Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Jurisprudencia
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 

Sentencia A.P. Barcelona 691/2005, de 27 de octubre


 RESUMEN:

Protección de menores: Atribución de la guarda y custodia de un menor a la madre, ya que supone una clara mejora a la situación anterior de acogimiento y una mayor estabilidad emocional.

DE

BARCELONA

SECCIÓN DECIMOCTAVA

ROLLO N.º 840/2004

OPOSICIÓN MEDIDA ADMINISTRATIVA EN PROTECCIÓN MENORES NÚM. 991/2003

JUZGADO de PRIMERA INSTANCIA 51 BARCELONA

SENTENCIA Núm.691/2005

Ilmos. Sres.

D.ª MARGARITA NOBLEJAS NEGRILLO

D.ª MARIA DOLORS VIÑAS MAESTRE

D. ENRIC ALAVEDRA FARRANDO

En la ciudad de Barcelona, a veintisiete de octubre de dos mil cinco.

VISTOS, en grado de apelación, ante la Sección Decimoctava de esta Audiencia Provincial, los presentes autos de Oposición a Medida Administrativa en materia de Protección de Menores, número 991/2003 seguidos por el Juzgado de Primera Instancia n.º 51 de Barcelona, a instancias de DOÑA Lourdes, contra la DIRECCIÓ GENERAL DE ATENCIÓ A LA INFÀNCIA I ADOLESCÈNCIA (DGAIA), y el MINISTERIO FISCAL,; los cuales penden ante esta superioridad en virtud del recurso de apelación interpuesto por la DGAIA, contra la Sentencia dictada en los mismos el día 20 de abril de 2004, por la Juez del expresado Juzgado.


ANTECEDENTES DE HECHO


 
Primero.-La parte dispositiva de la sentencia apelada es del tenor literal siguiente: "FALLO: ESTIMO parcialmente la demanda presentada por el Procurador D. Josep Castells Vall en nombre y representación de D.ª Lourdes contra la DIRECCIÓ GENERAL D'ASSUMPTES CONTENCIOSOS Y manteniendo la situación de desamparo del menor Silvio acordada en resolución de fecha 20 de noviembre atribuyo la guarda y custodia del mismo a la madre.".

Segundo.-Contra la anterior Sentencia interpuso recurso de apelación la DGAIA, dándose traslado a la parte contraria y al Ministerio Fiscal; elevándose las actuaciones a esta Audiencia Provincial, y comparecidas las partes, y el Ministerio Fiscal, se siguieron los trámites legales teniendo lugar la vista pública el día 27 de octubre del 2005.

Tercero.-En el presente procedimiento se han observado y cumplido las prescripciones legales.

Visto, siendo ponente el magistrado Ilmo. Sr. ENRIC ALAVEDRA FARRANDO.


FUNDAMENTOS DE DERECHO


 
Primero.-Se interpone recurso de apelación por la Direcció General d'Atenció a la Infància i l'Adolescencia, solicitando se revoque la sentencia recurrida, en el sentido de que se confirme la resolución administrativa de fecha 20 de noviembre de 2003, en cuanto al acogimiento simple del menor en centro residencial.

El Ministerio Fiscal en esta alzada, y la parte actora, solicitan la confirmación de la resolución recurrida.

Segundo.-La sentencia dictada en la instancia confirma el desamparo, pero estimando en parte la demanda, acuerda la atribución de la guarda y custodia del menor a la madre.

Entendemos que de la prueba practicada en la instancia resulta correcta la conclusión a que arriba la Juez de la instancia, que en mayor medida debe confirmarse con la prueba practicada en esta alzada, del que resulta el acierto de la Juez de la instancia al establecer la atribución de la guarda en la madre, en una clara mejora de la situación creada.

En este sentido, como prueba en esta segunda instancia se ha aportado informe del SATAV, si acudimos a lo informado en el apartado de evaluación familiar, consta que se informa por el EAIA que "en aquets moments la intervenció amb l'entorn familiar del Silvio és mínima i que han realitzat una proposta de tancament de l'expedient.", "consideren que en aquests moments, la situació està més estable, ja que els canvis introduïts en l'entorn familiar (canvi d'escola, de casal, etc.) i l'efecte que ha tingut la sentencia han contribuït a aquesta millora.", es decir, como indicamos anteriormente, la conclusión de la Juez de la instancia ha contribuido favorablemente a la mejora de la situación existente, en cuanto comprendiendo el alcance del problema, no observa como solución del mismo el mantener una resolución que pueda llevar a una situación de confrontación, lo que así resulta de lo concluido igualmente por el EAIA al decir que "En aquest punt, pensen que el tancament de l'expedient per part d'aquets equip, en un moment de canvi i millores, pot ajudar a reconduir les relacions de la mare amb els serveis i permetre una major acceptació de les orientacions professionals i, per tant, una participació activa en les millores.". Sin perjuicio, como hace la Juez de la instancia de mantener la declaración de desamparo, y, por tanto, la medida de atención en la propia familia -Art. 5, 1. 1.ª de la Llei 37/1991, de 30 de desembre, sobre mesures de protecció dels menors desamparats i de l'adopció-, señalando el EAIA que "valoren que sería convenient continuar treballant per a optimizar les relacions familiars i per garantir un entorn que cobreixi les necessitats del Silvio.", debiendo indicar que el citado art. 5, 1. 1.ª dice textualmente la atención en la propia familia mediante "ajuts de suport psico-social, de caire personal o económic, de l'Administració", ayuda que debe entenderse en positivo, y no en generar miedo de una posible perdida del menor por su madre, máxime cuando lo que se alega en el recurso por la DGAIA es una situación de maltrato y violencia domestica por parte del padre (si bien no consta denuncia alguna), es decir, en el hipotético caso que fueran ciertas las acusaciones vertidas por la DGAIA, no parece que la mejor ayuda a la madre que sufre dicha situación de maltrato sea además quitarle a su hijo, sino lo que deben procurar las administraciones es darle el soporte necesario, y en todo caso, denunciar las situaciones de maltratos para adoptar las medidas pertinentes frente al maltratador que no contra los maltratados (madre e hijo), reiteramos en el hipotético caso que dichas acusaciones fueran ciertas.

Continuando con el informe del SATAV aportado en esta alzada, se refiere también a lo informado por la Trabajadora Social del Centre de Serveis Socials de Drassanes que informan que "Tenen coneixement que el menor ha realitzat un canvi de col.legi i de casal fet que ha estat positiu per aquest.", "No obstant valoren que la Sra. Lourdes necessita d'un suport professional"; por lo que igualmente se indica la mejora existente, pero precisando el oportuno soporte.

Igualmente consta lo informado por la Directora del colegio del menor que informa que "l'adaptació d'aquest al centre ha estat força positiva", "Respecte del rendiment escolar assenyalen que el nen mostra interès pels aprenentatges, realitza les tasques encomendades i col.labora amb els companys. Consideren que l'evolució ha estat molt positiva i que tant el menor como la mare, es senten ben acollits en el centre i responen en consonància.". Por lo que no resulta problemática de agresividad del menor, fundamento del recurso de apelación. Como del mismo modo resulta de lo informado por el Equip d'Atenció Psicopedagògic, que dice que "en aquets moments tenen constancia que l'adaptació del menor al nou col.legi ha sigut positiva i no han rebut informació de cap incidència.".

En definitiva, de los distintos informantes puede concluirse una mejora en la situación del menor, una cierta estabilidad, que entendemos debe mantenerse, en la guarda de la madre, que de hecho siempre se ha mantenido, pues la resolución de acogimiento no fue ejecutada, sin que las alegaciones de falta de ejecución revistan de la necesaria prueba, lo que conduce a presumir que la misma DGAIA, no obstante su oposición, considera factible la guarda en la madre en beneficio del menor.

Tercero.-La desestimación del recurso deducido, conlleva, la expresa imposición a la DGAIA de las costas causadas en esta alzada por su recurso (art. 398.1 en relación con el art. 394 de la L.E.C.).

Vistos los preceptos citados y demás aplicables.


FALLAMOS


 
DESESTIMANDO el recurso de apelación interpuesto por la representación procesal de DIRECCIÓ GENERAL DE ATENCIÓ A LA INFÀNCIA I ADOLESCÈNCIA (DGAIA), contra la Sentencia dictada en fecha 20 de abril de 2004 por el Juzgado de Primera Instancia núm. 51 de Barcelona, en los autos de los que el presente rollo dimana, debemos CONFIRMAR y CONFIRMAMOS íntegramente la misma, con expresa imposición a la DGAIA de las costas causadas en esta alzada por su recurso.

Y firme que sea esta resolución, devuélvanse los autos originales al Juzgado de su procedencia, con testimonio de la misma para su cumplimiento.

Así por esta nuestra resolución, de la que se unirá certificación al rollo, lo pronunciamos, mandamos y firmamos.

Publicación.-Esta sentencia ha sido leída y publicada el mismo día de su fecha por el magistrado ponente, y se ha celebrado audiencia pública. DOY FE.


Este documento reproduce el texto oficial distribuido por el Centro de Documentación Judicial (CENDOJ). Lex Nova se limita a enriquecer la información, respetando la integridad y el sentido de los documentos originales.
Compartir por email
Imprimir
 
 
 
Moleskine
III Congreso Nacional Compliance
Crisis de Empresa: Aspectos Laborales y Mercantiles
Dossier productos tóxicos
 
Foros de formación