Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Burgos 239/2003, de 21 de mayo


 RESUMEN:

Proceso de separación: Disolución de gananciales. Inclusión en el pasivo del inventario de la sociedad de gananciales de unas ciertas cantidades de dinero, como deudas de la sociedad, como son el dinero prestado por los padres de los cónyuges y la deuda pendiente por la reparación de un vehículo.

Ilmos. Sres. Magistrados, don Agustín Picón Palacio, Presidente; doña Arabela García Espina y don Ramón Ibáñez de Aldecoa Lorente; administrando, en nombre de S.M. el Rey, la Justicia que emana del Pueblo Español, ha dictado la siguiente,

SENTENCIA NÚM. 239.

En la ciudad de Burgos, a veintiuno de mayo de dos mil tres.

Visto por esta Sección de la Ilma. Audiencia Provincial de Burgos, el recurso obrante en los presente autos, que llevan el núm. 175/2003 de los de este Tribunal, y que se corresponden con el proceso seguido, con el núm. 58/2001, en el Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de Villarcayo; y en cuya segunda instancia han intervenido como partes: de una y en concepto de apelante, DON Juan Carlos, mayor de edad, separado, con domicilio en el núm. NUM000 de la CALLE000, de Villasana de Mena, defendido por el Letrado don Ángel Martín Belloso y representado por el Procurador de los Tribunales don Fernando Santamaría Alcalde; y de otra, y en concepto de apelada, DOÑA Antonieta, mayor de edad, separada, con domicilio en el núm. NUM001, de la CALLE001, de Villasana de Mena, defendida por el Abogado don Luis Bustamante Esparza y representada por la Procuradora de los Tribunales doña María de las Mercedes Manero Barriuso; sobre separación conyugal; siendo Ponente el Ilmo. Sr. Magistrado don Agustín Picón Palacio, quien expresa el parecer de la Sala.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.- Por el Juzgado de Primera Instancia se dictó sentencia definitiva, en cuya parte dispositiva se lee: "FALLO.- 1.- Que estimando parcialmente la demanda interpuesta por el Procurador Sr./Sra. Infante Otamendi en nombre y representación de Dña. Antonieta frente a D. Juan Carlos, representado por el Procurador Sr./Sra. Antuñano Iglesias, debo decretar y decreto la separación del matrimonio formado por Dña. Antonieta y D. Juan Carlos, inscrito en el Registro Civil de Villasana de Mena, suspendiéndose la vida en común de los casados y cesando la posibilidad de vincular los bienes del otro cónyuge en el ejercicio de la potestad doméstica, quedando disuelto el régimen económico matrimonial de gananciales existente entre ambos. 2.- Se aprueba el inventario presentado con las modificaciones y precisiones contenidas en el fundamento jurídico sexto y las remisiones que en el mismo se hacen..-3.- Se mantienen las medidas acordadas en el Auto dictado en la Pieza Separada de Medidas Provisionales, y las obligaciones en él impuestas..-4.- Se declaran las costas de oficio..-Notifíquese esta resolución a las partes haciéndose saber que contra la misma cabe recurso de apelación que habrá de prepararse ante este Juzgado, en el plazo de cinco días, a contar desde el día siguiente a su notificación, y del que tras su interposición conocerá la Ilma. Audiencia Provincial de Burgos. Los recursos que conforme a la Ley, se interpongan contra esta sentencia no suspenderán la eficacia de las medidas que en la misma se han acordado (artículo 775.5 Lecn)..-Una vez firme esta resolución, comuníquese al Registro Civil donde conste inscrito el matrimonio a los efectos oportunos..-Así por esta mi sentencia, de la que se llevará certificación a los autos, la pronuncio, mando y firmo.

Segundo.- Notificada que fue la anterior resolución a los interesados, por la parte demandada se preparó e interpuso contra la misma recurso de apelación, el cual fue admitido a trámite en ambos efectos, por lo que, tras dar oportunidad de ser impugnado, se remitieron los autos originales a este Tribunal.

Tercero.-En esta instancia, se han observado, substancialmente, todos los requisitos procesales.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
I.- Se cine exclusivamente el recurso que pende ante la Sala a examinar la impugnación que la parte demandada hace de la sentencia de instancia en el sólo y único pronunciamiento de la formación del inventario, en relación con el que se debaten en esta instancia dos partidas, excluidas en la relación de las deudas de la sociedad de gananciales, y cuya inclusión en dicha relación pide la parte hoy apelante. Tales partidas son, por una parte, la referida a la cantidad adeudada, en su tesis, a los padres del apelante, quienes, tal y como se manifiesta por el mismo, prestaron en diversas ocasiones cantidades de dinero a los cónyuges y, por otra parte, la existencia de una deuda pendiente por la reparación de un vehículo. Ambas cuestiones merecen un análisis diferenciado en este momento.

II.- La parte apelante pide la inclusión de quince millones setecientas cincuenta mil pesetas en el pasivo de la sociedad de gananciales sobre la base de la información proporcionada por la testigo doña Blanca en la exposición o informe aportado a los autos, donde se reflejan una serie de partidas de dinero con sus fechas de entrega. Tal prueba no puede ser suficiente para entender acreditada la verdad de la existencia de esas deudas, todo ello en lo que afecta a los hoy litigantes sin perjuicio de lo que, en su caso, pueda resultar en una reclamación de terceras personas, ajenas a esta litis, por cuanto lo afirmado en la exposición documental por la Señora Blanca no halla ningún respaldo documental en ningún lado, y sin ese reflejo no es posible entender acreditada la certeza de la deuda, sobre todo si se comprueba que en sus manifestaciones ante el Juzgado se expresa por la testigo que se relacionan los datos de acuerdo con los ofrecidos por el hoy recurrentes, lo que supone una clara falta de razón de ser de lo expuesto, y si se aprecia, además, que en el informe pericial practicado en el Juzgado no se recoge por ningún lado la existencia de tales deudas, por cuya razón no puede darse fuerza probatoria a tal informe y declaración, sin que en ello influya que en las medidas provisionales se reconociese por la demandante la existencia de préstamos por parte de los padres del marido, por cuanto no se fijó cantidad alguna, y ahora lo que se está discutiendo es la existencia de cantidades concretas como adeudadas, lo que debe ser justificado por quien afirma su procedencia, de acuerdo con el artículo 217 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, y ello no ha sido probado, por lo que debe pechar con la carga de la prueba quien no ha cumplido con lo que le incumbe.

III.- La segunda partida cuya inclusión se reclama en el inventario practicado es la de una factura de reparación de un automóvil por importe de cuatrocientas diez mil pesetas. De las actuaciones practicadas en el proceso no puede dudarse la existencia de la reparación en sí, pues de ello en puridad, no se queja la parte hoy apelada, quien sí se duele de la procedencia de tal reparación, al entender que la misma no era procedente, por no ser económica la reparación de un automóvil con muchos años de antigüedad y un escaso valor de mercado por un importe tan elevado.

Por más que ello pueda ser así en los pleitos que versan sobre la reparación de los daños ocasionados en los accidentes de circulación, y ello ha recibido y recibe distintas respuestas en los Órfanos Judiciales, no lo es menos que no se está ahora ante tal supuesto, sino en el de determinar si la sociedad de gananciales debe responder o no de la reparación de los bienes de uno de los cónyuges, cuya respuesta debe ser afirmativa en lo que se deriva de la doctrina de los artículos 1362 y siguientes del Código Civil, por lo que tal deuda debe hacerse constar en el pasivo de la sociedad de gananciales, de acuerdo con lo regulado en el artículo 1398 del mismo Código Civil, ya que se contrajo pendiente la sociedad de gananciales y no consta ninguna razón que impida entender que dicho bien, que era utilizado por el matrimonio, deba ser reparado sólo a costa de uno de los cónyuges, pues ello contradice no sólo las normas antes citadas, sino la más general aplicación del derecho y que impide beneficiarse de un bien sin atender a sus reparaciones, pues con ello sólo se obtendrían beneficios y no se cargaría con los perjuicios, lo que rompe el equilibrio de la adecuada situación de los bienes en el matrimonio, todo lo cual supone la consiguiente estimación parcial del recurso.

IV.- De acuerdo con lo establecido en el artículo 398.2 de la Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil, procede no hacer expresa imposición de las costas procesales de esta segunda instancia a ninguno de los litigantes, al haber sido estimado el recurso que la origina, por lo que cada parte abonará las causadas a su instancia y las comunes lo serán por mitad e iguales partes.

Vistos los preceptos legales citados y los demás de general aplicación al presente proceso,


FALLAMOS


 
Que, estimando como estimamos en parte el recurso de apelación interpuesto por el Procurador de los Tribunales don Fernando Santamaría Alcalde, en la representación que tiene acreditada en autos, contra la sentencia dictada, el día treinta de noviembre de dos mil dos, por el Juzgado de Primera Instancia núm. 2 de Villarcayo en esta causa, debemos revocar y revocamos, del mismo parcial, dicha resolución, en el sentido de ordenar incluir en el pasivo del inventario de la sociedad de gananciales constituida en su día entre los hoy litigantes, la cantidad de dos mil cuatrocientos sesenta y cuatro euros, con quince céntimos de euro; que, desestimando en lo demás el recuso, debemos confirmar y confirmamos los restantes pronunciamientos de la aludida resolución y que debemos condenar y condenamos a los litigantes a estar y para pro estas declaraciones y condenas y a cumplirlas. Todo ello, sin hacer expresa imposición de las costas procesales de esta segunda instancia a ninguno de los litigantes.

Así, por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.


Publicación.-La anterior resolución fue leída y publicada, el día de su fecha, por el Ilmo. Sr. Magistrado Ponente, don Agustín Picón Palacio, estando constituido el Tribunal en audiencia pública. Doy fe.

NOTA.- Véase el Libro Registro de Resoluciones en el folio 7, vuelto.

NOTA.- Queda unido testimonio de la sentencia en el rollo de apelación. Doy fe.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación