al amparo del núm. 3 se alega infracción del art. 359, párrafo 1,°, de la misma Ley procesal . Tercero.-Bajo el núm. 5.° se denuncia infracción del art. 1.261,3.° del Código Civil, en relación con el art. 1.275 del mismo cuerpo legal .

2. Admitido el recurso y evacuado el traslado de instrucción, se señaló para la vista el día 13 de diciembre de 1991, en que ha tenido lugar.

Ha sido Ponente el Excmo. Sr. Magistrado don Jesús Marina Martínez Pardo

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Para la resolución del presente recurso debe precisarse lo siguiente: A) Entre la recurrente empresa constructora Corsán y el Sr. Domingo se concertó un contrato de extracción de áridos fijándose el precio por metro cúbico y comprometiéndose la sociedad extractora a allanar el terreno a la terminación de su vigencia. B) La finca fue vendida por su propietario a la recurrida y actora, Explotaciones Forestales, Ganaderas y Agrícolas El Paso, S. A., sin que en la venta se hiciera constar nada sobre la existencia del pacto de extracción de áridos, sin que mediara consentimiento de la sociedad extractora y haciéndose la declaración de que la finca se vendía libre de toda carga. C) El adquirente demandada en el presente litigio a la recurrente solicitando el suplico de la demanda que se declare concluido el contrato de extracción de áridos o, en su defecto, se fije plazo prudencial para la finalización y, consecuencia de lo anterior, que se dé cumplimiento a la obligación de allanar. D) La causa de pedir está explicitada en la demanda diciendo que consiste en la subrogación de la compradora en los derechos del vendedor y anterior propietario de la finca. E) La oposición a la demanda se funda en la inexistencia de la subrogación por no concurrir el consentimiento de los dos contratantes. F) El Juzgado de Primera Instancia desestimó la demandada y la Audiencia la estima, pero declarando probado que el contrato entre el Sr. Domingo y Corsán había ya concluido con anterioridad, por lo que existía un crédito entre ambos que daba derecho a aquél para exigir el allanamiento y que dicho crédito había sido tácticamente cedido al nuevo propietario.

Segundo.-Contra la Sentencia se formulan dos primeros motivos que pueden estudiarse conjuntamente, pues en ambos se sostiene la indefensión del condenado derivada de la alteración por la Audiencia de la causa de pedir.

Incongruente es una Sentencia que da algo distinto de lo que se pide o deja de resolver alguna cuestión planteada, pero también aquella que rebasando los límites del iura novit curia resuelve el litigio utilizando argumentos distintos de los planteados si ello comporta indefensión. Y éste es el caso de autos, en el que el actor demandado en virtud de subrogación de contrato y la Sentencia, ante la patente inexistencia del consentimiento de uno de los contratantes, funda la Sentencia en la cesión de crédito, que no exige consentimiento del deudor.

Por todo ello, tanto por violación del art. 359 de la Ley de Enjuiciamiento Civil como por conculcarse el precepto constitucional contenido en el art. 24, que es de invocación directa en casación según el art. 5.° de la Ley Orgánica del Poder Judicial, procede estimar el recurso, anular la Sentencia dictada y dictar otra confirmando la del Juez de Primera Instancia que desestima la demanda porque el actor, adquirió la finca, no acredita que al haberla adquirido tenga derecho a exigir de terceros el cumplimiento de obligaciones rigurosamente personales del tercero con el anterior propietario.

Tercero.-No se hace expresa imposición de costas.

FALLAMOS

Que dando lugar al recurso formulado por el Procurador Sr. de Palma Villalón contra la Sentencia dictada por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Granada con fecha 16 de septiembre de 1989, debemos casar y casamos dicha Sentencia recurrida y confirmar como confirmamos la dictada por el Juez de Primera Instancia. Todo sin expresa imposición de costas.




Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación