Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Ciudad Real 196/2003, de 20 de junio


 RESUMEN:

Sociedad de gananciales: Liquidación. Declaración del inventario ganancial: No inclusión de los importes entregados por los padres, y no exclusión del activo de los bienes muebles adquiridos por los mismos como ajuar de la novia.

SECCIÓN PRIMERA

CIUDAD REAL

Rollo n.º 467/02

Autos n.º 535/01

Juzgado: CIUDAD REAL-1

Iltmos. Sres.

Presidente:

D. JOSÉ MARÍA TORRES FERNÁNDEZ DE SEVILLA

Magistrados:

D. LUIS CASERO LINARES

D.ª MARÍA PILAR ASTRAY CHACÓN

D.ª SOLEDAD SERRANO NAVARRO SUPLENTE

SENTENCIA N.º 196

CIUDAD REAL, a 20 de Junio de 2003.

VISTO, ante la Sala, de la Sección Primera de esta Audiencia Provincial, en apelación

admitida a la parte demandada, los autos de Liquidación de Gananciales n.º 535/01 seguidos en el Juzgado de Primera Instancia de Ciudad Real-1, a instancia de D. Salvador, representado en esta alzada en calidad de apelado por el Procurador D. Joaquín Hernández Calahorra y dirigido por el Letrado D.ª Ana María del Val Díaz, contra D.ª Sandra, representada en esta alzada en calidad de apelante por el Procurador D.ª Asunción Holgado Pérez y dirigido por el Letrado D. Matías Rojas Martínez.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
PRIMERO: Por el Sr. Juez del Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Ciudad Real, se dictó sentencia en los referidos autos, cuya parte dispositiva, literalmente copiada dice así: "FALLO: Que estimando parcialmente la demanda formulada por el Procurador Sr. Hernández Calahorra, en nombre y representación de D. Salvador contra D.ª Sandra representada por la Procuradora Sr. Holgado Pérez debo declarar y declaro que el inventario ganancial se encuentra por las siguientes partidas: 1.º ACTIVO: Vivienda ganancial con sus muebles y enseres. Vehículo Peugeot. Cuenta Banco Atlántico por 2.630.015 ptas. Cuenta Caixa 109.000 ptas. Indemnización por despido, 2.500.000 ptas. Devolución de Hacienda Año 2000.- 2.º PASIVO: IBI Año 2000. IBI Año 2001. Impuesto de Vehículo de Tracción Mecánica. Todo ello sin que haya lugar a pronunciamiento sobre costas.

Segundo.-La relacionada sentencia que lleva fecha dieciocho de junio de dos mil dos, se recurrió en apelación por la representación de la parte demandada, y admitido el recurso, por la parte apelante y apelada se hicieron las alegaciones que a su derecho estimaron conveniente en apoyo de sus respectivos intereses, remitiéndose los autos a la Audiencia y correspondiendo a esta Sección por turno de reparto, y registrado el presente recurso se ha tramitado como es de rigor, señalándose para la votación y fallo el día diecinueve del actual.

Tercero.-En la tramitación de esta apelación se han observado las prescripciones legales.

Siendo Ponente la Ilma. Sra. Magistrada D.ª MARÍA PILAR ASTRAY CHACÓN.


RAZONAMIENTOS JURIDICOS


 
Primero.-- Se recurre en apelación la Sentencia, dictado en Procedimiento de liquidación de Sociedad de Gananciales, y por la se declaran las partidas que forman el Inventario ganancial. Postula la recurrente, la revocación parcial del auto, incluyéndose en el pasivo de la Sociedad de gananciales los importes entregados por los padres de la misma, y se excluyan del activo los bienes muebles adquiridos por los mismos como ajuar de la novia. Postula que la Resolución recurrida incurre en error al considerar dichas cantidades y objeto como donaciones por razón de matrimonio, constituyendo las primeras cantidades un simple préstamo entregado con posterioridad a la celebración del matrimonio y los segundos elementos de la dote o ajuar de la novia, de naturaleza privativa.

Segundo.-- Resolviendo la cuestión planteada en orden al pasivo de la Sociedad de Gananciales, ha de ratificarse la Resolución recurrida, con desestimación del Recurso. Consta en autos, y se recoge en el documento núm. 6 de los aportados como prueba por la apelante, que el padre de la misma entregó al futuro marido de ésta, en primer lugar, un millón de pesetas antes de la celebración del matrimonio, y según detalla textualmente el referido documento "como ayuda para la adquisición de un piso". Afirma la recurrente que tal referencia no revela el animo de donar, con lo cual y con base a la presunción de onerosidad, fundamenta que dicha entrega ha de tener la consideración de simple préstamo y ser incluida en el pasivo.

Sin embargo, estima la Sala, que no puede postularse la conceptuación de simple préstamo, por las solas alegaciones de la parte. La presunción de onerosidad, viene debilitada por las circunstancias del futuro matrimonio y parentesco, así como la dicción literal del documento, en el que se refleja la recepción del importe por el novio, en concepto de ayuda, sin que se determine, ya que se quiso dar constancia documental al acto, la devolución de dicho importe. La palabra ayuda, en su término literal, poco induce acerca de la onerosidad inherente a un contrato de préstamo, e infiere, por el contrario, liberalidad. Por lo expuesto la consideración como donación por razón del matrimonio realizad por el Juez de Instancia, y la operatividad de la presunción de ganancialidad, de conformidad con lo dispuesto en el Art. 1336 y 1339 del c. civil, es correcta y ajustada a derecho. No sólo tiene especial relevancia para considerar ganancial dicha donación el hecho de que no se expresa lo contrario, sino que se documenta incluso como entrega al esposo.

La siguiente entrega cuestionada por importe de dos millones y medio de pesetas, fue entregada mediante un cheque emitido por el padre de la demandada, en fecha dieciocho de Noviembre de 1997, y que como acertadamente señala el Juez a quo, fue ingresado en cuenta conjunta de ambos cónyuges. Ni consta se pactase obligación alguna de devolverlo en dicho momento, ni consta documentalmente tal cualidad, por lo que vuelve a debilitarse la presunción de onerosidad, atendidas las relaciones familiares y la constancia de la simple entrega de cantidad, lo que constituye suficiente prueba de el ánimo liberal que presidió dicho acto. El ingreso en una cuenta conjunta, sin declarar expresamente su entrega a un cónyuge determinado, hace operativa la presunción de ganancialidad, establecida en el Art. 1353 y 1361 del c. civil, no desvirtuada por ningún medio de prueba, a dicha donación. Iguales consecuencias han de predicarse del ingreso de dos millones de pesetas realizado por la madre de la apelante y el de un millón de pesetas realizado por el padre, en cuenta de titularidad de la Sociedad de gananciales.

Queda acreditada la liberalidad de dichos actos, sin exigencia de contraprestación alguna e ingreso en la cuenta ganancial, sin que quepa, por mor del fracaso matrimonial y posterior liquidación efectuada, proceder a su inclusión en el pasivo, tal y como postula la demandante, con el simple ánimo del mero reparto, según la procedencia familiar, de lo que en su día se dio al matrimonio, integrando el haber de la sociedad de gananciales, sin expresión ni reparo alguno que pudiese desvirtuar dicha integración efectiva en el precitado haber.

Tercero.-- Tampoco cabe estimar el recurso en lo relativo a la exclusión del activo de la sociedad de los muebles adquiridos por los padres de la apelante. Postula la apelante que dichos bienes constituían su ajuar y que tienen carácter privativo. Se centra el debate en el pago por parte del padre de la apelante de unos determinados muebles que se ubicaron y fueron destinados al que constituyó el domicilio familiar, adquirido por ambos cónyuges con anterioridad al matrimonio. Es correcta la consideración de donación con razón del matrimonio que realiza el Juez a quo, sin que por mor de lo dispuesto en el Art. 1336 y 1339, ya citados, a falta de disposición en contrario, pueda afirmarse el carácter privativo de los mismos.

Procede, pues, confirmar la Resolución recurrida en su integridad.

Cuarto.-- Dada la naturaleza de la pretensión formulada, no procede efectuar especial pronunciamiento de las costas de esta alzada.

Por lo expuesto, en nombre del Rey y por la autoridad que nos confiere la Constitución de la Nación Española.


FALLAMOS


 
Que desestimando el recurso de apelación interpuesto por la representación de D.ª Sandra, contra la sentencia dictada por el Ilmo. Sr. Magistrado del Juzgado de Primera Instancia n.º 1 de Ciudad Real, en autos de Liquidación de Gananciales n.º 535/01, confirmamos íntegramente dicha resolución, sin hacer especial declaración sobre las costas del recurso.

Contra esta sentencia no cabe recurso alguno.

Remítanse los autos al Juzgado de procedencia, con certificación de esta sentencia a los oportunos efectos.

Así por esta nuestra sentencia, definitivamente juzgando, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Leída y publicada fue la anterior sentencia por la Ilma. Sr. Magistrada D.ª MARÍA PILAR ASTRAY CHACÓN, hallándose el Tribunal celebrando audiencia pública en el día de su fecha de que certifico. Ciudad Real, a veinte de junio de dos mil tres.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación