Thomson Reuters
 
 
Asesoría & Empresa, tu portal de actualidad
Buscar
 
 
 
 
 
Legislación
 
 
Compartir por email
Imprimir
 
 



CRITERIOS GENERALES DEL PLAN DE COMPROBACIÓN TRIBUTARIA PARA EL 2013 DEL DEPARTAMENTO DE HACIENDA Y FINANZAS (BOG DE 14 DE JUNIO DE 2013)


 
Por Orden Foral 447/2013 de 27 de mayo del Departamento de Hacienda y Finanzas se ha aprobado el Plan de Comprobación Tributaria para el año 2013, que incluye como anexo el Plan de Inspección del ejercicio 2013, así como los criterios generales que lo informan.

En cumplimiento de lo dispuesto en el artículo 112 de la Norma Foral 2/2005 de 8 de marzo General Tributaria, el Plan de Comprobación Tributaria y su anexo tienen carácter reservado. No así los criterios generales que lo informan, que se publican a continuación.


CRITERIOS GENERALES DEL PLAN DE COMPROBACIÓN TRIBUTARIA PARA EL 2013 DEL DEPARTAMENTO DE HACIENDA Y FINANZAS


I. Introducción


Dentro del marco de las líneas estratégicas del plan de gestión 2011-2015 del Departamento de Hacienda y Finanzas, se procede a la elaboración de este plan de comprobación tributaria para el año 2013.

El Departamento se ha marcado como misión estratégica gestionar con eficiencia la recaudación de las contribuciones ciudadanas y fiscalizar el gasto público con el fin de lograr el bienestar social, la distribución equitativa de la riqueza y la promoción económica, manteniendo el equilibrio presupuestario, con una eficiente y saneada gestión de las finanzas públicas, así como elaborar reformas tributarias siguiendo los criterios de equidad y progresividad, de manera que se garantice el sostenimiento de los servicios públicos.

La Hacienda Foral ha de velar asimismo por la aplicación efectiva del sistema tributario, de manera que la ciudadanía cumpla con sus obligaciones, adoptando, en caso contrario, las medidas oportunas contra el fraude fiscal.

Combatir decididamente el fraude fiscal significa avanzar en la igualdad de todos los ciudadanos ante las normas tributarias, atajar la competencia desleal de los defraudadores frente a los cumplidores y obtener una muy importante cantidad de recursos públicos, recursos que, en concreto, sostienen las políticas de redistribución igualitaria de la riqueza y son indispensables para una salida solidaria de la crisis.

En este sentido, uno de los principales retos estratégicos del Departamento será la desaparición de las condiciones sociales que justifican el fraude, socializando el debate fiscal y promoviendo el cumplimiento voluntario de las obligaciones. En definitiva, en un contexto de crisis económica y social como el actual, Hacienda Foral de Gipuzkoa continuará afrontando con renovada convicción y rotundidad la adopción de una estrategia coordinada de mejora de la lucha contra el fraude, de tolerancia cero, que responda al principio de justicia fiscal.

Fruto de esta reflexión, el Departamento de Hacienda y Finanzas adoptará, entre otras, las siguientes medidas novedosas:

a) Aprobación de una Norma Foral de medidas antifraude, incorporando modificaciones de la Norma Foral General Tributaria, como de las Normas Forales reguladoras de los diferentes impuestos.

b) Puesta en marcha de la Norma Foral 9/2012, de 18 de diciembre sobre el Registro de obligados tributarios de especial riesgo.


II. Plan Único y Coordinado de Lucha contra el Fraude Fiscal (Plan Estratégico 2011-2015)

La situación económica que nos afecta no puede menoscabar la necesidad de reforzar las actuaciones de control tributario. Al contrario, en estos momentos de profunda crisis, es aún más necesaria que nunca la solidaridad de toda la ciudadanía y, por lo tanto, el cumplimiento con las obligaciones fiscales. Dentro de estos principios, el Departamento de Hacienda y Finanzas dará prioridad a facilitar el cumplimiento voluntario de obligaciones a los contribuyentes, pero sin olvidar el necesario desarrollo de actuaciones contra el fraude fiscal.

Así, el plan único y coordinado para la presente legislatura 2011-2015 pivotará sobre tres ejes principales: La prevención y persecución del fraude; la optimización organizativa de los recursos disponibles y la mejora de la información. Con estas herramientas, junto a la propuesta de supresión de determinados «oasis fiscales» que recogía la normativa anteriormente vigente, se pretende cerrar cualquier vía a la elusión por muy pequeña que ésta sea.

A. Prevención y persecución del fraude.

Desde la convicción de que la única forma posible de prevenir y acometer una lucha efectiva contra el fraude fiscal en Gipuzkoa es la coordinación entre los diferentes servicios que componen la Dirección General de Hacienda, lo cual ya ha sido corroborado por los resultados de las actuaciones del Departamento en 2012, el plan estratégico fundamenta gran parte de su actuación a impulsar la colaboración integral entre Inspección, Gestión y Recaudación. Para ello, se ha de analizar la efectividad de los protocolos de actuación coordinada aprobados y, si es necesario, introducir las modificaciones que la experiencia aconseje.

Esta coordinación deberá servir para aflorar rentas empresariales y profesionales, evitando que los rendimientos no retenidos tampoco sean gravados. Uno de los objetivos prioritarios del Departamento durante esta legislatura será, por lo tanto, que las declaraciones de las citadas rentas se adecuen a la realidad.

En este sentido, la Hacienda Foral de Gipuzkoa contará en el futuro con otra herramienta fundamental para aflorar rentas empresariales y profesionales como es la desaparición de la tributación por módulos, sistema cuya utilización quedará circunscrita a actividades de muy reducido volumen.

La información en poder de Hacienda de Gipuzkoa en torno a estas rentas no retenidas es cada vez más amplia y de mejor calidad, pero -se insiste una vez más- la prioridad es velar por la aplicación efectiva del sistema tributario adoptando, únicamente en caso contrario, las medidas oportunas contra el fraude fiscal, entre las que se encuentran las de carácter disuasorio que fomenten la regularización voluntaria.

De esta forma, entre otros controles a realizar por los diferentes servicios, el Departamento incidirá en la comprobación de las siguientes situaciones:

— Rendimientos empresariales inferiores al de los trabajadores en una misma actividad.

— Correlación de los ingresos con el patrimonio personal y familiar.

— Revisión de los gastos deducibles (vehículos de gama alta de uso privado a nombre de sociedades).

— Rendimientos negativos de una actividad a compensar con los positivos de otra.

— Cotejo de los ingresos declarados con la información no tributaria disponible y con la media del sector.

— Actividades acogidas al sistema de estimación objetiva por módulos, además de sus posibles interrelaciones con las de estimación directa.

— Carencia de datáfono a disposición de consumidores finales.

— Pérdidas continuadas año tras año.

— Obligados tributarios con devoluciones solicitadas sin tener posteriormente una actividad habitual aparente.

— Utilización de vehículos por personas distintas a las que se dirigen los beneficios fiscales previstos en la normativa.

— Seguimiento de los sujetos pasivos relacionados con los nuevos supuestos de inversión del sujeto pasivo.

Si fruto de alguna de estas comprobaciones, existen indicios fundados de un presunto fraude en un sector concreto o en determinadas actividades, es cuando el Departamento procederá a operar a pie de calle a través de sus agentes tributarios.

Bajo el axioma de «liquidar es importante, recaudar fundamental», cabe destacar también, como medida novedosa, el refuerzo de la colaboración con objeto de adelantar la gestión recaudatoria de las liquidaciones practicadas -principalmente IVA e Impuesto sobre Sociedades- y adoptar, si caben, las medidas cautelares de embargo preventivo pertinentes, declarando asimismo las responsabilidades que procedan. Y es que, en numerosas ocasiones, de no actuar a tiempo, la deuda se torna incobrable. En este sentido, se potenciará la puesta en práctica de la instrucción sobre la adopción de medidas cautelares tendentes a asegurar el cobro de las deudas tributarias y evitar el vaciamiento patrimonial.

No obstante, una de las principales novedades del plan estriba en la aplicación de los mecanismos necesarios para llevar a cabo acciones continuas de control y de gestión de la información, referente tanto a grandes contribuyentes como a obligados tributarios con indicios objetivos de riesgo.

La implantación del control de grandes empresas y el seguimiento permanente a los grandes deudores permitirá a la Hacienda Foral conocer en tiempo real la información referente a los mismos y adelantar, en su caso, las posibles actuaciones en torno a unos obligados tributarios de notable peso específico para las arcas públicas gipuzkoanas.

Las medidas de control tratarán de detectar con celeridad los nichos de fraude organizados (productos opacos, sociedades interpuestas, domicilios ficticios), supuestos en los que ya se está procediendo a revocar el NIF, y cuando sea necesario por su complejidad, se requerirá la intervención de la Subdirección de Inspección.

Sin embargo, no es deseable en términos de eficiencia que el Departamento afronte en soledad la lucha contra el fraude. Por todo ello, Hacienda seguirá insistiendo en la necesidad de la coordinación interinstitucional, a la vez que impulsará la colaboración y concienciación ciudadana, a través de la educación cívico-tributaria y la importancia de la factura y los medios de pago.

Por último, nada de ello sería posible sin la implantación de instrucciones y modificaciones normativas que exploren una mayor eficacia recaudatoria y una racionalización de los recursos legales en la lucha contra el fraude fiscal.

B. Optimización organizativa de los recursos disponibles.

El Departamento de Hacienda y Finanzas tiene un importante papel en el devenir de las finanzas públicas y en el contexto económico actual, el reto consiste en desarrollar su actividad con la máxima eficiencia para lo cual se ha propuesto dotar a la organización de estructuras y métodos de trabajo basados en una utilización racional de los recursos personales y materiales.

En esta línea, se van a adoptar las medidas siguientes:

— Impulsar y reforzar la coordinación de las diferentes áreas de Gestión que integre los diferentes servicios (directos, indirectos y tributos locales).

— Poner en marcha la centralización de determinadas actividades en otros servicios, como el control de la recaudación voluntaria, notificaciones, suspensiones, página web, al objeto de que los órganos de gestión dispongan de más tiempo para la actividad de comprobación.

— Desarrollar un grupo de trabajo con el objeto de estudio, coordinación y planificación de nuevas propuestas de evolución de los sistemas de gestión fiscal.

— Desarrollo de los sistemas informáticos para la gestión de los tributos a fin de que respondan de una forma integral a las necesidades del Departamento en su imprescindible avance en torno a las nuevas tecnologías.

C. Mejora de la información.

La lucha contra el fraude fiscal exige contar con una información fiable y explotable. La ingente información existente en el Departamento ha de ser tratada de manera que pueda disponerse de una información depurada que, unida a una explotación eficaz de la misma, permita una selección acertada de aquellos contribuyentes que han de ser objeto de investigación y comprobación.

A estos efectos, se van a realizar las líneas de actuación siguientes:

a) Normalizar e integrar la información disponible procedente de diferentes ámbitos.

b) Revisar la prevalencia de datos procedentes de diferentes fuentes.

c) Desarrollar una plataforma de difusión para el acceso a la información procedente del intercambio de otras administraciones u organismos públicos.

d) Mejorar la coordinación de los sistemas informáticos.

e) Mejorar la coordinación y colaboración con otras Administraciones Tributarias.

Por otro lado, entre los proyectos concretos a desarrollar dentro del ámbito de la información son los siguientes:

1. Desarrollo, mantenimiento y actualización del sistema integral de inspección IKUS. Una vez puesto en marcha el sistema de análisis de la información, se está utilizando dicha herramienta en procesos de selección de contribuyentes con riesgo fiscal para la elaboración de los Planes de Inspección anuales. Asimismo dicha herramienta se está actualizando con objeto de recoger las nuevas fuentes de información que han surgido en el último ejercicio.

En cuanto al sistema de tramitación de los expedientes de Inspección, se ha implantado el expediente electrónico, de manera que la aplicación permite la realización de todos los cálculos de liquidación de los diferentes impuestos, así como en la elaboración de las actas y otros documentos, incorporándose al sistema automáticamente.

2. Suministro de información sobre operaciones con actos sospechosos de fraude fiscal (OCP) y acceso al Índice Único Informatizado. A través de los Órganos de Inspección se va a continuar realizando diferentes intercambios de información con la Oficina de Blanqueo de Capitales del Consejo de Notariados.

3. El desarrollo del sistema de notificación electrónica que, además de facilitar el desarrollo de la actividad de la administración tributaria, incrementará la eficacia de la lucha contra el fraude fiscal.

4. Continuación con el proyecto de auditoria informática, que consiste en un análisis informático de los datos contables de las empresas para detectar incongruencias.

5. Explotación de la información de operaciones compartidas entre diferentes administraciones, procedente de los sistemas europeos.


III. Objetivos del Plan Anual de Comprobación de 2013. Actuaciones previstas

Junto a las previsiones recaudatorias para este año y las líneas generales del plan estratégico, el Plan anual de comprobación tributaria para el año 2013 contiene asimismo la planificación de las actuaciones puntuales y específicas que va a desarrollar la Dirección General de Hacienda durante el presente ejercicio, recogiendo con un carácter unificador los criterios generales de actuación de los diferentes órganos. Estos criterios se desarrollan mediante una previsión de actuaciones de Inspección, de Gestión y de Recaudación, sin olvidar, tal y como se ha comentado anteriormente, la cada vez más importante coordinación, lo cual permitirá dar una visión integral de la actuación de la Hacienda, que le permita actuar con rapidez ante las nuevas formas de fraude.

Los principios sobre los que gira el Plan Anual de comprobación tributaria para el 2013 están situados en el ámbito de la mejora de la asistencia e información al contribuyente, en la concienciación ciudadana, en la mejora de la información y la colaboración con otras instituciones y agentes, en la consecución de una administración moderna y eficiente, de manera que se avance en la implantación de una administración tributaria electrónica, con la sede electrónica como canal preferente de comunicación, y en el plan único y coordinado contra el fraude de los diferentes órganos de la administración tributaria.

En este sentido, las líneas de actuación concretas a desarrollar son las siguientes:

1. La mejora de la información y asistencia al contribuyente.

1. Una vez implantado el servicio de recepción de escrituras de los notarios en soporte electrónico, así como la presentación por notarios y gestores de declaraciones telemáticas del ITP y AJD, se ha de finalizar el desarrollo de la pasarela para efectuar el pago de las autoliquidaciones con resultado a ingresar.

2. Continuar la Integración de distintos servicios actualmente disponibles en Gipuzkoataria para la presentación de declaraciones telemáticas, de manera que el acceso a la presentación telemática de declaraciones sea único y transparente para el ciudadano.

3. Continuar con la integración en Gipuzkoataria de nuevos formularios para la realización de nuevos trámites.

4. Introducción de mejoras en la información para la declaración del IRPF y del Impuesto sobre el patrimonio, consistentes en:

— Impulso de la presentación de declaraciones de renta y patrimonio por Internet, eliminando la modalidad de presentación en papel.

— Eliminación de la entrega de justificantes para la presentación de patrimonio.

— Posibilidad de aceptar las propuestas de autoliquidación de renta tras modificar dos deducciones: La de cuota sindical y la de donativos.

— Envío de propuestas de autoliquidación de renta con resultado cero.

— Ampliación del plazo para la aceptación de las propuestas de autoliquidación de renta.

— Inclusión de dos nuevos apartados en la información fiscal de 2012: Uno con el resultado de la última autoliquidación de renta y otro con los reembolsos de las participaciones en el capital social de los cooperativistas.

— Nuevo modelo de representación para los asesores de tramitación rápida, el modelo 001-RP, que permite el acceso a la información fiscal de sus clientes de cara a la presentación de las declaraciones de renta y del Impuesto sobre el patrimonio.

5. Introducción de mejoras en la información para la declaración del Impuesto sobre Sociedades, consistentes en:

— Adaptación de la información fiscal a entidades sujetas al Impuesto sobre Sociedades. Inclusión de datos relativos a regímenes especiales, solicitudes, consultas, opciones del contribuyente, saldos relativos a compensaciones de bases negativas y deducciones pendientes de aplicar etc.

— Publicación de la carta de servicios del Impuesto sobre Sociedades.

— Activación de la posibilidad de ingresar las cuotas del Impuesto sobre Sociedades a través de la pasarela de pagos.

— Publicación de un nuevo modelo 228 para la comunicación del alta y variaciones en la composición de grupo fiscal.

— Publicación de un nuevo modelo 20R de comunicación de operaciones de reestructuración acogidas al régimen especial del Capitulo X Título VIII de la NFIS.

— Nuevo DAD para solicitar certificado de estar exento de retenciones para las entidades sin ánimo de lucro acogidas a la NF 3/2004.

— Nuevo formulario en Gipuzkoataria para solicitar la rehabilitación de sociedades en situación de baja provisional.

6. Ampliación de la información contenida en los certificados de las declaraciones presentadas por IRPF, incluyendo todos los anexos.

7. Aumento de la oferta de servicios públicos a través del sistema de telefonía personalizada, implantada en 2011, previa acreditación de la identidad del interesado o su representante mediante clave operativa o certificado digital.

8. Realización de una prueba piloto de notificación electrónica en relación con los contribuyentes inscritos en el Registro de devoluciones mensuales del IVA.

9. Elaboración de las cartas de servicios anuales.

10. Modificación de las Ponencias de Valoración en el Impuesto sobre Bienes Inmuebles.

11. Intensificación y mejora del intercambio de información con objeto de reducir el número de certificados que precisan los contribuyentes.

12. Expediente electrónico: Explotación de la tramitación completa de todos los expedientes de la Inspección.

2. Colaboración con asociaciones representativas y otros agentes.

Los Acuerdos con asociaciones representativas y con otros agentes sociales constituyen un vehículo para la prevención del fraude, en la medida en que se comprometen a colaborar con la administración o asumen un código de buenas prácticas. En este sentido, en los años anteriores se suscribió con 41 entidades (Cámara, Asociación de Empresarios, Colegios, Asociaciones.) un manual de buenas prácticas para la prevención del fraude fiscal, en el que se contempla:

1. Establecer cauces de comunicación permanentes con los colegios y con las profesionales y empresariales, para desarrollar iniciativas específicas de divulgación de las obligaciones tributarias o de facilitación de las mismas.

2. Establecer un marco general de colaboración voluntaria en aquellas actividades que se realicen en el ámbito de sus respectivas competencias o fines, para el correcto cumplimiento de sus obligaciones fiscales.

A lo largo de 2013 se potenciará la comunicación con dichos colegios y asociaciones para desarrollar las iniciativas previstas en el manual de buenas prácticas para la prevención del fraude fiscal.

3. Control del cumplimiento tributario.

Además de las actuaciones previstas en el Plan dirigidas a fomentar el cumplimiento voluntario de las obligaciones fiscales, facilitándolo a través de la mejora de la información, de los medios tecnológicos y de una simplificación de los procedimientos, es necesario contemplar medidas administrativas tendentes a detectar y corregir los incumplimientos de las obligaciones por los contribuyentes y, especialmente, aquellas conductas que tienen un claro objetivo defraudatorio.

Asimismo, es necesario promover una distribución eficiente de los riesgos fiscales entre los diversos órganos y procedimientos, de manera que se proceda a comprobar por el procedimiento y con los medios más eficientes, según la complejidad de los riesgos.

Dentro de las actividades de control se distinguen:

a) Los principios de actuación de los diferentes órganos de la Dirección.

b) Las actividades prioritarias de la Inspección, de Gestión y de Recaudación.

c) Las actuaciones de coordinación (ya comentadas).

3.1. Principios generales de actuación de los diferentes órganos de la Dirección General de Hacienda.

Las actuaciones de regularización de la administración tributaria, se referirán preferentemente a los dos últimos ejercicios, en los tributos de devengo periódico, sin perjuicio de ampliar el período de regularización a los demás ejercicios no prescritos en aquellos casos en los que se observen actuaciones irregulares continuadas por parte del contribuyente.

La actuación de los órganos de la hacienda, con carácter general, estará dirigida preferentemente a:

— Lucha contra las tramas de fraude organizadas, economía sumergida, fraude carrusel y emisión de facturas falsas.

— Actuaciones de investigación en relación con cadenas de empresas subcontratistas del sector inmobiliario y comprobación de la inversión del sujeto pasivo, información, mejora de censos y comprobaciones relativas al sector inmobiliario.

— Comprobación de las relaciones comerciales entre contribuyentes.

— Control sobre operaciones societarias y de esquemas de planificación fiscal en relación con los gastos de financiación.

— Control de las operaciones que presentan un nivel de riesgo importante como movimientos de efectivo y cheques.

— Control de los signos externos.

— Control de los regímenes especiales del Impuesto sobre Sociedades.

— Comprobación de las devoluciones solicitadas.

— Intensificación de las actuaciones a través del procedimiento de comprobación limitada y restringida.

— Actuaciones de obtención de información mediante la presencia directa de agentes.

— Reducción en los plazos de resolución de la actuación administrativa (consultas, recursos, actas de inspección, etc.).

— Impulso de las actuaciones con otras administraciones para profundizar y mejorar el intercambio de información.

— Control de los arrendamientos de locales y viviendas.

— Análisis de los % de tributación a diferentes administraciones.

— Colaboración con otras Administraciones Tributarias y seguimiento de sus actuaciones para comprobar su adecuación a lo dispuesto en el Concierto Económico y a la normativa aplicable.

— Control de las declaraciones del Impuesto sobre Primas de Seguros.

— Control de las partidas de gasto del Impuesto sobre Sociedades.

— Comprobación del cumplimiento de requisitos para la exención por reinversión de beneficios extraordinarios del Impuesto sobre Sociedades.

— Control del cumplimiento de los requisitos de las deducciones contempladas en el titulo VII, capítulos IV, V y VI de la Norma Foral del Impuesto sobre Sociedades.

— Nuevas operativas contra el fraude en el ámbito de las operaciones compartidas entre Administraciones en el ámbito de los Impuestos Indirectos, en relación con el censo de contribuyentes de la UE, bajas en el ROI.

— Control de las operaciones derivadas del intercambio de la información derivada del Convenio de colaboración con el Colegio de Notarios.

— Actuaciones de análisis y obtención de información de determinados sectores, así como de los movimientos de capitales.

— Detección de las titularidades reales de bienes de alto valor.

3.2. Actividades prioritarias de la Inspección.

El Reglamento de Inspección Tributaria, aprobado por el Decreto Foral 31/2010, de 16 de noviembre, establece en su artículo 8 que la planificación de las actuaciones inspectoras contendrá los objetivos que se persiguen, los programas o líneas de actuación, los criterios de selección y los recursos disponibles.

En virtud de lo previsto en el citado artículo, la Subdirección de Inspección ha procedido a realizar una propuesta de Plan de Inspección para 2013, cuyo texto definitivo ha sido aprobado por el Director General de Hacienda.

El Plan de inspección anual de 2013, se ha confeccionado con la nueva base de datos (dentro del programa IKUS) que contiene la práctica totalidad de la información de contenido tributario del Departamento.

A continuación se recogen, de forma resumida los rasgos relevantes del Plan de Inspección para 2013:

— Sector inmobiliario: Contratistas y subcontratistas. Cadenas de empresas subcontratistas y regímenes especiales de promotoras inmobiliarias.

— Control de actividades empresariales. En especial, actuaciones en relación con mayoristas de bebidas y la explotación de máquinas recreativas, así como servicios de hospedaje y negocios de especial relevancia.

— Tramas de fraude al IVA en las operaciones intracomunitarias. Mediante medidas de detección precoz, se incidirá en los sectores en los que más se presenta este tipo de fraude, así como en el fraude generado por la emisión y compra de facturas falsas.

— Control de actividades profesionales que presenten incongruencias injustificadas.

— Comprobación de los regímenes especiales del Impuesto sobre Sociedades. Se comprobará el cumplimiento de los requisitos y la correcta aplicación de diferentes regimenes especiales y, especialmente, de las Sociedades de Promoción de Empresas.

— Signos externos que no se corresponden con la renta o patrimonio declarado y movimientos de efectivo.

— Compraventa de metales.

— Gastos financieros de grupos, deducciones del Impuesto sobre Sociedades y correcciones al resultado contable.

— Actuaciones de contribuyentes que presenten incoherencias o incongruencias entre lo declarado y la información de que dispone la Hacienda Foral.

— Impuestos Especiales (IIEE): Control de grupos generadores de electricidad, gasóleo bonificado y distribuidores de hidrocarburos. Asimismo se controlará a los elaboradores de bebidas y la circulación intracomunitaria de bienes objeto de estos impuestos.

— Control presencial de determinadas actividades, de arrendamientos y verificación de domicilios fiscales.

— .Actuaciones en determinados sectores empresariales y profesionales que favorezcan la regularización voluntaria.

— Colaboración con Servicios Gestores y con otras Administraciones Tributarias.

3.3. Actividades prioritarias de Gestión.

Las actuaciones del área de Gestión tienen una finalidad de información y asistencia al contribuyente, así como de obtener y controlar un gran volumen de información, pero no hay que olvidar su, cada vez mayor, actividad comprobadora, la cual se ha potenciado especialmente con la Norma Foral General Tributaria, la futura aprobación de un reglamento y la optimización organizativa de los recursos.

Todo ello permitirá que los órganos de Gestión dispongan de más tiempo para la revisión. En este sentido, durante el presente ejercicio se impulsarán especialmente las comprobaciones limitadas sobre actividades económicas en el IRPF, teniendo en cuenta así las directrices del plan estratégico tendentes a aflorar las rentas empresariales y profesionales.

De esta forma, entre otras medidas, se incidirá en el control de los rendimientos negativos a compensar con los positivos, así como en la comprobación de gastos y en la información relativa a los ingresos, principalmente de actividades que se acogen al sistema de estimación objetiva por módulos y de sus posibles interrelaciones con las de estimación directa.

En general, dentro de su actividad en relación con los diversos impuestos concertados, destacan las siguientes actuaciones y objetivos:

— Control de la efectividad de las reinversiones en vivienda habitual declaradas exentas en el IRPF.

— Control de actividades económicas en módulos en el IRPF, con especial atención a aquellos contribuyentes con mayor riesgo, aquellos con un volumen de ingresos desproporcionado u operaciones realizadas por socios de entidades con actividad similar. Contrastando la información con los modelos informativos y aplicando el art. 30.2 de la Norma Foral 10/2006.

— Control de la realidad del gasto en las actividades económicas declaradas en el IRPF a través de comprobaciones limitadas.

— Control de los rendimientos negativos de actividades en estimación directa.

— Control de los ingresos declarados en las actividades profesionales y de aquellas que utilizan figuras societarias.

— Control de las ventas de inmuebles realizados por personas físicas que estén situados fuera de Gipuzkoa.

— Control de acceso al Registro de Operadores Intracomunitarios y de Exportadores.

— Análisis de las actividades de los sujetos pasivos que soliciten el alta en el Registro de devoluciones mensuales del IVA.

— Control de acceso al Registro Especial de Grupos en el IVA:

— Control de los ingresos de las Adquisiciones Intracomunitarias de Bienes, así como de las devoluciones de los no establecidos.

— Comprobación de las devoluciones y de las declaraciones a compensar del IVA.

— Reducción de las rectificaciones solicitadas por los contribuyentes en el IRPF.

— Control de no declarantes del Impuesto sobre el Patrimonio y del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

— Seguimiento de los no declarantes del ITP y AJD, como consecuencia de los datos aportados por los Notarios.

— Realización de requerimientos de las declaraciones liquidaciones y de las informativas.

— Comprobación de las autoliquidaciones del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

— Control de no declarantes del Impuesto sobre Sociedades.

3.4. Actividades prioritarias de la Subdirección de Recaudación y Atención Ciudadana.

La gestión recaudatoria está evolucionando en la medida en que se viene observando que las actuaciones fraudulentas se desplazan a la fase recaudatoria, lo cual exige dar respuestas rápidas y de mayor complejidad técnica, siempre de forma coordinada con el resto de órganos de la administración tributaria.

La actividad se dirigirá a la adopción de:

— Medidas cautelares de embargo preventivo de bienes y derechos para asegurar el cobro de las deudas.

— Medidas cautelares con el objeto de evitar el vaciamiento patrimonial de los deudores.

— Medidas de aseguramiento de las cuotas defraudadas en delitos contra la Hacienda Pública.

— Derivaciones de responsabilidad, incrementando y anticipando las declaraciones de responsabilidad solidaria.

— Actuaciones de embargo en el propio establecimiento mercantil, así como en general una mayor presencia en la calle para la obtención de información y la práctica de embargos.

— Medidas para incrementar la agilidad administrativa, generalizando la remisión telemática a los correspondientes Registros de las órdenes de embargo y solicitudes de información.

— Medidas para incrementar la agilidad administrativa, resolviendo los incidentes y los recursos de reposición contra los actos recaudatorios en el menor tiempo posible.

— Reorganización y formación de la plantilla para atender a los importantes cambios normativos en materia recaudatoria.

Dentro de la gestión recaudatoria se incluye también la tramitación de los expedientes de aplazamientos y/o fraccionamientos. La actual coyuntura económica ha hecho que el número de solicitudes haya crecido de manera muy importante, así mismo, las dificultades que atraviesan las empresas dificulta la exigencia de presentar garantías suficientes para garantizar el pago de los mismos.

Precisamente, con objeto de facilitar y agilizar la tramitación de estos expedientes se han hecho importantes cambios en la gestión de los mismos, posibilitando la solicitud de los aplazamientos y la consulta de los mismos vía web.

La situación de crisis que se prolonga en el tiempo ha hecho que aumente de manera muy importante el número de expedientes de aplazamientos, el importe de deuda en la vía ejecutiva y, a su vez las dificultades para conseguir el cobro de las deudas.

Además de este tipo de actuaciones, no hay que olvidar que una de sus actividades primordiales consiste en prestar un servicio de información y atención a los ciudadanos de calidad, sin olvidar la necesidad de facilitar a los contribuyentes el cumplimiento de sus obligaciones fiscales cuando existen necesidades de carácter financiero.

c) Control de grandes empresas, así como seguimiento permanente a los grandes deudores.

d) Generación y/o mejora de los canales continuos de comunicación entre los servicios de Inspección, Gestión y Recaudación, desarrollando y mejorando los protocolos ya adoptados sobre actuación coordinada entre los mismos.

e) Especial esfuerzo para aflorar rentas empresariales y profesionales, con el fin de adecuarlas a la realidad, eliminando la actual distorsión existente en su comparación con las rentas del trabajo.

f) Impulsar la adopción de medidas cautelares previas a la liquidación.

g) Potenciar el trabajo de calle y el embargo de efectivo en los establecimientos.

h) Reforzamiento sustancial y excepcional de los medios personales del Departamento y de su estructura orgánica, con el objetivo de incrementar las actuaciones contra el fraude y lograr una utilización más eficiente de todos los recursos disponibles.

i) Impulsar la firma de convenios con otras administraciones tributarias para el intercambio de información y la interconexión online.

El artículo 112 de la Norma Foral General Tributaria establece que el Departamento elaborará anualmente un Plan de Comprobación Tributaria que incluirá un Plan de Inspección, que tendrá carácter reservado, aunque ello no impedirá que se hagan públicos los criterios generales que lo informen.

En cumplimiento de esta directriz, el Plan de Comprobación Tributaria supone un instrumento de planificación de la actuación del Departamento, en el que se pueden distinguir entre los objetivos de mejora de la gestión y de prestación de servicios de calidad y los objetivos de control del cumplimiento tributario de los contribuyentes de carácter intensivo o extensivo.

Compartir por email
Imprimir
 
 
 
 
Dossier Plan Anual Normativo
III Congreso Internacional Compliance. El futuro Compliance
Ley it be
Webinar FCPA
 
Tarifa plana