Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S.J. Castilla y León 1373/2010 de 13 de octubre


 RESUMEN:

Desempleo: Reintegro de prestaciones percibidas indebidamente. Falta de nueva solicitud en tiempo tras la declaración por sentencia de despido improcedente.

VALLADOLID

SENTENCIA: 01373/2010

T.S.J.CASTILLA-LEON SOCIAL

C/ANGUSTIAS S/N

Tfno: 983413204-208

Fax:983.25.42.04

NIG: 49275 44 4 2009 0001206 J.M.

402250

TIPO Y N.º DE RECURSO: RECURSO SUPLICACION 0001373 /2010

JUZGADO DE ORIGEN/AUTOS: DEM: 0000688 /2009 del JDO. DE LO SOCIAL n.º: 002 DE ZAMORA

Recurrente/s: SERVICIO PUBLICO DE EMPLEO ESTATAL -INEM-

Abogado/a: ABOGADO DEL ESTADO

Procurador:

Graduado Social:

Recurrido/s: Juan Ignacio

Abogado/a: ANTONIO MARIA VENTURA CRESPO

Procurador: JOSE MARIA BALLESTEROS GONZALEZ

Graduado Social:

Iltmos. Sres.: Rec. 1.373/2010

D. Emilio Alvarez Anllo

Presidente de la Sección

D. José Manuel Riesco Iglesias

D. Rafael A. López Parada/

En Valladolid a trece de octubre de dos mil diez.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, sede de Valladolid, compuesta por los Ilmos. Sres. anteriormente citados, ha dictado la siguiente

SENTENCIA

En el Recurso de Suplicación núm. 1.373/2010, interpuesto por SERVICIO PUBLICO DE EMPLEO ESTATAL contra la Sentencia del Juzgado de lo Social núm. Dos de Zamora, de fecha 26 de Abril de 2010, (Autos núm. 688/2009), dictada a virtud de demanda promovida por DON Juan Ignacio contra la Entidad recurrente, sobre DESEMPLEO.

Ha actuado como Ponente el Iltmo. Sr. DON José Manuel Riesco Iglesias.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-Con fecha 29 de octubre de 2009 se presentó en el Juzgado de lo Social núm. Dos de Zamora demanda formulada por la parte actora, en la que solicitaba se dictase sentencia en los términos que figuran en el Suplico de la misma. Admitida la demanda y celebrado el juicio, se dictó Sentencia estimando parcialmente, referida demanda.

Segundo.-En referida Sentencia y como Hechos Probados figuran los siguientes: "PRIMERO.- El actor D. Juan Ignacio con DNI n.º NUM000 nacido está afiliado a la seguridad Social con el n.º NUM001 en su Régimen General.- SEGUNDO.- En fecha de 15-5-09 se dictó sentencia por el Juzgado de lo Social n.º 1 de Zamora por la que se condenaba a la empresa Vallizan Maderas, S.L. a abonar al actor la cantidad de 4.002,65 euros en conceptos de salarios de tramitación, siendo la empresa declarada insolvente en fecha de 1-9-09.- TERCERO.- En fecha de 1 de octubre del 2.009 el actor solicitó del instituto demandada prestación por desempleo que le fue reconocida.- En fecha de 1-9-09 se dicta resolución por el instituto demandado por el que hace constar que el actor ha percibido indebidamente la cuantía de 2.965,12 euros de prestación por el período 26-2-09 al 30-6-09 contra el que el actor interpuso reclamación previa en fecha de 18-9-09 que fue desestimada por resolución de 6-10-09.- CUARTO.- El actor ha percibido del Fogasa la cantidad de 4.002,65 euros en concepto de salarios de tramitación por 85 días.-".

Tercero.-Interpuesto recurso de Suplicación contra dicha sentencia por la parte demandada, fue impugnado por la parte demandante, y elevados los Autos a esta Sala, se designó Ponente acordándose la participación a las partes de tal designación.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-La parte recurrente, el SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL, articula un primer motivo de recurso en el cual solicita la adición al apartado de hechos probados de dos nuevos, con el siguiente texto:

"QUINTO.- Como consecuencia de la sentencia del Juzgado de lo Social n.º 1 de Zamora n.º 172 de 15 de mayo de 2009 el actor solicitó la prestación en fecha 7 de julio instando el reconocimiento en base a la situación legal de desempleo que otorga la sentencia y tengan por cotizados los salarios de tramitación, hecho probado que resulta de los documentos incorporados a los Autos en el ramo de prueba en los folios bajo los números 121 y siguientes.

Sexto.-En base a lo preceptuado en el artículo 209 el Servicio Público de Empleo Estatal dicta resolución en fecha 08.07.2009 revocando la resolución de 26.02.2009 por la que se había reconocido el derecho, reconociendo un nuevo derecho con fecha de inicio 7 de julio (día de la solicitud) y declarando la percepción indebida del período percibido a la fecha de resolución de 26.02.2009 a 30.06.2009 resolución que no fue recurrida por el trabajador y, por consiguiente, se convirtió en firme, hecho probado que resulta de los documentos incorporados a los Autos en el ramo de prueba (folios 115 y 116).".

En cuanto al hecho probado que se propone como quinto, prescindiendo de apreciaciones del recurrente, es cierto que el Sr. Juan Ignacio solicitó la prestación de desempleo el día 7 de julio de 2009, lógicamente después de la sentencia del Juzgado de lo Social N.º 1 de Zamora de 15 de mayo de ese mismo año que declaró la nulidad del despido y la extinción de su contrato de trabajo con esa misma fecha. Así pues, podemos tener por probados tanto la sentencia (ya consta en el hecho probado segundo) como la solicitud de alta inicial de la prestación contributiva de desempleo el 7 de julio de 2009.

Y respecto al propuesto como hecho probado sexto también consta en la documentación (folios 115 y 116) que la resolución a la que se refiere el Magistrado en el segundo párrafo del hecho probado tercero lleva fecha de 8 de julio de 2009. Consta, asimismo su contenido en el sentido de revocar la resolución de fecha 26 de febrero de 2009 por la que se reconocía el derecho a las prestaciones por desempleo; de reconocerle a don Juan Ignacio un nuevo período de 660 días con fecha de inicio del 7 de julio; y, finalmente, de declarar la percepción indebida de prestaciones por desempleo por una cuantía de 2.965,12 €, correspondientes al periodo 26 de febrero a 30 de junio de 2009. Lo que no podemos dar por probado porque no consta en la documentación es que esa resolución no fuese recurrida por el trabajador y, por consiguiente, se hubiese convertido en firme (consideración ésta de naturaleza jurídica que no debe figurar entre los hechos probados).

Segundo.-El segundo motivo de recurso lo dedica la parte recurrente al examen de la infracción de normas sustantivas y de la jurisprudencia, argumentando al efecto que se ha infringido en la sentencia de instancia, por interpretación errónea, el artículo 209 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social. Entiende el Letrado del Servicio recurrente que el cobro indebido de la prestación por parte del trabajador recurrido es hasta el momento en que éste solicita la prestación y no sólo por el periodo que entiende la sentencia de instancia de salarios de trámite porque el trabajador incumplió la exigencia legal de que una vez recaída sentencia que declaró la extinción de la relación laboral y, al mismo tiempo, el derecho al percibo de salarios de tramitación, solicitará nuevamente el reconocimiento de la prestación en el plazo de 15 días. Por su parte, el trabajador recurrido sostiene que sólo existe un derecho a la prestación, no dos, y por tanto una única solicitud de prestación de desempleo, ya que el resto de circunstancias que se dan en el presente caso controvertido no dejan de ser mecanismos de reajuste, para el caso hipotético de que haya percibido de alguna forma salarios de trámite.

Sobre esta misma cuestión se ha pronunciado esta Sala en varias ocasiones. Así, en las sentencias de 18 de abril de 2007 (rec. 201/2007) y 28 de mayo de 2008 (rec. 360/2008) dijimos que el artículo 209.5 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social en su apartado a) párrafo 3.º prevé para aquellos casos en que al trabajador que inmediatamente de ser despedido sin esperar a la sentencia que resuelva sobre la impugnación de despido solicite la prestación de desempleo, se le reconozca en la resolución judicial el derecho a percibir salarios de tramitación y esté también percibiendo prestaciones por desempleo, éstas dejará de percibirlas y se considerarán indebidas (ya que es incompatible la prestación de desempleo con el percibo de salarios de tramitación) pero podrá volver a percibirlas con efectos desde la fecha en que finalizó la obligación de abonar los salarios de tramitación, previa regularización por la Entidad Gestora del derecho inicialmente reconocido, para lo que es necesario que el trabajador solicite el reconocimiento de las prestaciones en el plazo de 15 días desde el acto de conciliación, providencia de opción o resolución judicial, acreditando además el periodo que corresponde a los salarios de tramitación a los efectos sin duda de que la empresa cotice por dicho periodo (artículo 209.6) y de que se compute para determinar el periodo cotizado y por tanto el periodo de disfrute de la prestación.

En el supuesto que ahora se somete a nuestro enjuiciamiento el trabajador ahora recurrido que con efectos del 26 de febrero de 2009 venía percibiendo la prestación de desempleo (así se deduce de los hechos probados tercero y sexto), no presentó en el plazo de 15 días la nueva solicitud (la cursó el 7 de julio según el hecho probado quinto) tras la sentencia -dictada el 15 de mayo de 2009 - que declaró la extinción de su contrato de trabajo y el derecho a percibir los salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la de la sentencia por un importe de 4.002,65 €, los cuales le fueron abonados a don Juan Ignacio por el Fondo de Garantía Salarial, tal como consta en el inmodificado hecho probado cuarto. De este modo, el actor incumplió la exigencia legal de que, una vez recaída sentencia que declaró la extinción de la relación laboral y reconoció el derecho al percibo de salarios de tramitación, solicitara nuevamente el reconocimiento de la prestación en el plazo de 15 días. Por ello, el actor perdió el derecho a las prestaciones en el periodo transcurrido hasta la nueva solicitud, siendo además indebidas las ya percibidas, ya que, como dijimos en la sentencia antes transcrita parcialmente, no nos hallamos ante una mera regularización de la prestación ya reconocida ni ante una simple comunicación de una resolución judicial recaída en el procedimiento de despido, sino como claramente establece el citado artículo 209.5 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, ante una obligación de cursar una nueva solicitud para obtener el reconocimiento ex novo de la prestación, atendidas las circunstancias sobrevenidas después del reconocimiento inicial. En este punto ha de tenerse en cuenta que la Entidad Gestora no viene obligada a indagar si subsisten las condiciones o requisitos para mantener el derecho (sentencia de esta misma Sala de 3 de octubre de 2007, rec. 1018/2007), ni tiene que suponer que se ha dictado una sentencia en un procedimiento por despido en el que no ha sido parte. Así pues, el incumplimiento por el trabajador de la obligación impuesta en el párrafo tercero de la letra a) del núm. 5 del artículo 209 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, provoca la consecuencia legalmente prevista de que no tiene derecho a percibir la totalidad de las prestaciones por desempleo por no haberlas solicitado dentro de los 15 días siguientes a la sentencia de extinción del contrato, sino solamente las que le corresponden por aplicación del núm. 2 del propio artículo 209 y, además, que las percibidas sean indebidas y por tanto con obligación a devolverlas. En este mismo sentido, el Tribunal Supremo en la sentencia de 22 de junio de 2009 (rec. 3856/2008) nos dice que el contrato del demandante quedó extinguido en la propia sentencia que declaró improcedente su despido, supuesto incardinable en las previsiones del art. 284 de la Ley procesal, por lo que la solución ha de ser la impuesta por el apartado b) del párrafo 5 del art. 209 de la Ley de Seguridad Social: cese de las prestaciones que acaso podrían haberse reanudado si el trabajador hubiera presentado nueva solicitud. Pero no lo hizo, ocultando intencionada o involuntariamente a la Entidad Gestora la percepción de los salarios de tramitación, privándola de la facultad de controlar el curso de la prestación. Tal actuación del INEM es ajustada a la norma que establece el cese en el pago de la prestación, debe ser el trabajador, que omitió comunicar la percepción de los salarios de trámite el que debiera haber instado la regularización al INEM.

Así pues, de acuerdo con esta doctrina han de considerarse percepciones indebidas las de todo el tiempo reclamado por el Servicio recurrente, y al no haberlo entendido así la sentencia impugnada, procede la estimación del recurso contra ella interpuesto y la consiguiente absolución del mencionado recurrente.

Por lo expuesto, y

EN NOMBRE DEL REY


FALLAMOS


 
ESTIMAMOS el recurso de suplicación interpuesto por la indicada representación del SERVICIO PÚBLICO DE EMPLEO ESTATAL contra la sentencia dictada el 26 de abril de 2010 por el Juzgado de lo Social núm. 2 de Zamora, en los autos núm. 688/09 seguidos sobre PRESTACIÓN INEM, a instancia de DON Juan Ignacio contra el indicado recurrente y, en consecuencia, revocamos íntegramente la misma y le absolvemos de las pretensiones deducidas en su contra.

Notifíquese esta resolución a las partes y a la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, y expídase testimonio que quedará unido al rollo de su razón, incorporándose el original al correspondiente libro de sentencias.

SE ADVIERTE QUE:

Contra la presente sentencia, cabe recurso de Casación para la Unificación de Doctrina, que podrá prepararse dentro de los diez días siguientes al de esta notificación, mediante escrito firmado por Abogado y dirigido a esta Sala, con expresión sucinta de la concurrencia de requisitos exigidos, previstos en el artículo 219 de la Ley de Procedimiento Laboral.

Todo el que intente interponer dicho recurso sin tener la condición de trabajador o causahabiente suyo, o beneficiario del régimen público de la Seguridad Social consignará como depósito la cantidad de 300,00 euros en la cuenta núm. 2031 0000 66 1373-10 abierta a nombre de la Sección 2.ª de la Sala de lo Social de este Tribunal, en la oficina principal en Valladolid del Banco Español de Crédito (BANESTO), acreditando el ingreso.

Asimismo deberá consignar separadamente en la referida cuenta la cantidad objeto de condena, debiendo acreditar dicha consignación en el mismo plazo concedido para preparar el Recurso de Casación para Unificación de doctrina.

Si el recurrente fuera la entidad gestora, y ésta haya sido condenada al pago de prestaciones, deberá acreditar al tiempo de preparar el citado Recurso que ha dado cumplimiento a lo previsto en el art. 219.3 en relación con el 192.4 de la Ley de Procedimiento Laboral.

Firme que sea esta sentencia, devuélvanse los autos junto con la certificación de aquélla al Juzgado de procedencia para su ejecución.

Así por nuestra sentencia, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-En la misma fecha fue leída y publicada la anterior Sentencia por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente que la dictó, celebrando Audiencia Pública en esta Sala de lo Social. Doy fé.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Oh happy Ley
Workshop Fiscalidad Madrid
Curso Incibe
III Congreso Compliance
 
Foros de formación