Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia T.S. 331/1990, (Sala 1) de 30 de mayo


 RESUMEN:

Nulidad de contrato: Se declara la nulidad de los contratos de venta de inmuebles de esposa a favor del hijo. Bienes de la sociedad conyugal. Simulación absoluta de los contratos. Inexistencia de precio y causa jurídica. La finalidad es perjudicar a la sociedad conyugal. Poder: Se basa en un poder que autoriza para la venta de inmuebles. Es indiferente que el poder fuese válido. Se utilizó para actos nulos de pleno derecho.

ANTECEDENTES DE HECHO

Primero.-Por el Procurador don Javier Uiargui Echevarría, en nombre de don Jose Luis y mediante escrito dirigido al Juzgado de Primera Instancia número 6 de Madrid, se dedujo demanda de menor cuantía contra doña Nieves y contra don Juan María sobre reclamación de nulidad de contratos y en cuya demanda, después de alegar los hechos y fundamentos de derecho que estimó pertinentes terminó suplicando que previos los trámites legales oportunos se declare la nulidad de los siguientes contratos: 1° Nulidad de la escritura de compraventa llevada a término en Avila ante el Notario don Virgilio de la Vega Benayas, con fecha 18 de abril de 1983, entre los demandados sobre la parcela de terreno al sitio de las Cañadas de las Maruchas. 2.° Nulidad de la escritura de obra nueva otorgada por el demandado don Juan María, llevada a término ante el Notario de Avila don Virgilio de la Vega Benayas, con fecha 7 de junio de 1983, del chalet construido en la parcela de terreno al sitio de las Cañadas de las Maruchas en el término de Avila. 3.º Nulidad de la escritura de compraventa llevada a término ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde, entre los demandados con fecha 10 de febrero de 1983, sobre las siguientes fincas: a Departamento número NUM000, planta NUM001 .a, puerta A, de la finca urbana sita en Barcelona, Barrio de San Gervasio, Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 y NUM004 . b Una cientonueveava parte indivisa del departamento número NUM002 planta sótano local comercial único, parte de la finca urbana sita en la ciudad de Barcelona Barrio de San Gervasio Plaza de la [...] núm. NUM002 y calle de [...], números NUM003 al NUM004, de la ciudad de Barcelona. 4.° Nulidad de escritura de compraventa llevada a término ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde, entre los demandados con fecha 10 de febrero de 1983, sobre la siguiente finca: "Una cientonueveava parte indivisa del departamento número NUM002, parte de la finca urbana sita en San Gervasio, Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 al NUM004, de Barcelona.» 5° Nulidad de la escritura de compra-venta llevada a término ante el Notario de Madrid, don Félix Martín Conde entre los demandados con fecha 10 de febrero de 1983, sobre la siguiente finca: Departamento número NUM005, piso NUM006, puerta NUM002 de la casa con frente al Paseo del [...], donde corresponden los números NUM007 a NUM008 de Barcelona. 6.° Nulidad de la escritura de compraventa, llevada a término ante el Notario de Madrid, don Félix Martín Conde, con fecha 10 de febrero de 1983, entre los demandados sobre la Tinca sita en Barcelona, Departamento número NUM009, planta baja, local principal, puerta B, parte de la finca sita en Barcelona. Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 al NUM004, de Barcelona. B Sobre rendición de cuentas del mandato conferido por el demandante a la demandada doña Nieves, con fecha 9 de febrero de 1979, así como de la totalidad de las operaciones llevadas a término al amparo del mismo, así como al pago de los intereses de las cantidades cobradas por la mandataria y no satisfechas al demandante. C Sobre compulsión a la demandada doña Nieves, para que haga entrega al demandante del documento en el cual consta el poder conferido por el actor con fecha 9 de febrero de 1979. D Sobre reclamación a los demandados doña Nieves y don Juan María, de indemnización de daños y perjuicios irrogados como consecuencia de los contratos realizados, los cuales se determinarán en ejecución de sentencia. E Sobre liquidación de la sociedad legal de gananciales constituida entre el actor y doña Nieves y previos los trámites legales oportunos se dicte sentencia por la que se declare la nulidad de las escrituras de compraventa que se relacionan y en su virtud y consecuencia declare la nulidad de las inscripciones a su amparo realizadas y la cancelación de las mismas y, asimismo, declare la obligación de la demandada a rendir cuentas del mandato conferido por el actor, ordenando se proceda a la práctica de la misma, en trámite de ejecución de sentencia, más los intereses de las sumas no satisfechas y, asimismo, condene a los demandados a indemnizar los daños y perjuicios producidos al actor, asimismo, declare disuelta la sociedad legal de gananciales habida entre el actor y la demandada doña Nieves, procediéndose a la liquidación de la misma en trámite de ejecución de sentencia, todo ello con expresa condena en costas a los demandados.

Segundo.-Por el Procurador don Francisco Anaya Monge, en nombre de doña Nieves y de don Juan María, se contestó a la demanda alegando los hechos que constan en autos, invocó los fundamentos de derecho que estimó aplicables y terminó suplicando se dicte sentencia desestimando íntegramente la demanda e imponiendo al demandante las costas del juicio.

Tercero.-Practicada la prueba declarada pertinente y unidas sus autos, el Magistrado Juez de Primera Instancia número 6 de Madrid dictó sentencia con fecha 31 de julio de 1985, cuya parte dispositiva dice así: Fallo: Que desestimando las excepciones de defecto legal en el modo de proponer la demanda y de defectuosa acumulación de acciones formuladas por el Procurador don Francisco Anaya Monge en nombre y representación de los demandados doña Nieves y don Juan María, y estimando en parte la demanda deducida contra ellos por el Procurador don Javier Ularqui Echevarría, en nombre y representación de don Jose Luis, debo declarar y declaro la nulidad de los siguientes contratos: 1.° La nulidad de la escritura de compraventa otorgada en Avila ante el Notario don Virgilio de la Vega Benayas, con fecha 18 de abril de 1983, entre los demandados sobre la parcela de terreno al sitio de Las Cañadas de las Moruchas. 2° La nulidad de la escritura de declaración de obra nueva otorgada por el demandado don Juan María ante el Notario de Avila don Virgilio de la Vega Benayas, con fecha 7 de junio de 1983, de la construcción de un chalet en la parcela de terreno al sitio de Las Cañadas de las Moruchas en término municipal de Avila. 3.° La nulidad de la escritura de compraventa otorgada ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde con fecha 10 de febrero de 1983, entre los demandados sobre las siguientes fincas: A Departamento número NUM000, planta NUM001 .a, puerta A, de la finca urbana sita en Barcelona, Barrio de San Gervasio, Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 y NUM004 . B Una cientonueveava parte indivisa del Departamento número NUM002, planta sótano local comercial único, que es parte de la finca urbana sita en la ciudad de Barcelona, Barrio de San Gervasio, Plaza de [...], número NUM002, y calle de [...], números NUM003 al NUM004 . 4.° La nulidad de la escritura de compraventa otorgada ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde el día 10 de febrero de 1983 entre los demandados sobre la siguiente finca: una cientonueveava parte, indivisa, del Apartamento número NUM002, que es parte de la finca urbana sita en la ciudad de Barcelona, Barrio de San Gervasio, Plaza de la [...], número NUM002, y calle de [...], números NUM003 al NUM004 . 5.º La nulidad de la escritura de compraventa otorgada por los demandados ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde con fecha 10 de febrero de 1983 sobre la siguiente finca: Apartamento número NUM005, piso NUM006, puerta NUM002, de la casa con frente al Paseo del [...] en la ciudad de Barcelona señalada con los números NUM007 y NUM008 . 6.° La nulidad de la escritura pública de compraventa otorgada por los demandados ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde el día 10 de febrero de 1983 sobre la siguiente finca sita en Barcelona, Departamento número NUM009, planta baja, local principal, puerta B, que es parte de la finca sita en la Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 al NUM004 . 7.° Debo declarar y declaro la nulidad de las inscripciones regístrales a su amparo realizadas y debo acordar y acuerdo la cancelación de las mismas. 8.º Debo declarar y declaro la obligación de la demandada doña Nieves de rendir cuentas del mandato que le confirió el demandante don Jose Luis ante el Notario de Avila don Bonifacio Martín Ferreras con fecha 9 de febrero de 1979, ordenando la práctica de tal rendición de cuentas con fijación del saldo y de los intereses de las sumas no satisfechas al demandante. 9.º Se declare la obligación de la demandada doña Nieves para que haga entrega al demandante del documento en el cual consta el poder conferido por el actor en fecha 9 de febrero de 1979, a lo que será competida judicialmente si no lo verifica. 10.° Debo acordar y acuerdo la disolución y la liquidación de la sociedad legal de gananciales constituida entre el actor don Jose Luis y doña Nieves, procediendo a su liquidación en trámite de ejecución de sentencia; condenando a los demandados a estar y pasar por esta declaración y absolviéndole de la pretensión de indemnización de daños y perjuicios que se dicen producidos al demandante; todo ello sin hacer expresa imposición de costas, debiendo cada parte abonar las causadas a su instancia y las comunes por mitad.

Cuarto.-Apelada la anterior resolución por la representación de la parte demandada y sustanciada la alzada con arreglo a Derecho, la Sala Segunda de lo Civil de la Audiencia Territorial de Madrid dictó sentencia con fecha 14 de mayo de 1988, cuya parte dispositiva dice así: FALLO:Se desestima el recurso de apelación terpuesto por la representación procesal de doña Nieves y don Juan María, contra la sentencia dictada por el Iltmo. Sr. Magistrado Juez de Primera Instancia número 6 de esta capital, de fecha 31 de julio de 1985, debiendo confirmar y confirmando la misma en todos sus pronunciamientos, con expresa imposición de las costas a los apelantes.

Quinto.-Por el Procurador don Francisco Alvarez del Valle, en nombre de doña Nieves, se ha interpuesto contra la anterior sentencia recurso de casación al amparo de los siguientes motivos: 1.° Se formula al amparo del número 4 del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, error de hecho en la apreciación de las pruebas basado en documentos obrantes en los autos que demuestran la equivocación del Juzgador sin resultar contradichos por otros elementos probatorios. 2.º Se invoca, al amparo del número 5 del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, infracción de normas de ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia que fueren aplicables para resolver las cuestiones objeto de debate. 3.° Infracción de la Ley que se invoca al amparo del número 5.° del artículo 1692 del Código procesal civil, y se considera infringido el artículo 1261 del Código Civil . 4.º Se formula al amparo del número 5.° del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, infracción de normas del ordenamiento jurídico y de la Jurisprudencia, y se citan como infringidos por errónea interpretación los artículos 153 y 154 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que a efectos de casación, según Sentencias del Tribunal Supremo ya citadas en motivo anterior, deben ser interpretados como normas de derecho material o sustantivo.

Sexto.-Admitido el recurso por la Sala y evacuado el trámite de instrucción, se ha señalado día para la vista que ha tenido lugar el 17 de mayo actual.

Ha sido Ponente el Magistrado Excmo. Sr don Jaime Sanios Briz, praventa llevada a término ante el Notario de Madrid, don Félix Martín Conde entre los demandados con fecha 10 de febrero de 1983, sobre la siguiente finca: Departamento número NUM005, piso NUM006, puerta NUM002 de la casa con frente al Paseo del [...], donde corresponden los números NUM007 a NUM008 de Barcelona. 6.° Nulidad de la escritura de compraventa, llevada a término ante el Notario de Madrid, don Félix Martín Conde, con fecha 10 de febrero de 1983, entre los demandados sobre la finca sita en Barcelona, Departamento número NUM009, planta baja, local principal, puerta B, parte de la finca sita en Barcelona. Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 al NUM004, de Barcelona. B Sobre rendición de cuentas del mandato conferido por el demandante a la demandada doña Nieves, con fecha 9 de febrero de 1979, así como de la totalidad de las operaciones llevadas a término al amparo del mismo, así como al pago de los intereses de las cantidades cobradas por la mandataria y no satisfechas al demandante. C Sobre compulsión a la demandada doña Nieves, para que haga entrega al demandante del documento en el cual consta el poder conferido por el actor con fecha 9 de febrero de 1979. D Sobre reclamación a los demandados doña Nieves y don Juan María, de indemnización de daños y perjuicios irrogados como consecuencia de los contratos realizados, los cuales se determinarán en ejecución de sentencia. E Sobre liquidación de la sociedad legal de gananciales constituida entre el actor y doña Nieves y previos los trámites legales oportunos se dicte sentencia por la que se declare la nulidad de las escrituras de compraventa que se relacionan y en su virtud y consecuencia declare la nulidad de las inscripciones a su amparo realizadas y la cancelación de las mismas y, asimismo, declare la obligación de la demandada a rendir cuentas del mandato conferido por el actor, ordenando se proceda a la práctica de la misma, en trámite de ejecución de sentencia, más los intereses de las sumas no satisfechas y, asimismo, condene a los demandados a indemnizar los daños y perjuicios producidos al actor, asimismo, declare disuelta la sociedad legal de gananciales habida entre el actor y la demandada doña Nieves, procediéndose a la liquidación de la misma en trámite de ejecución de sentencia, todo ello con expresa condena en costas a los demandados.

Segundo.-Por el Procurador don Francisco Anaya Monge, en nombre de doña Nieves y de don Juan María, se contestó a la demanda alegando los hechos que constan en autos, invocó los fundamentos de derecho que estimó aplicables y terminó suplicando se dicte sentencia desestimando íntegramente la demanda e imponiendo al demandante las costas del juicio.

Tercero.-Practicada la prueba declarada pertinente y unidas sus autos, el Magistrado Juez de Primera Instancia número 6 de Madrid dictó sentencia con fecha 31 de julio de 1985, cuya parte dispositiva dice así: Fallo: Que desestimando las excepciones de defecto legal en el modo de proponer la demanda y de defectuosa acumulación de acciones formuladas por el Procurador don Francisco Anaya Monge en nombre y representación de los demandados doña Nieves y don Juan María, y estimando en parte la demanda deducida contra ellos por el Procurador don Javier Ularqui Echevarría, en nombre y representación de don Jose Luis, debo declarar y declaro la nulidad de los siguientes contratos: 1.° La nulidad de la escritura de compraventa otorgada en Avila ante el Notario don Virgilio de la Vega Benayas, con fecha 18 de abril de 1983, entre los demandados sobre la parcela de terreno al sitio de Las Cañadas de las Moruchas. 2° La nulidad de la escritura de declaración de obra nueva otorgada por el demandado don Juan María ante el Notario de Avila don Virgilio de la Vega Benayas, con fecha 7 de junio de 1983, de la construcción de un chalet en la parcela de terreno al sitio de Las Cañadas de las Moruchas en término municipal de Avila. 3.° La nulidad de la escritura de compraventa otorgada ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde con fecha 10 de febrero de 1983, entre los demandados sobre las siguientes fincas: A Departamento número NUM000, planta NUM001, puerta A, de la finca urbana sita en Barcelona, Barrio de San Gervasio, Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 y NUM004 . B Una cientonueveava parte indivisa del Departamento número NUM002, planta sótano local comercial único, que es parte de la finca urbana sita en la ciudad de Barcelona, Barrio de San Gervasio, Plaza de [...], número NUM002, y calle de [...], números NUM003 al NUM004 . 4.° La nulidad de la escritura de compraventa otorgada ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde el día 10 de febrero de 1983 entre los demandados 331 sobre la siguiente finca: una cientonueveava parte, indivisa, del Apartamento número NUM002, que es parte de la finca urbana sita en la ciudad de Barcelona, Barrio de San Gervasio, Plaza de la [...], número NUM002, y calle de [...], números NUM003 al NUM004 . 5.º La nulidad de la escritura de compraventa otorgada por los demandados ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde con fecha 10 de febrero de 1983 sobre la siguiente finca: Apartamento número NUM005, piso NUM006, puerta NUM002, de la casa con frente al Paseo del [...] en la ciudad de Barcelona señalada con los números NUM007 y NUM008 . 6.° La nulidad de la escritura pública de compraventa otorgada por los demandados ante el Notario de Madrid don Félix Martín Conde el día 10 de febrero de 1983 sobre la siguiente finca sita en Barcelona, Departamento número NUM009, planta baja, local principal, puerta B, que es parte de la finca sita en la Plaza de la [...], número NUM002, y calle [...], números NUM003 al NUM004 . 7.° Debo declarar y declaro la nulidad de las inscripciones regístrales a su amparo realizadas y debo acordar y acuerdo la cancelación de las mismas. 8.° Debo declarar y declaro la obligación de la demandada doña Nieves de rendir cuentas del mandato que le confirió el demandante don Jose Luis ante el Notario de Avila don Bonifacio Martín Ferreras con fecha 9 de febrero de 1979, ordenando la práctica de tal rendición de cuentas con fijación del saldo y de los intereses de las sumas no satisfechas al demandante. 9.° Se declare la obligación de la demandada doña Nieves para que haga entrega al demandante del documento en el cual consta el poder conferido por el actor en fecha 9 de febrero de 1979, a lo que será compelida judicialmente si no lo verifica. 10.º Debo acordar y acuerdo la disolución y la liquidación de la sociedad legal de gananciales constituida entre el actor don Jose Luis y doña Nieves, procediendo a su liquidación en trámite de ejecución de sentencia; condenando a los demandados a estar y pasar por esta declaración y absolviéndole de la pretensión de indemnización de daños y perjuicios que se dicen producidos al demandante; todo ello sin hacer expresa imposición de costas, debiendo cada parte abonar las causadas a su instancia y las comunes por mitad.

Cuarto.-Apelada la anterior resolución por la representación de la parte demandada y sustanciada la alzada con arreglo a Derecho, la Sala Segunda de lo Civil de la Audiencia Territorial de Madrid dictó sentencia con fecha 14 de mayo de 1988, cuya parte dispositiva dice así: FALLO: Se desestima el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de doña Nieves y don Juan María, contra la sentencia dictada por el Iltmo. Sr. Magistrado Juez de Primera Instancia número 6 de esta capital, de fecha 31 de julio de 1985, debiendo confirmar y confirmando la misma en todos sus pronunciamientos, con expresa imposición de las costas a los apelantes.

Quinto.-Por el Procurador don Francisco Alvarez del Valle, en nombre de doña Nieves, se ha interpuesto contra la anterior sentencia recurso de casación al amparo de los siguientes motivos: 1.º Se formula al amparo del número 4 del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, error de hecho en la apreciación de las pruebas basado en documentos obrantes en los autos que demuestran la equivocación del Juzgador sin resultar contradichos por otros elementos probatorios. 2.° Se invoca, al amparo del número 5 del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, infracción de normas del ordenamiento jurídico o de la jurisprudencia que fueren aplicables para resolver las cuestiones objeto de debate. 3.° Infracción de la Ley que se invoca al amparo del número 5.° del artículo 1692 del Código procesal civil, y se considera infringido el artículo 1261 del Código Civil . 4.° Se formula al amparo del número 5.º del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, infracción de normas del ordenamiento jurídico y de la Jurisprudencia, y se citan como infringidos por errónea interpretación los artículos 153 y 154 de la Ley de Enjuiciamiento Civil que a efectos de casación, según Sentencias del Tribunal Supremo ya citadas en motivo anterior, deben ser interpretados como normas de derecho material o sustantivo.

Sexto.-Admitido el recurso por la Sala y evacuado el trámite de instrucción, se ha señalado día para la vista que ha tenido lugar el 17 de mayo actual.

Ha sido Ponente el Magistrado Excmo. Sr don Jaime Sanios Briz.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

Primero.-Son hechos básicos que sirvieron a ambas sentencias de instancia para la estimación de la demanda los siguientes: a) don Jose Luis demandó a su esposa, doña Nieves, y a su hijo, don Juan María, para obtener la nulidad de las escrituras de venta de inmuebles que la esposa hizo a favor de su hijo, de bienes de la sociedad conyugal de gananciales, amparándose en un poder que autorizaba para venta de inmuebles hecho por el esposo, b) Las ventas con su detalle de otorgamiento de escrituras, fincas comprendidas en cada una, precio confesado en todas ellas, constan acreditadas en autos y no han sido objeto de controversia, c) El fundamento de aquella nulidad fue la simulación absoluta de los contratos verificados con inexistencia de precio y causa jurídica, sin más finalidad que perjudicar a la sociedad conyugal, d) El matrimonio mencionado obtuvo su sentencia de separación conyugal con fecha 29 de enero de 1982, en el Juzgado de Primera Instancia número 21 de Madrid, y sentencia de divorcio en el Juzgado número 22, también de Madrid, con fecha 15 de julio de 1983 . e) El poder a que también se alude fue otorgado por el esposo, actual recurrido, con fecha 9 de febrero de 1979, y revocado el 8 de marzo de 1984. f) La sentencia de primera instancia, íntegramente confirmada por la de apelación, acuerda la nulidad de seis de las escrituras públicas de venta otorgadas por la recurrente a favor de su hijo Juan María, así como la cancelación de las inscripciones causadas en el Registro de la Propiedad; acuerda también, según se pidió, que la mandataria rinda cuentas de la gestión durante la vigencia del mandato, a que devuelva el poder que le fue revocado y a la liquidación y disolución de la sociedad de gananciales.

Segundo.-Contra los hechos que se dejan sucintamente expuestos y la sentencia recurrida estimatoria de la demanda, la demandada señora Nieves formula el recurso de casación con un primer motivo fundamentado en el número 4.º del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento civil, acusando "error de hecho en la apreciación de la prueba basado en documentos obrantes en autos que demuestran la equivocación del Juzgador sin resultar contradichos por otros elementos probatorios». El desarrollo del motivo no responde, sin embargo, a esa correcta formulación, en cuanto que ningún documento se cita que revele la supuesta equivocación de la sentencia recurrida y menos que no resulte contradicho el documento que se aduce por otros elementos probatorios. En efecto, manifiesta la recurrente que el poder notarial en virtud del cual la misma efectuó los contratos nulos por simulación absoluta, es eficaz y vigente al utilizarlo. Lo cual no es acusar error del Tribunal en el fallo por no haber apreciado bien las pruebas, sino sostener la validez de los contratos con base en que se hicieron empleando un poder válido, y ello desplaza la cuestión que quiere plantear el recurso hasta el fondo del asunto, que ha sido resuelto por la sentencia recurrida en el sentido concorde con el Juez de 1.ª Instancia de que los contratos fueron nulos por inexistencia de precio en la compraventa, según minuciosamente examina el séptimo de los considerandos del Juzgado; con lo que es indiferente que el poder fuese válido en cuanto se utilizó para generar actos nulos de pleno derecho, lo que hace decaer el motivo por resultar de otras pruebas que no hubo precio y, consiguientemente, también faltó la causa del contrato oneroso, según exige el artículo 1274 del Código civil . Pero es que, como observó la sentencia recurrida, el poder en cuestión quedó revocado al ser admitida la demanda de separación art. 102, 2.° del Código civil, sin que ello se vea enervado por lo dispuesto en el artículo 103, número 4°, y su, al parecer, no cumplimiento en el caso relacionado con el debatido, porque nada dispone la ley en torno a supuestas anomalías o irregularidades del procedimiento en materia que, como se deduce del propio artículo 103, se refiere a medidas de carácter provisional que toma el Juez de modo discrecional y eventual en defecto de acuerdo de ambos cónyuges, sin carácter definitivo a los efectos de ser impugnables en el recurso de casación Sentencias de 14 de diciembre de 1931 y 27 de octubre de 1961, y desde luego, en cuanto ahora compete, totalmente indiferentes frente a la declarada nulidad por simulación de los contratos litigiosos. Por consiguiente, el motivo primero decae en su totalidad.

Tercero.-El motivo segundo se ampara en el número 5.° del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento civil, considerando infringidos los artículos 524 y 533 de dicha Ley procesal y las sentencias del Tribunal Supremo que cita. En seguida se advierte que el motivo se halla mal formulado, porque no se refiere a normas de carácter sustantivo, sino a aquellas que regulan las garantías procesales; y, por tanto, el cauce adecuado hubiera sido el número 3.°, y no el 5.°, del artículo 1692 citado; lo que sería suficiente para su desestimación en este momento, y antes de su inadmisión. Mas prescindiendo de ese importante defecto formal, en el que incurre también el motivo cuarto, y como ya razonó el juez de primera instancia (considerando 2°), la demanda no incurrió en defecto legal al ser propuesta, puesto que fue redactada como preceptúa el artículo 524 de la Ley procesal y con los requisitos que este precepto procesal ordena, lo que hace que el motivo sea también rechazado.

Cuarto.-El motivo tercero, con idéntico apoyo procesal que el anterior, estima infringido el artículo 1261 del Código civil, insistiendo la recurrente en que los contratos de venta impugnados fueron válidos y eficaces por reunir los requisitos que el precepto invocado establece, combatiendo en especial el motivo la declarada inexistencia de precio en aquellos contratos. Es preciso al efecto recordar: a) Que la sentencia impugnada declara una simulación absoluta, basada en fingir sendas ventas sin entender en realidad concluir ninguna, sirviendo tales convenios para alcanzar fines distintos de los negociables, como en el caso concreto perjudicar a la sociedad conyugal de la vendedora con el ahora recurrido, b) Que la simulación es una cuestión de hecho sometida a la libre apreciación del Tribunal de instancia, y tal apreciación en casación sólo puede ser impugnada a través del número 4.° del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento civil Sentencias de 12 de junio de 1953,23 de junio de 1962 y otras; sin perjuicio de acusar por conducto del número 5.º del artículo 1692 los defectos de juicio critico sobre los hechos probados, cuestión ésta en la que no demuestra el motivo que haya incurrido el Tribunal "a quo», ya que en lugar de poner de relieve posibles errores en la apreciación del concepto jurídico de la simulación absoluta, el motivo hace una nueva exposición de hechos que fueron probados, como los relativos a la forma en que el presunto comprador, don Juan María, se pudo proporcionar el dinero para hacer las compras declaradas nulas, y parte en el desarrollo del motivo, haciendo presupuesto de la cuestión, de la base de unos contratos de compraventa válidos para sentar la infundada presunción de la posesión por el citado don Juan María de numerario suficiente para las compras de inmuebles que su madre le hizo como derivada de que un nacional libanes hizo cuantiosas inversiones en España. Por todo ello, el motivo tercero debe también decaer.

Quinto.-Por último, el motivo cuarto se formula al amparo del número 5.° del artículo 1692 de la Ley de Enjuiciamiento civil, por interpretación errónea de los artículos 153 y 154 de la misma Ley procesal. Como ya se indicó, se incurre también aquí en cauce inadecuado ya que los preceptos invocados se refieren a las garantías procesales y no a normas sustantivas, y el motivo debió basarse en el número 3.° del referido artículo 1692 en lugar de en el 5.° Aparte de ello, ya la sentencia de primera instancia, en su considerando 3.°, razonó suficientemente sobre la compatibilidad de las acciones ejercitadas en la demanda que no son, como equivocadamente entiende el recurso, contradictorias entre sí. Efectivamente es de observar: a) Que los supuestos de hecho en que se basa una acción de rendición de cuentas y una acción de nulidad de escritura no son en modo alguno irreconciliables, ni las alegaciones hechas en torno a la primera de estas acciones niegan las alegaciones en que se funda la otra: la rendición de cuentas tiene presente la existencia de un contrato de mandato y su desarrollo; en cambio, la nulidad de una venta se basa en la existencia o inexistencia de los elementos esenciales del contrato, b) Tampoco la rendición de cuentas y la nulidad de escritura de compraventa se apoyan en hechos contradictorios, ni estas acciones y la de liquidación de sociedad de gananciales son incompatibles entre sí. Todo ello sin olvidar que los negocios jurídicos, aunque sean nulos plenamente, su apariencia de validez en principio les hace producir unos efectos que exigen como indispensable destruir tal apariencia y liquidar las cuestiones de carácter patrimonial que pueden haber originado, como se deduce de las sentencias de 16 de marzo de 1959, 6 de mayo de 1961 y otras, c) Las rendiciones de cuentas consiguientes a un mandato extinguido, la declaración de nulidad de ciertos contratos y la cancelación de las inscripciones en el Registro de la Propiedad, así como la liquidación de la sociedad de gananciales que la sentencia de primera instancia describe en su 12.º considerando y otras consecuencias de orden patrimonial, que sin duda surgirán en el trámite de ejecución de sentencia a que se refiere el fallo recurrido, son evidentemente necesarias para obviar los obstáculos que al demandante y ahora recurrido se oponen para el ejercicio del derecho solicitado en la demanda y declarado en la sentencia y destruir las apariencias creadas por los negocios nulos (sentencia de 3 de enero de 1947), puesto que las restituciones patrimoniales en estos casos, una vez declarada la nulidad, proceden incluso tratándose de contratos nulos o inexistentes (sentencia de 18 de enero de 1904 y otras posteriores). En definitiva, es de rechazar este último motivo y con él la totalidad del recurso.

Sexto.-La desestimación del recurso da lugar a la imposición de costas a la parte recurrente art. 1715, párrafo último, de la Ley de Enjuiciamiento civil y a la pérdida del depósito, al que se dará el destino legal.

Por lo expuesto, en nombre de S. M. el Rey y por la autoridad conferida por el pueblo español,

FALLAMOS

Que debemos declarar y declaramos no haber lugar al recurso de casación interpuesto a nombre de doña Nieves contra la sentencia que, con fecha 14 de mayo de 1988, dictó la Sala Segunda de lo Civil de la que fue Excma. Audiencia Territorial de Madrid, y condenamos a dicha parte recurrente al pago de las costas causadas en el recurso y a la pérdida del depósito constituido, al que se le dará el destino que la Ley previene; y líbrese al Excmo. Sr. Presidente de la mencionada Audiencia la certificación correspondiente, con devolución de los autos y rollo de Sala que remitió.

ASI, por esta nuestra sentencia, que se insertará en la COLECCIÓN LEGISLATIVA, pasándose al efecto las copias necesarias, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación