Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Bilbao 375/2010 de 18 de mayo


 RESUMEN:

Reclamación de cantidad: Condena a compañía de navegación aérea al pago de una indemnización a una viajera por la cancelación de un vuelo superior a 3500 kilómetros por fallos técnicos. Daño moral indemnizable. Diferencia entre «retraso» y «cancelación». Vuelo un día después. Responsabilidad del transportista aéreo.

 

BIZKAIKO PROBINTZIA-AUZITEGIA

Sección 4.ª

BARROETA ALDAMAR 10 3.ªplanta- C.P. 48001

Tfno.: 94-4016665

Fax: 94-4016992

N.I.G. 48.04.2-09/019549

R.apela.merca.L2 647/09

O.Judicial Origen: Jdo. de lo Mercantil n.º 1 (Bilbao)

Autos de Juicio verbal L2 352/09

|

|

|

|

Recurrente: IBERWORLD S.A.

Procurador/a: ROSA ALDAY MENDIZABAL

Recurrido: Eva

SENTENCIA N.º 375/10

ILMOS. SRES.

D. FERNANDO VALDÉS SOLÍS CECCHINI

D. IGNACIO OLASO AZPIROZ

D.ª REYES CASTRESANA GARCÍA

En Bilbao, a dieciocho de mayo de dos mil diez.

Visto en grado de apelación ante la Audiencia Provincial de Bilbao, Sección Cuarta, integrada por los Ilmos. Srs. Magistrados reseñados, el juicio VERBAL N.º 352/09, procedente del JUZGADO DE LO MERCANTIL N.º 1 DE BILBAO, y seguido entre partes: como apelante, la demandada IBERWORLD AIRLINES S.A.U., representada por la Procuradora D.ª Rosa Alday Mendizabal y dirigida por el Letrado D. Nazario Oleaga Páramo; y como apelada, que se opone al recurso, la demandante D.ª Eva, dirigida por el Letrado D. Jose Ignacio Velasco Domínguez.

SE ACEPTAN y se dan por reproducidos en lo esencial, los antecedentes de hecho de la Sentencia impugnada en cuanto se relacionan con la misma.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La Sentencia de instancia de fecha 9 de septiembre de 2009 es de tenor literal siguiente:

"FALLO: 1.- ESTIMAR la demanda formulada por D.ª Eva frente a IBERWORLD AIRLINES S.A.U.

2.- CONDENAR a IBERWORLD AIRLINES S.A.U. a abonar al demandante la cantidad de NOVECIENTOS euros.

3.- CONDENAR a IBERWORLD AIRLINES S.A.U. a abonar al demandante interés legal de 900 euros desde el 21 de agosto de dos mil ocho hasta hoy, devengando el global que resulte interés legal elevado en dos puntos desde hoy hasta la completa satisfacción del actor.

4.- CONDENAR a IBERWORLD AIRLINES S.A.U. a abonar las costas con expresa declaración de que ha litigado con temeridad".

Segundo.-Publicada y notificada dicha Resolución a las partes litigantes, por la representación de la parte demandada se interpuso en tiempo y forma recurso de apelación que, admitido por el Juzgado de Instancia y tramitado en legal forma ha dado lugar a la formación del presente rollo, al que ha correspondido el n.º 647/09 de Registro y que se ha suscitado con arreglo a los trámites de los de su clase.

Tercero.-Hecho el oportuno señalamiento quedaron las actuaciones sobre la Mesa del Tribunal para votación y fallo.

Cuarto.-En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales.

Ha sido Ponente para este trámite la Ilma. Sra. Magistrada D.ª REYES CASTRESANA GARCÍA.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La demandante Dña. Eva reclamó a la compañía de navegación aérea Iberworld Airlines SAU el pago de una indemnización de 900 euros, desglosada en 600 euros prevista por el art. 7.1.c) del Reglamento CEE 261/2004, de 11 de febrero (que establece normas comunes sobre compensación y asistencia a los pasajeros aéreos en caso de denegación de embarque y de cancelación o gran retraso de los vuelos) para el supuesto de cancelación de vuelos superiores a 3.500 Km., de acuerdo con el art. 5 de dicho Reglamento, más la cantidad 300 euros por daño moral a que se refiere el art. 12 del Reglamento mencionado.

Los hechos que motivan la reclamación son que la demandante había adquirido un billete para el vuelo n.º NUM001 con salida del aeropuerto de Madrid-Barajas a las 15,00 horas del día 22 de agosto de 2.008 y destino a Punta Cana; tras embarcar en el avión y esperar así dos horas a bordo, desembarcan del mismo y reciben información de que el vuelo no puede salir por un fallo técnico por lo que se les va a trasladar a un hotel en Guadalajara para pasar la noche, siendo que finalmente toman un vuelo n.º NUM000 con hora de salida a las 8,30 horas de la mañana del día 23 de agosto, haciendo escala, Madrid-Lisboa-Punta Cana, llegando a destino casi veinticuatro horas después del vuelo inicialmente programado.

La sentencia del Juzgado Mercantil acogió la pretensión indemnizatoria, ajustada a la cuantía de 600 euros establecida por el art. 7.1.c) del Reglamento CEE 261/2004, más 300 euros por daño moral, por considerar que, de acuerdo con el art. 5, el supuesto descrito entraba en la categoría de "cancelación de vuelo" y concurría daño moral en la cuantía reclamada, rechazando la estimación de circunstancias excepcionales e imprevisibles determinantes de la exoneración del transportista aéreo.

La compañía demandada apela la sentencia alegando como motivos: a) inaplicación de la excepción a la obligación del transportista de indemnizar por cancelación de un vuelo, contenida en el art. 5.3 del Reglamento (CE) 261/2004, en relación con el Considerando 14.º, al concurrir en el caso enjuiciado las circunstancias extraordinarias imprevisibles a los efectos de exonerar al transportista aéreo como es riesgo para la seguridad y deficiencias inesperadas en la seguridad del vuelo, porque el avión presenta un "fallo hidráulico"; b) que conforme al art. 2.1 del Reglamento, no puede hablarse en este supuesto de una cancelación de vuelo, sino de un retraso; y c) errónea valoración de los daños morales supuestamente sufridos.

Segundo.-Debemos rechazar, en primer lugar, a los efectos indemnizatorios que contemplamos, que el supuesto fáctico descrito constituya un mero retraso (que daría lugar a la obligación de asistencia a los pasajeros de conformidad con el art. 6 del Reglamento) en lugar de una verdadera cancelación de vuelo (con, entre otras, la consecuencia compensatoria que prevé el art. 7). La "cancelación" se define por el art. 2.i) del Reglamento como "la no realización de un vuelo programado y en el que había reservada al menos una plaza", y tal es el evento o circunstancia legal que debe considerarse acaecida, tal como apreció la sentencia apelada, teniendo en cuenta que el vuelo n.º NUM001 con salida programada a las 15,00 h. del día 22 de agosto de 2008 no voló por grave avería por lo que fue cancelado, siendo que los pasajeros estuvieron a la espera y alojados en hotel hasta que fueron embarcados en otro avión y vuelo n.º NUM000 diferente, con distinto trayecto, y programado para el día siguiente, lo cual es compatible con el concepto legal de "cancelación" ya que el art. 5 del Reglamento prevé que, en tales casos de cancelación, por el transportista aéreo se ofrezca a los pasajeros como alternativa un "nuevo vuelo" cuya salida prevista sea como mínimo al día siguiente de la salida programada del vuelo cancelado (en cuyo caso deberá ofrecerles la asistencia especificada en el art. 9).

Puede ser difícil en ocasiones deslindar los supuestos legales de "retraso" y de "cancelación", pero en este caso, confirmamos la calificación del Magistrado de lo Mercantil, puesto que la aeronave que debía cubrir el vuelo programado no emprendió el viaje por una avería, de modo que ese vuelo quedó cancelado, y prueba de ello es que los pasajeros embarcaron en otra aeronave distinta que les condujo con otro trayecto, haciendo escala en Lisboa, a destino un día después del programado.

Tercero.-El Considerando (14) del Reglamento expone que, del mismo modo que en el marco del Convenio de Montreal, las obligaciones de los transportistas aéreos encargados de efectuar un vuelo se deben limitar o excluir cuando un suceso haya sido causado por circunstancias extraordinarias que no hubieran podido evitarse incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables. Dichas circunstancias pueden producirse, en particular -continúa considerando el Reglamento-, en casos de inestabilidad política, condiciones meteorológicas incompatibles con la realización del vuelo, riesgos para la seguridad, deficiencias inesperadas en la seguridad del vuelo y huelgas que afecten a las operaciones de un transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo. Prosigue el Considerando (15) señalando que debe considerarse que concurren circunstancias extraordinarias cuando las repercusiones de una decisión de gestión del tránsito aéreo, en relación con una aeronave determinada y en una fecha determinada, den lugar a un gran retraso, a un retraso de un día para el otro o a la cancelación de uno o más vuelos de la aeronave, aunque el transportista aéreo interesado haya hecho todo lo posible por evitar dichos retrasos o cancelaciones.

Estas causas de exclusión de las obligaciones de compensación a cargo del transportista aéreo, para el supuesto de cancelación de un vuelo, se tipifican en el artículo 5.3 en los siguientes términos: "3. Un transportista aéreo encargado de efectuar un vuelo no está obligado a pagar una compensación conforme al artículo 7 si puede probar que la cancelación se debe a circunstancias extraordinarias que no podrían haberse evitado incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables".

Se trata en el presente caso de una avería mecánica que se manifiesta antes de despegar el avión cuando los pasajeros están a bordo, pero su origen se desconoce, porque la compañía demandada nada ha probado al respecto, ignorándose las circunstancias necesarias (porque nada ha probado quien debía hacerlo) para poder enjuiciar si, pese a haber adoptado la compañía aérea todas las revisiones y precauciones exigibles y las que la específica diligencia requería (que tampoco se ha probado), el suceso fue debido a "circunstancias extraordinarias que no podrían haberse evitado incluso si se hubieran tomado todas las medidas razonables", razón por la cual no procede estimar la pretendida exoneración.

En todo caso, las circunstancias extrordinarias a que se refiere el art. 5.3 del Reglamento 261/2004 sólo pueden corresponder a un acontecimiento que no sea inherente al ejercicio normal de la actividad del transportista aéreo de que se trate y escape al control efectivo de dicho transportista a causa de su naturaleza o de su origen, siendo que los problemas técnicos provocados por fallos de mantenimento de los aparatos deben considerarse inherentes al ejercicio normal de la actividad del transporte aéreo.

Cuarto.-Por el contrario, en lo concerniente al daño moral, que ha sido abordado ampliamente en nuestra reciente Sentencia de 31 de marzo de 2.010, debemos revocar parcialmente la cuantía fijada de 300 euros en la instancia, para reducirla a la de 150 euros, ateniendo a lo establecido en el art. 12.1 del Reglamento, derivada de las circunstancias concurrentes en el caso examinado, puesto que es evidente el atraso, tensión e incertidumbre de viaje que supera la mera molestia, aburrimiento, enojo o enfado, si bien considerando que los pasajeros fueron informados en cuanto fue posible y que estuvieron atendidos durante el tiempo de espera mediante alojamiento, alimentación y traslados, a más de que el día perdido fue compensado mediante el disfrute de un día adicional al final de viaje, sin que se considere que deba apreciarse otro daño distinto del de la mera aflicción o perturbación producido en cuanto al riesgo que podía correr el disfrute vacacional de verano por la actora.

Quinto.-En base a lo expuesto, no ha lugar a efectuar pronunciamiento alguno en materia de costas procesales causadas, ni en la primera instancia, en base a la estimación parcial de la pretensión indemnizatoria contenida en la demanda de conformidad con el art. 394.2 de la LECn., ni en esta alzada al ser estimado el presente recurso de apelación en virtud del art. 398.2.º de la LECn.

Vistos los artículos citados y demás de general y pertinente aplicación,

En virtud de la Potestad Jurisdiccional que nos viene conferida por la Soberanía Popular y en nombre de S.M el Rey,


FALLAMOS


 
Que estimando parcialmente el recurso de apelación interpuesto por IBERWORLD AIRLINES S.A.U., representada por la Procuradora Dña. Rosa Alday Mendizabal, contra la sentencia dictada el 9 de septiembre de 2.009 por el Juzgado de lo Mercantil n.º 1 de Bilbao, en los autos de Juicio Verbal n.º 352/09, DEBEMOS REVOCAR Y REVOCAMOS la misma en el sentido de condenar a la demandada Iberworld Airlines S.A.U. a que abone a Dña. Eva la cantidad de SETECIENTOS CINCUENTA EUROS (750 euros), más el interés legal desde el 21 de agosto de 2.008 y todo ello sin pronunciamiento respecto de las costas procesales causadas en la primera y en esta segunda instancia.

Contra esta resolución no cabe recurso alguno.

Así por esta nuestra Sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación