Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Madrid 215/2010 de 17 de mayo


 RESUMEN:

Consorcio de Compensación de Seguros: Responsabilidad. Absolución. Desestimación de la demanda de condena al Consorcio a pagar a la propietaria de un vehículo, responsable de un accidente con su camión, al entender que el vehículo carecía de cobertura por impago de la prima. En este caso lo que se produce es la suspensión de la obligación de cobertura por parte del asegurador, pero no la suspensión del contrato de seguro.

MADRID

SENTENCIA: 00215/2010

AUDIENCIA PROVINCIAL

DE MADRID

Sección 8

1280A

FERRAZ, 41

N.I.G. 28000 1 7006585 /2009

RECURSO DE APELACION 444 /2009

Proc. Origen: JUICIO VERBAL 1079 /2008

Órgano Procedencia: JDO. PRIMERA INSTANCIA N. 19 de MADRID

De: CONSORCIO DE COMPENSACION DE SEGUROS

Procurador: ABOGADO DEL ESTADO

Contra: Ana GROUPAMA IBERICA, SEGUROS Y REASEGUROS, S.A., MUTUA MADRILEÑA AUTOMOVILISTA

Procurador: SIN PROFESIONAL ASIGNADO, M.ª RITA SÁNCHEZ DIAZ, JORGE DELEITO GARCÍA

Ponente: ILMO. SR. D. ANTONIO GARCÍA PAREDES

SENTENCIA N.º

Magistrados:

ILMO. SR. D. ANTONIO GARCÍA PAREDES

ILMA. SRA. D.ª CARMEN GARCÍA DE LEÁNIZ CAVALLÉ

ILMA. SRA. D.ª M.ª VICTORIA SALCEDO RUIZ

En Madrid, a diecisiete de mayo de dos mil diez. La Sección Octava de la Audiencia Provincial de Madrid, compuesta por los Sres. Magistrados expresados al

margen, ha visto en grado de apelación los autos de juicio Verbal n.º 1079/2008, procedentes del Juzgado de 1.ª Instancia núm.19 de Madrid, seguidos entre partes de una, como demandante-apelado, MUTUA MADRILEÑA AUTOMOVILISTA, Sociedad de Seguros a Prima Fija, representada por el Procurador DON JORGE DELEITO GARCÍA, de otra, como demandado-apelante, CONSORCIO DE COMPENSACIÓN DE SEGUROS, representado por el Abogado del Estado, de otra, como demandada-apelada, GROUPAMA IBERICA, Seguros y Reaseguros, S.A., representada por la Procuradora DOÑA M.ª RITA SÁNCHEZ DIAZ y de otra, como demandada-apelada, DOÑA Ana, no comparecida en esta alzada.

VISTO, siendo Magistrado Ponente el Ilmo. Sr. D. ANTONIO GARCÍA PAREDES.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
La Sala acepta y da por reproducidos los antecedentes de hecho de la resolución recurrida.

Primero.-Por el Juzgado de Primera Instancia n.º 19 de Madrid, en fecha 30 de diciembre de 2008, se dictó sentencia cuyo fallo es del tenor literal siguiente:

" Que estimando parcialmente la demanda presentada por el procurador don Jorge Deleito García en nombre y representación de Mutua Madrileña Automovilista, debo condenar y condeno a doña Ana y el Consorcio de Compensación de Seguros a abonar a la parte actora la cantidad de seiscientos cincuenta y un euros con setenta y nueve céntimos (651,79 euros) más los intereses legales y al pago de las costas causadas y debo absolver y absuelvo a la entidad Groupama representada por la procuradora doña María Rita Sánchez Díaz, des los pedimentos de la demanda imponiendo a la parte actora el pago de sus costas."

Segundo.-Contra la anterior resolución se interpuso recurso de apelación por la parte apelada, que fue admitido, y, en su virtud, previos los oportunos emplazamientos, se remitieron las actuaciones a esta Sección, sustanciándose el recurso por sus trámites legales.

Tercero.-No estimándose necesaria la celebración de vista pública para la resolución del presente recurso, quedó en turno de señalamiento para la correspondiente deliberación, votación y fallo, turno que se ha cumplido el día 12 de mayo de 2010.

Cuarto.-En la tramitación del presente procedimiento han sido observadas en ambas instancias las prescripciones legales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Planteamiento de la apelación.

La sentencia de primera instancia estimó parcialmente la demanda condenando a pagar a la propietaria del vehículo y al Consorcio de Compensación de Seguros, al entender que el vehículo carecía de cobertura por impago de la prima.

Frente a dicha resolución, el Consorcio de Compensación de Seguros formula recurso de apelación en base a un solo motivo de impugnación: que la sentencia incurre en error de derecho al interpretar y aplicar el artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro. Explica la apelante que en dicho precepto se distingue entre el caso de impago de la primera prima del seguro y el impago de las siguientes o sucesivas primas y, en este segundo caso, lo que se produce es la suspensión de la obligación de cobertura por parte del asegurador, pero no la suspensión del contrato de seguro. Y ello debe ser puesto en relación con el artículo 76 de la Ley de Contrato de Seguro que consagra la acción directa del perjudicado contra el asegurador. Y termina poniendo de relieve la diferencia entre la extinción del contrato de seguro y la suspensión de la cobertura, siendo la primera oponible al perjudicado, pero no la segunda; y cita la jurisprudencia que así lo entiende, siendo este un caso de suspensión (no de extinción) a tenor de las fechas en que se concertó la póliza, se produjo el accidente y se comunicó el cese de la vigencia del contrato.

Segundo.-Sobre la debida aplicación del artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro al caso presente.

Según se desprende del escrito de recurso, y de los escritos de oposición de los apelados, no se discute en esta segunda instancia el hecho del accidente, sus consecuencias dañosas ni la responsabilidad de la propietaria del camión causante del mismo.

El centro del debate, con motivo del recurso, se centra en si la responsabilidad que la sentencia atribuye también al Consorcio de Compensación de Seguros, le corresponde realmente a él, o le debe ser asignada a la Compañía de Seguros Groupama donde la propietaria del camión estuvo asegurada en su día. Y ello porque, a la fecha del accidente, no había sido abonada la prima del seguro.

En primer lugar, atenderemos a los datos fácticos que resultan de los medios probatorios aportados al proceso:

La póliza de seguro concertada con GROUPAMA inició su alta el día 1 de octubre de 2003 (según consta en la consulta histórica obrante al folio 176).

El accidente tuvo lugar el 22 de septiembre de 2006.

A esa fecha la tomadora del seguro no había abonado la prima correspondiente a dicho año, es decir, al período que va del 1 de octubre de 2005 al 1 de octubre de 2006.

En fecha 13 de diciembre de 2006 GROUPAMA comunica al FIVA el cese de la vigencia del contrato de seguro con efectos del 27 de agosto de 2006.

De estos datos se colige que, cuando se produce el accidente, habían transcurrido más de 11 meses del período de cobertura (2005-2006) sin que se hubiese abonado por la tomadora del seguro la correspondiente prima, que habría sido la tercera desde que se concertó la póliza en 2003. No se trata, por tanto, de un caso de impago de la "primera" prima del contrato de seguro, sino de impago de una de las primas "siguientes o sucesivas".

Procede, pues, en segundo lugar examinar si en este caso corresponde la obligación de indemnizar a la Compañía Aseguradora GROUPAMA como pretende la parte apelante en su recurso, en aplicación del artículo 15 de la Ley de Contrato de Seguro y la jurisprudencia que lo interpreta.

Dice el referido precepto de la Ley de Contrato de Seguro:

Artículo 15

Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. Salvo pacto en contrario, si la prima no ha sido pagada antes de que se produzca el siniestro, el asegurador quedará liberado de su obligación.

En caso de falta de pago de una de las primas siguientes, la cobertura del asegurador queda suspendida un mes después del día de su vencimiento. Si el asegurador no reclama el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima se entenderá que el contrato queda extinguido. En cualquier caso, el asegurador, cuando el contrato esté en suspenso, sólo podrá exigir el pago de la prima del período en curso.

Si el contrato no hubiere sido resuelto o extinguido conforme a los párrafos anteriores, la cobertura vuelve a tener efecto a las veinticuatro horas del día en que el tomador pagó su prima.

Como bien dice la parte apelante, se distinguen en este precepto dos situaciones diferentes con un régimen también diferente: el impago de la primera prima, por un lado, y el impago de una de las primas siguientes, por otro. Como en el presente caso estamos en la situación de falta de pago de una de las primas siguientes, tendremos que atenernos a lo dispuesto en el segundo párrafo del precepto:

En caso de falta de pago de una de las primas siguientes, la cobertura del asegurador queda suspendida un mes después del día de su vencimiento. Si el asegurador no reclama el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima se entenderá que el contrato queda extinguido. En cualquier caso, el asegurador, cuando el contrato esté en suspenso, sólo podrá exigir el pago de la prima del período en curso.

Se señalan aquí dos consecuencias: la suspensión del contrato un mes después del día de su vencimiento, y la extinción del contrato a partir del sexto mes siguiente al vencimiento, si el asegurador no reclama el pago.

Conviene resaltar, no obstante, que estamos en el campo de las relaciones entre asegurador y asegurado, ya que el artículo 15 LCS está en la Sección Tercera, relativa a los "derechos y obligaciones de las partes", es decir, a los que surgen entre asegurador y asegurado. Por eso, como también se apunta en el recurso, el legislador deja en suspenso "la obligación de cobertura" del asegurador, pero no "el contrato" de seguro. Es una consecuencia que se produce dentro de la relación entre asegurador y asegurado. De manera que este precepto no puede ser opuesto al perjudicado -que tiene acción directa contra la compañía de seguros a tenor del artículo 76 LCS - porque éste -aunque sepa de la existencia y contenido del seguro- no tiene por qué conocer si el asegurado ha dejado de pagar la prima o si el asegurador ha dado o no por extinguido el contrato de seguro.

Recordemos el artículo 76 LCS:

"El perjudicado o sus herederos tendrán acción directa contra el asegurador para exigirle el cumplimiento de la obligación de indemnizar, sin perjuicio del derecho del asegurador a repetir contra el asegurado, en el caso de que sea debido a conducta dolosa de éste, el daño o perjuicio causado a tercero.

La acción directa es inmune a las excepciones que puedan corresponder al asegurador contra el asegurado. El asegurador puede, no obstante, oponer la culpa exclusiva del perjudicado y las excepciones personales que tenga contra éste. A los efectos del ejercicio de la acción directa, el asegurado estará obligado a manifestar al tercero perjudicado o a sus herederos la existencia del contrato de seguro y su contenido.

Por eso la doctrina que ha estudiado este precepto apunta que "si el demandante es un tercero que actúa al amparo del art. 76 LCS con arreglo al cual el perjudicado o sus herederos tendrán acción directa contra el asegurador para exigirle el cumplimiento de la obligación de indemnizar, nada o casi nada podrá hacer la aseguradora porque dicha acción directa es inmune a las excepciones que puedan corresponder al asegurador contra el asegurado. La entidad solo podrá repetir contra su asegurado y frente al tercero oponer la culpa exclusiva del mismo y las excepciones personales que tenga contra éste. Por tanto, la suspensión de la cobertura que establece el artículo 15 LCS se produce en las relaciones entre el asegurador y asegurado, estando liberado temporalmente el asegurador del deber indemnizatorio frente al asegurado hasta que transcurridos seis meses, la suspensión deviene en extinción o consiga cobrar la prima, rehabilitándose en ese caso la obligación por parte de la aseguradora de indemnizar a partir de ese momento. La sentencia recoge a su vez esta doctrina acogida en las SSTS (Sala 2.ª) de 1 diciembre de 1989, de 16 mayo, de 11 junio y de 18 septiembre 1991. También la Sala 1.ª del TS, en sus sentencias de 30 marzo 1989, 19 mayo, 14 abril 1993, 7 abril 1994 y 9 marzo 1996 ".

A mayor abundamiento, vemos en la documentación aportada que GROUPAMA no dio por extinguido el contrato de seguro sino hasta casi tres meses después - el 3 de diciembre de 2006- de ocurrido el siniestro (aunque pretendiera que su efecto se retrotrajera al mes de agosto anterior).

Debe, pues, admitirse que la sentencia de instancia aplicó incorrectamente el art. 15 LCS, debiendo ser estimado el recurso y revocada aquella parcialmente en el sentido de absolver al Consorcio de Compensación de Seguros y condenar, en cambio, a la asegurado codemandada.

Tercero.-Costas procesales.

Por la estimación del recurso no procede hacer pronunciamiento condenatorio en cuanto a las costas procesales de la segunda instancia, a tenor de lo que dispone el artículo 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

Vistos, además de los citados, los artículos de general y pertinente aplicación.


III.- FALLAMOS


 
Que, estimando el recurso de apelación interpuesto por CONSORCIO DE COMPENSACIÓN DE SEGUROS frente a MUTUA MADRILEÑA AUTOMOVILISTA, Sociedad de Seguros a Prima Fija, GROUPAMA, S.A., y Dña. Ana, contra la sentencia de fecha 30 de diciembre de 2008 dictada por el Juzgado de Primera Instancia n.º 19 de Madrid, DEBEMOS REVOCAR Y REVOCAMOS PARCIALMENTE la referida resolución en el sentido de "condenar a Dña. Ana y a la aseguradora GROUPAMA S.A. a abonar a la parte actora la cantidad de seiscientos cincuenta y un euros con setenta y nueve céntimos de euro (651,79 €), más los intereses legales y al pago de las costas causadas y absolver al Consorcio de Compensación de Seguros de los pedimentos de la demanda, imponiendo a la parte actora el pago de sus costas".

Y sin pronunciamiento especial en cuanto a las costas procesales de esta segunda instancia.

Contra esta resolución cabe recurso de casación o de infracción procesal, en los supuestos previstos en la Ley, en el plazo de cinco días desde su notificación.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación literal al Rollo de Sala, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-La anterior Sentencia fue hecha pública por los Magistrados que la han firmado. Doy fe. En Madrid, a


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación