Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Santa Cruz de Tenerife 207/2010 de 14 de mayo


 RESUMEN:

Desahucio por impago de rentas: Contra sentencia de instancia que estima la enervación. No ha habido voluntad de cobro.

Ilmas. Sras.

Presidenta (por sustitución):

D.ª Macarena González Delgado

Magistradas:

D.ª Carmen Padilla Márquez (Ponente)

D.ª María Luisa Santos Sánchez

En Santa Cruz de Tenerife, a catorce de mayo de dos mil diez.

Visto por las Ilmas. Sras. Magistradas arriba expresadas, en grado de apelación, el recurso interpuesto por la parte demandada, contra la Sentencia dictada por el Juzgado de Primera Instancia núm. 5 de Santa Cruz de Tenerife, en autos de Juicio Verbal n.º 273/2009, seguidos a instancias del Procurador D. Tomás Rumeu de Lorenzo Cáceres bajo la dirección del Letrado D. Alonso Lecuona Ravina en nombre y representación de D. Horacio, contra D. Rafael, representado por la Procuradora D.ª Elena Llarena Trulock, bajo la dirección de la Letrada D.ª Laura García Marrero; han pronunciado, en nombre de S.M. el Rey, la presente Sentencia, siendo Ponente la Ilma. Sra. D.ª Carmen Padilla Márquez, Magistrada de esta Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife, con base en los siguientes,


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-En los autos y por el referido Juzgado se dictó Sentencia de fecha diecinueve de junio de dos mil nueve, cuya parte dispositiva, -literalmente copiada-, dice así: "Se declara enervada la acción de desahucio ejercitada por la representación procesal de D.º Horacio FRENTE a D.º Rafael.

Firme esta resolución, hágase entrega al actor de la cantidad consignada.

No se hace especial pronunciamiento en costas.". SEGUNDO.- Notificada la sentencia a las partes en legal forma, se interpuso recurso de apelación por la representación de la parte demandada; tramitándose conforme a lo previsto en los artículos 457 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil, presentando escrito de oposición la parte contraria, remitiéndose con posterioridad los autos a esta Audiencia Provincial, con emplazamiento de las partes por término de treinta días.

Tercero.-Que recibidos los autos en esta Sección Tercera se acordó formar el correspondiente Rollo, y se designó como Ponente a la Ilma. Sra. Magistrada D.ª Carmen Padilla Márquez; personándose oportunamente la parte apelante por medio de la Procuradora D.ª Elena Llarena Trulock, bajo la dirección de la Letrada D.ª Laura García Marrero, la parte apelada se personó por medio del Procurador D. Tomás Rumeu de Lorenzo Cáceres, bajo la dirección del Letrado D. Alonso Lecuona Ravina; señalándose para votación y fallo el día diez de mayo del corriente año.

Cuarto.-En la tramitación del presente recurso se han observado las prescripciones legales que le rigen.


FUNDAMENTOS JURÍDICOS


 
Primero.-La sentencia que estima enervada la acción de desahucio ejercitada por el actor, a la que se acumuló la de reclamación de rentas, es recurrida por la demandada quien mantiene que no puede estimarse la enervación, pues lo que existió fue una falta de cobro. El apelado insta la confirmación de la resolución recurrida.

Segundo.-Examinadas nuevamente las actuaciones procede la revocación de la sentencia en el sentido indicado por el demandado recurrente. Debe ser así, pues visto lo actuado es lo cierto que frente a lo alegado por el actor no existe prueba alguna que acredite que efectivamente le comunicó al demandado la reversión de su derecho de dominio hasta después de instada la demanda. Ciertamente, conforme al fundamento de derecho primero de la resolución recurrida, el contrato se mantuvo, si bien, durante el tiempo que el inmueble estuvo expropiado, no generó derecho alguno al arrendador inicial del contrato, hoy actor, quien retomó tal posición tras la reversión, y siendo así, al margen de las obligaciones del demandado para con el expropiante, la obligación del arrendatario con el actor si bien nace nuevamente desde la reversión, obviamente no puede ser cumplida hasta que se notifica la misma al arrendatario-obligado, y ello no consta que se haya realizado efectivamente hasta después de interpuesta la demanda, por lo que debe apreciarse que no ha habido voluntad de cobro.

En cuanto a la posibilidad de una consignación, cabe señalar que sin que esté acreditada tampoco la voluntad de cobro por el anterior arrendador, el expropiante, no consta causa de denegación del cobro que justifique la misma. Y, en todo caso, tampoco pudo realizarse en interés del actor pues desde la expropiación carecía de la facultad de cobro, y la notificación de la reversión la realizó después de interpuesta la demanda.

Tercero.-Estimado el recurso de apelación, con revocación de la sentencia y desestimación parcial de la demanda no procede especial condena en costas en ninguna de las instancias. (Arts. 394 y 398 de la Ley de Enjuiciamiento Civil).

Vistos los preceptos legales citados y demás de general y procedente aplicación,


FALLO


 
1.º- Estimar el recurso de apelación formulado por la Procuradora D.ª Elena Llarena Trulock en nombre representación de D. Rafael.

2.º- Revocar la sentencia dictada el 19 de Junio de 2009 por el Juzgado de 1.ª Instancia n.º 5 de Santa Cruz de Tenerife en Autos de Juicio Verbal n.º 273/2009.

3.º- Desestimar parcialmente la demanda formulado por el Procurador D. Tomás Rumeu de Lorenzo Cáceres en nombre representación de D. Horacio en relación a la acción de resolución de contrato de arrendamiento, estimando la acción de reclamación de cantidad sin que proceda la condena del demandado al haber sido cumplida la obligación.

4.º- No formular expresa condena en costas en ninguna de la instancias.

Procede la devolución al recurrente, del depósito constituido para recurrir, al que se dará el destino previsto en la disposición adicional 15.ª de la Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial, añadida por la Ley Orgánica 1/2009, de 3 de noviembre, complementaria de la legislación procesal para la implantación de la nueva Oficina Judicial.

Devuélvanse los autos originales al Juzgado de Primera Instancia de su procedencia, con testimonio de la presente resolución, para su ejecución y cumplimiento y a los efectos legales oportunos.

Notifíquese esta resolución a las partes en la forma que determina el artículo 248-4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Así por esta nuestra sentencia, de la que se unirá certificación al presente Rollo, definitivamente juzgando en segunda instancia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Publicada ha sido la anterior sentencia por las Ilmas. Sras. que la firman y, leída ante mí por la Ilma. Sra. Magistrada Ponente en audiencia pública del día de su fecha, como Secretaria de Sala, certifico.-


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación